Las 10 peores dietas de moda no saludables

Los regímenes de tendencia procuran prestar una solución rápida para el perder peso rápida y también, aun si marchan, el resultado es en un corto plazo y los kilogramos se recobran. El mayor inconveniente con los regímenes de tendencia poco saludables es que no tienes que proseguir ninguna de ellas a lo largo de periodos extendidos por el hecho de que, generalmente, no están equilibradas nutricionalmente. Muchas dietas de tendencia no marchan en lo más mínimo, y ciertas tienen la posibilidad de ser peligrosas por el hecho de que se fundamentan en ideas malas o extrañas, como “La dieta de la hermosa yacente”, donde te quedas inconsciente a lo largo de múltiples días seguidos con sedantes.

Dieta del hombre de las cavernas (dieta prehistórica, dieta de la edad de piedra, dieta paleolítica)

Como puede acertar, esta dieta da un giro cerca de intentar imitar la dieta del hombre de las cavernas. Los alimentos tolerados tienen dentro carne magra (sospecho que la carne de dinosaurio era magra), pescado, verduras, frutas, raíces y nueces; y excluye: granos, legumbres, artículos lácteos, sal, azúcar refinada y aceites procesados. Todos y cada uno de los alimentos que se consumen son los que se tienen la posibilidad de apresar y juntar. Por favor, dígame por qué razón desearíamos amoldar nuestros hábitos alimentarios a los de un hombre de las cavernas. ¿No era su promesa de vida promedio de cerca de 15 años o algo de esta forma?

9. La dieta del chocolate con pasta

Resultado de imagen de Dieta Pasta Chocolate

¿Sueño? ¿Pasta Y chocolate? Conoces el viejo dicho: “Si suena bastante bueno para ser verdad, entonces probablemente lo sea” y ese es la situacion aquí. No puede tomar solamente que agua, y el único chocolate que consigue es hasta 1 onza en el final del día como bocadillo durante la noche adjuntado con ciertas palomitas de maíz, pero puede comer pasta para el almuerzo y la cena. Los alimentos prohibidos tienen dentro azúcar, alcohol, bebidas carbonatadas, café, té, nueces, toda la comida rápida imaginable salvo los pochoclos de maíz, los alimentos fritos, los modelos lácteos, la sal y la carne roja. ¿Sabes lo pequeña que es una onza de chocolate? ¿Verdaderamente merece la pena no comer un bistec ocasionalmente? La mayor parte de los regímenes reales te animan a elaborar carnes rojas de manera saludable. Esta dieta da esenciales limitaciones alimenticias con una recompensa de 1 onza de chocolate cada noche adjuntado con la sepa de ciertos nutrientes fundamentales.

8. La dieta de la sopa de pollo

Se le deja un desayuno al día (¿solo uno?), Entonces puede comer tanta sopa de pollo como quiera a lo largo del resto del día. Esto no puede ser bueno. Esencialmente, vive de cereales, bagels, youghourt, higos y galones de sopa de pollo. O sea afín a la “dieta de la sopa de repollo” y las dos dietas huelen a desnutrición, entre otras muchas cosas.

7. La dieta Zen

02/12/07 Brunch bento-licious

Es verdaderamente un plan muy sencilla: solo coma alimentos en su estado natural, sin carnes rojas, y limite el resto de carnes sensiblemente. Ciertas dietas Zen prohíben toda la carne y los lácteos. El mayor inconveniente es que poca o ninguna carne quiere decir que no hay bastante proteína que se requiere para la química cerebral, la reparación muscular y la capacitación de huesos; y poca o ninguna grasa, la grasa buena, perjudica la saciedad y la aptitud del cuerpo para normalizar el azúcar en la sangre y reducir la inflamación. ¡Trae el tocino!

6. Dieta de jugo de toronja de 12 días

Este verdaderamente es bastante bueno para ser verdad. Puede comer hasta estar lleno, puede duplicar o triplicar la proporción de carne, ensalada o verduras para cada comida, puede freír alimentos en mantequilla y emplear mantequilla ampliamente en las verduras, y DEBE comer tocino en el momento en que aseguran que coma tocino . Puede comer cualquier clase de queso y tiene la posibilidad de tener mahonesa y aderezo regular para ensaladas. Pero como su nombre lo señala, debe tomar 8 onzas de jugo de toronja con cada comida, puesto que se piensa que es el catalizador para abrasar lo que come siempre y cuando coma las composiciones adecuadas de alimentos. ¡No olvide el tocino! Asimismo debe tomar ocho vasos de agua de 8 onzas todos y cada uno de los días. La promesa, mientras que traga todo ese queso, mantequilla, tocino y mahonesa, y nada en agua y jugo de toronja, es que perderá 52 libras en 2 meses y medio. Derecha. ¡SIGUIENTE!

5. La dieta de los perros calientes de 3 días

Nahaufnahme von Hotdog-Würstchen und Portion Senf auf grauem Teller

No estoy segurísimo de por qué razón lo llaman una ‘dieta de perros calientes’, puesto que la única vez que verdaderamente COMES perros calientes es el segundo día en la cena. En caso contrario, va a estar comiendo alimentos dietéticos regulares como requesón, atún, frutas, verduras y café o té negro a lo largo de 3 días. Corrección, se le señala que tome ½ taza de helado de vainilla todas y cada una de las noches. Imagínate, ¿salchichas y helado? Pienso que añadieron 2 perros calientes en el menú para la segunda noche solo para lograr llamar a esto una dieta de perros calientes.

4. La dieta imantada

La base de esta dieta es entender qué alimentos gustan salud o patología al cuerpo. El magnetismo contaminante en teoría atrae patologías al cuerpo y también incluye azúcar refinada, colesterol y harina blanca. El magnetismo vigorizante incluye frutas, cereales integrales, verduras, carnes magras y alimentos que poseen antioxidantes. Aparte de solo comer alimentos estimulantes del magnetismo, la dieta aboga por la meditación y la reprogramación de la cabeza a fin de que adopte hábitos mucho más saludables. Para mí, suena como un nombre pegadizo de la novedosa era para lo que entendemos: comer una dieta balanceada, achicar el consumo de azúcar, achicar el agobio y entrenar su cerebro para sustituir los pésimos hábitos con opciones saludables.

3. Dieta del género de sangre

Creado por el Dr. Peter D’Adamo, ND, esencialmente comes o evitas comer alimentos según tu género de sangre, y se piensa que esto te va a ayudar a adelgazar. Por servirnos de un ejemplo, esta dieta detalla que la gente con sangre tipo B tienen que eludir el maíz, el trigo, las lentejas, los tomates, el pollo, los cacahuetes y las semillas de sésamo, y tienen que comer cabra, cordero, venado, huevos, verduras y lácteos bajos en grasa. No obstante, la Clínica Mayo no piensa bastante en esta dieta y comentan que “no se estima que comer o eludir algunos alimentos según su género de sangre tenga una predominación conveniente en el peso o la salud” y asimismo sienten que este plan de dieta no es muy probable que satisfaga sus pretensiones alimenticias. De nuevo, otra dieta que en el final te permite desnutrido y cansadísimo si eres un individuo de tipo sanguíneo B que debe salir y comenzar a apresar y disparar tu comida.

2. La dieta del aire

La Dieta del Aire del Centro de Investigación Psicoactiva no necesita que evite ningún alimento o cambie su dieta de hoy o sus hábitos de ejercicio, sencillamente respire. Hmmm. Qué reciente. En vez de concentrarse en lo que come o cuánto come, se nucléa en respirar. La iniciativa es que si practicas la respiración rítmica, respiras mucho más aire. Cuanto mucho más aire respire, mucho más peso perderá. La mejor parte es que puede realizar esto cualquier ocasión y en cualquier sitio: mientras que conduce, se acuesta en cama, trabaja, pasea, tiene relaciones íntimas, etcétera. No sé ustedes, pero estoy bastante seguro de que respiro en el momento en que hago todas y cada una esas cosas. Lo que sea. ¡SIGUIENTE!

1. Dieta para la tenia

Resultado de imagen de dieta para la tenia

Esta ha de ser la dieta mucho más repugnante que nunca se haya planeado, y hay prueba de que las “pastillas de dieta para la tenia” se comercializaron entre 1900 y 1920. Esencialmente, ingieres huevos de tenia de res (la tenia de res es en teoría la opción mejor) y después tomas fármacos para matar la tenia tras haber perdido la cantidad deseada de peso. No es necesario ser un genio para comprender que esta dieta es ineficaz y poco saludable. No está mudando sus hábitos alimentarios con esta “dieta”, con lo que todo el peso volverá en el momento en que el verme se haya ido, y es increíblemente poco saludable tener un parásito viviendo en su cuerpo absorbiendo toda la nutrición.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *