Las 10 mejores ciudades y comunas experimentales

La noción de una utopía, un paraíso especial, igual y armonioso en la Tierra, fué un tema recurrente en la literatura y la narración a lo largo de cientos y cientos de años. Todo empezó con el libro Republic del pensador Platón, y desde ese momento se expresó en otros libros como Utopia de Thomas More y Looking Backward de Edward Bellamy, tal como en películas como Lost Horizon y Things to Come. Toda esta discusión sobre una sociedad ideal y pacífica animó a bastante gente a procurar llevar a cabo situación estas ideas mediante comunas espirituales y novedosas maneras de organización social. Si alguno de los próximos diez ejemplos tuvo éxito o no es terminantemente un tema de enfrentamiento, pero es imposible denegar que marchan como ensayos atrayentes en la formulación de novedosas maneras de vida.

10. Arcosanti

En el desierto a 70 millas al norte de Phoenix está Arcosanti, una localidad en fase de prueba construida en 1970 que quiere ser un intento de conocer la fusión especial de arquitectura y ecología. Como imaginó el creador intelectual de la arquitectura Paolo Soleri, todos las construcciones dentro de la región están diseñados a fin de que ellos y la gente que viven en ellos logren trabajar en armonía con su ambiente. Teniendo esto presente, varios inmuebles en el lugar son de usos múltiples y todos usan la energía del sol para calefacción, refrigeración y electricidad. Arcosanti en sí es menos una red social que una escuela. Los talleres se hacen a lo largo de todo el año con la intención de instruir a la gente de qué forma crear con el estilo único de Soleri, y son estos alumnos, adjuntado con los 50 profesores que conforman la población persistente de la región, quienes han construido la mayor parte de las edificaciones en el 25 -lugar acre. imagen: http://www.chromasomatic.com

Filosofía social:

En el corazón de la filosofía de Arcosanti está una fuerte creencia en instruir a la gente a vivir de forma mucho más capaz. La red social está destinada a ser útil como un ejemplo de de qué manera los centros urbanos podrían marchar de forma mucho más económica y eficaz con solo unos pocos cambios de diseño. Por poner un ejemplo, varios de las construcciones en el lugar están hechos para reflejar los cambios de estación, tal es así que se deja la entrada de una cantidad máxima de luz del sol a lo largo del invierno y una cantidad mínima a lo largo del verano. Hasta entonces, la planificación de la región en sí evitó un diseño de cuadrícula habitual en pos de un estilo mucho más destinado al patio, que según los habitantes incentiva la interacción de la red social.

9. Auroville

Resultado de imagen de Auroville

Entre los sellos propios de estas comunidades experimentales es el énfasis en el cariño y la paz, por norma general filtrado mediante una fuerte dosis de filosofía new age. Auroville, una localidad pluricultural en el sur de la India, es un perfecto ejemplo. Desde sus comienzos, la localidad trabajó para saber lo que su portal web llama “unidad humana” y la “transformación de la conciencia”. La colonia fue establecida a fines de los años sesenta por Sri Aurobindo y Mirra Richard, y su filosofía central es la creencia de que la sociedad va a aprender a progresar solo una vez que personas de muchas naciones y etnias hayan aprendido a vivir juntas en armonía. La red social trabaja para accionar como un ensayo en miniatura en la paz mundial. Sus mucho más de 2,000 habitantes surgen de sobra de 40 naciones distintas, y todos viven y trabajan juntos con la cabeza puesta en hallar formas novedosas y únicas de poder la estabilidad y la armonía entre personas de distintas etnias, religiones y antecedentes políticos.

Filosofía social:

Se estima que los habitantes de Auroville edifiquen su casa y hagan donaciones en el fondo comunitario, pero alén de esto, todas y cada una de las pretensiones, incluyendo las academias públicas, los servicios públicos y la atención médica, están cubiertas por la red social, que paralelamente está medianamente sustentada económicamente por el gobierno indio. No hay ninguna forma de moneda fuerte en la comuna; mucho más bien, todos y cada uno de los habitantes usan un sistema de cuentas que se conecta a un banco central. La localidad está desarrollada con apariencia de círculo, cerca del como están áreas que poseen jardines, tierras de cultivo, un centro educativo y cultural y una llamada “área de paz” donde el silencio se impone en todo instante.

8. Ecoaldea de Findhorn

Findhorn Ecoaldea de Escocia es quizás el ejemplo mucho más destacable de una red social establecida en principios de sostenibilidad ambiental y energía renovable. La comuna se inició en la década de 1960, pero no tomó su forma de hoy hasta 1982, en el momento en que los habitantes hicieron un esfuerzo concertado para probar que una red social ambientalmente reservada podía florecer tanto popular como a nivel económico. El pueblo todavía existe hoy día, y se ha visto que tiene la huella ambiental mucho más pequeña de cualquier pueblo de todo el mundo moderno. Esto se origina por un código de construcción ecológico que incentiva la utilización de materiales encontrados (múltiples viviendas se edifican con barriles de whisky reciclados) adjuntado con turbinas eólicas y un aparato de régimen de agua llamado “Máquina viviente”, que usa algas, caracoles, y vida vegetal para purificar el suministro de agua de la red social.

Filosofía social:

Una parte del deber sosprechado de Findhorn con la sostenibilidad es un énfasis en la autonomía. Los 350 habitantes del pueblo tienen su escuela, centro de artes y negocios, que tienen dentro de todo, desde grabado hasta cerámica. Aun hay una moneda sin dependencia, llamada Eko, que se admite en todos y cada uno de los negocios comunitarios. Alén de sus propósitos ecológicos, el pueblo asimismo se ganó una reputación, con determinada disputa, por abrazar una filosofía de espiritualismo y salud holística de la novedosa era. Findhorn proporciona retiros que aseguran contribuir a poder una aceptable salud psicológica, y la organización aun ha publicado un juego de mesa terapéutico que, según asegura, puede ser “una manera importante de entender y editar inconvenientes clave en su historia”.

7. Pullman, Illinois

Iglesia Greenstone y el parque Arcade en Pullman, Chicago.

Si bien estas comunidades siempre y en todo momento se comienzan con las mejores pretenciones, en ocasiones la línea entre la utopía y la distopía puede volverse un tanto turbia. Tal fue la situacion de Pullman, Illinois, una localidad empresarial que empezó como su paraíso para los trabajadores y gradualmente se degradó hasta transformarse en una dictadura absoluta. La localidad fue concebida por George Pullman, un poderoso industrial que había hecho su fortuna creando vehículos cama ornamentados y costosos para trenes de usuarios. En 1880, Pullman adquirió múltiples cientos de acres de tierra a las afueras de Chicago con la intención de crear una exclusiva factoría. Suponiendo que asimismo podría agradar a sus trabajadores dándoles un espacio satisfactorio y seguro para vivir, Pullman logró que su arquitecto diseñase una localidad en miniatura en torno a la factoría. La localidad presentaba una desarrollada arquitectura victoriana y también incluía su escuela, centros comerciales, teatro, biblioteca, iglesia e inclusive un lago artificial.

Filosofía social:

A lo largo de los primeros años, la localidad de Pullman pareció tener un éxito destacable. Se usó como exhibición en la Feria Mundial de Chicago y de forma regular ganó premios por ser de los mejores sitios para vivir en el país. Pero bajo su pintoresco exterior, Pullman ocultaba un obscuro misterio. Lo mucho más alarmante de todo era que George Pullman dirigía la localidad como un déspota. Prohibió la apertura de determinados negocios (como las tascas) en las cercanías, prohibió a la localidad abrir un periódico sin dependencia y de forma regular logró que los inspectores revisaran las viviendas de los usados en pos de signos de daños o falta de limpieza. Los usados de manera frecuente protestaban por su accionar de barón, pero no tenían ningún recurso, puesto que la localidad y sus 1400 construcciones eran propiedad única de la compañía. En el momento en que bajó los sueldos en 1894, las cosas se tornaron violentas de forma rápida y los militares debieron disolver una huelga a enorme escala en Pullman. A causa de este hecho, el gobierno examinó la legalidad de Pullman y la consideró “antiestadounidense”. Entonces fue dividido y más tarde anexado por la localidad de Chicago.

6. Las comunidades de la Harmony Society

Las comunidades religiosas utópicas estaban de tendencia en el siglo XIX, y las comunas iniciadas por la Harmony Society son varios de los ejemplos mucho más conocidos. La sociedad se formó en Alemania a fines de 1700, pero su visión mística del cristianismo próximamente provocó la furia de la Iglesia Luterana. Un conjunto dirigido por Johann Georg Rapp emigró a Pensilvania en 1803, y fue allí donde eligieron detallar la primera de las que ocasionalmente serían tres comunas independientes. Su establecimiento en Pensilvania, llamado Harmony, resultó impresionantemente exitoso y, al final, tenía una población de sobra de 800 seguidores. Los habitantes vendieron la tierra para conseguir ganancias tras diez años y han comenzado una exclusiva comuna en Indiana, pero retornaron a Pensilvania en 1824 y formaron una tercera comuna, a la que llamaron Economía.

Filosofía social:

Las convicciones religiosas teósofas de la Harmony Society significaban que tenían códigos de accionar muy rigurosos. La primordial de ellas eran las fuertes opiniones en la templanza, el celibato y la igualdad. Los integrantes rechazaron las pertenencias mundanas, evitaron las relaciones íntimas, incluyendo el matrimonio, hasta determinado punto, y practicaron la no crueldad. Rapp actuó como el profeta habitante de la red social y también logró múltiples conjeturas sobre el inminente regreso de Jesús a la Tierra. En el momento en que sus conjeturas no se realizó situación, varios integrantes abandonaron la red social, pero logró subsistir bien hasta tras la desaparición de Rapp en 1847. Economy, PA por último se disolvió a inicios de 1900, tanto por una deuda cada vez mayor como por el hecho de que el celibato de los habitantes garantizaba que no quedaba una exclusiva generación para hacerse cargo.

5. La Federación de Damanhur

El nombre de una vieja localidad egipcia, la Federación de Damanhur es una comuna utópica situada a las afueras de Turín, Italia. Fue iniciado en los años 70 por Oberto Airaudi y un pequeño conjunto de seguidores, y el día de hoy tiene 800 ciudadanos entre sus filas. Aun hay centros derivados del conjunto situados en sitios tan lejanos como EE. UU. Y El país nipón. La red social tiene relación a sí como un “sueño colectivo” donde tiene sitio la “investigación espiritual, artística y popular”. El conjunto premia la sostenibilidad ambiental, la expresión artística y el optimismo por encima de todas las cosas, y la meditación y el autoconocimiento se piensan escenciales para el desarrollo personal. Pero más allá de que esta filosofía puede no parecer excepcional, la manera en que se expresa precisamente lo es. Esto fue mucho más visible en 1992, en el momento en que el conjunto descubrió una sucesión de espectaculares santuarios subterráneos, en teoría un monumento a la paz y al poder de la colaboración humana, que habían estado creando desde finales de los años setenta.

Filosofía social:

Damanhur, si bien no es soberano de Italia, trabaja tal y como si fuera su nación sin dependencia. Hay una constitución, una moneda que tiene por nombre “crédito” y una infraestructura sin dependencia, y en este punto aun hay pequeños mayores que nacieron en la red social y han vivido allí toda su historia. Quizás lo mucho más atrayente es el estilo de matrimonio de la red social, que marcha en un sistema de contrato. Antes de su boda, las parejas deciden un período temporal que va a durar el matrimonio. Una vez pasado ese periodo, los 2 tienen la posibilidad de ir por caminos separados o pactar actualizar el matrimonio por un nuevo período temporal.

4. La Granja

La vida social experimentó un renacimiento con el surgimiento del movimiento hippie, en el momento en que una cantidad enorme de jóvenes abandonaron la sociedad y también procuraron conformar comunidades utópicas y también independientes. El mucho más grande y destacable de todos ellos es indudablemente una localidad en Summerton, Tennessee famosa solo como “La Granja”. La localidad fue una creación de Stephen Gaskin, un instructor de escritura creativa de San Francisco que dirigió una caravana de vehículos y buses por todo el país hasta Tennessee, donde adquirieron un lote de 1,000 acres en un viejo rancho ganadero. La Granja próximamente se volvió histórica en la civilización furtiva y, conforme los nuevos integrantes viajaban a Tennessee desde todo el país, la red social próximamente se transformó en una metrópolis en miniatura de tiendas de campaña y cabañas de leños. Para 1980, había mucho más de 1,000 personas viviendo en la Granja.

Filosofía social:

En los primeros días, los habitantes de The Farm hicieron un “voto de pobreza” y renunciaron al tabaco, el alcohol y todos y cada uno de los modelos animales. Todas y cada una de las pertenencias eran comunales y los habitantes participaban con regularidad en matrimonios grupales. Desde ese momento, estas limitaciones se han aflojado, pero la red social aún sostiene una estable devoción por el vegetarianismo y la vida ecológica, y el día de hoy marcha como una ecoaldea donde toda la energía se crea mediante cuadros solares y biocombustibles. Asimismo tiene una ovacionada escuela de obstetricia, una editorial de libros y una escuela principal. Los habitantes aun han encabezado una secuencia de ideas beneficiosas distintas en el mundo entero. La red social pasó durante un momento bien difícil en los años 80, y varios de los integrantes auténticos la abandonaron, pero todavía existe hoy día, y hasta 175 personas viven y trabajan allí a lo largo de todo el año.

3. Kibbutzim israelíes

El término “kibutz” no tiene relación a una red social concreta, sino más bien a una manera de vida en fase de prueba que se realizó habitual en Israel a fines del siglo XIX y principios del XX. El término en sí puede traducirse como “asamblea” y se usa para detallar las varias comunas cooperativas que fueron fundadas por inmigrantes judíos en Palestina antes de la creación de Israel. Varios llegaron al Medio Oriente desde Rusia para ser labradores vanguardistas, y optaron por vivir colectivamente pues les dejaba una mayor seguridad y una manera mucho más eficaz de cultivar. La mayor parte de los kibutzim tenían unos 200 integrantes, y en 1950 había hasta 60.000 personas viviendo en las comunas de todo Israel. Las comunidades se empezaron inicialmente como compañías agrícolas judías, pero en los años 30 muchas habían adoptado una filosofía socialista, y varios de los kibutzim con objetivos mucho más utópicos han comenzado a dejar que se unieran personas de todas y cada una de las religiones.

Filosofía social:

Una filosofía clave de estos kibutzim fue la devoción por la igualdad. Todas y cada una de las resoluciones esenciales se han tomado de forma social en asambleas de conjunto. Se creía que las mujeres eran iguales a los hombres y, a veces, aun se les demandaba que actuasen como guardas armadas. No había pertenencias personales, no ropa, e inclusive se creía que los pequeños pertenecían a la red social generalmente. La mayor parte medró viviendo juntos en su casa comunal y pasaban poco tiempo con sus progenitores fuera de las ocupaciones comunitarias. Tras la capacitación de Israel y el surgimiento del capitalismo, varios de estos valores han comenzado a ser sustituidos por tendencias individualistas mucho más modernas. Hoy día, la mayor parte de los kibutzim se convirtieron en compañías privadas y la agricultura se abandonó en buena medida. Pese a esta disminución, todavía hay hasta 125.000 personas, precisamente el 3% de la población total, que hoy en día viven en comunas de estilo kibutz en todo Israel.

2. Colonia Oneida

Resultado de imagen de Oneida Colony

La red social de la Colonia Oneida de Novedosa York fue establecida en 1848 por John Humphrey Noyes, un practicante de una secta del cristianismo a la que llamó Perfeccionismo, que confirmaba que Cristo ahora había regresado y que eran la gente las que debían crear el paraíso en la Tierra. La red social empezó como un pequeño conjunto de precisamente 80 personas, pero este número se había duplicado en unos pocos años, y para 1880 había hasta 350 personas de todas y cada una de las edades viviendo en Oneida. El conjunto tenía una pequeña parcela de tierra, pero su base primordial de operaciones era una mansión de 92.000 pies cuadrados, donde todos y cada uno de los integrantes vivían y trabajaban en red social.

Filosofía social:

Oneida trabajó bajo un estilo pseudo-socialista en el que cada integrante trabajaría en la medida en que pudiese. Las mujeres tenían mucho más independencia de la que era común en ese instante, y todas y cada una de las pertenencias eran comunales. Noyes instauró un extraño programa de optimización del carácter en el que cada integrante del conjunto era llevado de manera regular frente a un comité y contaba sus defectos personales, que se suponía que corrigieran. Como norma establecida, la monogamia se encontraba prohibida en Oneida. En cambio, la red social se implicó en un sistema de “matrimonio complejo” donde cada integrante se encontraba ciertamente “casado” con todos los otros. Se desalentaron los vínculos fuertes con solo una persona, y los integrantes de la comuna intercambiaban parejas sexuales de forma regular a lo largo de el lapso de la semana. Esto incluyó a los jóvenes, que en teoría fueron “iniciados” en el software por un integrante mayor del sexo contrario. Estas prácticas resultaron ser la ruina de Oneida, puesto que Noyes se vio obligado a escapar del país en 1879 para huír de los cargos de estupro. Sin su guía mucho más que cuestionable, la red social próximamente se desintegró.

1. Brook Farm

Resultado de imagen de Brook Farm George y Sophia Ripley

La red social de Brook Farm de Massachusetts solo duró cinco años y fue un fracaso concluyente en prácticamente todos los sentidos. Pero todavía es entre las comunidades experimentales mucho más visibles del siglo XIX, si bien solo sea por las bastante gente reconocidas que se asociaron con ella. La localidad fue establecida por George y Sophia Ripley en 1841. La pareja suscribió la filosofía trascendental adoptada por versistas y pensadores como Ralph Waldo Emerson y Henry David Thoreau, y apoyaron su red social en estos idóneas. La iniciativa básica era que al juntar sus sacrificios laborales, una sociedad podría remover la monotonía del trabajo y tener tiempo para ocuparse a ocupaciones intelectuales y de ocio. Los Ripleys colectaron dinero por medio de una sociedad anónima que tenía Nathaniel Hawthorne entre sus inversores y, tras obtener múltiples acres de tierras agrícolas a las afueras de Boston, pusieron en práctica su ensayo.

Filosofía social:

Al comienzo, Brook Farm trabajó cerca de una política de independencia y también igualdad personal. A los integrantes se les dejó seleccionar qué género de trabajo deseaban llevar a cabo, y se reservó un tiempo particular para el ocio y el estudio intelectual. Las mujeres gozaban de una igualdad considerablemente mayor de la que era común en ese instante. No solamente se les pagaba lo mismo que a los hombres, sino se les consideraba autónomos de sus maridos y se les dejaba ser inversionistas de la red social por norma general. La comuna trató de autosustentarse a través de la agricultura, la apertura de una escuela y la venta de modelos como ropa, pero jamás lograron salir totalmente de la deuda. Estos inconvenientes financieros, adjuntado con la incapacidad de Ripley para conseguir que luminarias como Emerson o Thoreau (quienes visitaron frecuentemente) se transformaran en integrantes permanentes, ocasionalmente llevaron a la adopción de una filosofía socialista mucho más recia. En oposición a los deseos de varios de los integrantes, la red social próximamente adoptó mucho más reglas y pautas sociales. En el momento en que una gran casa comunal se incendió y se quemó a la mitad construcción, Brook Farm se endeudó aún mucho más, y en 1846 se disolvió para toda la vida.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *