Hechos increíbles sobre los gurkhas

Los Gurkhas han servido a la Corona británica de manera continua a lo largo de mucho más de doscientos años. La unidad de élite nepalesa es internacionalmente famosa por su valor y especialidad, y prosigue su lema: “Es preferible fallecer que vivir como un cobarde”.

El nombre “Gurkha” deriva de la región-estado de Gorkha en el oeste de Nepal. El día de hoy el Brigada de Gurkhas prosigue peleando como parte integral del ejército británico y siempre y en todo momento está ya listo para dar libertad a su legendario grito de guerra “Ayo Gorkhali“Que sencillamente significa,” Los Gurkhas están aquí “.

Viejos contrincantes

Tras apoderarse la India en la época del siglo XVIII, el Imperio Británico procuró expandir su alcance hacia el norte en el Reino de Nepal. Horrible iniciativa. Encabezado por el compañía del este de India, las tropas imperiales hallaron una dura resistencia de los fieros combatientes del Himalaya, que se negaron a ser conquistados.

La sanguinolenta campaña llevó a un soldado británico a redactar después: “Jamás vi mucho más solidez o valentía mostrada en mi vida. No corrían, y de la desaparición no parecían tener temor, si bien sus camaradas estaban cayendo gruesos a su alrededor ”. Por último, ámbas partes firmaron un Tratado de Paz en 1816, poniendo fin a una invasión imprudente que provocó varias bajas británicas.

Tal era el respeto mutuo que el acuerdo asimismo establecía que en este momento los gurkhas podían juntar fuerzas con sus ex- contrincantes. Los gobernantes británicos en el siglo XIX declararon a los Gurkhas como un ‘Carrera marcial’, término que detalla a quienes se estima que son “naturalmente belicosas y beligerantes en la guerra”. Resumiendo, no te misiones con estos tipos.

Solo lo destacado

Una cantidad enorme de Aspirantes Gurkha competir anualmente por solo 400 sitios en el ejército británico, un incremento de cerca del doble que en años precedentes. Sin embargo, la rivalidad es mucho más dura que jamás para los hombres jóvenes que compiten por asegurarse ocasiones que cambian sus vidas, tanto financieramente como como una cuestión de orgullo nacional.

Las filas están típicamente dominadas por 4 conjuntos étnicos de labradores de las lomas que viven en la ladera sur de las montañas del Himalaya: los Gurungs y Magars en el centro de Nepal, y los Rais y Limbus del este. Desde una edad temprana, estos campesinos de entre los países mucho más pobres de Asia medran delgados y saludables tras trabajar largas horas en el campo. Asimismo se favorecen de su ámbito de enorme altitud – una virtud que les deja acrecentar su recuento de glóbulos colorados al aclimatarse al aire mucho más fino.

La calificación preliminar para la Brigada necesita que un recluta realice una secuencia de pruebas escritas y físicas, que tienen dentro 12 dominadas, 75 saltos de banco en un minuto y 70 abdominales en 2 minutos. Esa es la parte simple. Para esos que hacen el nivel, asimismo tienen que emprender el infame carrera doko: una carrera cuesta arriba de 5 km en menos de 46 minutos con una canasta de mimbre en la espalda cargada con 55 libras de rocas y arena. Gracias a que el estándar es tan prominente, se dan puntos auxiliares más especial antes que se cuenten los puntajes y se realice la selección final.

Revolucionario

A lo largo de múltiples siglos, los guerreros nepaleses llevaron un arma clásico a la guerra llamada kukri. El icónico cuchillo de 18 pulgadas muestra una hoja curva diferente con un mango hecho de madera, hueso o el cuerno de un búfalo de agua. Según la historia de historia legendaria apócrifa, en el momento en que un kukri es atraído en guerra, debe evaluar la sangre antes de regresar a su vaina.

Cada soldado se emite uno para empleo períodico y otro con objetivos rituales. El papel sigue afilada como una navaja y cumple una multitud de funcionalidades como recortar, cavar, adecentar e inclusive abrir latas. Asimismo es impresionantemente sigiloso para matar al enemigo. En Military Anecdotes, el creador Geoffrey Reagan detalla un informe de una unidad gurkha que sirvió en el norte de África a lo largo de la Segunda Guerra Mundial: “Pérdidas contrincantes: diez fallecidos, la nuestra nula. Gasto en municiones nulo “.

Otra característica única de la manera del kukri es una muesca en la base de el papel. Más allá de que se usan múltiples apps, el diseño deja que la sangre se mueva por el borde en vez de gotear sobre el mango y llevarlo a cabo resbaladizo. Esta característica es especialmente útil en el momento en que se emplea en el ritual de sacrificio animal.

Probado en guerra

Como varios de los guerreros mucho más fieros que nunca pisaron un campo de guerra, la Brigada de Gurkhas ha producido extraordinarios actos de valentía y sacrificio desde su comienzo en 1815. Su número alcanzó su punto máximo mientras que sirvieron en las dos guerras mundiales, pero padeció bajas increíblemente altas de sobra de 50,000 hombres .

Mientras que sirve primordialmente en la infantería, la unidad bien experimentada vió combate desde Borneo a Las malvinas. La brigada luchó mucho más últimamente en Irak y Afganistán, donde Principe Harry una vez vivió con un batallón Gurkha a lo largo de sus 10 semanas en el país.

En suma, los soldados nepaleses han ganado 13 Cruces Victoria (26 en conjunto por la Brigada), el premio mucho más prominente del Reino Unido al valor. El mariscal de campo británico Sam Manekshaw popular ha dicho una vez: “Si un hombre afirma que no posee temor de fallecer, o está mintiendo o es un gurkha”.

Todos y cada uno de los hombres de la reina

En el momento en que eres el monarca mucho más longevo de todo el mundo, tal como una de la gente mucho más ricas del mundo, puedes dejarte los guardaespaldas mucho más fieros que el dinero puede obtener. No es asombroso, Reina Elizabeth II siempre y en todo momento está flanqueada por 2 oficiales de Gurka a su lado a lo largo del estado oficial y los acontecimientos clave.

los Oficiales organizados de la reina Gurkha, una unidad enormemente enfocada que se remonta al reinado de la reina Victoria, son del mismo modo venerados por ser tenaces en la guerra y también intensamente fieles. Sir Ralph Turner MC, ha dicho lo siguiente sobre los Gurkhas tras la Primera Guerra Mundial: “El mucho más valeroso de los valientes, el mucho más espléndido de los espléndidos, jamás tuvo un país mucho más leales amigos que tú”.

Tras abandonar sus deberes, los Gurkhas son designados como integrantes de la Real orden victoriana, una orden dinástica de caballería que reconoce el servicio personal distinguido a la Corona británica.

Ejército de un hombre

La noche del 2 de septiembre de 2010, una banda de delincuentes armados que se hacían pasar por usuarios detuvo un tren abarrotado en el nordeste de India. Los atacantes, probablemente hasta 40 hombres, han comenzado a recorrer los corredores, asaltando y aterrorizando a los pasajeros. Pero sin el saber de los ladrones, un Gurkha retirado de 35 años llamado Bishnu Shrestha sencillamente se encontraba dentro. Los pésimos jamás tuvieron una ocasión.

Shrestha se encontraba dormido en su silla en el momento en que el deber lo llamó. Mientras que valoraba con tranquilidad el caos que se desarrollaba a su alrededor, los hombres sujetaron a una muchacha sentada a su lado con la intención de violarla. Fue entonces en el momento en que el soldado entró en acción y decidió trabajar. Sacó su kukri y de forma rápida mató a tres de los ladrones y también hirió a otros ocho, lo que logró que los hombres sobrantes saliesen corriendo. A lo largo del combate cuerpo a cuerpo, Shrestha padeció un profundo corte en la mano, pero de alguna forma logró frustrar de forma exitosa la emboscada.

Siguiendo la ordalía, la familia de la presunta víctima de violación le ofreció una esencial recompensa en efectivo. El gurkha lo rechazó diciendo: “Combatir contra el enemigo en la guerra es mi deber como soldado. Combatir a los matones en el tren era mi deber como humano “.

Shrestha pasó mucho más de un par de meses recuperándose de sus lesiones y después fue honrado por el gobierno indio con tres premios de galantería.

Líneas de sangre

Los fuertes valores familiares forman el tejido básico de la vida diaria del pueblo nepalés y se emiten de generación en generación. Un espíritu de pelea asimismo es una parte de sus estirpes, y ninguno mucho más que 2 guerreros con el apellido Pun.

El 23 de junio de 1943, Tul Bahadur Pun se halló en una situación agobiada mientras que luchaba contra los nipones en Myanmar a lo largo de la Segunda Guerra Mundial. Toda la unidad de Pun había sido fallecida o herida tras un ataque del enemigo cerca de un puente ferroviario crítico. Sin desalentarse, tomó una pistola Bren y prosiguió tirando mientras que corría por un campo abierto embarrado. Entonces mató a tres soldados nipones y atrapó 2 ametralladoras, tal como un sinnúmero de municiones.

Su cita de Victory Cross afirma: “El valor y la espléndida galantería de Rifleman Pun en frente de las adversidades, lo que significaba una muerte prácticamente segura, fue lo mucho más inspirador para todos y cada uno de los rangos y se encontraba alén de los encomios”.

Avance hasta 67 años después: el nieto de Pun, Sargento Dipprasad Pun, luchó sin asistencia contra 30 soldados talibanes en la provincia de Helmand en Afganistán. El gurkha había estado realizando guarda en el techo de un puesto de control en el momento en que los rebeldes penetraron en el puesto de mando armados con granadas propulsadas por cohetes y AK-47.

A lo largo de la próxima hora, Pun agotó sus municiones mientras que despachaba a los atacantes. En un instante, aun arrojó un trípode de ametralladora a un combatiente talibán que se había subido al techo. Las acciones de Pun le valieron una Cruz de Gallardía Conspicua, la segunda condecoración militar británica mucho más alta brindada por valentía.

Jamás afirmes fallecer

Entre las peleas mucho más esenciales nunca ganadas por los Gurkhas no se libró en un campo de guerra sino más bien en un tribunal de justicia. Pese a 2 siglos de servicio leal marcados por el valor y el sacrificio, los soldados nacidos en Nepal han recibido un salario bastante menor que los súbditos nacidos en Enorme Bretaña y se les negaron los derechos de pensión. La situacion implicaría una enorme propaganda Campaña impulsado por una ex- muchacha Bond, una ganadora de Victoria Cross y la indignación pública por sobrepasar la atroz injusticia.

Tras la guerra, Pun regresó a Nepal, pero décadas después solicitó el reasentamiento en Enorme Bretaña para recibir el régimen médico que precisaba. Fue rechazado. ¿La razón absurda? Por el hecho de que “no ha podido probar importantes vínculos con el Reino Unido”. En 2009, la actriz británica Joanna Lumley, cuya vida de padre sirvió como oficial en los rifles Gurkha con Pun, asistió a dirigir la carga para hacer conciencia sobre la causa. El gobierno del Reino Unido aseveró que los ex- gurkhas no merecían exactamente el mismo trato por el hecho de que Nepal no es integrante de la Commonwealth y dejarles reubicarse en el Reino Unido produciría una “presión masiva” sobre el servicio de inmigración. Una trascendente mayoría de ciudadanos británicos no estuvo en concordancia.

Ocasionalmente, el Tribunal Supremo decretó en 2009 que todos y cada uno de los gurkhas que sirvieron 4 o mucho más años tendrían derecho a los derechos de ciudadanía del Reino Unido y se les dejaría establecerse allí. La resolución del gobierno provocó un fuerte grito de “Ayo Gorkhali” por la parte de los incondicionales en las escaleras del Parlamento.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *