Las 10 historias bíblicas más incómodas

La Biblia: se encuentra dentro de los libros mucho más populares y vendidos de todo el mundo. Englobando unos cuantos cientos de años de historia, toca una extensa selección de temas. En él podemos encontrar historias sobre los orígenes, la naturaleza humana, los reinos, la salvación y el objetivo de todo el mundo. Vida y muerte, felicidad y desesperación, bien y mal. Todo lo mencionado y mucho más.

Hay mucha inspiración en la Biblia, pero en ocasiones las narraciones tienen la posibilidad de lograr que te abochornes. Lo que prosigue ahora son ciertas historias que podrían haber hecho que los individuos comprometidos se sintiesen un tanto (o bastante) en el lado incómodo de las cosas.

10. Adán y Eva introducen torpeza en la raza humana (Génesis 3)

Para empezar esta lista, empecemos con la narración acerca de de qué manera Adán y Eva, el primer hombre y la primera mujer, descubrieron de qué forma era sentirse incómodo.

En la mitad de todo el Huerto del Edén que Dios había desarrollado para ellos, solo un árbol se encontraba contraindicado. Podían comer cualquier fruta que les encantaría, siempre y cuando se sostuvieran apartados de ese árbol. No obstante, merced a la taimada serpiente, optaron por ignorar el orden de Dios. Como resultado, se percataron de su desnudez (sí, hubo otras secuelas, pero centrémonos en esta).

Piense en lo incómodo que se sentiría si, tras haber vivido en una desnudez inconsciente sin sentimiento de vergüenza, tomara un mordisco de fruta de contrabando y de súbito se diese cuenta: “¡Vaya, estoy desvisto!”

Puntos plus incómodos: aparte de su nuevo sentido de vergüenza, la visión de confrontar a Dios y argumentar por qué razón no podían continuar una pequeña regla debe existir sido del mismo modo incómoda (y espantosa) para los 2 asociados en el delito.

9. Charlar con un burro (Números 22)

La mayor parte de la multitud estaría en concordancia en que recibir corrección puede ser una prueba de humildad y torpe, pero nuevamente, la mayor parte de la multitud no recibe corrección de sus burros. Y supuestamente eso es lo que le sucedió a un profeta llamado Balaam.

En Números 22, el rey Balac de los moabitas, preocupado por el beneficio militar de Israel, decidió pedir los servicios de Balaam, que consistían eminentemente en bendecir y / o condenar a la gente según las normas de Dios.

Tras recibir el permiso divino para conocer al rey moabita, Balaam ensilló su burro y se puso en sendero. No obstante, Dios se enojó y envió a un ángel con una espada para denegar el sendero de Balaam y obligar al burro a detenerse. Por alguna razón, Balaam no ha podido ver al ángel y prosiguió pegando a la atemorizada bestia, hasta el momento en que por último se quejó del abuso al charlar con él.

Incómodo, sí, pero supuestamente ser propiedad de un burro no fue suficientemente incómodo para Balaam, quien sostuvo una charla con él hasta el momento en que al final vio al ángel. ¡Ups!

Bono: el rey Balak, que aguardaba ciertas maldiciones jugosas contra Israel, acabó con su racha incómoda: ¡consiguió 4 oráculos que bendijeron a Israel!

8. Cien prepucios filisteos (1 de Samuel 18)

Antes que el apuesto, exitoso y formidablemente habitual David se transformara en rey de Israel, debió soportar a un rey Saúl bastante receloso, que detestaba sus supones y lo deseaba fallecido. Publicar lanzas a David no le se encontraba andando realmente bien a Saúl, conque en el momento en que descubrió que su hija Mical se encontraba enamorada de David, tuvo un concepto: poner a David en una situación que resultaría en su muerte a manos de los contrincantes de Israel. , los filisteos.

Para ganar la mano de Mical, declaró Saúl, David debería traer los prepucios de cien filisteos. En otras expresiones, si David deseaba casarse con Mical, debía proceder a aniquilar a cien soldados contrincantes y traer la prueba.

Técnicamente, la labor era una misión suicida, conque en el momento en que David y sus hombres verdaderamente retornaron (con un excedente), Saúl se sorprendió comprensiblemente y debió dar a su hija.

“¿Qué, todavía andas vivo? ¿Y tienes 100 – no, 200? – ¿Los trofeos filisteos contigo asimismo? O sea incómodo…”

Credito de imagen: http://www.barbaragriffiths.com/books-book.php

7. Noah se desviste (Génesis 9)

Terminas de subsistir a una inundación mundial. La vida fué aniquilada prácticamente completamente. Usted y los integrantes de su familia instantánea en este momento son causantes de repoblar la faz de la tierra. Entonces, ¿qué haces sobre esto? Plantéese una viña, prepare algo de vino, chapotee y después desmaye desvisto en su tienda.

Esto no es algo tan malo en sí, pero mientras que Noé todavía se encontraba inconsciente, su hijo Cam entró. En vez de honrar a su adulto mayor cubriéndolo, Cam logró una broma sobre esto a sus hermanos Sem y Jafet, quienes respondieron: caminando de espaldas a la tienda de Noah y progresando su modestia sin ver la desnudez de su padre.

Esos que entienden los efectos que el alcohol tiene en el accionar de uno probablemente logren tener relaciones con la irritación que Noah ha podido haber sentido en el momento en que se despertó (“¿¡Hice qué !?”).

Bono: Ham asimismo se lo merecía. Noah se encontraba bastante molesto al oír que su hijo menor había sido irrespetuoso, y Ham acabó con una maldición de esclavitud en su línea familiar. ¡Explíqueles eso a sus hijos!

6. Amán obligado a honrar a Mardoqueo (Ester 6)

Como funcionario de prominente rango en la corte del rey persa Asuero, Amán se sintió insultado un día en el momento en que un judío llamado Mardoqueo se negó a enseñarle la cortesía de una reverencia respetuosa. Para vengarse de su ego herido, Amán persuadió al rey Asuero de que le dejara producir un decreto que legalizaría el exterminio de todos y cada uno de los judíos en todo el reino (¿exageración, alguien?).

De lo que Amán no se percató fue de que la reina Ester últimamente instaurada era judía y prima de Mardoqueo. Además de esto, Mardoqueo fue de manera directa responsable de proveer información a Ester que expuso un complot para matar al rey. Como Ester ha podido charlar bien de Mardoqueo, el rey decidió honrarlo.

Jerjes asistió a Amán para solicitarle consejo sobre de qué manera honrar a un hombre que había complacido al rey. Amán, asumiendo con mucha relevancia que él mismo era el que había de ser honrado, se le ocurrió un concepto en concepto de lo que le hubiese dado gusto para sí mismo. Lamentablemente, Jerjes entonces le ordenó que lo llevara a cabo por Mordecai.

Por ende, un abochornado Amán se vio obligado a conducir a Mardoqueo, vestido con ropas reales y montado en un caballo real, por las calles de la región, anunciando a todos que el rey aprobaba a Mardoqueo, el hombre al que desdeñaba.

5. Jesús revela a su traidor (Juan 13)

Los traidores por norma general eligen mantenerse en el anonimato, cuando menos hasta el momento en que hayan cumplido su propósito. No obstante, si la persona a la que desea traicionar resulta ser el Mesías, posiblemente no logre sostener los estándares propios de misterio.

Judas es popular por admitir el pago para llevar a Jesús a manos del enemigo. Raramente, su plan fue sacado a la luz por exactamente el mismo Jesús mientras que los acólitos estaban comiendo la cena pascual una noche.

Tras comunicar que había un traidor entre ellos, Jesús decidió realizar obsoletos los proyectos misterios de Judas al señalarlo particularmente. “¿Tienes ganas de saber quién me va a traicionar? Está bien, le voy a dar a la parte culpable este pedazo de pan ”, ha dicho Jesús. “Toma, Judas, come un trozo de pan”. Judas, confundido y asombrado por este hecho, se dirigió a reunir una multitud de personas para arrestar a Jesús después esa noche en el Huerto de Getsemaní.

Bono: el beso de saludo con el que Judas identificó a Jesús frente a los soldados (Mateo 26) probablemente fue bastante incómodo, ¿no andas en concordancia?

4. Dios asegura su pacto con Abram (Génesis 17)

En el momento en que el Señor se le apareció a Abram de 99 años en Génesis 17, estableció las reglas básicas de de qué manera se confirmaría el pacto entre ellos. En lugar de ser el padre de muchas naciones, heredar la tierra de Canaán y resultar fructífero, Abram precisaba 1) caminar sin culpa frente al Señor, 2) cambiar su nombre a ‘Abraham’ y 3) cortarse una parte de su pene .

¿Qué?

Técnicamente, ya que otros conjuntos de personas semíticas ahora practicaban la circuncisión en ese instante de la historia, probablemente a Abram no le sorprendió bastante la revelación de que una pequeña una parte de su anatomía pasaría por el quirófano. Aún de esta manera, puedo imaginar un corto y también incómodo silencio en este punto de la charla mientras que Abram dejaba que este aspecto especial del pacto se asimilara.

3. Dios le afirma a Oseas que se case con una mujer infiel (Oseas 1, 3)

La vida de un profeta del Viejo Testamento no fue siempre interesante. Por servirnos de un ejemplo, en la situacion de Oseas, quien presagió en Israel a lo largo del reinado del maligno rey Jeroboam, Dios tenía un concepto bastante incómoda en cabeza, a comprender: Ve a casarte con una prostituta. Y a propósito, ella te va a mentir.

Había un punto en la visible disparidad, naturalmente. Bajo el liderazgo de Jeroboam, Israel se encontraba bastante ocupado pecando para incomodarse en continuar las leyes y mandamientos de Dios. Al solicitarle a Oseas que tomara una mujer infiel, Dios fundamentalmente se encontraba equiparando los caminos pecaminosos de Israel con el de una mujer que no es leal a su marido.

Como Dios pronosticó, tras tener tres hijos con Oseas, Gomer tomó otro apasionado. Para enseñar qué devoto era por el pueblo de Israel, Dios le ordenó a Oseas que mostrara amor incondicional a Gomer comprándola al tipo con el que se había acostado.

En cierta manera, esta es una bella historia de perdón, pero al tiempo, asimismo sería bastante incómodo verse envuelto en ese género de situación.

Credito de imagen: http://www.codyfmiller.com

2. Jacob se confunde de mujer (Génesis 29)

¿Qué mejor forma de mentir a tu sobrino trabajador y futuro yerno que prometerle la mano de una hija en matrimonio y después engañarlo a fin de que se case con tu hija mayor? Es algo frío de llevar a cabo, pero de esta forma es precisamente como el tío Labán decidió que trataría a Jacob en el libro de Génesis.

Labán tenía 2 hijas llamadas Lea y Raquel, y la hermosura de esta última cautivó a Jacob. Para ganarla como mujer, accedió a ser usado de Labán a lo largo de siete años. Pero en el momento en que por último llegó el día de la boda, el tortuoso Labán, en un esfuerzo por desposar primero a su hija mayor, vistió a Lea como la novia de Jacob en vez de Raquel. El traje de boda con velo, conjuntado con la obscuridad de la cámara marital, impidió que Jacob notara un inconveniente hasta la mañana siguiente.

La narración de Lot y sus 2 hijas nos da otro ejemplo mucho más de embriaguez que se volvió incómoda. En determinados casos, hay que eludir tomar vino, singularmente si vive solo en una gruta de montaña apartada con sus hijos. Jamás se conoce cuándo podría suceder un caso grave de incesto.

Tras escapar del páramo humeante que había sido Sodoma y Gomorra, Lot y las chicas por último se establecieron en una zona montañosa, que debe estar en el medio de la nada teniendo en cuenta lo que ocurre ahora. Ámbas hijas, quizás partiendo de la suposición de que la mayor lugar de este mundo había sido destruida por el fuego y el azufre, concluyeron que para lograr proteger su línea familiar, deberían emborrachar a su padre con vino y… sí.

A lo largo de 2 noches sucesivas, una noche para cada hija, consiguieron que su padre quedara tan despedazado que no se percató de lo que hacían sus hijos.

Francamente, no puedo comprenderlo: ¿esta situación habría sido mucho más incómoda para las hijas o para Lot en el momento en que se enteró de lo que había sucedido?

————-

seguramente hay otros ejemplos que podrían haber funcionado para esta lista. Por poner un ejemplo, estoy convencido de que se sintió bastante extraño para Isaías en el momento en que Dios le mencionó que anduviera desvisto (Isaías 20), y debe existir sido incómodo y espantoso en el momento en que los hermanos de José se percataron de que el molesto mocoso que habían vendido como ciervo hace unos años. era en este momento gobernador de Egipto (Génesis 25).

Pero tome los ejemplos con lo que valen. Ve y trata de no realizar lo mismo.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *