Las 10 películas favoritas de Johnny Depp

Hay precisamente 2 causas para estar ofuscado con Johnny Depp: su actuación y su atrayente sexual, los que tienen una inclinación a retar las recias reglas de género (esto es, interpretó a un transexual en Before Night Falls, y pequeños y pequeñas por igual. aceptarán descaradamente sus perjudiciales enamoramientos de Johnny). Como actor de individuos, de manera frecuente interpreta a los individuos mucho más desafiantes y menos comúnes en una película cierta, algo que la mayor parte de la élite usual de Hollywood raras veces hace. Por su aparente incapacidad para emplear exactamente el mismo disfraz un par de veces (pese a Piratas del Caribe), Depp jamás puede ser encasillado. Habitualmente se derrama en encomios de sus mayores, incluyendo los de la talla de Marlon Brando, siendo ovacionado como el más destacable actor de su generación, si no el más destacable de siempre (nuestro Marlon Brando probablemente halla sido sepultado con ese título). Dejando a un lado el talento, solo mira esa composición de mandíbula especial y esa mirada penetrante; No es de extrañar que permanezca una banda con el nombre “Gay for Johnny Depp”.

Su marca propia de hot cool existe tanto dentro como fuera de los permisos que interpreta en la pantalla y tiene bastante que ver con su estatus iconoclasta de “chaval malo”: abandonó la escuela secundaria para perseguir sus ambiciones de banda de rock, solo incidentalmente tropezando con … pantalla con esa parte aterrizó en 21 Jumpstreet. Ese fue solo el resultado de su capacidad latente, pero intrínseca, para conectarse a tierra y transformarse naturalmente en otra persona. Pero, ¿quién es este hombre de todos modos, bajo los brazaletes de cuero y los sombreros de fieltro y las capas de construcción complicada? Todos deseamos estar un tanto mucho más cerca de Johnny Depp, aun si la única forma de llevarlo a cabo es ver (esto es, babear) sus películas.

Aquí están diez de sus mejores:

10. El intrépido (1997)

Este debe estar aquí por el hecho de que implica bastante a Johnny Depp (sin nombrar un cameo magistral de Marlon Brando que semeja bastante leal a sí mismo como un viejo originario americano sabio): dirigió, protagonizó y co- escribió el guion de esta película fundamentada en una novela de Gregory McDonald. Es su emprendimiento de vanidad, por de esta forma decirlo, y su exceso de indulgencia exhibe qué total y también de forma intolerable extendida es esta película. Hablamos de un hombre originario americano que vive en un depósito de morralla comunal y se sacrifica, por medio de una película snuff bien pagada, por el confort de su familia. Tras 2 largas horas, verdaderamente sientes el mal de este personaje abiertamente al estilo de Jesús.

9. Piratas del Caribe (2003, 2006, 2007…)

Esta licencia debe incluirse en cualquier lista sobre Johnny Depp por obligación cultural. Sin duda, Jack Sparrow va a ser entre los preferidos de los disfraces de Halloween en los próximos años, su personaje va a ser imitado en todas y cada una de las fiestas siguientes cuando el ron haya hecho efecto. Es generalmente conocido que la inspiración para Jack Sparrow procede de manera directa de las payasadas de Keith Richards. . Richards expresó su agradecimiento en el momento en que apareció como el padre de Jack en la tercera película; la imitación es, tras todo, la manera mucho más franca de adulación, un aforismo que suena cierto aun para las estrellas de rock mucho más salobres. Busque el próximo reportaje de Depp sobre Richards y vea cuántos puntos brownie mucho más puede ganar habilidosamente esta clase.

8. Public Enemies (2009)

Esta película es Johnny Depp en su peor instante. Claro, era un villano simpático en Pirates, pero esa era una película de Disney. Aquí, nada se detiene con su calificación R algo gratificante: latrocinios a bancos, ametralladoras, mafiosos de la era dorada, mafiosos de Chicago y varios tiroteos de policías y ladrones en la vida real. Esta historia de crímenes reales, relativamente no ficción, toma las mofas aguardadas de Hollywood, pero hace un óptimo trabajo contando la narración de un Robin Hood moderno a la John Dillinger al escoger al hombre idóneo para el trabajo.

7. Benny y Joon (1993)

Aquí, Depp interpreta a un fanático del cine mudo con inconvenientes mentales que corteja a otro de una predisposición afín mediante prácticas de payasadas inspiradas en la vieja escuela Buster Keaton y Charlie Chaplin. Esta estrategia solo podría tener éxito si la efectúa Johnny Depp, puesto que su personaje es al unísono creíble y conmovedor en ninguna otra mano. Vea de qué forma alguien como Sean Penn podría haberse exagerado un tanto, como lo logró en I Am Sam como el padre con inconvenientes mentales. Este papel requería los matices y una sutileza que solo Johnny Depp podía dar.

6. Ed Wood (1994)

Johnny Depp semeja solamente mucho más peculiar en otros sitios que como Ed Wood, el peor cineasta de siempre, apropiadamente apodado. Si verdaderamente vas a buscar alguno de sus viejos festivales de basura de ciencia ficción, vas a ver que Tim Burton logró un trabajo refulgente al recrear esa sensación singularmente hokie que tipifica sus películas, y una T. Las causas (como en la cinematografía en blanco y negro, la secuencia de apertura particularmente, el diálogo simultáneo, etcétera.) son omnipresentes, empapando una atmósfera que se sentiría como en el hogar si se lanzase al lado de un extenso film original de Ed Wood. El kitsch es descarado pero intencionado, y eso es lo que le da a esta película su encanto. Siendo parte adaptación, parte biopic y toda interpretación fabulosa, esto fue verdaderamente Depp y Burton en el más destacable instante de su relación laboral. Charlie y la factoría de chocolate, Alicia en el país de las maravillas… no tanto.

5. Golpe (2001)

Esta película fue, adjuntado con Donnie Brasco, una película que solicitaba a voces comparaciones con Goodfellas (aun logró marcar el puntaje del propio Henry Hill, en la manera de Ray Liotta interpretando al padre del narcotraficante). Johnny Depp interpretó a George Jung a su forma, pero es bien difícil no oír a Liotta con su voz grasosa y rápida (por otro lado, quizás se piensa que es un aspecto heredado). Depp, con independencia de sus derivaciones, transporta a este personaje por medio de cada vicisitud impulsada por el poder y la emoción, y da esa rigidez de carácter, como es su naturaleza para llevarlo a cabo.

4. Don Juan DeMarco (1994)

Esta película ha de ser apreciada como una lección de actuación virtuosa, al menos, escogiendo a Johnny Depp al lado de su guía y Jabba-the-Hutt-in-the-making Marlon Brando. Es tal y como si estuvieses observando pasar la antorcha de una enorme torre a otra. Johnny aun interpreta a 2 “géneros de” individuos, como el seductor español Don Juan y el Johnny Deppish absolutamente nadie que adopta este personaje, con acento y todo, para llevar a cabo su historia un tanto mucho más exitosa. El personaje de Brando aun aprende una lección de pasión en el final de la película del personaje supuestamente raro de Depp. Prácticamente una alegoría de la relación que Depp y Brando compartieron hoy en dia, esta película podría confundirse de manera fácil con un reportaje.

3. ¿Qué come Gilbert Grape? (1993)

Un melancólico Johnny Depp interpreta a un hermano mayor responsable, pero fallido, de un Leonardo DiCaprio con inconvenientes mentales. El mal en los ojos de Depp como Gilbert es prácticamente tangible, procedente de una angustia personal claramente profunda que se le trajo a este personaje sin solamente un filtro. Esta película atrapa varios de los mejores escenarios sentimentales de Depp; hondura que no hallarás en una distribución de la licencia Pirates (la cuarta se está grabando hoy día).

2. Temor y asco en Las Vegas (1998)

No varios actores tienen la posibilidad de alardear de desarrollar una angosta amistad con Hunter S. Thompson sencillamente durmiendo en su sótano en el transcurso de un periodo prolongado. Johnny Depp es la salvedad. Como una parte de una investigación de individuos intensamente arraigada, Depp estudió los movimientos y patrones de charla de este hombre como un buitre haría su presa marchita. El resultado fue una representación que resultaría bastante infecciosa para no imitarla. Si bien ciertos tienen la posibilidad de argumentar la interpretación de Bill Murray en Where the Buffalo Roam was better, los 2 continúan en ligas diferentes. Evidentemente, en el momento en que el difunto Thompson solicitó que sus cenizas fuesen disparadas desde un cañón enorme con forma de puño tras su rancho en Rojo, Johnny Depp se encontraba allí para prender la mecha.

1. Eduardo Manostijeras (1990)

Esta película es el todo más especial: la característica más especial de Burton-Depp, la película de referencia gótica más especial, la actualización más especial de la imaginación desorganizada pero inmaculada de un directivo en la pantalla. Un cuento moderno de Frankenstein, ninguna otra película tiene dentro tanta substancia sin haberse apoyado tanto en una novela como los garabatos del cuaderno de bocetos de un niño de corazón alienado. Depp llevó su capacidad de prominente calibre para hacer un personaje a su máximo registro, encarnando un personaje que charla un sinnúmero de contenido en resumen (o líneas). Su concepción evocadora es la de un niño y, en determinado sentido, exactamente el mismo Tim Burton, solo en un contexto mucho más fabuloso. Es una lástima que Burton actualmente sea considerablemente más laxo que su viejo yo reprimido, siendo el que dibujó variantes explícitas de Minnie Mouse en su momento de libertad.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *