Las 10 carreteras más peligrosas del mundo

En un instante u otro, la mayor parte de los conductores están en condiciones peligrosas en las rutas. Los riesgos tienen la posibilidad de mostrarse de muchas formas distintas; por poner un ejemplo, el mal tiempo, los conductores ebrios y el fácil fallo humano tienen la posibilidad de complicar un viaje que de otra forma sería relajado. Por otra parte, en ocasiones el estado de la carretera en sí puede poner su historia en riesgo.

Ciertas siguientes rutas semejan normales, pero de todos modos tienen altas tasas de mortalidad. Otros sencillamente se ven de manera escandalosa locos. Y, como es natural, ciertas rutas se clasifican en las dos categorías.

Esta lista está encargada de todos y cada uno de los conductores aterrados y con los nudillos blancos que se ven forzados a enfrentar rutas peligrosas, y a todos y cada uno de los locos que navegan por ellas por diversión.

10. Grand Trunk Road (India)

Construida por el emperador pashtún Sher Shah Suri en el siglo XVI, la Enorme Carretera Troncal de la India (asimismo famosa como GT) se prolonga durante más de 1.500 millas desde Bangladesh en el este hasta Pakistán en el oeste, y sirve como entre las primordiales vías públicas del subcontinente indio. . Durante los años, ha funcionado como una ruta comercial esencial y como un favorable derecho de paso para los ejércitos invasores.

GT se considera arriesgado no por las alturas peligrosas o las condiciones desalentadoras de la carretera, sino más bien por la congestión del tráfico. Camiones, buses, bicicletas, viandantes y animales convirtieron unas partes de esta carretera muy recorrida en un enorme cefalea. Si tiene planeado conducir aquí, deseará estar lo mucho más alarma viable. Fotografía por Beardy Git

9. San Isidro de General – Cartago (Costa Rica)


La Carretera Panamericana tiene bastantes tramos peligrosos, pero la vieja carretera que atraviesa las montañas de Costa Rica para juntar San Isidro de General y Cartago es singularmente dañina.

El punto mucho más prominente del paso se conoce como Cerro de la Muerte, o Montaña de la Muerte, no técnicamente por la carretera, sino más bien pues la gente que atravesaban el paso antes que tenga existencia la carretera de forma frecuente no subsistían al frío viaje. No obstante, el nombre resulta ser un descriptor conveniente para la carretera en sí, que prueba a conductores con baches desmesurados, curvas empinadas y angostas y mucha niebla. La altura de la carretera (13.000 pies) asimismo puede ocasionar mal de altura, lo que daña aún mucho más a los conductores.

Aparte de estos riesgos, asimismo puede aguardar lidiar con los hábitos irresponsables de los conductores de buses y camiones locales, que tienden a conducir de forma muy combativa y también poco responsable pese a las condiciones inseguras. A dios gracias, últimamente se completó una exclusiva carretera pavimentada entre Quepos y Dominical, que brindará a los pasajeros una opción alternativa a la ruta de la Montaña de la Muerte.

8. Autopista Sichuan – Tibet (China)


La autopista Sichuan-Tibet, a enorme altitud de China, cubre unas 1.500 millas entre Chengdu en el este y Lhasa (Tibet) en el oeste, ofertando la oportunidad de escoger entre la ruta norte o sur. Las dos opciones tienen preciosos panoramas, gigantes picos montañosos, múltiples atracciones culturales y también históricas y varios ríos conocidos. Que’er Mountain Pass, el punto mucho más prominente de la ruta, se eleva a mucho más de 20.000 pies.

Como muchas otras rutas que atraviesan montañas, la autopista Sichuan-Tibet es vulnerable a movimientos de tierra, caída de rocas y condiciones climáticas extremas que tienen la posibilidad de cerrar rutas en el transcurso de un mes al unísono. Añada avalanchas y mal de altura a la alineación, y podría hallarse en condiciones de manejo bastante inseguras. Indudablemente, es una enorme ruta para llevar a cabo turismo, pero tenga presente que asimismo añadirá una aceptable dosis de intensidad a sus aventuras de conducción.

7. Skippers Road (Novedosa Zelanda)


En 1862, unos cuantos pastores descubrieron oro en el río Shotover cerca de Queenstown, Novedosa Zelanda, lo que provocó una fiebre del oro instantánea. Esto, por su parte, requirió la creación de una ruta de ingreso, y el resultado fue Skippers Road, un sendero ajustado, sinuoso y formidablemente traicionero que da un giro y da un giro por precisamente 16 millas y media por medio de Skippers Canyon.

Skippers Road, tallada y volada en la roca sólida por trabajadores chinos, tardó 22 años en completarse, y el día de hoy no se observa muy distinta a en el momento en que se creó por vez primera. En la mayor parte de los sitios es bastante ajustado a fin de que los automóviles se crucen entre sí, no hay barandas y los desequilibres no dejan completamente ningún margen de fallo.

Bello, sí, pero asimismo riesgoso. Salvo que sea un buscador de emociones intensas, deje la conducción a cargo de los guías turísticos y tenga presente que las compañías de alquiler de turismos probablemente no le dejarán examinar Skippers Road con sus automóviles.

6. Autopista Halsema (Filipinas)

Situada en la isla de Luzón, la autopista Halsema atraviesa el Valle de la Cordillera Central en las Filipinas desde Baguio hasta Bontoc y mucho más adelante hacia Tabuk y Tuguegarao. Los movimientos de tierra y los desprendimientos de rocas son recurrentes, y con frecuencia dejan encallados a los automovilistas a lo largo de largos periodos de tiempo. Muchas unas partes de la carretera aún están sin pavimentar, más allá de que se piensa que se están haciendo trabajos para poder ciertas actualizaciones, y existen muchos desequilibres que son suficientemente empinados para matarlo.

Las condiciones de niebla combinadas con la carencia de barandillas muy primordiales en algunas áreas solo complican las condiciones ahora peligrosas de la autopista Halsema. Las cuentas locales asimismo señalan que los buses que atraviesan esta ruta son menos considerados tratándose de las reglas de la carretera, conque tenga precaución con sus pasos. Fotografía: http://www.dirjournal.com

5. Patiopoulo – Perdikaki Road (Grecia)


En la zona montañosa de Agrafa en Grecia, la ruta que conecta Patiopoulo y Perdikaki es un caso de muestra desconcertante de rutas que necesitan atención y precaución permanentes por la parte de sus pasajeros. Los baches y la grava suelta y escurridiza desgastan el control del conductor, al paso que las dispesiones del tráfico pesado, los viandantes y el ganado crean riesgos auxiliares. Muchas partes son muy empinadas y angostas, lo que pide la máxima precaución.

Pero hay mucho más disparidad implicada aquí: la carretera supuestamente incluye desequilibres bruscos no solo en uno, sino más bien en los dos lados. Y no hay barreras. Rigurosamente para su exitación de conducir, como es natural.

4. Luxor – al – Hurghada Road (Egipto)

La carretera que conecta Luxor (el lugar de la vieja localidad de Tebas) con la localidad turística egipcia de Hurghada en el Mar Colorado está pavimentada, marcada y semeja ser parcialmente segura. No obstante, delincuentes, intentos terroristas de socavar la industria turística y conductores asustados se han mezclado para transformar esta ruta en una enorme pesadilla.

Los asaltos violentos durante esta carretera son bastante peligrosos por sí solos, pero lo que en ocasiones lo empeora es dado que la mayor parte de la gente que conducen a la noche no utilizan las luces delanteras por miedo a comunicar que se aproximan. Sí, podría ser una increíble forma de eludir contrincantes invisibles, pero asimismo invita a otros catastrofes con apariencia de choques frontales.

La invisibilidad puede salvarte de una amenaza, pero es muy posible que te deje a cargo de otra. Considere obtener ciertas de esas lentes de visión nocturna si tiene planeado conducir por esta carretera tras el anochecer.

3. Fairy Meadows Road (Pakistán)


Ubicado en la base del Nanga Parbat de 26,660 pies de Pakistán, Fairy Meadows es un destino pintoresco para mochileros, fotógrafos y escaladores de montañas que quieren arrimarse al colosal pico y gozar del paisaje. Llegar a Fairy Meadows, no obstante, no es una experiencia tan interesante. Una parte del viaje radica en subsistir a un viaje de 6 millas y una hora de viaje en un sendero de grava desequilibrado cortado de las lomas áridas.

Desde el puente Raikot hasta el pueblo de Tato, esta ‘carretera’ proporciona al automovilista todas y cada una de las locas especificaciones de un habitual camino de tierra en la ladera. Es ajustado, sin pavimentar, empinado y, evidentemente, no hay barandas que eviten que su Jeep ruede hacia el desfiladero. No puedes conducirlo hasta Fairy Meadows; el último tramo debe recorrerse en bicicleta oa pie.

Un enorme sendero para aventureros, Fairy Meadows Road terminantemente no es para los enclenques de corazón.

2. Autopista Nairobi – Nakuru – Eldoret (Kenia)

Como sabe cualquier persona que haya conducido un automóvil antes, una carretera puede calificarse como dañina sin tener curvas cerradas a una cantidad enorme de pies en el aire. La multitud muere en las rutas de todo el planeta gracias a otros conductores irresponsables, y por esa razón esta carretera en Kenia entró en la lista. Semeja un espacio aceptable para conducir, pero el exceso de agilidad, los intentos de adelantamiento inseguros y la conducción en estado de ebriedad han inflado el número de fallecidos a mucho más de 300 todos los años.

En otras expresiones, posiblemente tenga mucho más opciones de subsistir en una de esas precarias rutas de montaña.

1. Old Yungas Road (Bolivia)

Según la Association for Safe International Road Travel, el título de la carretera mucho más dañina de todo el mundo se entrega a la vieja Yungas Road de Bolivia, que da un giro y da un giro cerca de 40 millas entre la localidad capital de La Paz y la localidad de Coroico en la zona selvática de Yungas. Si otras rutas semejan peligrosas, la vieja Yungas Road es nada menos que una misión suicida.

Construida en la década de 1930 por presos de guerra paraguayos, la carretera de las Yungas era hasta recientemente la ruta primordial de La Paz a la zona de la selva amazónica del norte de Bolivia. Con una caída de prácticamente 12,000 pies en elevación total, la carretera es increíblemente angosta, sosten a usuales movimientos de tierra y niebla, y no proporciona protección contra los escarpados barrancos que caen de manera directa por unos cuantos cientos de pies. Antes que se completara una ruta actualizada y mucho más segura en 2006, se generaban entre 100 y 200 muertes todos los años, y el borde de la carretera está plagado de cruces y monumentos conmemorativos. Por razones evidentes, los lugareños le dieron un alias fácil pero sombrío: Death Road.

A propósito, hay bastantes compañías en La Paz que dan recorridos extremos en bicicleta por Yungas Road para los buscadores web de aventuras. Si disfrutas burlarte de la desaparición, este es el sendero para ti.

—————–

seguramente se podrían añadir considerablemente más ejemplos a esta lista, pero los diez incluidos aquí habrían de ser suficientes para sostener los ojos de la mayor parte de la gente pegados a la carretera o, en ciertos casos, lo que sea esté en frente de usted y que parezca aceptable.

¡Feliz automovilismo!

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *