Incluso más de las cárceles más inusuales del mundo

Proceder a prisión hiede bajo cualquier situación, pero por lo menos podrías finalizar en un espacio con una historia atrayente. Te contamos antes sobre de qué manera el planeta está increíblemente lleno de cárceles únicas y completamente extrañas. En verdad, hay muchos que nos encontramos aquí para contarte aún mucho más …

9. Prisión de jaula de ardilla, Iowa

Si en algún momento ha amado entender de qué forma es estar encerrado en una lata de sopa giratoria enorme, puede llevar a cabo un viaje a la prisión de la jaula de ardilla en Council Bluffs, Iowa. Asimismo famosa como prisión de Lazy Susan, esta prisión se encontraba designado a ejecutarse lo mucho más económico viable para eludir obligar a la buena gente de Council Bluffs a abonar mucho más impuestos, y en ninguna parte o sea mucho más visible que en el diseño. Con tres pisos de altura y construida en un círculo, la prisión tenía diez celdas con apariencia de rodaja de pastel por piso que se podían girar con una manivela. Esto dejó que un total de hasta 270 presos fuesen observados por solo tres guardas, que presumiblemente todos tenían un brazo dificultosamente lastimado. Asimismo logró que huír fuera mucho más problemático para los presos, pero eso no detuvo a varias personas decididas, entre las cuales logró una fuga al estilo Shawshank Redemption por medio de la línea de alcantarillado.

Pese a la eficacia, la rotación propuso un riesgo para los presos, que podrían quedar atrapados o que el mecanismo les aplastara las extremidades si quedaban atrapados en la mitad de la rotación, y el edificio sentado sobre una mesa de agua asimismo hacía que la seguridad fuera cuestionable. La prisión estuvo en desempeño desde 1884 hasta 1969, hasta el momento en que el jefe de bomberos de la región la cerró por seguridad. El día de hoy marcha como un jalón turístico con recorridos paranormales, que se resaltan por espectros de gatos y presidiarios tontos con mal instante.

8. Fortezza Medicea, Italia

La mayor parte de la multitud no desearía admitir nada de alguien hoy día en prisión, sin importar lo más mínimo lo que sea. Pero en una excepcional exhibe de seguridad de la multitud de Volterra, Italia, su prisión local, Fortezza Medicea, asimismo es el ubicación de un lugar de comidas unas rara vez por año, totalmente atendido por presos. Es solo entre los programas de la prisión para formar a sus habitantes para la vida fuera del sistema (asimismo tienen un taller de sastrería, una escuela y un teatro adentro), pero se convirtió en el mucho más popular. Colecta una tonelada de dinero para caridad., y los chefs locales aun comenzaron a trabajar al lado de los presos.

No obstante, todavía es una prisión: los solicitantes a comensales tienen que pasar una verificación de antecedentes antes que la canasta de pan llegue a la mesa. y a su llegada se le registrará, pasa por un descubridor de metales y debes dejar tu teléfono y tu bolso. Sobre los comensales, los guardas armados lo van a ver comer. Evidentemente, eso piensa que aun vas a llegar allí, en tanto que las mesas se reservan con mucha anticipación.

Solo cerciórate de rememorar tus modales si vas, pues a estos presos probablemente les va a ir bastante peor que escupir en la comida de un huésped grosero.

7. Prisión de delfines negros, Rusia

Cualquier joven inquieto de 20 años podría meditar en un nombre de prisión considerablemente más intimidante que Black Dolphin, pero en un caso así, el nombre es menos esencial que lo que hay dentro. Black Dolphin es el último hogar de los peores delincuentes de Rusia, y todos y cada uno de los que están dentro están cumpliendo cuando menos una cadena perpetua. Hay una pluralidad fabulosa de humanos horribles, como asesinos y terroristas, pero la poronga del rey de Black Dolphin debe ser Vladimir Nikolayev, quien mató a un hombre en una riña, lo cocinó y se lo comió por el gusto de llevarlo a cabo, entonces se lo dio a la familia de un amigo y les mencionó que era canguro, que de alguna forma es la parte mucho más inverosímil de la historia.

Como puede imaginar, los guardas de Black Dolphin se toman muy seriamente su trabajo y hacen todo lo que es posible para eludir que los habitantes escapen. No solo sostienen cámaras en las celdas a lo largo de todo el día, sino en el momento en que un preso precisa ser llevado a algún sitio, los guardas lo fuerzan a caminar encorvado y vendarle los ojos en el momento en que van, para eludir que aprendan el lote. Además de todo eso, aun esta banda de sicópatas tiene algún género de tiempo de artes y manualidades, en tanto que edificaron la escultura homónima de la prisión que está en el frente.

6. Prisión de Aranjuez, España

La prisión es algo bastante bien difícil para los presos, pero puede añadir sus luchas a sus familias en el exterior, en especial si hay pequeños pequeños comprometidos. En la mayor parte de los países, ese sería entre los costos de ser un criminal, pero la prisión de Aranjuez en España decidió que era un castigo elevado.

En 1998, la prisión ingresó una política novedosa de aceptar presos que vivan después de las rejas con sus hijos pequeños, alojado en enormes “celdas de cinco estrellas”, que tiene camas dobles, cunas y individuos de Disney pegados por todos lados. A los hijos de los presos se les deja vivir con sus progenitores hasta la edad de tres años, tras lo que deben regresar con sus familiares, antes que entiendan bastante dónde están. Pero mientras que están allí, son tratados muy amablemente, se les dan juguetes, un parque infantil e inclusive un médico del personal los va a visitar, al paso que los pequeños jugarán entre ellos a lo largo del día.

Como es natural, la prisión no es un espacio para criar a un niño, y tanto el plantel de Aranjuez como los presos lo aceptarán. Pero los presos están agradecidos por este tiempo con sus familias, y podría ser la clave para sacarlos de los caminos oscuros en los que estaban para toda la vida.

5. Prisión de San Pedro, Bolivia

https://www.youtube.com/watch?v=Escuchar2VBK82rg

En un sistema afín al de Arkham City, la conocida prisión de San Pedro en La Paz, Bolivia, es increíblemente permisiva en lo que sus habitantes tienen la posibilidad de llevar a cabo. En San Pedro, un preso puede vivir con su familia, dirigen un negocio e inclusive forman parte en el gobierno democrático representativo de la prisión. Y esas son solo ciertas cosas en las reglas. Se estima que los presos paguen el alquiler para ser enjaulados, con lo que en el interior se realizan varios trajines distintas que van desde lo legal y franco (capillas, sitios de comidas y puestos de comida) hasta lo hilarantemente ilegal (llevar a cabo cocaína increíblemente pura y un burdel terminado). .

Y, evidentemente, el dinero optimización la estancia. La prisión está dividida en cinco partes, que están segregadas dependiendo de la riqueza. Los presos con capital mucho más bajos viven en “ataúdes” claustrofóbicos con hasta cinco personas apretujadas en una habitación, al paso que los enormes apostadores tener extensas habitaciones con ingreso a Internet, jacuzzis y cocinas personales. Para muchos, no obstante, eso no es bastante. Un popular vendedor de cocaína llegó al radical de añadir una segunda historia completa a su rincón por su cuenta.

Por un tiempo, aun se dejó a los turistas ingresar en la prisión, merced a un preso británico emprendedor llamado Thomas McFadden, que no charlaba español y, en consecuencia, tenía adversidades para hacer dinero adentro, y ofrecer recorridos le dejó sostenerse hasta el momento en que los guardas lo cerraron. En la actualidad, los turistas están de manera oficial prohibidos desde el interior, pero le dan dinero a la persona correcta. todavía podría hacerte ingresar. O sencillamente pregúntele a alguien de Coca-Cola, ¡tienen un convenio de patrocinio!

4. Chateau d’If, Francia

La primera prueba beta francesa de Alcatraz, el Chateau d’If está en una isla en las afueras de la región ribereña de Marsella, y a lo largo de unos cientos y cientos de años, fue un vertedero de presos políticos y religiosos al que los poderosos de Francia verdaderamente deseaban ir. fuera.

El Chateau no tenía por qué razón ser una estancia tan mala, mientras que tenías el dinero para una optimización. A los presos ricos se les dejaban celdas hacia la parte de arriba de la prisión que podían prestar lindas vistas panorámicas o agradables chimeneas para acurrucarse. Como es natural, los campesinos lograron fríos escenarios subterráneos con ratas como amigas.

Raramente, el preso mucho más popular del castillo jamás puso un pie en la prisión, por lo menos no en el planeta real. Al principio del popular libro de Alexandre Dumas El conde de monte cristo, Edmund Dantès es acusado de traidor a Francia y enviado al Chateau D’If a fin de que se pudra por el resto de sus días. No te estropearemos el libro (o la película), pero afirmemos que no se quedó por bastante tiempo. No obstante, eso no ha impedido que los entusiastas de Dumas visiten, y la prisión se aseguró de realizar de una celda el futuro Count habría estado viviendo solo para ellos.

3. Cereso Chetumal, México

Por todos y cada uno de los estereotipos sobre el horror de la prisión mexicana, la prisión de Cereso en Chetumal, México es tan lujoso que prácticamente esperarías que lo gestionen noruegos. Les da a los presos masajes suecos y reiki para calmar el agobio y visitas conyugales, si bien esas 2 cosas (probablemente) no se intercalan.

En lugar de estos obsequios, se estima que quienes se quedan en el Cereso trabajen para comprar ciertas capacidades en el exterior. Un recluso no solo puede estudiar a transformarse en artista y llevar a cabo sus producciones allí, sino asimismo puede venderlas para conseguir ganancias. O si las gangas fabricadas a mano no son lo propio, hay clases de informática para los especialistas en sus inicios, equipos de deportes para los atletas y una biblioteca carcelaria grande y bien surtida para los abogados de la prisión.

Pero la característica mucho más atrayente de Cereso se apoya en la resolución de enfrentamientos. En vez de reclamar que un conjunto de delincuentes obligados a vivir juntos solo intentaran llevarse bien, Cereso decidió admitir la verdad de que las riñas van a ser un inconveniente y montó un ring de boxeo terminado. Si alguien en la prisión tiene un inconveniente con alguien, las dos partes se abrochan los guantes y las botas y hacen todas y cada una de las rondas primordiales para resolverlo. Es posible que no les esté enseñando que la crueldad no es la contestación, pero es preferible que recibir un cuchillo en el riñón.

2. Prisión de APAC, Brasil

La iniciativa de una prisión sin guardas semeja ser inherentemente inútil, como llevar a cabo un sándwich sin pan. Pero igualmente pretenciosos chefs decidió cuadrar con esa fórmula consagrada por el tiempo, de este modo asimismo un conjunto de católicos brasileiros se comprometió a hacer un sistema carcelario que absolutamente nadie precisa controlar. De esta forma, la creación del Asociación para la Protección y Asistencia a los Convictos (APAC), que comenzó en 1972 y en este momento tiene 49 instalaciones en 4 países.

No obstante, no es tal y como si pudieses ir de manera directa a APAC solo por el hecho de que cometiste un delito en Brasil o en los otros países en los que trabajan. Para ser elegido para este sistema, tienes que enseñar remordimiento por tus malas acciones y tener prisa por hallar su historia regresa a encarrilarse en el sistema carcelario brasileiro regular. Ese es un grupo de características bien difíciles de tener, singularmente en sus reconocidas instalaciones superpobladas y violentas donde la virtud es secundaria a la supervivencia básica.

En el momento en que llegue, no obstante, el sistema se regresa considerablemente más humano. No se se refiere a los habitantes como presos o presos, sino se les bautiza como “recuperandos”, o personas en restauración. El trabajo y el estudio se piensan sagrados para el software y, por ende, los recuperandos no tienen la posibilidad de mantenerse en sus celdas salvo patología o travesuras. A los recuperandos asimismo se les da una increíble proporción de seguridad, se les deja utilizar el vestuario que prefieran, cocinar su comida e inclusive las llaves del edificio, lo que indudablemente va a hacer tremer a los policías o guardas de la prisión que lean esto.

Increíblemente, CPAC fué un éxito, con bajas tasas de reincidencia, capitales menos costosos y personas inspiradas que se sienten renacidas en los muros.

1. Centro de Detención y Rehabilitación Provincial de Cebú, Filipinas

Ya que la palabra “rehabilitación” está en el nombre del Centro de Cebú, está claro que es la misión primordial de esta prisión filipina. Pero donde la mayor parte de las instituciones penitenciarias tienen la posibilidad de usar programas de 12 pasos, consejos o sencillamente el buen procedimiento viejo de un radiador y unas esposas, Cebu desea que saques tus diablos con canciones pop.

Todo procede de un programa de baile obligación desarrollado por Byron García, el Guardian. Desde 2006, empezó a subir vídeos de YouTube de los detenidos haciendo prácticas con una extensa selección de música, de Michael Jackson. “Novela de suspenso” a pop coreano, e inclusive Cantos gregorianos. Los vídeos se volvieron virales, amontonaron millones de visitas y pusieron un foco de atención masivo en Cebú y los habitantes, lo que ocasionalmente acabaría en un reportaje de Netflix llamado Happy Jail.

No obstante, no es una vida absolutamente idílica allí, puesto que la prisión asimismo ha debido lidiar con el hacinamiento, un inconveniente bastante común en el sistema de Filipinas. Cebu ha atraído crítica de conjuntos de derechos humanos y ex- presos, quienes aseguran que la prisión utiliza el software como cobertura para tratos inhumanos.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *