Las 10 mejores teorías sobre la ciudad perdida de Atlantis

Desde el instante en que el popular pensador heleno Platón escribió por vez primera sobre un conjunto de naciones legendario llamado Atlántida hace mucho más de 2 mil años, los investigadores estuvieron enfrascados en un feroz enfrentamiento sobre si ese rincón verdaderamente existía. Más allá de que unas realmente pocas personas se tomaron seriamente las expresiones de Platón, la mayor parte se broma de la iniciativa de que una civilización avanzada logre ocultar tan totalmente tal y como si jamás hubiese existido. Es un tanto como imaginar que un elefante podría caminar mediante un ventisquero sin dejar huellas, lo que provoca que sea simple ignorar todo el tema y descartarlo como otro ejemplo mucho más de la pseudociencia de la Novedosa Era o, en el más destacable de las situaciones, una fábula fabulosa y también históricamente indefendible. . Y esta tampoco es una situación irrazonable. Tras todo, Platón describió el sitio como tan enorme como Libia (un término viejo para el norte de África) y Asia combinados, lo que provoca que uno esté razonablemente seguro de que habría de ser bien difícil pasarlo por prominente. Y, no obstante, absolutamente nadie logró generar tanto como un arrecife de coral que podría haber marcado su vieja costa, y bastante menos un conjunto de naciones sumergido. Pero la búsqueda sigue y, en cualquier caso, semeja estar medrando tanto en escala como en sofisticación hasta el momento en que el día de hoy se convirtió en una suerte de santísimo grial tecnológico / histórico para el siglo XXI.

¿Existió la Atlántida? Si tenga existencia, ¿dónde podría estar? Más allá de que absolutamente nadie puede contestar a esa pregunta con determinado nivel de seguridad, si bien ciertos lo procuran, hay bastantes teorías en rivalidad para estimar. Ciertos de ellos son mucho más plausibles que otros, y ciertos aun tiene algún acompañamiento de la red social científica, pero todos son solo conjeturas. Conque en este momento, sin más ni más preámbulos, aquí está mi lista, sin orden particularmente, de las diez primordiales teorías sobre el conjunto de naciones perdido de la Atlántida.

10. Los cuentos de Atlantis son falsos

La situación clásico mantenida por la mayor parte de los científicos y también historiadores durante los años es que el relato de Platón sobre una localidad fabulosamente rica, como se cuenta en Critias y Timeo, era sencillamente una historia de ficción desarrollada para divertir y también alumbrar a sus leyentes sobre los riesgos de la insolencia y la conversión. nuevamente en los dioses, y jamás tuvo la intención de ser interpretado como un relato de un espacio real o acontecimientos reales. La prueba de o sea sugerida por visto que Platón nos comunica que la isla fue entregada al dios heleno Poseidón, quien se enamoró de la bella hija del primer rey de la Atlántida, llamada, no por coincidencia, sospecho, Atlas, y engendró varios hijos por ella, a quien velozmente repartió unas partes de la isla. Asimismo nos comunica que los atlantes fueron derrotados por una coalición de pueblos helenos y del Mediterráneo oriental hace unos 12.000 años, cientos de años antes que las primeras civilizaciones brotaran en la zona, con lo que no es muy probable que toda la historia afirme lo mínimo. El interrogante, entonces, es que si nos observamos obligados a tomar partido de la historia como verídica, ¿no nos encontramos como resulta lógico obligados a admitir todo, incluyendo un dios procreador y una línea de tiempo sesgada, asimismo como cierto? Da una pausa para preguntarse.

9. La Atlántida era falsa, pero los cuentos de un Diluvio mundial eran algunos.

El Diluvio después de la restauración

Platón hace varias referencias a un enorme diluvio que ocurrió una cantidad enorme de años antes de su tiempo y que destrozó prácticamente todo el planeta, dejando solo un pequeño fragmento de humanidad para repoblar el globo y empezar nuevamente la civilización. La crónica de la Atlántida, entonces, si bien es en sí una manifestación de la fértil imaginación de Platón, probablemente halla sido inspirada por un acontecimiento histórico real —en un caso así, una inundación global masiva— que ha podido haber tenido sitio diez mil años antes de su nacimiento. ¿Podría ser este un recuerdo lejano del final de la última Edad de Hielo, en el momento en que los escenarios globales de los océanos aumentaron cientos y cientos de pies en solo unos pocos siglos, sumergiendo masas de tierra enteras en el desarrollo, embellecidas mediante cada recuento, o podría ser algo mucho más ( como el encontronazo de un meteorito en el océano que causó una gran devastación en el mundo entero?)

8. La Atlántida era un conjunto de naciones que existía en el Atlántico medio en tanto que fue destruido por catástrofes naturales.

Resultado de imagen de Atlantis, the Antediluvian World,

Para el mucho más puro, este todavía es el comprensión clásico y el postulado inicialmente por el escritor del siglo XIX y el atlantisfilo Ignatius Donnelly en su libro de 1882, Atlantis, the Antediluvian World, quien imaginó que el Océano Atlántico no tendría mucho más de unos pocos cientos y cientos de pies de hondura y predispuesto. a cambios verticales eventuales. Ya que se sabía tan poco sobre el océano en su temporada, varios consideraron su teoría elogiable en ese instante, por lo menos hasta el advenimiento de la oceanografía actualizada, en el momento en que se determinó que el Atlántico tenía hasta cinco millas de hondura en ciertos sitios y no era predispuesto. hacia la creación de continentes masivos. Más allá de que esto fundamentalmente torpedeó la hipótesis del pobre Ignacio en lo relativo a la ciencia, ciertos prosiguen aferrándose a ella con enorme perserverancia en parte importante gracias a la insistencia de Platón en que el sitio existía justo afuera de las “Columnas de Hércules” (un término viejo para los modernos Estrechos de Hércules). Gibraltar), lo que supone que debía estar en algún rincón del Atlántico medio.

7. Platón se refería a los viejos minoicos y a la explosión de la isla volcánica de Thera.

Una teoría poco a poco más habitual sobre la auténtica naturaleza de la Atlántida, y una que tiene alguna aceptación en la red social científica, es que Platón se refería a un pueblo originario de la actualizada isla griega de Creta popular como los minoicos, que fueron en parte importante aniquilados en el momento en que el La próxima isla volcánica de Thera (famosa el día de hoy como Santorini) entró en erupción en 1600 a. C., generando sunamis suficientemente enormes para eliminar múltiples ciudades ribereñas minoicas y ocasionar daños notables en toda la cuenca mediterránea. Una catástrofe tan increíble y masiva, por supuesto a manos de dioses enfadados, habría sido recordada en los anales de la historia egipcia para al final hallar su sendero en la mitología de la temporada de Platón mucho más de mil años después. La hipótesis, entonces, es que Platón se se encontraba refiriendo a esa catástrofe en una manera algo idealizada, las especificaciones de los amplios elementos y el poder de la Atlántida indudablemente excesivas o embellecidas con el recuento durante los años y transmitidas ingenuamente por el pensador heleno.

6. Atlantis fue un recuento mítico de la inundación del Mar Negro

Resultado de imagen para la inundación del mar negro

Otra teoría que se ha postulado últimamente, y de nuevo tiene cierto acompañamiento entre los científicos, es que la Atlántida y el “enorme diluvio” del que charló Platón fue un relato mitologizado de otro acontecimiento histórico que sucedió una cantidad enorme de años antes del nacimiento de Platón: la separación del Bósforo por el Mar Mediterráneo y la inundación del Mar Negro cerca del 5600 a. C. Se demostró que múltiples civilizaciones lograron haber florecido en la costa del Mar Negro (entonces un lago de agua dulce con la mitad de su tamaño de hoy) en ese instante, solo para localizarlo todo sumergido bajo cientos y cientos de pies de agua de mar en un periodo bastante alto. poco tiempo (ciertas estimaciones lo ubican en menos de un año). Tal acontecimiento probablemente habría tenido un efecto traumático en la multitud de la zona, quienes habrían sido desperdigadas por el acontecimiento. En el momento en que escaparon de las crecientes aguas y emigraron a otras zonas, cada uno de ellos habría llevado consigo su relato enormemente mitificado del diluvio que les sobrevino prácticamente de un día para otro, creando la inspiración para la narración de Platón.

5. Atlantis se refería a una Antártida mucho más tibia.

La discutida sugerencia del difunto Converses Hapgood de que la corteza terrestre probablemente halla cambiado de repente hace unos 12 mil años (mantuvo que la corteza terrestre flota sobre un magma de roca derretida como la piel de una naranja y se desplaza periódicamente durante los milenios gracias a la predominación subterránea y presiones gravitacionales) ha captado la imaginación de varios apasionados a la Atlántida durante los años. Según Hapgood, gracias a este cambio, en un instante el conjunto de naciones de la Antártida se encontraba considerablemente más al norte de lo que es en este momento —y temperado y poblado por una civilización avanzada para iniciar— y eso era a eso que Platón se refería como Atlántida. Su repentino y catastrófico cambio a su situación helada de hoy, entonces, destrozó a los atlantes y también logró de la Antártida la caja de hielo inhabitable que es el día de hoy. Si bien la iniciativa tiene sus incondicionales, la idea de que la corteza terrestre podría cambiar de forma tan trágica y inmediata no posee respaldo en la red social científica. Además de esto, Hapgood presentó su teoría antes que la ciencia va a llegar a entender absolutamente la naturaleza de la tectónica de placas, lo que logró bastante para exilar su hipótesis de la “corteza deslizante” al campo de las “opiniones marginales” en lo relacionado al conjunto de naciones de Platón.

4. Atlantis era una referencia a un viejo conjunto de naciones llamado Lemuria.

Resultado de imagen para Lemuria

Raramente, los helenos no fueron los únicos que sostuvieron la creencia en una vieja civilización recluída a una isla. La India y el conjunto de naciones asiático tienen su tradición, a la que llaman Lemuria, una civilización insular que en teoría existió en el Océano Índico. La iniciativa de que existía un espacio de esta forma fue postulada por vez primera por el zoólogo del siglo XIX Philip Sclater como un medio de contabilidad. por las discontinuidades que halló en la biogeografía de la zona del Océano Índico en ese instante. Su idea de que Madagascar y la India lograron ser una parte de un conjunto de naciones mucho más grande, al que llamó Lemuria, se volvió obsoleta por la entendimiento actualizada de la tectónica de placas, que revela consistentemente que más allá de que hay continentes hundidos, como la meseta de Kerguelen en la India Océano: no se conoce ninguna capacitación geológica bajo el Océano Índico que sea correcto a la hipotética Lemuria de Sclater. El nombre por lo menos prestó su nombre a los pequeños primates originarios de Madagascar populares como lémur (¿o fue del revés?), Con lo que no fue una pérdida completa.

3. La Atlántida era de todos modos la tierra mitológica de Mu.

Resultado de imagen para land of Mu

Mu es el nombre de un conjunto de naciones hipotético que en teoría existió en el Océano Atlántico o en el Pacífico, en dependencia de a quién escuches. En todo caso, se creyó que había desaparecido en los comienzos de la crónica de la raza humana, y sus sobrevivientes emigraron a otros continentes para ser útil como base para múltiples civilizaciones siguientes en el mundo entero. Hoy día, los científicos en general desechan el término de Mu y de otros continentes perdidos como Atlántida o Lemuria (ver arriba) como físicamente irrealizable, en tanto que un conjunto de naciones no puede hundirse ni ser destruido por ninguna catástrofe concebible, en especial no en escaso tiempo. Además de esto, el peso de la prueba arqueológica, lingüística y genética es opuesto a la afirmación de que las viejas civilizaciones del Nuevo y del Viejo Planeta brotaron de una civilización ancestral común.

2. Atlantis se encontraba en el sudeste asiático

El resultado de la imagen de Atlantis estaba en el sudeste asiático

Si uno mira la geografía del mundo en el auge de la última Edad de Hielo, apreciará que los escenarios del océano estaban mucho más de doscientos pies mucho más bajos que como producto de tanta agua absorbida por las gigantes capas de hielo que cubrían la mayoría de la área. América del Norte y Europa. Como tal, puede ver que el archipiélago de islas que conocemos el día de hoy como Indonesia era entonces un conjunto de naciones terminado prácticamente tan enorme como Europa occidental que se prolonga desde Australia hasta el subcontinente indio (que asimismo se prolonga cientos y cientos de millas mar adentro). Temperado, subtropical y masivo, habría sido un espacio idóneo para que una civilización nuevo, quizás aun una tan avanzada tecnológicamente como la nuestra hoy día, echase raíces. ¿Ha podido haber surgido entonces una civilización tan global, solo para quizás hallarse destruida por su tecnología y toda la prueba sumergida por el océano en expansión en el momento en que los polos se derritieron? Precisamente, esto explicaría muchas de las mitologías de civilizaciones destacadas y de crecidas de agua mantenidas por muchas etnias distintas en el mundo entero y explicaría muchas de las semejanzas entre las construcciones paralelas (pirámides, obeliscos, tallas de piedra) que se ven en el mundo entero el día de hoy.

1. Atlantis se encontraba en las Bahamas, Bermudas, Turbes, Islas Canarias, etcétera.

Resultado de imagen de Atlantis in bermuda

La iniciativa de que Platón se refería a un espacio en el Atlántico no muere de manera fácil, con lo que prácticamente cualquier isla o masa de tierra que esté en cualquier sitio entre la costa este de las Américas y Europa / África se ha sugerido como el sitio del conjunto de naciones fabuloso de Platón. Lamentablemente, ninguna de estas islas es especialmente increíble en alcance o tamaño, ni ninguna de ellas recomienda que en algún momento sostuvieron algo que se acercara a una civilización avanzada anteriormente distante (o aun el día de hoy, para la situacion). Las Bahamas, debido al hallazgo en frente de la costa de la isla Bimini en 1968 de lo que semeja ser un muro portuario artificial (normalmente descartado por los científicos como una capacitación de roca de playa que tiene dentro líneas de fractura de fachada artificial pero puramente naturales que proponen un pavimento ” road ”) y debido al interés en la historia de historia legendaria no probada pero habitual del“ Triángulo de las Bermudas ”, todavía es el preferido entre varios apasionados de Atlantis, si bien está lejos de disfrutar de un acompañamiento unánime.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *