Las 10 mejores ocasiones en que los agentes de policía nos hicieron sentir orgullosos

Tabla de contenidos

  • 10. Servicio a su red social, agosto de 2015
  • 9. Correr el tren, agosto de 2015
  • 8. Twinkle, Twinkle, Little Star, junio de 2015
  • 7. 2 por uno, junio de 2015
  • 6. Superados en armamento, no superados, mayo de 2015
  • 5. Don’t you die on me, abril de 2015
  • 4. Corriendo hacia el riesgo, diciembre de 2014
  • 3. Hace frío allí afuera, noviembre de 2014
  • 2. Comisaría de policía atacada, enero de 2011
  • 1. Fort Hood, noviembre de 2009

En 2014, se generaron ciertos accidentes de prominente perfil que llevaron a una era de disputa hacia las relaciones de la policía con la red social. Desde ese momento, múltiples agencias policiales pasaron un buen tiempo encabezando los sucesos. Lamentablemente, según con la filosofía de “si sangra, lidera” de los primordiales medios, el único instante en que estas historias continúan en la conciencia pública es en el momento en que existe algún género de connotación negativa, real o imaginaria, de manera directa relacionada con las acciones de la policía.

Siendo ese la situacion, es simple para nosotros olvidar que de 900.000 policías en el país y millones de contactos policiales por año, solo unos pocos son novedad. En ocasiones es simple olvidar que solo cerca de uno por ciento de los contactos con la policía resultan en algún género de empleo de la fuerza, y es una fracción de eso lo que resulta ilegal.

Esta lista es para hacernos acordar a nosotros que existen muchos oficiales de policía geniales que sirven a sus comunidades de muchas formas, tanto sigilosas como estruendosas. Aquí hay diez ejemplos, empezando últimamente y haciendo un trabajo hacia atrás, de la policía cumpliendo con su obligación de resguardar y ser útil.

10. Servicio a su red social, agosto de 2015

Los oficiales del Departamento de Policía de Los Ángeles, Jonathan Maldonado y Albert Ledesma, están familiarizados a que el público por norma general los señale, pero Christopher Cazares, de 14 años, y su madre, tenían una petición única. Christopher se encontraba en sendero a la orientación para su primer año de la escuela secundaria y deseaba mostrar lo más bien que se pueda para la fotografía de identificación de la escuela que tomaría. Lamentablemente, tenía inconvenientes para atarse la corbata y los vídeos de YouTube no lo asistían. Sin entrar en dudas Maldonado y Ledesma brincaron de su coche, y asistió al joven, en el desarrollo, realizando una declaración sobre la raza humana que está bajo la placa y el arma.

9. Correr el tren, agosto de 2015

En Sunnyvale, California, los agentes del alguacil del condado de San Mateo, Lance Whitted y Erik Rueppel, escucharon un incidente automovilístico. En el momento en que procuraron el origen de la convulsión, hallaron un automóvil que había chocado con el poste de seguridad del cruce en varias vías del tren. Sin entrar en dudas, y con el tren que se acercaba continuando hacia ellos, los miembros del congreso de los diputados tiró del conductor del vehículo, arrastrándolo a un espacio seguro. El dramático hecho fue tomado en cámara y después se volvió viral.

8. Twinkle, Twinkle, Little Star, junio de 2015

En Brighton, Rojo, una camioneta con seis usuarios dentro se desvió de la carretera y expulsó a los seis ocupantes del vehículo. El oficial Nick Struck fue entre los primeros en llegar, y un paramédico le entregó una pequeña de un par de años. Mientras que los expertos médicos atendían a los heridos mucho más graves, el oficial Struck logró todo lo que es posible por consolar a la pequeña parcialmente indemne. Tres de los otros ocupantes fueron llevados a centros de salud locales, 2 fueron transportados en avión y el padre de la pequeña murió, pero el oficial Struck usó la táctica que empleó en el hogar con su hija de un par de años para traerle algo de paz. Él cantó una canción de cuna hacia ella mientras que la distanciaba del caos final.

7. 2 por uno, junio de 2015

2en1-policía

El sargento de policía de Holly Springs (Georgia) Nathan Ernst se presentó en lo que creyó que sería un día habitual. No sabía que, en el final de su turno, 2 personas le deberían la vida. Al comienzo del turno, respondió a una urgencia médica, donde halló al hombre inconsciente. Sus años en el trabajo le dejaron admitir, por la integridad de las situaciones, que el hombre había tomado una sobredosis de heroína. De forma rápida administró una inyección de Narcan, despertando al hombre. El cliente de heroína recreativa fue entonces movido a un hospital donde se suponía que se recuperara. Cuando menos, hasta la próxima. Después, en exactamente el mismo turno, un incendio envolvió la vivienda de Shirley Pruitt, quien está postrada en la cama y tiene parálisis cerebral. Al lado del sargento Derrick Voss, de la oficina del alguacil del condado de Cherokee, Ernst se apuró a ingresar en la vivienda y asistió a sacar a Pruitt, indudablemente salvándole la vida en el desarrollo.

6. Superados en armamento, no superados, mayo de 2015

policía del habla

2 exagerados islámicos se opusieron al discutido acontecimiento de independencia de expresión de Pamela Gellar, en Garland, Texas, que incluía dibujos animados del profeta Mahoma. En vez de redactar a su miembro del congreso o charlar con los medios locales y nacionales, los 2 hombres se armaron con un total de seis armas entre ellos. Entonces condujeron hacia una entrada, denegada por el automóvil de un oficial de policía de Garland no reconocido. Los 2 hombres salieron de su automóvil y abrieron fuego con rifles semiautomáticos. Pese a estar seriamente superado en armas, el oficial se encaró a los hombres, derribándolos a los dos y salvando incontables vidas.

5. No te mueras conmigo, abril de 2015

https://www.youtube.com/watch?v=0W9steSTV8g

John Depue conducía su enorme camión en el momento en que se halló en inconvenientes médicos. Se desmayó y su camión atravesó una barandilla y descendió por un terraplén. El oficial de la Patrulla de Rutas del Estado de Ohio, Eric Devers, fue el primero en llegar y de forma rápida bajó la pendiente. Devers descubrió que Depue solamente respiraba, y instantaneamente empezó la RCP. Mientras que administraba compresiones en el pecho, Devers verbalizaba regularmente a Depue, chillando y suplicándole: “Prosigue respirando. No te mueras por mí. Venga” Sostuvo esto a lo largo de los 12 minutos que tardaron los paramédicos en llegar. Depue fue movido a un hospital y se recobró completamente.

4. Corriendo hacia el riesgo, diciembre de 2014

policía en llamas

En el momento en que los agentes de policía de Newark (California) Andrew Musantry y Steven Losier se hallaron con un edificio en llamas, poco tras la medianoche, podrían haber aguardado a que va a llegar el departamento de bomberos. En cambio, ellos se precipitó dentro, subiendo las escaleras en el momento en que el humo se realizó bastante espeso, donde hallaron a una mujer de 55 años perdida sentada en su cama. Al despertar con las llamas que envolvían su casa, la mujer parecía estar todavía intentando de comprender lo que sucedía. Musantry y Losier no estaban seguros de si ella saldría del edificio por su cuenta, con lo que los 2 la llevaron escaleras abajo hasta un espacio seguro.

3. Hace frío allí afuera, noviembre de 2014

botas-policia

Que Jeffrey Hillman tuviese elementos libres para él por medio de VA no es esencial para esta historia. Lo esencial es que el oficial del Departamento de Policía de Novedosa York, Lawrence DePrimo, reaccionó a eso que vio en frente de él. Para el oficial DePrimo, Hillman vivía a la intemperie y descalzo al principio de un invierno en Novedosa York. Preocupado por la aptitud de Hillman para soportar el frío, DePrimo gastó desinteresadamente su dinero para Cómprale botas, dándoselos a Hillman en una fotografía en este momento icónica que exhibe lo que la policía puede ser mucho más cariñosa.

2. Comisaría de policía atacada, enero de 2011

https://www.youtube.com/watch?v=kbWpy-LjdPw

Varias personas, por alguna razón, trabajan bajo la iniciativa equivocada de que absolutamente nadie procura verdaderamente herir a los oficiales. Eso no es verdad y jamás lo fué. Lo cierto es que absolutamente nadie razonablemente procura herir a los agentes, pero cuanto mucho más irrazonable es un individuo, mucho más posibilidades hay de que entre en contacto con la policía.

Lamar Moore, de 38 años, fue precisamente irrazonable. Entró de manera directa por la puerta primordial de una comisaría de policía de Detroit con una escopeta y abrió fuego. Lo que prosiguió fue un frenético, cuerpo a cuerpo, tiroteo que acabó con Moore fallecido y 4 oficiales heridos. Entre los heridos estaba el comandante de la estación, Brian Davis, a quien se puede observar en el vídeo bozal a bozal en un combate a bocajarro con Moore.

Por supuesto, esta situación es mucho más una historia de autodefensa que una historia de servicio a la red social, pero hay 2 cosas a estimar sobre esta. Primero, afirmaría que los oficiales son una sección integral de la red social a la que sirven. En el momento en que un oficial se transforma en víctima, la red social pierde cuando menos tanto como en el momento en que un habitante se transforma en víctima. Mirándolo de esa forma, estos oficiales que lucharon contra este atacante estaban sirviendo a su red social mientras que se resguardaban entre sí. No solo eso, si esta clase se encontraba presto a confrontar a oficiales armados, no se conoce qué arriesgado podría ser si no lo hubiesen detenido. Seguidamente, esto revela qué irracionales tienen la posibilidad de ser varias personas. Se precisa un nivel increíble de deber para dañar a los oficiales, a sabiendas de que están capacitados y que van a tomar represalias con la fuerza, hasta y también introduciendo la fuerza mortal. No obstante, lo logró de todas formas. Y no es el único que lo realiza.

Si alguien tiene curiosidad sobre lo que podría llevar a alguien a procurar algo de este modo, hubo ciertos acontecimientos esenciales en la vida del Sr. Moore. Diez días antes del tiroteo, Moore había secuestrado a una pequeña de 13 años, la había agredido y la tenía encerrada en su sótano esposada a un baño. El día del tiroteo, se encontraba en el tribunal por un familiar de el que era juzgado por un doble asesinato. El familiar de Moore fue culpado, entonces, en peores novedades para Moore, regresó a casa y descubrió que su cautivo había escapado. Parece ser, no le quedaba nada con lo que vivir, y a sabiendas de que la policía vendría a procurarlo de todas maneras, se armó y se dirigió a la estación. Irónicamente, en el momento en que se causó el tiroteo, otros oficiales habían cubierto la vivienda vacía de Moore y estaban aguardando una orden judicial.

1. Fort Hood, noviembre de 2009

campana-policia

Nidal Malik Hasan, un extremista que se detalla a sí mismo como un “Soldado de Alá”, logró todo lo que es posible para llevar la Jihad a suelo estadounidense. Si bien era un comandante del Ejército de los EE. UU. Y un psiquiatra preparado, Hasan fue objeto de una investigación por la parte de la Fuerza de Labor Conjunta contra el Terrorismo gracias a una sucesión de correos entre él y el popular terrorista Anwar al-Awlaki. Antes que la investigación pudiese finalizar en un arresto, Hasan logró su movimiento y atacó Fort Hood sin asistencia de absolutamente nadie con pleno conocimiento de que los soldados en el sitio estaban desarmados. Hasan mató a 13 personas y también hirió a 33 antes de ser confrontado por Sargento Kimberly Munley. Un integrante del equipo SWAT civil, Munley, y su compañero, estaban respondiendo al tiroteo en el momento en que vio a Hasan persiguiendo a un soldado herido. Instantaneamente brincó de su coche, corrió hacia Hasan y abrió fuego. Hasan ha podido devolver el fuego y los dos combatientes cayeron. A dios gracias, Munley subsistió, recibió un tiro en las piernas y la muñeca. Hasan quedó paralizado y el 28 de agosto de 2013 fue culpado a muerte.

Estos son solo ciertos ejemplos de los centenares de miles de enormes oficiales que trabajan hoy día en los USA. No oímos sobre la mayor parte de ellos, y el puñado de historias positivas que sí son novedad, lamentablemente, no duran. Es de nuestra conveniencia a todos rememorar que los agentes de policía de manera voluntaria se anotan para arriesgarse a ser asesinados en el cumplimiento del deber, representando a terminados y terminados extraños.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *