Las 10 peores prisiones del mundo

Evidentemente, absolutamente nadie desea proceder a la prisión, pero existen algunas prisiones en las que verdaderamente, verdaderamente no deseas que te encarcelen como recluso. Estar en la prisión es solo parte del inconveniente, sostenerse con vida es el inconveniente mucho más grande. Aquí están las 10 cárceles mucho más peligrosas de todo el mundo.

10. Prisión de San Quentin

San Quentin, California – En la década de 1930, San Quentin se encontraba plagado de corrupción por la parte de la administración, hasta el momento en que un nuevo directivo, Clinton Truman Duffy, consternado por las condiciones inhumanas en la prisión, decidió llevar a cabo reformas en la década de 1940. Antes de su ascenso, los presos fabricaban moneda falsa en las tiendas de la prisión, les rapaban la cabeza y los forzaban a utilizar uniformes numerados, mientras que comían en cubos y aguantaban el confinamiento solitario en celdas de hormigón vertido que tenían poco aire y nada de luz. Aun una pequeña infracción a las reglas penitenciarias dejaría a un recluso en soledad, y los altercados raciales pondrían bajo riesgo la vida de los presos de manera regular. San Quentin todavía es un ámbito hostil, lleno de los criminales mucho más violentos de California, y la alta proporción de guardas por población generalmente solamente impide que el sistema carcelario se salga de control.

9. Prisión de Bang Kwang

https://www.youtube.com/watch?v=7vu9X6mPqR8

Tailandia – Popular como el “Bangkok Hilton”, Bang Kwang no tiene personal, está superpoblado y está repleto de presos que pelean contra la disparidad mientras que pasan los primeros meses de sus sentencias encadenados con grilletes en las piernas. La civilización tailandesa no cree en mimar a los presos y, en expresiones del directivo de la prisión Khun Nattee, “las cárceles tailandesas son duras … no deseas estar en Bang Kwang”. La atención médica deficiente es estándar en esta prisión, con presos enfermos encadenados a sus camas mientras que aguardan fármacos que probablemente jamás conseguirán. Si está en el corredor de la desaparición en Bangkwang, se le soldarán grilletes para las piernas hasta su ejecución, y unicamente se le informará con 2 horas de anticipación antes de fallecer por inyección mortal.

8. Prisión de Rikers Island

https://www.youtube.com/watch?v=J6JH4OGqIU0

Rikers Island, Novedosa York: apuñalamientos, tundas y trato despiadado por la parte de los guardas de la prisión caracterizan a esta prisión estadounidense. Llena eminentemente de criminales que son minorías perceptibles, enjaulados por delitos relacionados con las drogas, la prisión es un hervidero de crueldad y agresión. En 2007, el preso Hables Afflic fue golpeado hasta dejarlo sin ningún sentido con un garrote por un funcionario de la prisión, que lo golpeó reiteradamente por la espalda: sus lesiones eran tan graves que requirieron una cirugía cerebral. Seis presos se suicidaron, ahorcándose con sábanas en sus celdas, solo a lo largo de los primeros seis meses de 2003. Rikers tiene popularidad de tratar cruelmente a los presos con patologías mentales, que de manera frecuente apelan al suicidio en vez de régimen y entendimiento.

7. Instalación ADX Florence Supermax

Rojo: esta prisión se edificó en contestación a los asaltos violentos contra los guardas y el plantel carcelario de otras prisiones estadounidenses; se encontraba destinada a ser el último elemento disuasorio, un espacio donde los presos estaban absolutamente apartados del personal carcelario y se dejaban vivir en una lenta tortura sicológica. en tanto que pasaban 23 horas cada día en celdas estériles. Los presos de ADX son lo malo de lo malo, de manera frecuente reincidentes que han matado o herido a otros presos, o aun a los guardas de la prisión, a lo largo de su tiempo en otras instituciones. Descrita por los presos como una visión de pesadilla del castigo, “destinada a infligir pobreza y mal”, esta “versión limpia del infierno” es asimismo un espacio violento, pese a todas y cada una de las medidas tomadas para segregar y aislar a la población generalmente. En sus 13 años de desempeño, 2 presos fueron asesinados en ADX Florencia. Otro preso, llamado Lawrence Klaker, recibió un tiro y resultó herido en el momento en que ingresó a la prisión Supermax por vez primera: entonces se suicidó en los muros de la prisión.

6. Prisión de la isla de Alcatraz

Celdas de la prisión en la Isla de Alcatraz, Bahía de San Francisco, EE.

San Francisco, CA – Esta prisión, famosa como “La Roca” o “Isla del Demonio” fue construida para albergar a los delincuentes de la década de 1920, que violaron las leyes a lo largo de los tiempos de la Prohibición que condujeron a la Enorme Depresión. Otro estudio sobre la irritación y el aislamiento que destrozan el alma, Alcatraz era popular por su diseño único, que hacía que huír fuera prácticamente impensable. Los presos no tenían contacto con el planeta fuera de las puertas de la prisión y padecían una dura especialidad por la parte de los gobernantes de la prisión, tal como una política inhumana de “silencio” que forzaba a los presos a no charlar a lo largo de largos periodos de tiempo. Como era de aguardar, esto no fue una bendición para la salud psicológica, y varios presos se volvieron locos al verse obligados a aguantar las estrictas condiciones de la prisión sin charla u otra liberación de sus conmuevas. La prisión fue clausurada en 1963, pero su lúgubre legado prosigue vivo, en películas y leyendas.

5. Prisión de La Sante

París, Francia – Según la denunciante y exfuncionaria de la prisión Veronique Vasseur, esta prisión era un infierno, donde los presos eran obligados a cumplir sus sentencias en celdas de hormigón repletas de ratas y piojos. Los presos eran propensos a perder la cordura al lidiar con las duras realidades cotidianas de la vida en La Sante, que se traduce, irónicamente, como “salud” en el idioma inglés. El confort de los presos ocupaba un espacio bajísimo en la lista de preferencias de los gestores franceses de esta cámara de tortura a enorme escala: los presos mucho más enclenques eran subordinados todos los días por otros mucho más fuertes y las violaciones eran un hecho períodico en la prisión. El suicidio fue rampante en la Sante, con la impactante cifra de 122 muertes autoinfligidas de presos en 2002, y 73 mucho más en la época de 2003. La inclinación al suicidio podría estar relacionada con las horribles condiciones de vida que sumieron a los presos en una depresión clínica: hacinamiento, falta de personal, y la crueldad carcelaria llevó a estas personas a tragarse limpiadores de desagües para terminar con su padecimiento al fin y al cabo.

4. Prisión de Diyarbakir

Resultado de imagen de la prisión de Diyarbakir

Turquía: esta prisión fué citada por sus violaciones de los derechos humanos, que se estima que cruzan la línea hacia una auténtica atrocidad. De 1981 a 1984, 34 presos perdieron la vida gracias a los desmesurados casos de tortura, tanto mental como física, practicados en Diyarbakir. Esta prisión es famosa por el abuso sexual de sus presos y sus condiciones inhabitantes. Los presos han intentado realizar huelgas de apetito, se han prendido fuego en queja por las condiciones carcelarias y se han suicidado para huír de los horrores de esta instalación turca. Se conoce que Diyarbakir recluye a sencillos pequeños con sentencias de cadena perpetua, y sus “crímenes contra la raza humana” lo transforman en entre las instituciones penales mucho más sádicas y prohibidas de todo el mundo.

3. Prisión de La Sabaneta

Venezuela – Venezuela es famosa por sus prisiones brutales, donde la crueldad es un hecho diario, y los presos están a la merced de brotes de anomalías de la salud, personal mal comprado, pocos servicios médicos y comida y atención deficientes. La Sabaneta es lo malo de lo malo, un espacio donde los brotes de cólera han acabado con 700 presos, en la mitad de una “crueldad espantosa” y altercados que desencadenaron una horrible matanza de 100 presos en 1994. La desaparición es rampante en La Sabaneta, y el pelo- Se estima que los temperamentos desencadenantes de los presos y el plantel están relacionados con la ociosidad y el aburrimiento, puesto que no se deja ninguna actividad para dejar en libertad la tensión: dejados a sus gadgets, los presos luchan entre ellos, emplean navajas y otras armas fatales, y se matan entre sí de esta instalación penal anticuada.

2. Prisión de Tadmor

Siria – Posiblemente el recuento de fallecidos no clasifique a la prisión de Tadmor como el número uno en esta lista, pero ninguna otra prisión me provocó muchos escalofríos como hice mi investigación. La crueldad en Tadmor es tan espantosa y completamente maligna que me sentí enferma al leer sobre ella. Descrito como un “reino de muerte y disparidad” por un ex- detenido, Tadmor tiene guardas sedientos de sangre que matan a los presos con hachas y presos políticos (léase: participantes de la manifestación no violentos) que los gestores de cárceles mueren de apetito hasta la emaciación del campo de concentración. En 1980, tras un intento de asesinato del presidente (en Damasco), los presos debieron abonar el valor máximo en el momento en que los comandos aterrizaron en Tadmor en helicópteros y mataron a 500 presos en sus celdas: esta “observación: envió un mensaje claro a los sirios sobre sostenerse on-line. En el momento en que los guardas no están ocupados anudando a los presos y arrastrándolos hasta la desaparición, se los puede hallar cortando unas partes del cuerpo en entre los múltiples patios de la prisión.

1. Prisión de Carandiru

Brasil – El recuento de cadáveres fue por las nubes en esta conocida prisión brasileira, donde los altercados en 1992 desencadenaron una matanza de la población generalmente por la parte de la policía local: los presos, que se habían rendido y se habían entregado a la policía, fueron baleados mientras que se encogían de terror en sus enanas células. Se estima que las muertes en esta instalación se levantan a 1300 en sus 46 años de historia: el reinado del terror por la parte de los gobernantes penitenciarios se detuvo en 2002 en el momento en que se cerró la prisión, en la mitad de campañas de Amnistía En todo el mundo y también reportes de graves violaciones de derechos humanos que podrían No ser silenciado por gobernantes brasileiros. La crueldad no fue lo único que conminó a los poco afortunados habitantes de este rincón obscuro: una epidemia de SIDA en la instalación se extendió velozmente, y hasta uno de cada cinco de los presos sufría la patología.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *