Increíbles prototipos de aviones (que fueron realmente construidos)

Los hermanos Wright no hicieron precisamente un grupo inmutable de normas de diseño para el planeta en el momento en que han tomado ese primer vuelo en 1903 y, de todos modos, no habría importado si lo hubiesen hecho. Que hubiesen demostrado que las máquinas voladoras podían marchar era todo cuanto se precisaba a fin de que el espíritu de innovación se arraigara en el resto. Y míranos en este momento, poco mucho más de un siglo después, y hemos producido mucho más de 150.000 aeroplanos distintas.

Ciertos de ellos demostraron ser enormemente populares como el Cessna 172, de los que se han producido mucho más de 44,000. Pero entonces están esos que jamás escapan verdaderamente a la etapa de prototipo. Esos aeroplanos que verdaderamente van al aire pero no de producción. La mayor parte eran normales y olvidables, pero estos 10 eran completamente pasmantes.

10. El Aerodyne

Alexander Lippisch era un hombre con un sueño y ningún deseo de dejar que la sabiduría del día lo deprimiera. Volado por vez primera en 1959, el Lippisch Aerodyne fue lo que mejor se puede detallar como un avión sin alas. Mirarlo es sorprenderse completamente, puesto que semeja ser un motor a reacción enorme y poco mucho más.

El Aerodyne era un fluido sostenido y fluido impulsado aeronave. Logró volar merced a 2 hélices coaxiales y se usaron flaps para desviar la estela tal es así que pudiese volar hacia arriba o hacia abajo. Los vuelos de prueba se hicieron con ediciones no tripuladas del avión y funcionó. Se planeó una versión conduzco, pero jamás se incorporó por el hecho de que no había necesidad de esta clase de ingeniería, y el término probablemente halla sido bastante exagerado.

9. El parasol de Nemeth

¿Qué consigues en el momento en que un biplano y un platillo volante tienen un bebé? La Sombrilla Nemeth. Al ver este avión con ojos modernos, se te disculpará por meditar que no hay forma de que despegue, pero estarías equivocado. El Parasol logró despegar.

Descríbalo como un avión con paracaídas, usó una victoria redonda masiva en vez de las alas horizontales a las que nos encontramos familiarizados para sostener el vuelo. Steven Nemeth, el inventor, aseveró que era tan simple de volar que podías dominarlo en 30 minutos, aun si jamás hubieses volado un día en tu vida. Su primer vuelo en 1934 lo vio llegar a 135 millas por hora y después Nemeth paró el motor. ¿El resultado? El ala del paracaídas logró precisamente lo que su nombre recomienda que debería realizar. Flotó delicadamente hasta el suelo para un aterrizaje despacio.

Pese a un vuelo de prueba exitoso, jamás se edificaron otros Parasoles. El ala del paracaídas ocasionaba una resistencia notable que hacía que volar fuera eficaz en comparación con los aeroplanos habituales.

8. El Avrocar

¿Qué tan maravillada se encontraba la multitud con los platillos voladores en la década de 1950? El VZ-9 Avrocar de Avro Canada puede contestar apropiadamente a eso. Desarrollado por vez primera por una compañía canadiense en 1958 y después conseguido por el ejército de los USA, este vehículo fue desarrollado al 100% para verse y marchar como un platillo volador. Y lo único mucho más extraño que dado que parecía un platillo volante era dado que funcionaba.

El Avrocar funcionó merced a algo llamado efecto Coanda. Ese es exactamente el mismo fenómeno que sostendrá una pelota de ping pong flotando en un chorro de aire de su soplador de hojas. Se detalla como “la inclinación de un chorro de fluido a mantenerse adherido a una área convexa” y puede lograr que una nave con forma de platillo continúe en el aire.

El plan era que el Avrocar fuera un bombardero supersónico con la capacidad de despegar y arribar verticalmente, y más allá de que era con la capacidad de volar, a lo largo de las pruebas probó tener graves problemas con el empuje y la seguridad que lo hacían poco fiable. El emprendimiento fue descuidado en 1961.

7. El volante vertical

Asimismo famosa como SNECMA Coléoptère, esta nave francesa fue desarrollada como una dona con el fuselaje de un avión atascado en el orificio. Un avión de solo una persona, el propósito era despegar y arribar verticalmente descartando de este modo la necesidad de pistas.

El ala anular clausurada tenía la cabina dentro y servía como fuente de energía, marco y ala del avión. Y funcionó. Si bien el conduzco se encontraba sentado en poco mucho más que un taburete eyector en la parte de arriba de un motor a reacción, eso era todo cuanto se precisaba. El Coléoptère logró ocho vuelos de prueba de forma exitosa. Se realizó tan popular en Francia que aun acabó en el cómic “Tintín”. Pero pese a su relativo éxito, no estuvo exento de inconvenientes. La carencia de un ala delta quería decir que tendía a rodar poco a poco sobre su eje vertical y era bien difícil de maniobrar. El conduzco de pruebas aun llamó al indicio de agilidad una fantasía. En el noveno vuelo de prueba, las cosas pasaron de problemáticas a aciagas. El vuelo horizontal unicamente se logró resumidamente, pero el conduzco perdió el control y debió despedir. El avión se estrelló y todas y cada una de las pruebas futuras fueron descartadas.

6. Vought V-173

Es bien difícil tener mucha fe en algo que se conocía como el Panqueque volador pero esta imbécil manta raya del cielo logró el trabajo. Un fuselaje redondo flanqueado por 2 hélices; el Pancake despegó por vez primera en 1942 usando un reciente diseño de “todas y cada una de las alas” que quería decir que todo el avión creaba sustentación.

Las hélices del avión tenían un diámetro de 16,5 pies, lo que quiere decir que el avión debía sentarse sobre un ángulo de 22 grados en reposo, lo que requería que el conduzco mirase por una ventana en el piso para poder ver qué hacía al despegar o arribar.

Tras solucionar los inconvenientes de vibración, el avión se probó exitosamente en Connecticut en 1942 y 1943, lo que llevó a múltiples lugareños a llamar a las autoridades con avistamientos de ovni. El conduzco de pruebas Converses Lindbergh elogió su capacidad y manejo y, merced a sus gigantes hélices y diseño de alas, fue con la capacidad de despegar prácticamente verticalmente. Entonces, ¿por qué razón no duró? El motor a reacción lo dejó anticuado. Da igual qué eficaz fuera, no era veloz y eso quería decir que no era preciso.

5. Avión inflable de Goodyear

Los globos tienen la posibilidad de volar, los dirigibles tienen la posibilidad de volar y un avión inflable puede volar si se esmera lo bastante a fin de que esto ocurra. Goodyear, la compañía conocida por los neumáticos y su dirigible homónimo, diseñó el avión inflable del mismo modo que se diseñan las balsas inflables. Hecho de goma, era preciso inflarlo hasta el momento en que alcanzara su forma disponible y después ponerlo en movimiento. Tomó cinco minutos para inflar y requirió menos presión de aire que un neumático de automóvil.

El avión semeja una tontería en el momento en que lo oyes por vez primera; ¿Por qué razón alguien desearía o precisaría un avión de goma inflable? Pero la iniciativa era prudente e inclusive noble. El plan era permitir que caiga un inflatoplano tras las líneas contrincantes como avión de salve si un conduzco era derruido. Se podía inflar de manera rápida y volar a un espacio seguro, podía marchar en tierra o en el mar y era parcialmente económico.

Más allá de que no se encontraba batiendo récords de agilidad, el inflatoplano tenía una agilidad de crucero de 60 millas por hora y un alcance de 390 millas con 240 libras. Trágicamente, entre los pilotos de prueba murió en el transcurso de un vuelo en el momento en que un cable de control se soltó y parte del marco del ala golpeó al conduzco en la cabeza, conociéndolo de la nave. El emprendimiento en sí se acabó poco después.

4. X-51 Waverider

Más allá de que el Boeing X-51 WaveRider es un avión no tripulado, merece un reconocimiento al 100% por ser entre los aeroplanos mucho más extraordinarios nunca conformados. Era lo que se conoce como scramjet, un género de avión que se apoya en un fluído de aire supersónico para la propulsión. Se probó tres con poco éxito desde 2010, pero en 2013 completó un vuelo de 6 minutos, incluyendo una carrera de 210 segundos a Mach 5.1. Ese se transformó en el vuelo hipersónico mucho más largo de la historia. Si no está cada día con sus equivalentes de agilidad Mach, Mach 5 sucede a poco mucho más de 3.400 millas por hora. En forma de comparación, el F-35 puede lograr precisamente Mach 1.6, o 1.200 millas por hora.

El WaveRider fue publicado como un misil desde otra nave, en un caso así un B-52 Stratofortress. De todos modos, no tenía alas propias y, en cambio, cabalga sobre su onda de choque que es como consiguió su nombre. Ya que fue construido como un medio para probar la tecnología mucho más que como una nave servible, jamás se puso en producción tras sus vuelos de prueba. En cambio, el saber conseguido de lo que logró se aplicó a diseños siguientes de aeroplanos, sistemas de supervisión y armas.

3. Impulso del sol

La energía renovable es el sendero del futuro y mientras que Tesla lidera la carga en concepto de automóviles eléctricos y celdas de energía del sol, el Del sol Impulse de fabricación suiza puso esa tecnología en práctica al realizar un avión servible con energía del sol. Y tampoco fue solo un pequeño salto en un charco a la altura de una mariposa. En una prueba de julio de 2010, voló a lo largo de 26 horas consecutivas, dentro 9 horas durante la noche.

El equipo edificó una versión avanzada con 17.000 células solares y mejores sistemas de energía y empezó un vuelo en el tercer mes del año de 2015 que duró todo el sendero hasta julio de 2016. El viaje empezó en Abu Dhabi y acabó allí asimismo. Fue el primer vuelo de la historia que viajó 26,000 millas cerca del planeta entero en un avión impulsado por solamente que energía del sol a una agilidad promedio y pausada de solo 45 millas por hora.

2. Bartini-Beriev VVA-14

A esta altura habría de estar claro que tras controlar el vuelo en sí, controlar el despegue vertical era la meta primordial de prácticamente todos los diseñadores de aeroplanos de todo el mundo. El VVA-14 deseaba conjuntar eso con un avión acuático que pudiese ser usado por la Armada Soviética para monitorear los submarinos contrincantes que se aproximaban a Rusia. En resumen, era un hidroavión que parecía un retroceso de Star Wars de segunda cadena.

El diseño original presentaba pontones inflables y después recios y vuelos de prueba no fueron una decepción. Alcanzó los 32.000 pies y lo volaron a lo largo de mucho más de 1.500 millas. Hasta aquí todo bien. El inconveniente era que la característica primordial del avión era el despegue vertical y el diseñador del motor VTOL jamás ha podido llevarlo a cabo. Sin el motor que lo transformaba en algo mucho más que un hidroavión de aspecto futurista, despegó verdaderamente, pero no en sentido figurado, y el emprendimiento se concretó un par de años tras su introducción con solamente mucho más de 100 horas de tiempo de pelea completadas.

1. Aerociclo HZ-1

Rigurosamente comentando no, esto no es un avión. Pero es un avión, sí que voló, y deja la cabeza estupefacta hasta hoy, aproximadamente 70 años tras su creación. El HZ-1 Aerocycle era un helicóptero personal desarrollado para ser usado por pilotos sin experiencia y solo 20 minutos de normas. Se precisa tanto tiempo para conocer de qué forma emplear un Instant-Pot, y eso no posee cuchillas giratorias o la aptitud de viajar a 75 millas por hora.

Pese al hecho de que los juegos duales de cuchillas en ocasiones colisionaban a lo largo de los vuelos y levantaban metralla de roca, el emprendimiento fue realizado con bastante entusiasmo por los militares. Se edificaron 12 de estos gadgets, pertrechados con bolsas de aire para amortiguar un aterrizaje que de otra manera sería rocoso y tuvieron el éxito bastante hasta el momento en que han comenzado las pruebas en el túnel de viento. Sujeto a condiciones inestables, estas máquinas eran impredecibles y padecían un cabeceo incontrolable. La iniciativa por último fue descartada por ser bastante poco fiable.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *