La piscina del diablo peligrosamente maldita de Australia

Devil’s Pool no solo pertence a los sitios mucho más bellos de Australia, sino asimismo pertence a los sitios mucho más enigmáticos y peligrosos para conocer. Múltiples personas, en su mayor parte hombres jóvenes, que han visitado este sitio asimismo perdieron la vida. Desde un hombre que sencillamente trata de eludir un espacio entre las rocas, hasta otro que le faltó el respeto a la localización, bastante gente han fallecido trágicamente mientras que visitaban este bello rincón.

Asimismo diríase que la región está encantada y, más que nada, maldita. Cuenta la historia de historia legendaria que hay un espectro afligido de una mujer joven que todavía busca a su apasionado en el agua. Varios visitantes del rincón aseguran que ella todavía ronda las aguas y que es la razón por la cual muchos jóvenes mueren allí. Los no fieles en lo paranormal aseguran que hay una explicación considerablemente más natural para los ahogamientos, como rocas escurridizas y agua corriente. Sean cuales sean sus opiniones, Devil’s Pool se encuentra dentro de las áreas mucho más malditas del mundo, llena de oscuros secretos y horripilantes desgracias …

La locación

Al pie de tres riachuelos que atraviesan los cantos rodados de Babinda está el perturbadoramente llamado Piscina del demonio. Está a 58 km al sur de Cairns en el norte de Queensland, Australia, en una pequeña localidad llamada Babinda. La piscina es un espacio muy habitual para la gente que practican senderismo y mochileros de sendero a Cairns.

Esta piscina natural en la selva tropical de Queensland se ha cobrado por lo menos 17 vidas y es un espacio peligrosísimo aun para los más destacados bañistas. El agua corre extraordinariamente veloz, lo que puede lograr que la gente queden atrapadas bajo el agua y atrapadas entre leños y rocas. Asimismo es prácticamente irrealizable sostenerse a flote, en tanto que el agua está muy oxigenada.

Y si el nombre Devil’s Pool no es suficientemente espantoso, ciertos lugareños han apodado un área en el agua como la “lavadora” por el hecho de que el agua “da vueltas y vueltas” como, lo adivinaste, una lavadora. Un integrante del servicio de urgencia ha dicho: “Son todas y cada una burbujas, conque no hay flotabilidad.. Es agua dañina. Te hiede “.

La localidad de Babinda es famosa como entre las ciudades mucho más húmedas de Australia, si no la mucho más húmeda. En verdad, la precipitación media de forma anual frecuenta sobrepasar los 4.000 milímetros. No obstante, aun en el momento en que el agua está baja, todavía puede succionar a la gente y sostenerlas bajo la área, ocasionando se ahoguen.

Los ahogamientos

La región es indiscutiblemente bella, y nadar es un pensamiento natural para bastantes visitantes. Pero la Piscina del Demonio no es un espacio donde la gente deban darse el gusto de ingresar al agua. Desde 1959, 17 personas se han ahogado en la piscina y aún mucho más perdieron la vida allí, según viejos productos de periódicos. En verdad, en una placa en recuerdo de alguien que perdió la vida están escritas las expresiones: “Vino de visita y se quedó para toda la vida”.

Más allá de que hay muchas víctimas poco afortunadas de Devil’s Pool, evaluemos solo ciertas …

Una pareja joven estaba en el área en el momento en que golpeó una tormenta y, de pronto, una inundación inmediata los arrastró. Más allá de que la mujer ha podido subsistir, el hombre no tuvo tanta suerte y se ahogó en el agua. En 1979, un hombre de 24 años llamado Peter McGann visitaba el sitio en el momento en que resbaló y cayó mientras que brincaba de una roca a otra, intentando de eludir los huecos. Los buzos expertos por último lo hallaron prácticamente seis semanas después. Otras víctimas que perdieron la vida en el agua son un turista de Adelaida en 2004 y un empresario que visitaba la región desde Sydney en 2006.

La desaparición mucho más reciente en la piscina le sucedió a un marinero de la marina de Tasmania en 2008. El hombre de 23 años, llamado James Bennett, adjuntado con tres de sus amigos eligieron conocer Devil’s Pool a fines de noviembre. Pasaron las barandillas de seguridad y entraron en el remolino de agua asimismo popular como la “lavadora”. Bennett se encontraba nadando en el momento en que de súbito lo tiraron hacia atrás, prácticamente tal y como si lo tirase una mano invisible. Procuró lograr una rama, pero se partió en el medio y comenzó a combatir en el agua. Su cabeza se hundió, y lo único que sus amigos lograron ver fueron las puntas de sus dedos intentando de buscar asistencia. Mientras que sus amigos procuraban asistirlo, acabó desapareciendo completamente bajo el agua. Sus restos fueron encontrados tres días después.

No es necesario decir que los buzos tienen un trabajo extraordinariamente bien difícil en la búsqueda de las víctimas ahogadas, puesto que ellos mismos podrían quedar atrapados de manera fácil bajo las rocas, más que nada pues la mayor parte de los cuerpos se han encontrado bajo rocas y leños. Aun se encontró que ciertos cuerpos prosiguen virando en el agua. Estos valientes buceadores están sujetos a la tierra con cuerdas en el momento en que entran en las peligrosas aguas.

16 de las 17 personas que han fallecido eran hombres. La única hembra que murió en el sitio se ahogó en el agua río arriba.

Ahogamientos precedentes

Más allá de que se informó que 17 personas perdieron la vida en Devil’s Pool desde 1959, se estima que muchas otras asimismo han fallecido trágicamente en ese sitio. Productos de periódicos viejos Se han encontrado que proponen tanto.

Según un viejo producto de El puesto de Cairns el sábado 10 de junio de 1933, un hombre llamado T. Winterbottom fue arrastrado por Barron Falls y su cuerpo estuvo desaparecido a lo largo de prácticamente una semana. Aquí está el informe de la búsqueda de él:

Si bien pasó prácticamente una semana desde el momento en que el poco afortunado hombre, el Sr. T. Winterbottom, fue arrastrado por Barron Falls, y se han registrado todos y cada uno de los sitios probables, el cuerpo aún no fué localizado. Es problemático en lo que se refiere a dónde puede estar el cuerpo, en tanto que el primer estanque bajo las cataratas exactamente es de una hondura tremenda y, quizás, el cuerpo puede estar alojado en fisuras o grutas que logren existir bajo esta agua. De nuevo, el cuerpo puede alojarse en entre las fisuras bajo la segunda piscina. La búsqueda sigue y se efectuará una exclusiva búsqueda en el estanque del demonio “.

Entonces, el 18 de noviembre de 1940, otro producto en El puesto de Cairns leer, “La trágica historia del niño de ocho años, John Dominic English, que se ahogó en Devil’s Pool el domingo pasado, se volvió a contar en el Tribunal de Policía de Atherton …”

Las leyendas

La historia de historia legendaria de Devil’s Pool existió a lo largo de varios años, bastante antes que sucediera alguno de los ahogamientos reportados. Los indígenas locales le dicen a un historia de historia legendaria sobre una bella pequeña Yidinji llamada Oolana. Se casó con un adulto mayor muy respetado de su tribu llamado Waroonoo.

No obstante, poco tras casarse, una exclusiva tribu se mudó al área y Oolana se enamoró velozmente de un hombre llamado Dyga. Una vez que han comenzado su aventura, escaparon de sus tribus y escaparon a los vales, pero los jubilados los alcanzaron y fueron apresados. Oolana ha podido huír de sus raptores y brincó a las aguas de Babinda Boulders. Tras llamar a su apasionado, Dyga brincó al agua, pero lo perdió de vista. Diríase que sus tristes lloros transformaron el agua quieta en una riada que logró tremer la tierra. Enormes rocas se desperdigaron cerca del arroyo, y diríase que Oolana desapareció en la mitad de ellas.

Visualizaciones

La piscina del demonio fué nombrada entre las sitios mucho más contentos. Muchas personas ha escuchado a una mujer chillando en la mitad de la noche. Ciertos visitantes asimismo han tomado imágenes con una cara que hace aparición bajo el agua. Piensan que es el espectro de Oolana. En verdad, la multitud afirma que todavía escucha los chillidos de Oolana y las llamadas a Dyga, y su espectro supuestamente todavía resguarda las rocas. Otros piensan que su espíritu es lo que provoca que muchos hombres se ahoguen en las aguas mientras que ella los atrae a la desaparición.

En múltiples de las situaciones de ahogamiento, diríase que las víctimas fueron tiradas y mantenidas bajo el agua como por las manos de otra persona, en el momento en que de todos modos absolutamente nadie se encontraba bajo ellas. La gente que no respetan el sitio asimismo son seriamente castigadas. Un caso de muestra es el de un joven que visitaba la piscina en el momento en que decidió patear entre los avisos. Entonces resbaló, cayó al agua y se ahogó.

La policía llevó al padre de entre las víctimas de ahogamiento al sitio de la desaparición de su hijo y el hombre tomó una fotografía del sitio. Logró que las fotografías se revelaran al día después y, en teoría, en la imagen se encontraba la imagen de su hijo con un cigarro en la boca.

Observación rápida

Desde la desaparición de James Bennett en 2008, no se han informado mucho más ahogamientos en Devil’s Pool. Una razón es pues fue declarada región de exclusión tras el último trágico ahogamiento. En verdad, hay un letrero en frente de Devil’s Pool que fue puesto por las autoridades en el Consejo Regional de Cairns, dando una observación muy directa a los visitantes. Se lee:

Lamentablemente, la gente aún exponen sus vidas al nadar precisamente exactamente en el mismo sitio donde muchos otros antes que ellos se hayan encontrado con sus trágicos sitios.

Es imposible denegar que este sitio tiene una historia oscurísima, empezando con una trágica historia de historia legendaria sobre 2 jóvenes amantes que perdieron la vida allí. Añada a eso la cantidad considerable de personas que se han ahogado trágicamente allí durante los años, y se crea un mito siniestro. ¿Son estos trágicos hechos ocasionados por el espectro de una muchacha inconsolable que busca a su apasionado o por los riesgos naturales de la piscina? Es posible que jamás sepamos la contestación, pero una cosa es segura: Devil’s Pool es un espacio muy maldito, y los visitantes tienen que caminar de manera cuidadosa.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *