La especie de velocista más aterradora de la Tierra

Por fortuna, la mayor parte de las criaturas no desean atraparte. Pero jamás nos paramos a meditar qué increíblemente veloces son muchas especies y qué pausados son los humanos. El día de hoy, descubrimos qué especies son las mucho más veloces en la Tierra, de qué manera alcanzan velocidades excelentes y por qué razón aun saltar en un automóvil, bote o ciertos aeroplanos podría no ser bastante para sobrepasar a ciertas de ellas …

10. Murciélago de cola libre mexicano

¿Entonces pensabas que el guepardo era el mamífero mucho más veloz de todo el mundo? Equivocado. Tiene la posibilidad de tener récords de agilidad en tierra, pero el mamífero mucho más veloz es de todos modos un murciélago. Resulta que no todos son cochinillos vagos. El murciélago mexicano de cola libre puede lograr velocidades de hasta 100 millas por hora mientras que persigue insectos e impide a los cazadores fatales, como los halcones. El murciélago mexicano de cola libre Tadarida brasiliensis ahora tiene un récord mundial increíble: uno por conformar la mayor concentración de individuos entre todas y cada una de las especies de mamíferos.

Inicialmente se pensaba que alcanzaba cerca de 59 millas por hora, se descubrió que el murciélago era con la capacidad de 100 millas por hora merced a una investigación reciente, publicada en 2016 por medio de la Facultad de Tennessee. Una relación de aspecto alta, lo que quiere decir que las alas de este murciélago son largas pero delgadas, asistencia de manera significativa en el vuelo del murciélago. La agilidad se consigue a través de la fuerza de los revueltos de las alas, no el buceo o los impulsos del viento. Comer insectos en altitudes mucho más altas que varios murceguillos deja al murciélago de cola libre mexicano apresar a gran velocidad sin el peligro de chocar con elementos altos o el suelo.

9. Marlin negro

El pez mucho más veloz de todo el mundo es el enorme, musculoso y estilizado Black Marlin, y qué pez es ese. Pertrechado con un pico huesudo y afilado, el marlín negro se registró a 80 millas por hora. Eso es algo dada la resistencia que da el agua, pero este pez va mucho más veloz que ciertos aeroplanos.

Un familiar del atún y el pez espada en el extendido orden de peces perciformes, el marlín negro semeja un pez espada mucho más obscuro, robusto y mucho más grande. Un pico afilado, afín al del pez espada mucho más popular, y una aleta dorsal popularizada hacia adelante con apariencia de cresta le dan al marlín negro una fachada icónica y también excepcional. El tamaño de estos peces es increíble, probablemente de hasta 16.4 pies, al tiempo que el peso puede lograr las 1,480 libras. Las hembras son considerablemente más enormes que los machos en esta clase.

8. Halcón peregrino

https://www.youtube.com/watch?v=lm0CtcEZV4Y también

La criatura viviente mucho más rápida, no solo pájaro, es el halcón peregrino. Este pájaro robusto pero excepcionalmente aerodinámico es una prueba de que la agilidad aniquila. Se abalanza sobre su presa y confunde con una colisión dominada. Lo que da temor es que es mucho más veloz que varios aeroplanos. El ave puede lograr las 242 millas por hora (o 389 km por hora). En ocasiones es horrible ser paloma.

Además de esto, hay en torno a 10,000 especies de aves en el planeta, y esta clase de ave, que representa el 0.001 por ciento de las aves, se ha comido cerca del 10 por ciento de ellas. Eso es una disparidad. Las adaptaciones destacables de las fosas nasales dejan que el ave vaya veloz mientras que puede respirar. En el momento en que el peregrino entra en contacto con la presa, el encontronazo del esternón fuerte y afilado del ave genera el encontronazo mortal.

7. Caracol de arado

Debemos romper los estereotipos y qué mejor forma que denominar, aguardar, el caracol mucho más veloz de todo el mundo. Si bien son conocidos por su pereza, los caracoles de todos modos ocultan ciertos corredores en sus filas. El acuático Caracol de arado navega como un surfista humano, empleando su enorme pie para apresar olas. Cuando alcanzó a su presa, el caracol la desgarra y la devora, pues este caracol es un cazador, no un devorador de algas.

En el momento en que no está surfeando, este veloz caracol puede desplazarse a 1 pulgada por segundo empleando su pie musculoso. Originario de las costas del sur de Suráfrica, el caracol arado es como un buitre del mar, llegando habitualmente a la orilla en enormes conjuntos para saquear los restos de vida marina fallecida, advirtiendo el fragancia de la carne podrida. En el momento en que se descubre la comida, los caracoles “navegan” en el alcance de la comida antes de desgarrarla con su herramienta ideal, la rádula rasposa que divide el tejido.

6. Perro salvaje africano

Se puede tener miedo a los lobos, pero son pausados en comparación con un canino realmente veloz. El perro salvaje africano, asimismo popular como el perro de caza del Cabo, es una suerte de perro única nativa de África que tiene el récord de integrante salvaje mucho más veloz de la familia de los perros. El cazador de manada puede terminar con presas considerablemente más enormes que él, una hazaña conseguida no solo por el trabajo en grupo sino más bien por la agilidad inusual de los integrantes del conjunto.

Velocidades de hasta 44 millas por hora fueron registrados por estudiosos. Con un diseño osado con orejas de murciélago, los perros, de fachada algo afín a un pastor alemán, son suficientemente veloces y decididos para asegurar que la mayor parte de las presas tengan una posibilidad limitada de huír. Los perros centran su caza eminentemente en antílopes, que han evolucionado para apresar como predadores especialistas. Los perros salvajes africanos asimismo son populares como “lobos pintados” y son una clase en riesgo de extinción que se convirtió en un fin de los sacrificios de conservación.

5. Rorcual común

La ballena mucho más rápida de todo el mundo es asimismo la segunda ballena mucho más grande y la segunda clase animal mucho más grande de la Tierra. Más allá de que es imposible aguardar que el tamaño y la agilidad vayan de la mano, este enorme probablemente de 74 toneladas es un auténtico velocista entre las ballenas, dada su aptitud para sobrepasar las 25 millas por hora. Esta clase es una que el creador tuvo la experiencia de conseguir en la naturaleza de la costa oeste de Canadá, ofertando una impresión de tamaño inimaginable adjuntado con la racionalización requerida para ir veloz en el momento en que se ve resumidamente desde un bote.

La ballena de aleta se nutre de pequeños organismos, incluidos crustáceos y peces pequeños, una inclinación irónica donde las ballenas mucho más enormes comen presas impresionantemente pequeñas a través del filtrado de barbas. Con precisamente solo 100.000 en los océanos de todo el mundo, las ballenas de aleta son una clase en riesgo de extinción merced a la caza de ballenas. El vídeo de arriba de una ballena de aleta saltando en el aire en el Ajustado de Gibralter proporciona un extraño vistazo sobre el agua de todo el animal, que es claramente aerodinámico, sugiriendo su aptitud para una alta velocidad de ballena.

4. Guepardo

El popular guepardo, en ocasiones promocionado como el mamífero mucho más veloz de todos, es de todos modos el mamífero terrestre mucho más veloz. Pero las capacidades de este gato son visibles. Originario de África y Asia, el guepardo ha gobernado un increíble acto de equilibrio, sosteniendo superpoderes supuestamente en rivalidad que al comienzo parecerían prácticamente incompatibles. Estos serían agilidad y fuerza salvaje, dada su aptitud para morder de manera fuerte y ​​asfixiar a las víctimas (desde ovejas y cabras salvajes hasta antílopes, según la subespecie en cuestión) y una agilidad verdaderamente destacable.

Con la capacidad de ir hasta 70 millas por hora en pos de su presa., el guepardo tiene un equilibrio y una coordinación increíbles aparte de su agilidad, aun utiliza su cola para girar mientras que está en el aire en un salto. Más allá de que el guepardo es el mucho más popular de África, su nombre de todos modos se produce en un idioma indio, el sánscrito. La palabra “Chitraka” en nuestro idioma sería “manchado”. Midiendo 30 pulgadas a la altura de los hombros, el guepardo pesa entre 75 y 140 libras. Las capacidades físicas del animal son algo similares a las de un perro, hasta las garras semi-retráctiles que son desafiladas, algo muy excepcional para un gato. Los guepardos están extensamente organizados en el conjunto de naciones africano, pero son extraordinariamente extraños en este momento en Asia, limitándose a Van a ir, donde se han predeterminado sacrificios de conservación para resguardar su número cada vez menor.

3. Tiburón marrajo dientuso

El interrogante que tienen la posibilidad de hacerse varios científicos de sillón es: ¿cuál es el tiburón mucho más veloz de todo el mundo? Tememos a los tiburones, y si bien la mayor parte podría superarnos de forma fácil, cuál es el mucho más veloz añade un toque plus a nuestra aprensión. El tiburón marrajo dientuso es el poseedor del récord entre las especies de tiburones con un cuerpo aerodinámico pero increíblemente musculoso. La agilidad máxima de 46 millas por hora de este tiburón, que está en una gran distribución en los océanos de todo el mundo, incluyendo las aguas tibias y tropicales, es ayudado por ciertas adaptaciones únicas.

El tiburón puede lograr una longitud de 14.6 pies y pesar mucho más de 1,200 libras, con atrapas de manera significativa mayores descritas en los registros de atrapa. Este comedor de peces, aves marinas, calamares, mamíferos marinos mucho más pequeños, como focas y marsopas, otros tiburones y tortugas marinas, puede efectuar saltos de hasta 30 pies en el aire. Asaltos dañinos a humanos y navíos. con un registro de fatalidad han ocurrido con esta clase, que está clasificado como tiburón caballa, lo que lo transforma en un familiar mucho más pequeño del infame Enorme Tiburón Blanco. Increíblemente, la agilidad de los tiburones marrajo dientuso se puede atribuir en parte a su piel afilada de dentículos, que dismuyen la resistencia.

2. Mono Patas

Tan veloces como los humanos, somos mucho más pausados que los auténticos triunfadores en la categoría del primate mucho más veloz de la tierra, el destacable Mono Patas. Que proceden de África oriental y occidental, los monos son enormes pese a su excepcional agilidad. Las velocidades de 31 millas por hora se alcanzan sin inconvenientes al Erythrocebus patas mientras que se abren paso por medio de las llanuras en hábitats de pastizales y semidesérticos.

Los monos no solo son veloces, sino más bien increíblemente sociales, si bien con des de género extraordinariamente sesgadas. Las criaturas viven en conjuntos que tienen la posibilidad de radicar en hasta 60 hembras con un solo macho a lo largo de la mayoría de de año en año. Pertrechados con una cola extendida para sostener la estabilidad, los monos tienen un pelaje dorado, gris y blanco con ciertos acentos de pelo facial negro que le dan una fachada sutil pero distinguida. Al tiempo, su físico recuerda algo al de un perro. La agilidad de este mono deja el vuelo de los predadores, al paso que la dieta del mono es precisamente estacionaria o lenta en su mayor parte, y radica en chicle, semillas, raíces y también insectos.

1. Araña enorme de la vivienda

La araña mucho más rápida del mundo pertence a las especies mucho más enormes pero, por fortuna, no entre las fatales en lo relativo a las relaciones humanas. La araña enorme de la vivienda, acertadamente llamada, viaja como un monstruo robot con forma de artrópodo a 1,18 pies por segundo, lo que llama la atención a quienes observan uno en su hogar. La araña enorme de la vivienda quizás no sea objetivamente veloz, pero para una criatura de su tamaño, eso es deslumbrante. Un destello y un borrón de piernas es todo cuanto el habitante preocupado puede ver.

Las criaturas de color beige y cobrizo semejan aterciopeladas y son inicialmente nativas de hábitats en Europa, Asia Central y África del Norte, no obstante, el nordoeste del Pacífico de América del Norte es un nuevo hogar para un elevado número de arañas colosales tras su introducción accidental en la zona. Esta clase fue incluida en el Libro Guinness de los Récords Mundiales por ser la mucho más rápida de todo el mundo antes de ser sustituida por las criaturas conocidas como arañas solares, pero técnicamente, las arañas solares no son verdaderas arañas; en consecuencia, la araña de la vivienda enorme es legítimamente la araña mucho más rápida de todo el mundo.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *