Hechos locos sobre la mantis religiosa

Las mantis religiosas son criaturas excelentes. En este relato, aprendemos sobre estos insectos con esteroides que hacen que una película de Alien versus Predator parezca mansa. Descubra lo que tienen la posibilidad de llevar a cabo los profesores cazadores y prepárese para inspirarse en la excelencia de un invertebrado. Así sea fingiendo ser una flor, comiendo pájaros o yendo de pesca, las mantis son pasmosas.

10. Se comen pájaros

Las mantis religiosas son cazadoras insaciables. En verdad, tienen la posibilidad de atrapar y someter ciertos géneros de presas poco probables y substanciales que son sencillamente pasmantes para un insecto, aun uno grande. La fuerza y ​​la agilidad de una mantis religiosa le facilita llevar a cabo homicidos desmesuradamente desafiantes que estarían bastante alén del alcance de muchas especies de caza. ¿Sabías que estos sencillos insectos han matado y consumido pájaros, murceguillos, ratones y ranas? Las mantis religiosas comen pájaros, y esto no es un fenómeno extraño sino está verdaderamente extendido. Se han registrado mantis religiosas en actos de insectos en la depredación de aves en todos y cada uno de los continentes de la Tierra, salvo en la Antártida.

Nat Geo detalla la documentación del Wilson Journal of Ornithology de 147 casos de mantis que comen aves en 13 países distintas. Los espantosos asaltos implicaron a 12 especies de mantis y 24 especies de aves. Los colibríes eran objetivos populares pese a su agilidad, siendo emboscados con mayor éxito pues son pequeñísimos. Inquietante es la manera en que se nutre una mantis, de forma frecuente empezando por la cabeza. En los colibríes, las mantis hambrientas perforaban la cabeza y devoraban los cerebros. El Wilson Journal of Ornithology concluye que el habitual La práctica de obtener y dejar en libertad mantis para el control de plagas debe abordarse con enorme precaución., singularmente para especies enormes, dada la amenaza para las aves.

9. Ciertas semejan flores

Se piensa que las mantis religiosas son verdes en la imaginación habitual, pero sus medios de camuflaje prueban que la evolución es realmente destacable. Por servirnos de un ejemplo, ciertas especies de mantis mucho más excelentes y fieros procuran al mundo entero como una flor en medio de una floración.

La mantis orquídea Hymenopus coronatus Hay que ver para opinar. Podría ser la situacion mucho más deslumbrante de mímica combativa del mundo. Las mantis orquídeas no se camuflan para entremezclarse con las flores. La realidad es considerablemente más siniestra. Mucho más bien, semejan ser una flor, si bien singularmente interesante, y las presas las visitan con mucho más continuidad que las flores reales, y tienen la posibilidad de ocasionar mucho más muertes.

Originarias de los bosques del sudeste asiático, las orquídeas mantis están con poca continuidad, pero fueron descubiertas y también incomprendidas en la crónica de la exploración. A lo largo de una visita de 1879 a Java Occidental, James Hingston, escritor viajero, creyó que había encontrado una planta carnívora, describiendo a la mantis de la próxima forma (sin entender que la “flor” mortal es un insecto feroz): “Mi amable anfitrión me transporta a su jardín y me enseña, entre otras muchas cosas, un flor, una orquídea roja, que captura y se nutre de moscas vivas. Se apoderó de una mariposa mientras que yo se encontraba presente y la encerró en sus hojas lindas pero fatales, como una araña lo hubiese envuelto en una red “.

8. Mate comiendo

Sí, la vida cariñosa de la mantis religiosa no se habla verdaderamente de contentos para toda la vida. De forma frecuente, es mucho más como: “Te amaba, me emparejé contigo, entonces te comí. ” Por lo menos con la continuidad bastante para mostrarse en los sucesos de la historia natural de manera regular. El comer mate de las mantis religiosas es más habitual en el laboratorio que en la naturaleza, pero sin embargo, hay una justificación biológica para el accionar. Comer un macho deja ganar valor sobre nutrición que asistencia en la producción de huevos, lo que quiere decir que aun si se comen, el macho puede “gozar” de un mayor éxito reproductivo al trasmitir sus genes al realizar una donación sobre nutrición de su cuerpo. Las mujeres tienen la posibilidad de favorecerse relevantemente.

La investigación lanzada por Proceedings of the Royal Society B señala que las hembras que se nutren de pareja ponen 51 huevos mucho más que las que tratan a sus parejas con un tanto mucho más de amabilidad. Los 51 huevos mucho más representan un incremento del 25 por ciento respecto a una puesta de huevos habitual.. Además de esto, las peculiaridades del macho estaban mucho más representadas en las crías de los comedores de pareja. ¿Por qué razón? Pues ser comido por una mujer quiere decir que el 17,7 por ciento mucho más de los aminoácidos del macho y la materia biológica relacionada acaban en sus ovarios y óvulos, de una forma que lo realiza “vivir” mucho más poderosamente representado en la próxima generación.

7. Muerte por hoja fallecida

Una hoja fallecida podría ser una mantis mortal. No verdaderamente. Las hojas fallecidas en el suelo del bosque en una selva tropical del sudeste asiático puede contener entre sus filas una hoja fallecida eso es de todos modos Deroplatys lobate, el como es lógico llamado Dead Leaf Mantis. Esta clase de mantis está pertrechada con todo el pasmante armamento de caza y despacho de una mantis habitual, pero tiene unas partes del cuerpo aplanadas que la hacen parecer una hoja vieja. Aun se copian las lágrimas y arrugas de una hoja fallecida. El tórax es mucho más chato de lo común, al paso que las alas son llanas y expansivas. El jaspeado que debe tener una hoja está presente. Entonces hay máculas y manchas que se semejan al moho y hongos en una hoja en descomposición. Al final, las nervaduras de el papel que forman una parte del habitual aspecto de hoja inofensiva adornan las alas, engañando aún mucho más a las presas potenciales, asegurando que jamás vean solamente que hojas hasta el momento en que sea bastante tarde.

Bajo todo el engaño hay púas afiladas en las patas delanteras, idóneas para derruir presas a la agilidad del rayo. La mantis es bien difícil de criar en cautiverio y, en contraste a muchas de las especies que se crían con mucho más continuidad, es increíblemente frágil en sus requisitos, especialmente en lo que se refiere a humedad y temperatura.

6. Medran a tamaños excelentes

Las mantis, singularmente las especies de mantis palo, tienen la posibilidad de lograr pesos o longitudes gigantes. Ciertas mantis son visibles por su masa y tamaño colosal por norma general, pero no son las mucho más largas. Otras mantis son mucho más delgadas, pero tienen récords de longitud total. Las mantis escudos colosales del género Rhombodera tienen la posibilidad de arrimarse a prácticamente 5 pulgadas de largo, lo que les da una aceptable virtud de tamaño en la caza. Pero estos son cortos en comparación con las mantis de palo.

Mantis de palo son menos masivas pero lo compensan alcanzando una longitud increíble de poco menos de 8 pulgadas, probablemente mucho más. Los integrantes del género Toxodera son mantis colosales, similares a grullas, que patrullan los hábitats asiáticos. En África, mantis palo enorme del género Heterochaeta puede sobrepasar las seis pulgadas de largo. Estos son ciertos “fallos” verdaderamente esenciales.

5. Su visión es única y increíble

Las mantis tienen una visión inusual que no solo es destacable en el planeta de los insectos, sino más bien única en el reino animal. Investigación publicada en la gaceta Biología de hoy enseña que las mantis religiosas gozan de una enorme virtud en la caza, que necesita una percepción de hondura inusual para agredir con precisión a distintas distancias. La visión de la mantis religiosa supone un tipo distinto de percepción tridimensional del ambiente, singularmente los alimentos potenciales, merced a sus gigantes ojos que se convirtieron en el foco de mucha investigación. Una minoría estadística de especies animales tiene visión estereoscópica, incluida la mayor parte de los mamíferos (humanos entre ellos) y el orden de las aves que entiende los búhos, pero las mantis son espectaculares por 2 causas.

Primeramente, un insecto con una visión tan avanzada es inusual. Seguidamente, el género de visión estereoscópica de las mantis es diferente. Los humanos van a percibir 2 imágenes fijas con pequeñas diferencias como una imagen única y tridimensional merced a la visión estereoscópica, pero las mantis tienen una visión estereoscópica ligado del movimiento. La información de la imagen del objeto en movimiento se transforma en una imagen tridimensional, al tiempo que los elementos que no se mueven se pasan por prominente. Inspecciona de qué forma ven las mantis ha implicado poner enanos anteojos 3D sobre sus ojos, lo que deja a los científicos calcular sus capacidades perceptivas con “películas” con especies de presas.

4. Están relacionados con las termitas y las cucarachas.

Las mantis religiosas semejan estar en una clase propia. Pero están relacionados con el jadeo, las cucarachas y las termitas. Las mantis forman parte al orden Mantodea, y las cucarachas y termitas forman parte al orden Blattodea. Los dos se ponen en el superorden Dictyoptera, que en nuestro idioma sería “alas netas” en terminología inglesa.

Las criaturas tienen la posibilidad de estar en extremos opuestos del fantasma del respeto humano, pero las relaciones fisiológicas son precisamente suyas, merced a la anatomía propia del “ala de red” de los conjuntos distintas pero poderosamente relacionados.

3. Van a pescar

Sí, pasa. ¿La venganza de los insectos por toda esa pesca con mosca? El creador, que tiene un historial de precaución tanto de mantis religiosas como de guppies, se sorprendió al conocer que las mantis religiosas tienen la posibilidad de comer pescado, esto es, guppies. los Gaceta de investigación Orthoptera publicó cuentos de una mantis religiosa recogiendo guppies, lanzados al estilo de un pescador desde un pequeño cuerpo de agua, antes de devorarlos de forma algo ridícula.

El creador primordial del estudio, Roberto Battiston, un entomólogo italiano, apreció la narración de la mantis pesquera en el momento en que el coautor del estudio, Nivek Manjunath, envió fotografías que detallan a un macho enorme de Mantis asiática comiendo pescado, imágenes tomadas inicialmente por el conservacionista Rajesh Puttaswamaiah, quien se había encontrado con accidentes de insectos en peces. depredación en un estanque que formaba una parte de su jardín en la azotea de Karnataka, India. Los coautores del estudio monitorearon el estanque en pos de nuevos intentos de depredación, y se dieron cuenta que se llevaban a cabo múltiples cazas con desenlaces triunfantes para la mantis hambrienta. Los viajes de pesca sirvieron como prueba de la aptitud de las mantis para estudiar y también crear conforme hallan comida.

2. Inspiraron el Kung-Fu

Varios de los movimientos de Kung-Fu chino mucho más atrayentes de la provincia de Shandong en el norte de China y una manera diferente de Kung-Fu del pueblo Hakka del sur de China se fundamentan de manera directa en la clase de Mantis religiosa que está generalmente en China, la muy elegante pero feroz Mantis china. El origen del Kung-Fu de la Mantis Religiosa de Siete Estrellas está con el estudiante de Shaolin Kung-Fu Wong Long del siglo XVII. Había estado en rivalidad seria con su mayor, el monje Feng, quien siempre y en todo momento lo superó en las sesiones de práctica.

Deseando progresar sus capacidades de Kung-Fu, consiguió importantes entendimientos de todo el mundo de los insectos que se sumarían en buena medida al repertorio de Kung-Fu. Feng había viajado por China en el transcurso de un periodo de tres años, tiempo a lo largo del como Wong fue testigo de un exitoso ataque a un insecto cigarra por la parte de una mantis, que usó su agilidad y fieros golpes para derruirlo. Wong no solo miró, entonces luchó contra la mantis con un palo y quedó impresionado con los contraataques. El accionar de la mantis fue visto y después traducido en movimientos de pelea humanos muy similares por el atento Wong. Wong entonces categorizó los movimientos requeridos del brazo en 12 principios de carácter. Mezclando un juego de pies inspirado en los monos, Wong venció de manera fácil a Feng a su regreso.

1. Reciben el nombre de profetas

De todas formas, ¿qué es lo que significa el nombre de empleo general “Mantis religiosa”? Bueno, el nombre descriptivo común de mantis religiosa que se utiliza para referirse a las mucho más de 2.500 especies de estos insectos tiene un concepto espiritual en 2 partes. Rezar tiene relación a los antebrazos doblados de una mantis al acecho de una presa, que se semeja a un individuo en un acto de oración. La naturaleza combativa de los insectos de forma frecuente da como resultado que el nombre se malinterprete como “Mantis presa”, pero eso es muy incorrecto.

Los términos mántide y mantis se producen en heleno. Mantikos es la palabra griega para profeta o adivino. El nombre de la raíz griega fue elegido por el zoólogo germano-argentino Karl Hermann Konrad Burmeister en 1838. A los insectos se les han asignado poderes particulares en múltiples sociedades habituales, gozando de un nivel de respeto que los humanos pocas veces proporcionaban a un insecto. El nombre latino de la mantis europea, Mantis religiosa, es un testimonio mucho más de la percepción espiritual de estas criaturas particulares.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *