Las 10 formas más extremas de vida

Nuestro bello mundo azul es increíble por múltiples causas. La mucho más importante de estas causas, para la mayor parte de nosotros, es visto que es el único rincón en el cosmos que conocemos para la vida de determinadas viviendas. Pero en la delgada película de gas y líquido que cubre nuestro mundo, la vida se ha creado en una pluralidad de formas tan deslumbrante que aun el día de hoy, los biólogos están encontrando novedosas especies todos los días. Los seres vivos prosperan bajo el sol abrasador de los desiertos áridos, en la presión aplastante de las trincheras del mar profundo, en los páramos helados de la Antártida e inclusive en exactamente las mismas piedras bajo nuestros pies. Las adaptaciones que dejan esta utilidad han desarrollado especies con unas peculiaridades muy extremas.

10. Ballena azul

La ballena azul, famosa por los taxonomistas (esos cabezas de huevo biológicas que idean nombres científicos complicados) como Balaenoptera musculus, es una ballena barbada que es de forma fácil el animal mucho más grande del mundo. Se han encontrado ballenas azules que miden hasta 109 pies de largo y pesan hasta 200 toneladas. Esto pone a la ballena azul a la cabeza del título del animal mucho más grande que nunca haya existido. Ningún dinosaurio popular, fuera de ciertas probables especies teóricas, se aproxima siquiera al tamaño de este niño grande.

9. Ornitorrinco

Más allá de que es posible que no sea la clase mucho más grande, rápida o pasmante de todo el mundo, el pequeño bicho extraño australiano popular como ornitorrinco (Ornithorhynchus anatinus en geek-speak) es indudablemente entre los mucho más confusos. Las extrañas fuerzas de la evolución (que supuestamente adoran una aceptable broma) que llevaron a este animal lo han bendecido con una extensa selección de especificaciones que no es muy probable que halles juntas fuera de un libro de artículo de biología. Como mamífero, es de sangre ardiente y peludo, pero es un monotrema, lo que quiere decir que pone huevos para la reproducción. Tiene patas lisas y palmeadas para impulsarlo a través del agua, un pico de pato como hocico y una cola plana que se semeja a la de un castor. Tiene órganos sensibles en su pico que tienen la posibilidad de advertir las señales eléctricas en los músculos de los peces que nadan en el agua, espuelas afiladas, que en los machos segregan un veneno fuerte, si bien no mortal. De esta manera es, asimismo es venenoso. O, explicado de otra forma, venenoso. Resulta que hay una diferencia.

8. Dragón de Komodo

No es bastante que el lagarto monitor popular como Varanus komodoensis, o el Dragón de Komodo, logre medrar 10 pies de largo y tener un peso de sobra de 150 libras, lo que lo transforma en el lagarto mucho más grande de esta época. No es bastante que sean carnívoros fieros y rapaces que, si bien en general se nutren de carroña, tienen la posibilidad de emboscar y derruir un búfalo de agua con sus dientes afilados y sus gigantes garras. No es bastante que sus bocas repletas de dientes estén anegadas de veneno y una sopa de bacterias que la mayoria de las veces causa una infección grave o mortal en las lesiones por mordedura. Si todo eso no fuese bastante, las hembras tienen la posibilidad de poner huevos ejecutables aun si no hay machos alrededor. Me alegra que unicamente se hallen en unas escasas islas de Indonesia.

7. Ocean Quahog

Resultado de imagen para Ocean Quahog

Este pequeño marisco sin metas, arctica islandica, que se semeja bastante a una almeja y se cosecha como alimento en muchas áreas del Atlántico norte, incluida Islandia, no semeja especialmente pasmante. Aun se emplea para el sushi a veces y no recibe mucha atención. Pero tiene la distinción de ser entre los animales mucho más longevos. Es bien difícil entender cuántos años alcanzan en promedio, pero por lo menos un espécimen fue sacado de las profundidades que había vivido a lo largo de mucho más de 405 años. O sea, hasta el momento en que un biólogo lo extrajo en el aire y verificó su edad, lo que resultó mortal. De esta manera es la vida.

6. Ratón MRL

Viste las películas. Ciertos científicos trabajan en un laboratorio. Sin que ellos lo supiesen, las mutaciones en los animales experimentales del laboratorio han transformado a ciertas criaturas, dándoles extraños nuevos poderes. Y antes que el planeta esté listo, sobre la población desprevenida se desata … un ratoncito blanco. La cepa de ratón de laboratorio blanco famosa como el ratón grande de Murphy Roth (o MRL) se se encontraba usando para la experimentación científica de rutina en el momento en que se descubrió que este ratón particularmente tenía la aptitud no solo de curarse de las lesiones producidas, sino más bien de regenerarse. Fue con la capacidad de volver como estaba de lesiones sin dejar cicatrices detectables, e inclusive de regresar a medrar los dedos de los pies, la cola o aun los órganos vitales, incluyendo el corazón, que fueron destrozados o extirpados. ¿Podría esto señalar que la ciencia podría cualquier día utilizar este ratón para dejar que los humanos lesionados regeneren integrantes y órganos perdidos? Manténganse alerta. Posiblemente haya enormes cosas en sendero.

5. Verme de Pompeya

Alvinella pompejana o gusano de Pompeya, capaz de sobrevivir a temperaturas de hasta 176 ° F.  Una capa de bacterias protectoras cubre la espalda de este gusano de aguas profundas.

Salvo que sea un biólogo marino muy favorecido, no es muy probable que vea en algún momento Alvinella pompejana, o el verme de Pompeya, en persona. Esto se origina por que este verme de tubo de aspecto fantasioso vive atrapado cerca de respiraderos hidrotermales volcánicos en fosas oceánicas profundas. Estos pequeños vermes viven en un ambiente que es impresionantemente hostil a la vida, y que va alén de la presión del agua que de forma fácil nos aplastaría a ti oa mí en segundos. Su radical inferior por norma general descansa (en sus cilindros) en agua hasta 176 grados Fahrenheit, al paso que su radical superior tiende a estar en el agua a 72 grados Fahrenheit considerablemente más agradables. Esto los transforma en los segundos mucho más tolerantes al calor de todos y cada uno de los animales complejos. Para los mucho más tolerantes al calor, consulte el número 3 de esta lista.

4. Deinococcus radiodurans

Archivo: Deinococcus radiodurans.jpg

Esta pequeña bacteria es poco famosa por el público por norma general, pero es de enorme interés para la red social científica, lo que podría argumentar por qué razón su único nombre es pronunciado solo por personas que eligen la taxonomía biológica a cosas insignificantes como las citas o la higiene. Si bien es popular por múltiples características atrayentes, incluyendo la aptitud de soportar el calor y la exposición a ácidos, se le llama de esta manera por su aptitud mucho más impactante. Puede subsistir a dosis de radiación que matarían prácticamente a cualquier otra cosa del mundo. En comparación, un humano va a morir tras absorber 10 grises de radiación. A D. radiodurans se le ha administrado una dosis de hasta 15.000 grises y ha salido adelante sin ser aniquilada. Se está estudiando su aptitud para soportar la radiación y arreglar su ADN para su empleo en medicina y como medio de almacenaje informático.

3. Oso de agua

Resultado de imagen para tardígrado

El oso de agua, asimismo llamado tardígrado, es mi nominado para el premio al hijo puta mucho más duro que nunca hayas visto tras Bruce Willis. Hay mucho más de mil especies de este pequeño animal de ocho patas, y se han encontrado viviendo verdaderamente en todas y cada una unas partes de la Tierra. Ciertas insinuaciones sádicas por la parte de los científicos revelaron que estos pequeños héroes de acción tienen la posibilidad de subsistir a temperaturas de 303 grados Fahrenheit en el radical superior (recuerde que el agua hierve a 212 grados), y en el radical inferior, han subsistido a solo unos pocos grados por arriba. cero absoluto. Tienen la posibilidad de aguantar presiones que van desde las 6.000 atmosferas, que no están en los océanos mucho más profundos, hasta el vacío del espacio exterior. Demostraron una resistencia a la radiación sin igual en el reino animal, lo que les deja subsistir a dosis de radiación mil ocasiones superiores a la intensidad que se precisa para matar a un humano (salvo que, naturalmente, seas el Bruce Willis citado previamente). Y tienen la posibilidad de estar totalmente desecados y después regresar a la vida tras décadas de ser pequeñas momias. No es de extrañar que estos tipos hayan existido a lo largo de unos 500 millones de años.

2. Archaea

Halobacterias

Los enanos organismos afines a bacterias clasificados como arqueas unicamente se clasificaron en la década de 1950, y después se los consideró un conjunto de microorganismos parcialmente poco recurrentes que se podían hallar en áreas de temperaturas extremas, acidez, salinidad u otras condiciones desapacibles. Mucho más últimamente, los científicos pudieron emplear novedosas tecnologías bioquímicas para probar que, no solo son una manera de vida completamente separada de los otros reinos de la Tierra, sino de todos modos prosperan en todos y cada uno de los ámbitos del mundo. En verdad, las arqueas se tienen la posibilidad de conseguir aun en las profundidades de la corteza del mundo, en cualquier sitio donde el suelo sea suficientemente poroso para dejar que cualquier cosa llegue allí. En verdad, son tan recurrentes que en este momento se calcula que forman hasta un quinto de la masa de vida en la Tierra y son una sección esencial y también importante de nuestro ecosistema. Sus extrañas características y las diferencias genéticas entre las arqueas y las otras maneras de vida terrestre hicieron que ciertos científicos sugieran que tienen la posibilidad de ser el antepasado común de todos y cada uno de los seres vivos de nuestro mundo. Otros van aún mucho más lejos, con la teoría de que no son originarios de la Tierra, pero de alguna forma fueron transportados aquí desde otro mundo.

1. Humanidad

Resultado de imagen para davinci man

Debías comprender que haríamos la lista. Los humanos, o Homo sapiens, hay el día de hoy en solo una clase con solo una pluralidad. Presumiblemente, matamos las otras variedades y especies de la raza humana que existían hasta hace solo diez mil años. De todas y cada una las distintas especies del mundo, ninguna tiene una aptitud mucho más vigorosa para cambiar su ambiente para amoldarlo a sus pretensiones. Al tiempo que otras especies emplean la evolución para cambiar y realizar las condiciones variables, la raza humana decidió que había tenido bastante de todo el juego de la evolución y empezó a obligar al medioambiente a cambiar. Quemamos bosques para plantar alimentos, distribuimos redes de transporte por todo el mundo e inclusive alteramos la atmósfera misma (pero eso no es tanto a propósito). Si bien somos una clase parcialmente grande con enormes pretensiones alimenticias, hoy día nos encontramos incrementando nuestra población a un ritmo que antes se encontraba guardado para los cultivos de patologías. No somos completamente pésimos, y pienso que descubriremos de qué forma salir de esta caída en picada, pero por el momento semeja que fuimos votados como los mucho más propensos a ocasionar el Armagedón.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *