Ingredientes secretos en la comida diaria

La cadena de producción que transporta la comida a nuestras mesas implica tantas partes móviles inteligentes que es casi mágica. Desde medrar desde el suelo hasta ser procesado y empaquetado, existen muchos pasos y, por consiguiente, varias cosas que tienen la posibilidad de salir mal.

Ese género de ignorancia deliberada quiere decir que varios elementos tienen la posibilidad de finalizar en los alimentos que ingerimos, ciertos de ellos muy perjudiciales. Pero frecuentemente, se usan cosas extrañas en nuestra comida que tienen algún género de beneficio. Suenan peor de lo que son, pero comunmente hay una razón para su vida. Aquí echamos una ojeada a ciertos elementos misterios extraños en comidas populares.

10. Virus en la carne del almuerzo

No es ningún misterio que los fiambres están llenos de sodio y grasa. Es una compensación que hacemos para lograr tener exquisitos sándwiches. Esos conservantes asimismo dejan que la carne se sostenga buena a lo largo de tanto tiempo. Pero, ¿y si le afirmáramos que muchas de esas carnes frías son rociadas con virus vivos?

Ese aditivo supuestamente horrible de todos modos está designado a defendernos. La Administración de Alimentos y Fármacos permitió que se rocíe una mezcla de seis virus en varias carnes frías para resguardarlas contra Listeria monocytogenes, que es una bacteria especialmente desapacible que puede suceder en esos alimentos y causa varios casos de intoxicación alimenticia e inclusive la desaparición de año en año. La buena nueva es que el aditivo solo es dañino para ese género de bacterias y solo agrede ese género de células. Esto es, aún puede comer puñados de ese salami, a sabiendas de que los virus lo están resguardando y, en verdad, ahora habitan naturalmente en su tracto digestivo.

9. La salsa Worcestershire se hace con anchoas

Worcestershire es una salsa única que bastante gente utilizan para realzar el gusto de la carne de res, cerdo o pollo. Tiene un gusto terroso salobre peculiar que es el resultado definitivo de una mezcla de ciertos elementos poquísimo ortodoxos. Entre ellos están la melaza, el vinagre y el medicamento de maíz, ciertas cosas que no siempre piensa poner en su bistec.

Pero entre los elementos que probablemente no pensaría en poner en una salsa de carne líquida son las anchoas. Sí, esos pececitos que son el chiste de las pizzas se guardan en toneles de madera, cubiertos con vinagre, y se deja fermentar en el transcurso de un año y medio. A lo largo de ese tiempo, se libera inosinato, una substancia química que libera un gusto sabroso. Ese singular gusto a umami es lo que provoca que la salsa sea tan única, aun si es pescado fermentado molido.

8. Muchos alimentos poseen aserrín

¿En algún momento se ha preguntado de qué forma sus quesos rallados evitan que se transformen en un desastre? Podrías machacar tu queso en el hogar, y en ningún instante es tan fluido como el queso cheddar en bolsas en el autoservicio. La contestación, amigos nuestros, está en los árboles.

De esta forma es. Los agentes “antiaglomerantes” que están en varios alimentos se derivan de la celulosa, que es un género de fibra vegetal. Entre las primordiales fuentes de fibra vegetal es pulpa de madera molida. La celulosa asimismo está que se encuentra en otros muchos productos, como salsas adobadas embotelladas y sándwiches de sitios de comidas de comida rápida. Una cosa sería si agregara nutrición, pero la celulosa pasa mediante nuestros cuerpos sin ser absorbida. Los científicos aseguran que podríamos generar esta fibra vegetal desde prácticamente cualquier cosa que no sean árboles, pero que costaría bastante y desperdiciaría bastantes alimentos buenos. Conque goza tu aserrín.

7. La mezcla para pastel de terciopelo colorado y otros muchos alimentos colorados se hacen con escarabajos molidos

Si en algún momento has intentado llevar a cabo un glaseado de pastel colorado sólido o una mezcla de pastel colorado, sabes que comunmente acabas con algo rosado. Es realmente difícil hallar ese color colorado sólido en el momento en que se procura realizar un alimento colorado, pero por fortuna la ciencia se adelantó a ese inconveniente hace bastante tiempo. Sencillamente no te afirmaron que de las mejores maneras de conseguir ese color es machacar ciertos insectos.

El tinte de cochinilla es el término técnico para esto., pero ese ingrediente es un subproducto de los insectos, secos y trozados. Solo Dios sabe de qué manera descubrieron este empleo peculiar, pero en el momento en que ese polvo de escarabajo seco está con el agua, genera un pigmento colorado como ningún otro. El pastel de terciopelo colorado, las salchichas e inclusive los dulces tienen la posibilidad de contener colorante de cochinilla. Los pequeños escarabajos se dan un festín con un cierto género de cactus en los desiertos estadounidenses y generan el tinte en el estómago para sostener apartados a los predadores. Y tienes el obsequio de los frutos de sus sacrificios en tu estómago.

6. Varios modelos envasados poseen BPA

El BPA, o bisfenol A, era un químico que se encuentra en varios artículos para bebés hasta hace unos años. El BPA es un ingrediente básico en la creación de varios plásticos y recubrimientos. Asimismo se relacionó con el cáncer y otros géneros de defectos innatos, con lo que no es asombroso que la FDA al final lo cancele de ese género de productos.

Salvo ellos no lo suprimió completamente. Varios recubrimientos de latas de alimentos todavía poseen BPA. El Centro de Salud Ambiental adquirió alimentos envasados en toda clase de sitios en 2017, incluidos mercados y tiendas de dólar, y descubrió que el 40 por ciento de ellos todavía contenía el químico dañino. La tasa fue mucho más baja que en una investigación previo efectuado un par de años antes, pero es deslumbrante que prácticamente media parta de los modelos envasados contengan una substancia tan dañina. La FDA afirma que la cantidad que se encuentra en los alimentos es segura, pero otros estados como California no están en concordancia y están aprobando sus estándares.

5. Wendy’s Chili tiene arena

De las primordiales cadenas de comida rápida, Wendy’s es la única que da chili, algo que uno pensaría que habría de ser un alimento básico con hamburguesas y papas fritas. Y es un chile bastante útil, debemos decir. Pero mientras que cubre su papa horneada (¡asimismo extraña en los sitios de comida rápida!), Ha de saber que probablemente halla arena en ella. Sí, arena.

El dióxido de silicio es una substancia que empleado en apps antiaglomerantesy está que se encuentra en múltiples productos de comida rápida. Asimismo famosa como sílice, la substancia impide que cosas como el chile se amontonen en un embrollo congelado. Pero asimismo se utiliza para llevar a cabo cemento y vidrio, si bien es un nivel diferente de sílice. Con todo, no es muy distinta de la arena de la playa.

4. La gelatina se hace con huesos

Piense en todos y cada uno de los alimentos blandos y vibrantes que ha gozado en su historia. Vermes de goma, malvaviscos, gelatina … todas y cada una estas cosas tienen esa textura y sensación en la boca que son muy propias. Y la substancia que provoca que esos alimentos entretenidos sean tan entretenidos es la gelatina. Posiblemente sepa que la gelatina puede venir con apariencia de polvo o en láminas, y en su mayor parte es sosa y también inodoro en su forma pura, pero ¿de qué está llevada a cabo esa substancia?

¡Huesos! Piensa en eso la próxima vez que pruebes algo de gelatina de fresa o un osezno de goma verde. Comes un subproducto de cartílago, piel y huesos de animales como cerdos y vacas. Suena mucho más grosero de lo que verdaderamente es, pero de todos modos exhibe respeto al utilizar al animal terminado tras conseguir la carne, y es verdaderamente saludable, en tanto que tiene dentro dieciocho aminoácidos.

3. Alquitrán de hulla empleado en edulcorantes

La sacarina es un endulzante que tuvo una historia problemática. Inventado en 1879, se utilizaba para azucarar alimentos y bebidas, pero en 1911 ahora se se encontraba ganando una mala reputación. Un intento de prohibirlo fracasó, y después la Primera y la Segunda Guerra Mundial vieron dispararse la utilización de sacarina a lo largo de las porciones de azúcar de cada enfrentamiento. En 1977 se causó otro intento de prohibir la sacarina, pero asimismo fracasó.

Posiblemente se sorprenda al entender los orígenes de la sacarina, y salió de pura al azar imbécil. Un estudioso de Johns Hopkins llamado Constantin Fahlberg trabajaba para localizar distintas usos para el alquitrán de hulla, de todas y cada una de las cosas. El alquitrán de hulla es un líquido muy espeso que queda tras la producción de carbón. Fahlberg logró un tanto en sus manos y creyó que la idea más clara era probarlo. Era exponencialmente mucho más dulce que el azúcar y su hallazgo condujo a la creación de sacarina. Fahlberg próximamente abrió factorías para llevar a cabo mucho más cosas dulces, pero prácticamente inmediatamente se halló con escepticismo sobre la seguridad de exactamente la misma. Menos mal que tenía un aliado en la Casa Blanca en la manera del entonces presidente Theodore Roosevelt.

2. Muchas cervezas tienen vejiga de pescado seca en ellas

La cerveza no es famosa por ser una bebida especialmente dificultosa. Existen muchas variantes en la receta, pero la enorme mayoría de las cervezas consisten en lúpulo, levadura, agua y granos. Es un desarrollo que ha funcionado a lo largo de cientos, si no cientos de años, y da igual qué género de cervezas artesanales añadan elementos únicos para cambiar las cosas, los 4 enormes elementos primordiales siempre y en todo momento están ahí. Bien, en ocasiones se utilizan vejigas de pescado fallecido.

¿Perdón? Sí, es verdad, y asimismo es un tanto discutido, en tanto que bastante gente que tienen la cerveza para ser vegetarianas. Tiene por nombre cola de pescado formalmente y es una suerte de gelatina derivada de la vejiga natatoria de un pez. Se ha empleado en muchas cervezas para filtrar las impurezas y lograr que su cerveza se vea mucho más refulgente y menos turbia. Iginglass asimismo asistencia con el gusto general, dicen ciertos, y contribuye a las cervecerías a sacar al mercado una cerveza de aspecto atrayente en el menor tiempo. No obstante, los días en que se utiliza la cola de pescado tienen la posibilidad de estar contados, puesto que absolutamente nadie verdaderamente se olvidará de la iniciativa de la vejiga de pescado en su preparación.

1. El pan procesado tiene una substancia llevada a cabo de pelo humano

Un factor básico de la tienda de comibles que indudablemente no se manipula de ningún modo es una fácil barra de pan, ¿verdad? Es algo con lo que puede contar, un fácil rectángulo de amabilidad en rodajas. Harina, levadura, agua; No hay solamente fácil que eso, y desde la masa hasta el producto terminado, estos modelos horneados no tienen sitio para negocios entretenidos.

Salvo que cuente el pelo humano que está en muchas hogazas comercial procesado. Hay un aminoácido en varios de ellos llamado L-cisteína, y se deriva del pelo humano. Asqueroso, ¿no? La L-cisteína está en estos panes para alargar la vida útil, que es vital. Sería excelente si hubiese una forma de llevarlo a cabo desde algo mucho más que pelo de la gente que se recoge primordialmente de los pisos de los salones de hermosura en China. La L-cisteína asimismo se puede obtener de plumas de pato y cuernos de vaca. Estos elementos desapacibles se disuelven en ácido y, en el momento en que se aísla el aminoácido, se manda a los panaderos, que entonces lo utilizan para hornear sus panes. Una manera de eludir o sea comprando su pan en una panadería local, que en su mayor parte utiliza elementos estándar y básicos que no poseen jugo de folículos.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *