Las 10 carreras de autos más peligrosas

Más allá de que probablemente halla deportes mucho más traicioneros estadísticamente, las carreras de coches, especialmente las fabricantes menos comúnes de rally y motocross, prosiguen siendo el deporte temerario mucho más sobresaliente y, de manera frecuente, mortal en el planeta. Los conductores de forma frecuente alcanzan velocidades de sobra de 250 mph y ese género de ritmo, si bien enternecedora, con frecuencia fué una receta para el desastre. Aun con los equipos de seguridad mucho más complejos de esta época, no pasa un año en el que el deporte no se cobra la vida de múltiples contendientes. Con el año nuevo a puntito de marcar el comienzo de lo que se ha llamado “el acontecimiento deportivo mucho más mortífero de todo el mundo”, la próxima es una lista de las carreras de coches mucho más peligrosas de la historia.

10. La carrera París-La capital española de 1903

Tan rápido como hubo turismos, hubo carreras de turismos, y la carrera de resistencia de París a La capital de españa de 1903 se erige como entre las mucho más mal concebidas de estos primeros intentos. 275 automóviles, 59 de ellos motos, han comenzado la carrera en Versalles, y no pasó bastante tiempo antes que comenzara el caos. Los espectadores, que aún no eran siendo conscientes de los riesgos reales comprometidos en el deporte del motor, se agolparon en los lados del campo, y los participantes no habían logrado llegar a 45 millas de París en el momento en que una mujer fue arrollada y asesinada por entre los coches. El contrincante Hables Jarrott escribiría después que los espectadores estaban “locos y también irresponsables, manteniéndose en frente de la bala para ser arados, cortados y mutilados hasta la extinción”. Pero esto fue solo el comienzo. Una combinación dañina de conductores inexpertos y turismos poco fiables se combinó para generar varias choques y choques. Múltiples conductores fallecieron en el momento en que sus coches chocaron contra árboles, al paso que otros fallecieron una vez que sus automóviles volcaron y se incendiaron. La tasa extrema de desgaste provocó que la carrera se abandonase antes de pasar a España, y el gobierno francés, miedoso de sobra muertes, ordenó que los turismos fuesen remolcados de regreso a París a caballo. Por lo menos ocho personas fallecieron en el certamen (si bien el número probablemente sea considerablemente mayor), y los diarios lo llamarían después “la carrera hacia la desaparición”.

Un incidente mortal:

Hubo una sucesión de muertes trágicas de pilotos y espectadores en la carrera París-La capital española, pero la mucho más conocida es probablemente la del vanguardista de las carreras francés Marcel Renault, cofundador de la compañía de vehículos Renault, quien murió en un incidente tras dirigir la carrera de múltiples millas.

9. Motordrome

Motordrome tiene relación a un género de carrera que fue habitual en los USA en la década de 1930. Un precursor de las carreras de estilo ovalado después popularizadas por NASCAR, las competencias se realizaron en pequeños campos de tablones de madera con hasta 60 grados de inclinación. Esto dejó que los turismos, entre ellos los primeros Ballots y Duesenberg, alcanzaran velocidades increíbles, pero asimismo provocó una sucesión de trágicos accidentes. Velocidades vertiginosas de sobra de 120 mph significaban que las choques eran recurrentes, y los coches fuera de control de manera frecuente viraban sobre las paredes exteriores de la pista y hacia las gradas, matando a los espectadores. Los diarios al final han comenzado a reportar sobre la tasa de mortalidad extrema del deporte (múltiples contendientes de forma frecuente morían en el lapso de solo una carrera) y han comenzado a llamar a los circuitos “homicidos”. Esto, adjuntado con la cantidad extrema de cuidado preciso para sostener las pistas íntegras, por último llevó al abandono del deporte, pero no antes que se cobrara la vida de varios conductores.

Un incidente mortal:

Entre los ejemplos mucho más conocidos de los riesgos de las carreras en pista de tablas ocurrió a lo largo de una carrera de motocicletas en Atlantic City, Novedosa Jersey. El ciclista Eddie Hasha se encontraba rivalizando por el liderato en el momento en que perdió el control de su bicicleta y se estrelló contra la pared. 4 pequeños que miraban al lado de la cerca fallecieron y múltiples otros transeúntes terminaron lesionados. Hasha murió una vez que lo arrojaran de su bicicleta a las tribunas.

8. La Mille Miglia

Tras la debacle que supuso la carrera París-La capital española, las carreras de resistencia en carretera abierta se abandonaron a lo largo de múltiples años. La Mille Miglia, una carrera de mil millas de largo por Italia que se festejó por vez primera en 1927, marcó su regreso. La carrera contó con turismos de alta capacidad, entre ellos varios de los primeros automóviles de carreras diseñados por Porsche, Alpha Romeo y Ferrari, que recorrían las vías públicas desde la localidad de Brescia hasta Roma. Aparte de ser popular por enseñar varios de los coches mucho más veloces de todo el mundo y los más destacados pilotos, el Mille Miglia asimismo fue popular por sus horribles choques. Benito Mussolini prohibió resumidamente la carrera en 1938 una vez que un trágico incidente se cobrara la vida de múltiples espectadores, pero se reinició en un formato diferente en los años siguientes a la Segunda Guerra Mundial, donde continuó siendo popular por el accionar imprudente de sus contendientes. En un caso de muestra popular, el conductor alemán Hans Herrmann y su navegador se aproximaban a las vías del tren con la puerta de la barrera bajada. Para desconcierto de los espectadores, Herrmann lo derribó y el dúo inclinó la cabeza bajo la puerta y cruzaron la vía justo en el momento en que un tren de gran velocidad pasaba volando.

Un incidente mortal:

La Mille Miglia tuvo un final trágico en 1957, en el momento en que fue prohibida una vez que un horrible incidente se cobrara la vida de 12 personas. El conduzco de Ferrari Alfonso de Portago corría en tercer sitio en el momento en que su turismo explotó un neumático en torno a un rincón de gran velocidad, enviándolo volando hacia una multitud de espectadores que estaban cerca. La carrera desapareció a lo largo de prácticamente 25 años, antes que reviviera en 1982 como un acontecimiento mucho más seguro destinado a las carreras de coches viejos fabricados entre 1927 y 1957, el transcurso de años en el que se hizo la carrera original.

7. La Baja 1000

Entre las carreras de rally mucho más reconocidas de todo el mundo, la Baja 1000 es una carrera todoterreno que se realiza todos los años en la árida península de Baja al sur de California. Los corredores conducen de todo, desde camiones y turismos de rally hasta motocicletas de cross y automóviles todo lote, con el propósito singular de ser los primeros en recorrer el sendero rocoso y árido de principio a fin. Aparte de las amenazas comunes en los rallyes de rutas prácticamente inalcanzables, giros a ciegas y fallas en el equipo, la Baja 1000 asimismo muestra riesgos mucho más creativos con apariencia de sabotaje en la pista. Ya que la carrera está abierta al público, se volvió común que los espectadores pongan trampas fulminantes cerca del campo. Estos tienen la posibilidad de integrar saltos sepultados, caídas sin salida y otros intentos peligrosos de perturbación ilegal de la pista. Este sabotaje ha causado varios accidentes poco afortunados en el momento en que los conductores y los usuarios, sin entender que están a puntito de conseguir un obstáculo, se aproximan a las trampas a velocidades peligrosamente altas.

Delito mucho más arriesgado que la raza:

La carrera Baja 1000 tuvo su una parte de naufragios sensacionales, pero en estos días el aspecto mucho más arriesgado de la carrera podría ser el prominente nivel de delincuencia que sucede dentro y cerca del campo. Entre los accidentes mucho más extraños ocurrió a lo largo de la carrera de 2007, en el momento en que un helicóptero se estrelló cerca del circuito y mató a múltiples personas. Se descubrió que entre los muertos era un integrante de prominente nivel de un letrero de la sustancia mexicano, y en un extraño giro de los hechos, un conjunto de hombres armados extraños allanó la morgue local y robó los cuerpos de las víctimas del incidente, matando a 2 policías. en el desarrollo.

6. El GP de Macao

El GP de Macao de China es una serie masiva de carreras de coches que se festeja cada noviembre y que muestra de todo, desde motos y turismos hasta poderosos máquinas de Fórmula 3. Las carreras tienen sitio en un circuito en especial desarrollado que se establece en las calles de la región, y gracias a sus curvas impresionantemente cerradas y rectas largas (los coches de forma frecuente alcanzan velocidades de 160 mph), se hizo popular como entre los mucho más desafiantes y fatales. circuitos de todo el mundo. La configuración de la calle quiere decir que Macao es inusualmente ajustado, y las paredes de acero están donde comunmente habría barreras para neumáticos. Solo tomó un año a fin de que la pista de Macao registrase una muerte, en el momento en que un motociclista se estrelló en la carrera de 1967, y desde ese momento la pista se volvió conocida por ocasionar varios de los peores accidentes en los deportes de motor. Como resultado, los conductores y motociclistas llegaron a estimar a Macao como entre los circuitos mucho más accidentados y probablemente fatales de todo el mundo.

Peor hecho:

Macao fué testigo de una secuencia de accidentes trágicos durante los años, pero entre los accidentes mucho más poco comunes ocurrió fuera de la pista. En 1993, Andely Chan, integrante de la infame organización criminal Triad, se encontraba rivalizando en entre las carreras de coches en el circuito. Una vez que su coche fuera descalificado por tener piezas de recambios ilegales, Chan y su mecánico retornaron a su hotel, donde una pandilla contrincante los mató a balazos.

5. El Enorme Premio de Alemania (Nurburgring)

La serie de carreras mucho más conocida de todo el mundo, la Fórmula Uno, muestra a los pilotos mucho más talentosos que negocian los recorridos técnicamente mucho más bien difíciles, de manera frecuente a velocidades de sobra de 200 mph. Es un deporte que se hizo popular por su alta tasa de mortalidad, merced a traicioneras pistas como Spa-Francorchamps y el circuito italiano de Monza. Pero quizás ninguna pista demostró ser tan dañina como el popular Nurburgring de Alemania, que una vez se cobró la vida de 5 pilotos de F1 en un transcurso de quince años. La pista se edificó por vez primera en 1927, pero se ha rediseñado múltiples ocasiones durante los años, en tanto que sus veloces velocidades, cambios de elevación y curvas cerradas demostraron constantemente que son muchos peligrosas. En 1969, la pista fue aun boicoteada por pilotos de Fórmula Uno que, recelosos de las muertes en Nurburgring y otras pistas afines, se negaron a correr salvo que Se hicieron cambios en el curso. Desde ese momento, no se han producido víctimas fatales en la pista de la competición de Fórmula Uno, pero el circuito siguió siendo entre los sitios mucho más mortales de todo el mundo para festejar una carrera de coches: desde 1970, hasta 25 pilotos han fallecido a lo largo de otras carreras en la pista, y el popular conduzco de F1 Jackie Stewart lo ha proclamado “el circuito mucho más arriesgado de todo el mundo”.

Hecho mucho más popular:

Entre los accidentes mucho más conocidos en Nurburgring ocurrió en 1958, en el momento en que el conduzco de F1 Peter Collins se transformó en el último contrincante en fallecer a lo largo de la carrera del Enorme Premio de Alemania. Collins corría por el liderato en el momento en que perdió el control de su Ferrari y viró en entre las curvas peraltadas del circuito. En el incidente que prosiguió, fue lanzado del automóvil a un bosquecillo de árboles y padeció una herida mortal en la cabeza.

4. The Indy 500

La Indy 500, que se festeja cada mes de mayo en el Indianapolis Motor Speedway, es probablemente la carrera de coches mucho más conocida de todo el mundo. Su lista de triunfadores, entre ellos Mario Andretti, AJ Foyt, Al Unser y Juan Pablo Montoya, semeja su salón de la popularidad de las carreras. Pero aparte de ser la pista donde todos y cada uno de los pilotos desean ganar, Indianápolis asimismo tiene el incierto honor de ser entre los circuitos mucho más tensos, peligrosos y claramente fatales de todo el mundo. Mucho más de 40 pilotos han fallecido en competición o práctica desde el instante en que empezó la carrera en 1911, adjuntado con múltiples integrantes de la tripulación, personal de pista y espectadores. En los primeros días de la carrera, estar cerca de la pista era mortal, y en un extraño hecho en 1931, un niño que jugaba en su patio del otro lado de la calle de Indy murió en el momento en que una rueda de un incidente de carrera voló sobre la cerca y lo golpeó. . La pista en sí se compone de 2 rectas largas con curvas llanas y extensas en todos y cada radical. Pero es la simplicidad del circuito de Indianápolis lo que lo realiza tan arriesgado: los conductores entran en las curvas a velocidades increíblemente altas, y el bajo nivel de inclinación del costado lo transforma en entre los giros mucho más peligrosos en los deportes de motor.

Hecho mucho más popular:

Entre los choques mucho más conocidos en Indy todavía es el hecho de 1973 en el que el conductor Swede Savage, que iba seguidamente, perdió el control de su automóvil en la curva 4 y golpeó de frente el muro de contención interior. Su automóvil explotó de forma increíble, y fue lanzado del vehículo solo para arribar contra la pared exterior en un charco de comburente de carrera ardiendo. Increíblemente, Savage subsistió al incidente y fue movido al hospital. Los médicos aguardaban que sobreviviera, pero murió 33 días después, en teoría gracias a adversidades de una transfusión de plasma contaminado.

3. Isla de Man TT

El Premio Turístico de la Isla de Man, o TT, es una conocida serie de carreras de motocicletas que tiene sitio de año en año en la tempestuosa Isla de Man, una pequeña isla situada en frente de la costa de Inglaterra. Con mucho más de cien años, el TT pertence a las disputas con mucho más historia de todas y cada una de las carreras. Se hace a lo largo de múltiples días y se puntúa en un formato de contrarreloj, con corredores con un promedio de sobra de 120 mph cerca del arriesgado circuito de montaña Snaefell. Dado a que las carreras se hacen en la vía pública, el circuito no tiene seguridad y el TT de forma frecuente fué objeto de disputa gracias a los riesgos extremos que muestra para los corredores. Las rutas son muy angostas, y donde los campos habituales tendrían barreras de seguridad, el TT de forma frecuente solo tiene muros de piedra, cercas y barrancos. 227 competidores han fallecido en la carrera desde 1907, un promedio de sobra de 2 por año, y con la agilidad y la aptitud de las bicicletas para tomar curvas progresando con cada temporada, semeja que hay escasas esperanzas de reducir verdaderamente el nivel de riesgo. en la pista.


Hecho mucho más popular:

El TT de la Isla de Man fue una vez entre los puntos mucho más relevantes del Campeonato de Motociclismo del Enorme Premio, pero las intranquilidades sobre la seguridad de la pista al final hicieron que se le quitara su estatus de campeonato. Desde finales de los ochenta marcha como festival sin dependencia. El mayor catalizador del cambio fue la desaparición de Gilberto Parlotti, un conduzco italiano que murió en el momento en que su bicicleta se estrelló a lo largo de una carrera conmemorada bajo una intensa lluvia. Su muerte llevó a varios corredores a comenzar a boicotear el TT, y tras unos años fue eliminado completamente del calendario de competición.

2. Las 24 horas de Le Mans

Entre los acontecimientos mucho más singulares y reputados de todos y cada uno de los deportes de motor, las 24 Horas de Le Mans es una carrera de resistencia de prácticamente 90 años que se festeja cada junio en Francia. En contraste a la mayor parte de las carreras de turismos, que premian la agilidad sobre todas las cosas, las 24 horas no solo evaluan la confiabilidad y el desempeño del vehículo, sino más bien asimismo la resistencia y la conciencia de los conductores. Estos retos convirtieron a Le Mans en una joya de la corona del calendario de carreras, pero siempre y en todo momento han asegurado que sea entre las carreras de coches mucho más peligrosas de todo el mundo. Los superdeportivos modernos que compiten en la pista en la actualidad tienen la capacidad de lograr velocidades vertiginosas de sobra de 250 mph, y con contendientes de todas y cada una de las clases en exactamente la misma pista simultáneamente, los coches de manera frecuente se aproximan unos a otros a un ritmo asombroso. Hasta la década de 1960, Le Mans asimismo presentaba lo que varios en este momento considerarían un trámite de arranque completamente psicótico: los conductores se alineaban a múltiples pies de sus coches y, al principio, corrían hacia sus automóviles caminando y salían a toda agilidad desde una parada en seco. , de forma frecuente sin sostener apropiadamente ningún género de arnés de seguridad. Esto dio rincón a una sucesión de trágicos accidentes en la carrera, donde fallecieron hasta 24 conductores desde su comienzo.

El incidente deportivo mucho más mortal de siempre:

Aparte de ser la vivienda de la carrera con mucho más historia de todo el mundo, Le Mans asimismo tiene la triste distinción de ser el sitio del peor incidente en la narración de las carreras. En 1955, el conductor Pierre Levegh se estrelló tras realizar contacto con la parte posterior de otro automóvil. El incidente logró que su automóvil pasara sobre el muro de contención y se transformara en un montículo de tierra, lo que lo envió dando un salto mortal hacia la multitud próxima de espectadores. Levegh y 84 espectadores fallecieron en el incidente y hasta 100 personas resultaron lesiones. El incidente tuvo efectos de enorme alcance en el planeta de las carreras. La mayor parte de las disputas del año se anularon ásperamente y Francia, España, Suiza y Alemania prohibieron resumidamente las carreras de coches. Si bien trágico, el incidente apuntó un cambio en la seguridad de los vehículos. En el momento en que se restituyeron las 24 Horas de Le Mans y otras disputas, estaban mejor pertrechados para realizar en frente de los riesgos inherentes a las carreras de gran velocidad.

1. El Rally Dakar

Por puro riesgo, emoción y absoluta disparidad, ninguna carrera se equipara con el Rally Dakar, un espectáculo todoterreno de forma anual que comúnmente empieza en París, viaja por Europa y los desiertos de África y acaba en la localidad senegalesa de Dakar. La carrera, que incluye conductores en clases que van desde SUV hasta motos, fué calificada como “el acontecimiento deportivo mucho más arriesgado de todo el mundo” por su escala y nivel de contrariedad. Gracias a que el circuito de carreras es tan riguroso, los conductores tienen la posibilidad de separarse de forma fácil del conjunto o desviarse del curso, y en el caso de incidente, tienen la posibilidad de pasar horas antes que se disponga de la atención médica correcta. Estos riesgos, adjuntado con el encontronazo medioambiental de la carrera, hicieron que el Rally Dakar se transforme quizás en la competición mucho más discutida de todos y cada uno de los deportes de motor. Se conoce que los conductores destruyeron el campo, pegando de manera accidental al ganado y otros automóviles, y en por lo menos una ocasión se culpó a la carrera de comenzar un incendio forestal que mató a tres personas. Hasta entonces, el valor de los conductores demostró ser del mismo modo trágico. Desde su comienzo en 1978, la carrera se ha cobrado la vida de 49 personas, prácticamente 2 por año, pero se estima que esta cantidad es increíblemente baja, puesto que varios aseguran que el rally es quien se encarga de la desaparición de incontables viandantes. En los últimos tiempos, la agitación política en África ha obligado a la carrera a moverse a América del Sur. Como tal, la carrera de 2010, que comienza el 1 de enero, se hará en Argentina y Chile.

Hecho mucho más popular:

En 1982, Mark Thatcher, hijo de la primera ministra inglesa Margaret Thatcher, se encontraba rivalizando en el Rally Dakar en un Peugeot 504. Mientras que viajaba por el desierto del Sahara, Thatcher, un mecánico, y su copiloto, Anne-Charlotte Verney, habían para parar y arreglar un brazo de comburente dañado. Pero en el momento en que se solventó el inconveniente, el trío descubrió que los otros conductores los habían dejado atrás y próximamente se perdieron en el desierto. Estuvieron desaparecidos a lo largo de seis días antes que un avión de búsqueda los viese a unas 30 millas fuera de curso. A dios gracias, los tres escaparon de su horrible experiencia sin padecer lesiones.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *