Las 10 mejores películas de comedia que nunca has visto

Créame, intentar expandir sus horizontes cinematográficos tiende a ser un mal movimiento. Puede conducir a diálogos aburridas con personas hastiadas que utilizan bastante la palabra ‘seminal’, tal como a conocer películas, no películas, que muestran afecciones como subtítulos, suecos y Meryl Streep con bastante acento.

Pero ir alén de los sospechosos comunes de las primordiales películas de centros comerciales para reírse, es una historia diferente. Tras todo, hay un límite de kilometraje de otro ex- vehículo estrella de SNL sobre un imbécil adorable que salva al grupo de fútbol / oficina / planeta y acaba con una novia que se sale de su liga.

Las próximas películas sin subtítulos tienen que tenerse presente en el momento en que tenga apetito de reír pero haya perdido el apetito por otra ración de Adam Sandler.

10. Un rostro en la multitud

Andy Griffith interpreta a un exuberante matón pero adorable que hace un viaje vertiginoso desde el amado buen chaval hasta el corrupto agente de poder. Es bien difícil imaginar a alguien aparte de Griffith dando vida a este imbécil cautivador confederado. Pero entonces cualquier persona que haya subsistido a los últimos ocho años puede rememorar la actuación de determinado cautivador confederado que (de manera accidental) rivaliza con la de Griffith en intensidad cómica.

9. Estados Confederados de América

Este falso reportaje piensa que el sur había ganado la guerra civil y persuadió a sus vecinos del norte a fin de que le diesen otra ocasión a la institución. ¡Esclavitud en el siglo XXI! ¡Qué fuente interminable de risas sería esa!

Sí, acepto que la idea de CSA no sonaba como una receta para una noche de risa, pero de alguna forma me persuadió con su estilo inexpresivo y su broma aplicada de manera democrática.

8. Flirteando con el desastre

¿Recuerda la película de Ben Stiller sobre un hombre neurótico recién casado y su búsqueda de la aprobación de sus progenitores? Claro, Meet the Parents se rió entre dientes, pero 1996 Flirteando con el desastre Prosiguió un plan afín para generar risas cada vez más profundas, sin obligarte a aguantar a un Robert DeNiro incómodamente mal interpretado.

7. Love Serenade

Las comedias no tienen la posibilidad de ser mucho más peculiares ni mucho más inexpresivas que este relajado cautivador australiano de la directiva Shirley Barrett. Las risas te sorprenden en esta sutil historia de 2 hermanas que cometen el fallo de enamorarse de un disc jockey local bendecido con el carisma de un cactus.

Apunte interesante: la extraña escena final rodada encima de un silo resultó en la desaparición del doble.

6. Boeing Boeing

https://www.youtube.com/watch?v=FchnNJOEZmM

Este juego increíblemente capaz y veloz mediante una enmarañada red de romances de todo el mundo satisfará el apetito mucho más insaciable por las estupideces sin someternos a un romance de bolas de maíz. Tony Curtis interpreta el papel para el que nació, el lotario que charla con suavidad, al paso que Jerry Lewis, inusualmente sumiso, revela que puede llevar a cabo reír sin desplomarse sobre los muebles.

5. Película de Kentucky Fried

Si eres bastante joven para rememorar la extraña era olvidada famosa por los historiadores como “los años setenta”, probablemente varios de los rechistes de KFM se escapen. Entre las partes que aún se sostienen están: la sátira de Bruce Lee ‘a Fist Full of Yen’ y el despegue de blaxploitation
Cleopatra Schwartz. El equipo creativo tras esta mixtura cómica: el directivo John Landis y los argumentistas David Zucker, Jim Abrahams y Jerry Zucker – desde ese momento se han vuelto ricos alén de sus sueños mucho más locos realizando películas de las que verdaderamente has oído charlar, visto y de las que te ríes en los pantalones.

4. Esquizópolis

¿Qué tan extraño es Schizopolis? Schizopolis cuenta la narración de Fletcher Munson, un dron corporativo para una organización de autoayuda afín a la Cienciología llamada Eventualism. No posee créditos de apertura ni de cierre. Ah, y tiene un exterminador psicótico llamado Elmo Oxygen que recorre la localidad seduciendo a esposas solitarias y tomando fotografías de sus genitales. Es la comedia mucho más extraña que he visto en mi vida o la película mucho más entretenida que he visto en mi vida.

Fear of a Black Hat es para el hip-hop lo que Spinal Tap es para el rock: un falso reportaje cargado de risas que no escatima en ninguna de las metas de su género. Para ‘Fear’ eso significa burlarse de la excesiva afición de todo el mundo del rap por la crueldad, la misoginia y el bling-bling. Asistencia en el caso de que seas un fanático del género, pero asimismo es útil la creencia de que el reino del hip-hop podría requerir algo de pincho.

2. Fuera de horario

Sí, Martin Scorsese puede llevar a cabo una comedia, si bien probablemente la comedia mucho más obscura en la narración de las películas. Pero entre los chillidos de horror, las risas llegan abudantemente. Antes que nuestro personaje principal escape de una sucesión de círculos infernales al estilo de Dante, está con óbices que causan risas como un corte de pelo Mohawk aplicado ferozmente, una muerte por la que de manera accidental lo culpan y que Cheech y Chong se lo hurtan.

Y asimismo pasan cosas extrañas.

1. Película de america

¿Un reportaje cuenta como comedia? Lo realiza en el momento en que el sujeto es un cineasta extraño y delirante cuya relación entre talento y también impulso está desquiciadamente desequilibrada. Añada a eso un elenco heterogéneo de acompañamiento de los desprotegidos que sobrepasan el desempeño (¡incluyendo los Green Bay Packers del 96!) Y conseguirá una historia delicadamente guasona que Hollywood no podría igualar si lo intentara.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *