Las 10 mejores ocasiones en las que los gatos salvaron vidas

Más allá de que a lo largo de un buen tiempo han brindado servicios de ratón y compañía a la gente, los gatos en ocasiones se identifican por ser distantes, ególatras y mesnaderos en sus relaciones con los humanos. Ahora se detallan las historias de diez felinos heroicos que retan este estereotipo, cuya valentía salvó la vida de la gente y cuyas historias inspiradoras tienes que leer adecuadamente.

10. Tara se encaró a un perro vicioso para socorrer a un niño.

Tras continuar a Roger y Erica Triantello a casa un día en 2008, Tara, una atigrada de Bakersfield, CA vivió los primeros seis años de su historia como todos gato familiar, medrando especialmente cerca de los tres hijos pequeños de la pareja. El 13 de mayo de 2014, Tara probaría qué fuerte era su vínculo con Jeremy de 4 años, poniendo en riesgo su historia para socorrer la de él.

Mientras que Jeremy jugaba en una bicicleta en el patio delantero de su casa, un perro mezcla de Labrador / Chow de un vecino, que había escapado del patio del vecino, se aproximó al niño y lo arrastró de la bicicleta por la pierna. Antes que Erica, que se encontraba a múltiples metros de distancia, pudiese llegar hasta su hijo, Tara entró en acción. Con las garras desplegadas, atacó al perro, que soltó a Jeremy y se escapó. Tara la persigue y después vuelve con Jeremy. El espeluznante hecho fue captado en el vídeo de seguridad de la familia, que se volvió viral una vez que Roger lo subiese a YouTube para familiares y amigos que vacilaban de la historia. Mucho más de 25 miles de individuos vieron a Tara resguardar a su niño preferido. Por su valor, Tara, famosa como la “Gato Héroe”, se transformó en la primera gata de la historia honrado con el “Premio Perro Héroe” de la SPCA y (con algo de asistencia) tiró efectuar el lanzamiento inaugural para un juego de béisbol de ligas inferiores local.

9. Masha evitó que el bebé descuidado se congelara hasta fallecer

Masha, un gato colorado de pelo largo, era un espectáculo familiar para los habitantes de un complejo de pisos en Obninsk, Rusia. Ella era una mascota común, alimentada y vigilada por varios vecinos, normalmente en una caja en el pasillo. No obstante, en un gélido día de enero de 2015, entre los vecinos fue recibido con un espectáculo inesperado. Dibujado por los persistentes maullidos de Masha y la excepcional renuencia del gato a levantarse para saludarla, Irina Lavrova se aproximó a la caja para poder ver de qué forma se encontraba el gato y se sorprendió al conocer que Masha se encontraba acurrucada en torno a un pequeño bebé.

El bebé, que se estima que tiene cerca de 12 semanas, fue movido de urgencia al hospital, donde se halló que estaba en estupendas condiciones. Habitantes del complejo decir que con las bajas temperaturas de ese día, el bebé no habría tenido ninguna oportunidad de subsistir sin el abrazo peludo del gato que lo resguardaba de la hipotermia. La preocupación de Masha por su carga humana no acabó ahí: según se comunicaEn el momento en que llegaron los paramédicos, trató de subirse a la ambulancia con el niño. Los agradecidos habitantes recompensaron a Masha con gominolas plus y abrazos por su dedicación.

8. El gato que asistió a terminar a un combate suicida

Existen varios héroes en esta historia de un hombre que verdaderamente charló desde la cornisa: los negociadores de la policía de San Francisco que trabajaron para razonar con el hombre devastado y el gato del hombre, que resultó ser la clave para acabar con el combate.

Para entender la situación, retrocedamos a de qué manera desplegado. En la tarde del 9 de octubre de 2015, la Patrulla de Caminos de California detuvo a un hombre en el vecindario SOMA de San Francisco por el hecho de que al Toyota Highlander que conducía le faltaban las placas. El hombre se sentó en la acera mientras que los oficiales lo interrogaban y verificaban el registro del automóvil. En el momento en que el sistema mostró que el coche había sido informado como robado, el hombre se levantó de un salto y corrió en un edificio próximo. Próximamente, el supuesto ladrón de coches se encontraba colgando de una ventana en el tercer piso del edificio, conminando con saltar.

Negociadores de rehenes entrenados del SFPD respondieron velozmente a la escena y utilizaron un escape próximo como base para intentar seducir al hombre de que no saltara, al tiempo que sus colegas pusieron almohadillas de espuma debajo en el caso de que no se pudiese seducir al hombre. Prácticamente tres horas después, no se había adelantado bastante para acabar seguramente el combate. Fue entonces en el momento en que los oficiales solicitaron asistencia no clásico. Una vez que la familia del hombre llevó a su gato a la escena, los oficiales lograron utilizar al gato atigrado naranja para aliviarlo y persuadirlo de que saliese del borde. En un entrevista Con el San Francisco Chronicle, el representante de SFPD, Albie Extienda, apuntó: “Jamás subestimes el poder del amor entre la gente y sus mascotas”. Encomiando a los oficiales por meditar fuera de la caja, Extienda ha dicho: “No recuerdo haber utilizado un gato antes, pero funcionó”. Los oficiales llevaron al gato al coche para una visita rápida con el sospechoso esposado antes de llevarlo a la prisión.

7. Tommy marca el 911

Resultado de imagen para cat dials phone

Gary Rosheisen adoptó a Tommy, un gato de rayas de color naranja y fuego, con la promesa de que el felino ayudara a su salud al achicar su presión arterial. De hecho, estudios proponen que los gatos dismuyen el agobio, la presión arterial y los asaltos cardiacos probablemente mortales en sus compañeros humanos. No obstante, la contribución de Tommy a la salud de Rosheisen llegó de una manera mucho más inopinada.

En el último mes del año de 2005, Rosheisen, quien padece de osteoporosis y mini accidentes cerebrovasculares, se cayó de su silla de ruedas y fue inútil levantarse. Lamentablemente, no llevaba su collar de alarma médica ni se encontraba al alcance de un cordón que pudiese tirar para realizar una llamada de urgencia. No obstante, lo que sí tenía para sobrepasar esta horrible situación era Tommy. El gato de alguna forma pegar el botón de marcación rápida del teléfono planificado para estar comunicado con el 911. Los despachadores han recibido la llamada, pero absolutamente nadie se encontraba en la línea. La policía procuró devolver la llamada y, en el momento en que absolutamente nadie respondió, envió agentes a investigar. En el momento en que llegó la policía, hallaron a Tommy sentado al lado del teléfono, tal como a su dueño perjudicado. Rosheisen, quien llamadas Tommy, “mi héroe”, mencionó que previamente había intentado enseñarle al gato de qué forma apretar el botón en una urgencia, pero, como es la situacion de varios que trataron de entrenar a sus gatos, no se encontraba seguro hasta ese día de si la lección había sido fué eficiente.

6. Major Tom salva al dueño del yate que se hunde

Los gatos tienen una extendida historia con los navíos, habiendo sido llevados dentro a lo largo de bastante tiempo para remover las fieras, acompañar a los marineros e inclusive para atender como talismanes de buena suerte. No obstante, Major Tom, un gato blanco y negro que vivía dentro de un yate llamado Osprey con su dueño, el australiano Grant MacDonald, probó ser considerablemente más que un amuleto de la fortuna para su compañero humano.

En el mes de septiembre de 2015, el Osprey, situado a unas 40 millas de la costa de Australia Occidental, empezó a realizar agua. MacDonald, que se encontraba dormido, probablemente no se habría dado cuenta del riesgo, a menos que el Mayor Tom lo despertó a las 5:00 am con repetidos cabezazos. No obstante, en contraste a varios gatos, el comandante Tom no solo se encontraba alertando a su persona de que era hora de ser útil el desayuno para gatos, sino los dos estaban en riesgo. Tras levantarse, MacDonald de manera rápida dio cuenta que el bote se anegó, y tomó la resolución de dejar el barco, saliendo a una balsa salvavidas con el suficiente tiempo para sacar únicamente una parte de la hermosa carga del bote: el mayor Tom. Horas después, los 2 fueron salvados por un buque mercante chino y, una vez que MacDonald fue tratado en un hospital, el hombre y el gato se sintieron contentos. reunidos. Gracias a que el águila pescadora fue una pérdida total, MacDonald, quien le da crédito a su gato por haber salvado la vida de los dos, apuntó que él como el Mayor Tom deberían amoldarse a la vida de marineros de agua dulce juntos.

5. Baby, el descubridor de incendios felino

Baby, de trece años, un gato familiar blanco y atigrado, era por norma general un gato bastante distante y tímido, pero en el momento en que las vidas de su familia humana estaban en juego, desarrolló la personalidad de un león. Haciendo un trabajo furiosamente para elaborar su casa para la inminente llegada de sus gemelos, Josh Ornberg y Letitia Kovalsky se han quedado dormidos en el sofá de su casa en los suburbios de Chicago un domingo durante la noche en el mes de enero de 2010. En el momento en que empezó un incendio en un dormitorio trasero, la pareja se quedó dormida. fuera, extraño a El riesgo a su alrededor, mientras que el humo llenaba la vivienda.

En el momento en que Josh se despertó, fue pues se encontraba asombrado por el accionar excepcional de Baby. Baby, que jamás fue un gato faldero, empezó a saltar reiteradamente sobre el regazo de Josh, y por último lo despertó y lo alertó del riesgo. Ornberg trató de apagar el fuego con un extintor, pero de manera rápida se percató de que el fuego se encontraba alén de su aptitud y llamó al 911. Baby, seguido por la pareja y el perro de la familia, Blackjack, salieron corriendo de la vivienda para ponerse seguro. Ornberg llama a Baby un héroe, mientras que reconociendo que su salve a manos … errrr … patas de un felino adulto mayor fue, “algo vergonzoso”. Bebe quien desaparecido a lo largo de unos días tras el incendio, al final fue atraída de regreso a su familia con algo de atún, fue retribuida con gominolas auxiliares por su servicio de detección de incendios que le salvó la vida.

4. Fidge descubre un caso de cáncer probablemente mortal

Los animales familiares tienen un sentido del olfato bastante superior que los integrantes de su familia humana: los perros tienen un sentido del olfato mucho más de 50 ocasiones mucho más fuerte y los gatos mucho más de 15 ocasiones mucho más fuertes que los humanos. Esta propiedad llevó a ciertos a estudio el potencial de los perros para “olfatear” cánceres humanos, con ciertos descubrimientos iniciales prometedores.

No obstante, con independencia de lo que afirme la investigación, Wendy Humphreys, una mujer británica de 52 años, es convencido su gato Fidge le salvó la vida al advertir su cáncer de mama. Solamente algunas semanas una vez que Fidge, un gato blanco y negro, fuera adoptado por Wendy y David Humphreys en el momento en que tenía 8 semanas de edad, empezó a accionar extrañamente. El gato empezó a saltar reiteradamente sobre el pecho derecho de Wendy toda vez que Wendy se sentaba. Tras dos semanas de esto, Wendy, que se sintió magullada tras las repetidas incursiones de Fidge, visitó a su médico, quien detectado un bulto en su pecho. El bulto resultó malvado. Ha dicho Wendy de Fidge en un entrevista con el Daily Correo, “Ella me salvó la vida, finalmente … Me afirmaron que si no me hubiesen diagnosticado en el momento en que lo fui, podría haber fallecido”.

3. Pudding salva a su dueño diabético

Resultado de imagen de Pudding salva a su dueño diabético

Pudding, un gato naranja de 8 años y 21 libras, terminaba de tener una enorme ocasión. Adjuntado con su amigo felino Wimsy, este gentil enorme fue adoptado de la Sociedad Protectora de Animales en el momento en que Amy Jung y su hijo Ethan han tomado la resolución espontánea de llevar a la pareja a casa. No obstante, escasas horas tras sumarse a su novedosa familia, Pudding le devolvió el favor y algo mucho más, salvando la vida de su nuevo dueño.

La noche de la adopción de Pudding, Amy, que tiene diabetes tipo 1, salió a la cama. Poco después, empezó a tener una convulsión diabética mientras que dormía. Pudding verdaderamente entró en acción, lanzando su circunferencia sobre el pecho de Amy para intentar despertarla. En el momento en que eso falló, empezó a pegar y mordisquear su cara. Amy se despertó resumidamente y llamó a Ethan. En el momento en que su hijo dormido no la escuchó, Pudding corrió a su habitación y se abalanzó sobre él hasta el momento en que se despertó y ha podido llamar para soliciar contribuye a su madre. Amy le da crédito a Pudding por haberle salvado la vida. Desde sus heroicas acciones, Pudding fué entrenado como un animal de terapia, maullando a los pies de Amy en el momento en que siente que su nivel de azúcar en sangre es bajo. Por asombroso que sea la crónica de Pudding, no es el único gato que ha salvado a un dueño diabético: un gato británico llamado Pippa ha reiteradamente salvó la vida del niño diabético de su familia al alertar a su familia sobre sus capítulos de hipoglucemia.

2. La duquesa advierte a la familia del ataque de una pitón

Como cualquier persona que haya visto el (algo despiadado) viral vídeos de los gatos que se vuelven locos por los pepinos puede atestiguar que los gatos están genéticamente programados para menospreciar cualquier cosa que se parezca remotamente a una serpiente. No obstante, en el momento en que la gata de Tess Guthrie, la duquesa, empezó a accionar de manera extraña, a silbar, a actuar con ansiedad, a negarse a comer a lo largo de múltiples días, Tess no sospechó la existencia de una serpiente. En cambio, Tess llamada el veterinario para una solicitud sobre Duchess, pensando que las acciones poco comunes del gato eran un signo de patología. No obstante, Tess y su hija de un par de años, Zara, que viven en Lismore, Australia, estaban a puntito de conocer lo que fastidiaba a Duchess, ¡cuyo único inconveniente era que se encontraba intranquiliza por la existencia de una pitón en la vivienda familiar!

Exactamente la misma noche que había telefoneado al veterinario, Tess se despertó en cama que compartía con su hija, asombrada por el silbido belicoso y persistente de Duchess. Utilizando la luz de su móvil, Tess logró un horrible hallazgo—¡Una pitón de 2 metros se encontraba enrollada cerca del brazo de su bebé dormido! Debido a que Duquesa dio la alarma, Tess ha podido dejar en libertad a Zara de la serpiente. Zara padeció ciertas mordeduras (no tóxicas), pero en cuanto al resto resultó indemne. Duchess se salvó del viaje al veterinario cuando se descubrió la razón reptil de su histeria.

1. Homer, el “gato joya” ciego que detuvo a un entrometido en su sendero

Resultado de imagen de Homer, el

Homero, un gato negro flaco, no tuvo un inicio auspicioso en la vida. Su viaje Empezó en las calles de Miami, deambulando solo como un gato pequeño con una infección ocular severa. En el momento en que lo llevaron al veterinario Patricia Khuly con solo un par de semanas de edad, los buenos samaritanos que lo dejaron creyeron que lo mucho más amable era probablemente poner al gato a reposar. Pero el Dr. Khuly tomó una resolución diferente, una que dejaría que la crónica de Homer inspirara después a millones, optando por sacarle los ojos al gato para socorrer su historia, con la promesa de que algún amable adoptante ocasionalmente se expusiera con el pequeño gato ciego.

Gwen Cooper fue esa salvadora, de manera rápida encantada por el felino al que llamó Homero, en honor al poeta heleno, que asimismo era ciego. Tres años una vez que Gwen le diese la bienvenida a Homer en su corazón y en su hogar, se despertó una noche con un gato comunmente relajado que gruñía en su cama y un entrometido en su habitación. Como ella lo había salvado una vez, Homer en este momento logró lo mismo, lanzando su diminuto cuerpo hacia el hombre invasor, mordiendo y rascando con saña, hasta el momento en que el hombre escapó. Gwen entonces escribiría un libro superventas, La Odisea de Homeroy un continuación, para comunicar la impactante historia de su gato. La inspiradora historia de Homer provocó mucho más adopciones de gatos ciegos. Un defensor del salve sintetiza el asombroso encontronazo de Homer en sus 16 años de vida, diciendo en un Entrevista al NY Times, “Ha ayudado a socorrer incontables vidas”.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *