Las 10 mejores aeronaves futuristas que podríamos ver pronto

Hay algo prácticamente romántico en la noción de tecnología futurista. Habitamos una era donde la tecnología de hace tan solo unos años está desactualizada por los adelantos recientes y, no obstante, todavía poseemos bastante que aguardar. Hace solamente cien años, la iniciativa del vuelo tripulado era un sueño compartido entre la franja universitaria, y en este momento contamos verdaderamente un robot en Marte que puede vaporizar rocas con láseres.

¿Es tan descabellado meditar que en algún instante más adelante próximo vamos a estar volando en platillos voladores o realizando excursiones de un día al espacio para pasar las vacaciones? Los diseñadores de estos aeroplanos futuristas no lo creen de este modo. Ciertos de estos son sencillamente conceptos de diseño; otros ahora pasaron la etapa de prueba y están programados para la producción; todos son bastante pasmantes.

10. El avión transparente de Airbus

Planificado tentativamente para completarse en 2050, el Avión transparente de Airbus no busca cambiar tanto la mecánica del vuelo como la experiencia. Toda la nave es transparente, lo que probablemente sea espantoso para varias personas pero, como el paracaidismo, acabará siendo incitante (con suerte). Los usuarios se registran poniendo la palma de su mano en la puerta transparente que asimismo marcha como un escáner biométrico, y los asientos se automorfizarán para amoldarse a la manera de su cuerpo.

Los asientos asimismo van a estar diseñados para absorber el calor corporal de los usuarios, que entonces se transformará para contribuir a impulsar el avión, con lo que esta va a ser la única vez que el temor a volar va a ayudar a impedir un incidente. Para finalizar, los techos con transparencia le dejan reclinarse y “vivir el panorama en el que está volando”, según Hables Champion, jefe de ingeniería de Airbus. Puedes observar su presentación completa en el vídeo ahora.

9. El platillo volante de Green-Airways

El platillo volante, el modelo de la ciencia ficción, es algo que probablemente ninguno de nosotros espera ver a lo largo de nuestra vida, pero eso no impide que los ingenieros aeroespaciales conceptualicen las formas en que podríamos edificarlos en algún instante. Etnel Straatsma, que trabaja en la Facultad Tecnológica de Delft, experimenta con novedosas maneras de crear aeroplanos que sean mucho más ecológicos, con la meta de achicar idealmente las emisiones de carbono en un 50%, en comparación con aeroplanos comerciales habituales.

Uno de esos diseños potenciales tomó la manera del platillo volante Green-Airways, un término que semeja tan futurista como suena. El emprendimiento de Straatsma todavía está en la mesa de dibujo, pero Subrata Roy, instructor asociado de ingeniería aeroespacial en la Facultad de Florida, asegura tener un modelo de trabajo que va a estar listo. en algún instante de 2013. Sí, un modelo servible de platillo volante. Marcha a través de la utilización de electrodos en su área para ionizar el aire que lo circunda, lo que quita electrones negativos de los gases atmosféricos para hacer plasma. Maniobra utilizando la presión dispar entre el plasma y el aire para hacer una predominación efectiva o negativa, fundamentalmente ofreciendo empuje. Pero no confíe en nuestra palabra; el link de arriba te dejará boquiabierto.

8. El chato de área a órbita de Skylon

Resultado de imagen para el plano de superficie a órbita de Skylon

La nave espacial de hoy prosigue un formato en este momento identificable: se usan propulsores masivos para el despegue, que entonces se desechan. Los motores mucho más pequeños toman su rincón, conforme la nave consigue la gravedad mucho más baja de la atmósfera exterior. Marcha, pero no es muy eficaz, por decir lo menos. Esta es la razón por la cual la investigación se ha destinado hacia los SSTO RLV, o “automóviles de lanzamiento reutilizables de solo una etapa a la órbita”: naves exclusivas que se semejan mucho más a los aeroplanos habituales que al voluminoso diseño de transbordador que estuvimos empleando a lo largo de tanto tiempo.

Ingrese al Skylon, un SSTO RLV que va a tener una vida útil de sobra de 200 lanzamientos, y reentradas, que está prácticamente listo para ser fabricado. El diseño de la aeronave, que recibe el 90% de su financiamiento de corporaciones privadas, empleará un único motor multipropósito para las dos etapas del vuelo. En la atmósfera, extraerá oxígeno del aire como un motor a reacción y, en el vacío del espacio, cambiará a un suministro de comburente dentro, un diseño que ahorra espacio, peso (un enorme inconveniente con las naves exclusivas) y dinero.

7. El Waverider X-51A, con la capacidad de velocidades sostenidas de Mach 6

Para llevar a cabo otra comparación histórica, los usuarios que cruzaron el Atlántico en navíos de vapor a inicios del siglo XX podían aguardar por lo menos 3 días dentro del barco. Los aeroplanos de usuarios recientes hacen el viaje en unas 7 u 8 horas. Y después está el X-51A Waverider, que puede ir de un lado del Atlántico al otro en poco menos de una hora. Creado por Boeing, el X-51 puede viajar a Mach 6, lo que equivale a unas 4.000 mph. Últimamente estableció el récord de vuelo sostenido sobre Mach 5, o cinco ocasiones el agilidad del sonido.

El Waverider puede sostener un vuelo sostenido a velocidades hipersónicas, o Mach 5+, a lo largo de por lo menos 300 segundos, lo que basta para mandar este avión (o cualquier misil creado desde su tecnología) a cualquier sitio en un radio de 450 millas, precisamente el tiempo que le tomó leer esta entrada.

Hasta la actualidad, el Waverider, llamado de este modo por el hecho de que de todos modos viaja sobre sus ondas de choque, se ha sometido a tres pruebas oficiales, con vuelos en su mayor parte triunfantes que invariablemente acaban con un aterrizaje obligatorio en el Pacífico.

6. La aeronave dirigible de aeronaves

Desde la explosión de Hindenberg de 1937, el planeta no ha prestado atención real a los dirigibles, pero semeja que están retornando conforme procuramos medios de transporte mucho más eficaces en comburente y ecológicos, en esta ocasión sin hidrógeno. El candidato primordial ahora mismo es el Aeronave Dirigible Dirigible, que es creado por Worldwide Eros Corporation. La aeronave pesa 400 toneladas y tiene un tamaño total de poco mucho más de un acre. Su flotabilidad procede de una combinación de helio y motores a reacción que se usan a lo largo del despegue y el aterrizaje.

Asimismo emplea un sistema de lastre de adentro para sostener la flotabilidad, siempre y cuando se carguen o retiren recursos. En un dirigible o dirigible habitual, la carga actúa como una parte del sistema de lastre, con lo que en el momento en que dejas algo, el barco es instantáneamente mucho más ligero y puede dispararse del suelo. El Aeroscraft emplea helio comprimido en combinación con sus chorros orientados hacia abajo para estabilizarlo sin importar lo más mínimo lo que ocurra con el peso dentro.

Más allá de que el Aeroscraft tiene usos establecidos para el transporte público o el transporte de abastecimientos, la compañía está eminentemente interesada en contratar con el Pentágono para objetivos de supervisión (# 7). Con el equipo conveniente, el Aeroscraft podría sencillamente flotar sobre cualquier área a lo largo de días y proveer supervisión para la actividad en tierra.

5. El Concept Craft QUEIA 2058

La aerodinámica como la conocemos podría renovarse con el QUEIA 2058, un avión conceptual desarrollado por alumnos de la Facultad de Miami para el Certamen de Aeronáutica de la NASA de 2008. El QUEIA, que significa “Aeronave Dentro Discreta Ultraeficiente”, es una observación iniciativa a de qué manera se vería un avión en 2058. Suprime la cola, que en general se utiliza para la seguridad, y utiliza motores que están contenidos dentro el marco de la nave.

Lo innovador de o sea que no posee partes móviles inteligentes. Una cosa que la mayor parte de los aeroplanos tienen en común es que usan pequeños alerones en la parte posterior de las alas, llamados alerones, para supervisar el balanceo del avión. Levanta la aleta de un ala y ese lado del avión cae en contestación al incremento de la presión del aire en su área. El diseño QUEIA suprime eso, a favor de un diseño mucho más eficaz, en tanto que las piezas móviles inteligentes acostumbran a achicar la longevidad de una máquina.

Más allá de que posiblemente este diseño particularmente jamás salga del tablero de dibujo, el equipo de alumnos que lo creó espera un futuro agradable en la aeronáutica, y un integrante del equipo recibió una pasantía en el Centro de Investigación de la NASA en Langley, Virginia.

4. El transporte urbano aéreo MagLev

Este es otro diseño que todavía está en la etapa conceptual, pero que exhibe mucha promesa para viajes urbanos de corta distancia. El MagLev Air, desarrollado por el equipo de tres hombres de Georg Milde, Denis Ors y Leonie Lawniczak, es una combinación de avión y sistema de lanzadera, que podría emplearse para publicar pequeñas aeronaves por medio de un lanzadera de aceleración imantada.

El transbordador corre sobre un riel conectado a tierra y hace más rápido suficientemente veloz para publicar un pequeño jet al aire, muy semejante al sistema de lanzamiento de un portaviones, o al movimiento que hace su mano en el momento en que lanza un avión de papel. Una vez en el aire, el MagLev emplea chorros scram para mover. El sistema podría usarse en ámbitos urbanos para viajes veloces entre 2 sitios o como lanzadera entre aeropuertos de conexión. Es conveniente para ello por el hecho de que el sistema de lanzamiento imantado disminuye la polución acústica.

3. Dirigible híbrido SkyTug de Lockheed Martin

Imagen resultado para SkyTug Hybrid de Lockheed Martin

Este es un dirigible híbrido creado por Lockheed Martin que, de la misma el Aerocraft, va a poder despegar verticalmente y después utilizar hélices orientadas hacia atrás para otorgar empuje. Lo que es único es que está desarrollado aerodinámicamente para otorgar una elevación agregada en el momento en que se desplaza hacia adelante, exactamente la misma el ala de un avión. Las alas están diseñadas con una curva en la parte de arriba tal es así que en el momento en que el aire pasa por ellas, debe desplazarse mucho más veloz en la parte de arriba y, al llevarlo a cabo, crea menos presión de aire sobre el ala que bajo él, fundamentalmente empujando el ala hacia arriba. El SkyTug, y su precursor, el P-791, emplean ese principio, solo aplicado en su cuerpo bulboso.

Otro punto único sobre el SkyTug es que, en el suelo, puede flotar sobre un colchón de aire y desplazarse sin tocar la área (como un aerodeslizador), lo que le deja “arribar” en lote rocoso o arriesgado, o aun agua.

2. El DiscRotor DARPA / Boeing

Resultado de imagen para Boeing DiscRotor

DARPA semeja estar en el trasfondo de todo lo relacionado con la tecnología en estos días, y los viajes aéreos no son una salvedad. Más allá de que las otras entradas aquí implican naves de ala fija o dirigibles, esta está mucho más cerca de un helicóptero futurista. El DiskRotor, creado por DARPA y Boeing, despegará y aterrizará con la utilización de zapas giratorias, como un helicóptero. No obstante, una vez en el aire, las zapas se contraerán formando un enorme disco en la parte de arriba de la nave, y los motores a reacción en los lados la impulsarán hacia adelante, usando nuestro disco como alas.

Este diseño híbrido dejará el despegue y el aterrizaje vertical, pero asimismo le va a dar la aptitud de viajar en avión a gran velocidad, algo que los helicópteros comunmente no tienen la posibilidad de conseguir.

1. El icono A5

Por increíble que sea imaginar las opciones futuras de los viajes aéreos, es muy posible que varios de los ejemplos de esta lista no lleguen a producción. Conque aquí hay un avión futurista que probablemente observaremos en producción en masa en la época de 2013: el Icon A5, un avión anfibio para 2 personas con alas plegables y una cabina que semeja solamente que el interior de un SUV.

Este avión se comercializa precisamente como un juguete para los ricos y, con un precio de $ 139,000, de todos modos es mucho más económico que un Porsche 911 Turbo (a pesar de que los paracaídas cuestan plus). En cualquier caso, esta es la posible dirección evolutiva del mítico automóvil volador que la ciencia ficción nos ha prometido a lo largo de años. Con unas escasas ruedas, el A5 probablemente podría arribar en una carretera mientras que las alas automáticas se pliegan en su parte de atrás, y todo cuanto debe realizar es deslizarlo hacia su estacionamiento.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *