Las 10 mejores películas con vino

Tratándose de películas, raras veces pensamos en el vino. Nuestros villanos acostumbran a estar metidos en algún género de substancia ilegal, y nuestros héroes o no toman por el hecho de que son héroes, o son antihéroes y toman escocés, bourbon, whisky o algún otro licor puro. No obstante, me las arreglé para compilar una lista de películas que sí traen el vino a la ecuación.

10. El silencio de los corderos

En el número 10 está El silencio de los corderos. Más allá de que jamás observamos a Hannibal Lecter tomando (solo está en la pantalla a lo largo de unos 16 1/2 minutos de la película, y en prisión a lo largo de todos menos 3 minutos), hay realmente pocas personas que no lo hayan planeado en un instante u otro. de casar habas con un óptimo Chianti. Esta cita de todos modos está clasificada como número 25 en el Centro de Cine AmericanoLista de las 400 mejores citas de películas.

9. El padrino

Es bien difícil realizar una película sobre la mafia italiana sin vino. Entre la boda de la hija y la celebración que prosiguió, y el Don comentando de su creciente amor por el vino hacia el desenlace de la película, El Padrino provoca que el vino sea interesante y entretenido, no pretencioso. Lo único que es mucho más tinto que el vino en esta película es la sangre vertida.

8. La princesa prometida

Prácticamente todos en el mundo vieron La princesa prometida y media población puede refererir las líneas mucho más recordables. Entre las situaciones mucho más entretenidas que implica al Hombre de Negro y Vezinni utiliza una copa de vino con el propósito de dar un veneno ficcional, pero popular: Polvo de Iocaína. Disfrute de este clip de película de la Guerra de talento.

7. Arsénico y encaje viejo

Uno de los múltiples tradicionales de la comedia protagonizados por Cary Grant, Arsenic y Old Lace hace un trabajo fantástico al transformar a 2 tías ancianas en las asesinas mucho más dulces que consigas hallar. Esta comedia obscura usa el vino como vehículo para dar el veneno para matar a los jubilados solitarios y después sepultarlos en el sótano. Naturalmente que lo ven como un trabajo de caridad, pero Mortimer, su sobrino (interpretado por Cary Grant) ve lo opuesto. La cita ahora le da un concepto del gusto terminado y audaz de esta película.
Tía Martha: Para un galón de vino de sabuco, tomo una cucharada chica llena de arsénico, entonces agrego media cucharada chica llena de estricnina y después únicamente una migaja de cianuro.
Mortimer Brewster: Mmm. Debería tener una aceptable patada.

6. Beso francés

Más allá de que no acostumbro a ver muchas comedias románticas, esta película figura en la lista debido al deseo del personaje de Kevin Kline de tener su viñedo. Tras haber apostado su una parte de la parcela familiar a un viñedo, Kline pasa su tiempo con Meg Ryan comentando sobre vino, presentándola al amor e inclusive exhibe su kit de muestreo de aromas casero.

5. El enorme sueño

Precisamente no es el primero Humphrey Bogart película donde tomaba con enorme regularidad, The Big Sleep muestra a los individuos complaciéndose con Brandy con frecuencia. Prácticamente desde el comienzo, se ve a Phil Marlowe tomando Brandy, desde el momento en que toma el trabajo del General, hasta la librería mientras que espera la salida de Geiger desde el otro lado de la calle, hasta el lugar de comidas con la Sra. Rutledge (interpretada por Lauren Bacall). Esta película fue prácticamente empapada en Brandy y después grabada, no es una mala forma de llevar a cabo una película si me cuestiones. El clip adjunto no guarda relación con el vino, pero merece la pena verlo de todas maneras.

4. Casablanca

Casablanca está completamente llena de champán. Estamos con Rick mientras que se está finalizando una copa de champán (en esos vasos de tazón enorme que en este momento entendemos que son tan pésimos para las burbujas). A él se une Ugarte, que de forma rápida se toma 2 copas de coñac. Entonces nos unimos a Yvonne, que está ahogando sus penas en la reserva privada de brandy de Rick. La lista prosigue y prosigue, pero una cosa es alguna, a todo el elenco de esta película le encantaba tomar. Entre Champagne, Brandy y Cognac, es increíble que esta película no se ahogue o que los individuos no tengan daño hepático. De cualquier forma, es un tradicional y uno para gozar.

3. Un recorrido por las nubes

Tras regresar de la guerra, Paul, interpretado por Keanu Reeves, y una muchacha están en un autobús mientras que se dirige a casa para cosechar las uvas en el campo de uvas llamado Las Nubes, que significa “las nubes”. La mujer no se ha casado pero está embarazada y piensa que su padre la matará. Paul le ofrece hacerse pasar por su marido para asistirla a confrontar a su padre. El viñedo es un personaje y un bello trasfondo en esta película y el consumo de vino predomina en todas y cada una partes. Aun hay una escena de pisadas de uvas.

2. Conocido

Esta película de Hitchcock de 1946, interpretada por Cary Grant y también Ingrid Bergman, supone espiar a los nazis en Brasil y muestra una escena clave en una bodega muy increíble. Entre almuerzos con champán, vino A Ler Cru Burgundy – Volnay Cailleret Bouchard, de una bodega que hay desde 1731, esta película muestra los más destacados vinos. La escena clave de toda la película tiene rincón con Cary Grant y también Ingrid Bergman en la bodega para poder ver qué misterios se ocultan allí. La cantidad considerable de vino en esta bodega es alucinante y provoca que uno se sienta receloso. La película acaba con Ingrid Bergman siendo envenenada con café (semeja una vergüenza dada la proporción de vino en esta película), pero es imposible denegar el cariño por el vino que se encuentra en esta película.

1. De lado

Al tiempo que la mayor parte de las películas tienen dentro vino, esta película tiene que ver con el vino. En el momento en que Miles y Jack van a la zona vinícola de California para un último retozo antes que Jack se case, se desata el infierno. Esta película probablemente se puede atribuir al incremento de el reconocimiento de Pinot Noir, merced al amor de Miles y al absoluto disgusto por Merlot (nada de bebedores personales de Merlot). La cantidad considerable de vino que se consume en esta película es algo digno de contemplar, y en el caso de que seas un apasionado del vino, esta película te va a hacer estimar proceder a California y proseguir el sendero de Miles y Jack, si bien solo sea para poder ver si puedes. continuar el ritmo de la cantidad que tomaron. Una enorme película para los fanaticos del vino y esos que sencillamente gozan de una aceptable película sobre amigos.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *