Las 10 personas que se hicieron famosas después de la muerte

Donde hay vida, hay muerte. Si bien es una afirmación alguna, para muchos semeja que la vida y el legado prosiguen bastante tras la desaparición. Varios artistas, versistas, escritores y otros pudieron continuar viviendo mediante sus historias, teorías, arte y también ideas. Si bien no son inmortales, las proyectos de determinadas personas les dejan continuar siendo una sección esencial de todo el mundo, más allá de que por el momento no viven.

La próxima lista detalla diez personas que, tras la desaparición, se hicieron reconocidas y tuvieron un encontronazo profundo en la sociedad y la civilización que todavía se puede sentir el día de hoy. No todas y cada una estas personas deseaban la popularidad, pero al final la consiguieron, solo de forma intempestiva. Sospecho que la popularidad póstuma no es tan mala.

10. El Greco

Doménikos Theotokópoulos, mucho más popular como El Greco por su origen en grecia, fue un pintor, arquitecto y escultor del Renacimiento español que nació en 1541. Asimismo estudió los Tradicionales y creó su biblioteca de 130 libros. Se mudó a Roma en 1570 y abrió un taller con la promesa de que su trayectoria artística floreciera y viviese en la red social artística. Ocasionalmente se mudó a Venecia y empezó a colorear temas religiosos, con frecuencia enfocándose en aspectos y figuras alargadas. Lo logró con la promesa de dejar su huella en la historia, usando un estilo nuevo y original para sí mismo. El Greco prosiguió viajando y creando, pero próximamente perdió su sitio en la sociedad tras carecer del favor del rey. En 1614 murió tras caer enfermo.

El efecto de la desaparición

A lo largo de su tiempo, el trabajo de El Greco fue ignorado, dejado de lado y, de forma frecuente, criticado, sencillamente pues era diferente. Su estilo expresionista y dramático no era lo que la multitud se encontraba habituada, y sus pinturas no fueron apreciadas en lo más mínimo. En verdad, varios a lo largo de su tiempo calificaron su trabajo de “absurdo” y “digno de desprecio”. Aun tras su muerte, asimismo fue menospreciado, en tanto que varios vieron su trabajo como bastante raro y también incomprensible. No obstante, en el momento en que llegó el siglo XX, su trabajo fue y todavía es muy apreciado. Se le ve como un pintor que se adelantó a su tiempo, usando técnicas modernas y contemporáneas. En esencia, varios no piensan que encaje en solo una escuela de arte; en cambio, pareció hacer el suyo.

9. Alfred Wegener

Nacido el 1 de noviembre de 1880, Alfred Wegener dedicó su historia a ser un prolífico científico, geólogo y meteorólogo alemán. En 1905, recibió su título de astronomía de la Facultad de berlín y después arrancar una vida de hallazgo y experimentación. Efectuó expediciones a Groenlandia para estudiar la circulación del aire polar, lo que se realizó antes que tenga existencia una vida extensamente admitida de la corriente en chorro de la Tierra. Wegener, a lo largo de su historia, asimismo centró su investigación en buena medida en la deriva continental, donde pensaba que los continentes se movían muy de manera lenta cerca de la tierra. Pero, pese a la investigación y la información que respaldaba su teoría, que era adecuada en ese instante, no fue admitida hasta después en la década de 1950. Murió en 1931 en un viaje a Groenlandia gracias a una insuficiencia cardiaca.

El efecto de la desaparición

Si bien dio a comprender sus teorías a lo largo de su historia, no muchas personas le creyó y, de manera frecuente, siguieron con sus ensayos, sin tener en consideración los descubrimientos de Wegener. Más allá de que descubrió la corriente en chorro, la deriva continental y dado que los continentes están conectados, jamás se le atribuyeron estas ideas hasta el momento en que se plantearon y admitieron pruebas específicas. Tras su muerte, J. Tuzo Wilson dio prueba importante para evaluar la presencia de placas tectónicas y deriva continental. Una vez probadas, las teorías de Wegener pasaron a primer chato.

8. Galileo Galilei

Galileo Galilei nació el 15 de febrero de 1564 fue un científico, matemático y astrónomo que contribuyó con importante información y herramientas astrológicas al planeta científico. Creó un telescopio que le dejó ver los planetas, incluidos Júpiter y Saturno, en el que ha podido conocer las lunas que orbitan estos planetas. Si bien no descubrió la teoría él mismo, probó que Copérnico llevaba razón en su teoría heliocéntrica de nuestro sistema del sol. Asimismo fue entre los primeros en conocer máculas solares, cráteres lunares e inclusive montañas lunares. Más allá de que sus descubrimientos y teorías eran adecuados, con frecuencia fue criticado por quienes estaban muy comprometidos en la religión, que era una manera de vida a lo largo de su tiempo, en tanto que pensaban que el planeta era geocéntrico y se encontraba en un espacio fijo y no se movía para girar alrededor. el sol. Fue acusado de herejía por el Papa Urbano VIII y fue puesto en arresto domiciliario hasta su muerte.

El efecto de la desaparición

Más allá de que Galileo se dio a saber, sus teorías solamente fueron admitidas a lo largo de su historia. A lo largo de su historia, todavía hubo un fuerte enfoque en las opiniones religiosas incorrectas. La multitud no deseaba meditar fuera de la Biblia y, en consecuencia, cualquier cosa que contradijera lo que confirmaba la Biblia fue al final descartada y totalmente ignorada. No obstante; el día de hoy, Galileo se erige como el padre de la física actualizada y su trabajo es muy elogiado. Si bien no lo sabía, Galileo estudiaba y ensayando con ideas científicas que el día de hoy se piensan partes fundamentales de todo el mundo científico, incluyendo la cinemática y la resistencia de los materiales.

7. Gregor Johann Mendel

Gregor Johann Mendel, nativo de 1822, fue un sacerdote agustino, el día de hoy popular como el “padre de la genética actualizada”. Si bien sus ensayos no parecían de bastante valor a lo largo de su tiempo, la multitud no sabía que había experimentado con la herencia genética examinando plantas de guisantes. Más allá de que era increíblemente tímido y mudo y que de manera frecuente tenía crisis sicológicas, se encontraba muy destinado a la hibridación de plantas, la botánica, la meteorología y a estudiar mucho más sobre las ciencias naturales. Uno de sus ensayos mucho más conocidos lo implicó cruzando 2 tipos distintas de plantas de guisantes. Sus ensayos lanzaron 2 generalizaciones, la Ley de segregacion y el Ley de surtido sin dependencia, que después se conoció como las leyes de herencia de Mendel. En 1884 murió Mendel, pero por suerte sus descubrimientos no.

El efecto de la desaparición

Más allá de que había efectuado descubrimientos fundamentales, como visto que la herencia de aspectos prosigue algunas leyes, las teorías y los datos de Mendel no fueron reconocidos, empleados y elogiados hasta el siglo XX. Varios ignoraron sus teorías y también información debido al hecho de que sencillamente no la comprendieron. Fue redescubierto en la década de 1900 y los biólogos asistieron en masa para evaluar sus ensayos. El día de hoy, Mendel tiene 2 leyes que llevan su nombre, las dos similares con la genética. Uno enseña los genes dominantes y regresivos, que descubrió tras combinar una planta de guisantes blancos y morados, y el producto que genera solo flores moradas, y el otro enseña de qué forma alelos de genes distintas, todos ellos clasificados con independencia de otros alelos.

6. Henry Darger

Darger, un escritor y artista solitario, nació en 1892 y vivió una vida muy turbulenta desde el comienzo, pero empleó sus vivencias y el viaje de su historia para hacer arte y literatura extraordinarios. Su madre murió en el momento en que él tenía 4 años, y su padre murió poco después, y lo dejaron vivir en una vivienda misionera católica, donde fue disciplinado por realizar ruidos extraños, que se mencionó que probablemente se ocasionaron ​​por el TDAH o el síndrome de Tourette. En 1930, Darger se mudó a una habitación en el segundo piso en el lado norte de Chicago, en la sección de Lincoln Park de la región. Fue en esta salón, mucho más de 4 décadas después, tras su muerte en 1973, donde se descubrió la excepcional vida segrega de Darger.

El efecto de la desaparición

Hoy día, es preferible popular por ser un artista cuyo trabajo fue retratado como “arte marginal”, o sea, esos que tienen poco contacto con la sociedad o esos que jamás han recibido ningún género de arte formal o enseñanzas de escritura. Una de sus proyectos literarias mucho más conocidas es The Story of the Vivian Girls, en What is known as the Realms of the Unreal, of the Glandeco-Angelinnian War Storm, Caused by the Child Slave Rebellion, adjuntado con múltiples cientos y cientos de dibujos y acuarelas. pinturas que ilustran la historia. El nombre largo coincide con la extensión del libro, que acaba en 15.145 páginas. Darger asimismo es popular por sus acuarelas que ilustran toda la historia.

El día de hoy, su trabajo cuesta mucho más de $ 80,000 y su habitación fué recreada en una exclusiva exposición persistente en Intuit: The Center for Intuitive and Outsider Art, una galería en Chicago.

5. Henry David Thoreau

Mejor popular por sus libros Walden and Hoosiers, Henry David Thoreau nació el 12 de julio de 1817 y ha podido enfatizar realmente la relevancia de la vida natural y ser uno con la naturaleza y el planeta natural. Asimismo es popular por combatir por la resistencia contra leyes injustas y contra gobiernos éticamente injustos. Popular como el anarquista individualista del ascetismo, Thoreau fue único en su clase, singularmente en lo relativo a su escritura, creando estrofas repletas de simbolismo y significados ocultos. No ha podido conseguir un editor para su libro, A Week on the Concord y Merrimack. Rivers, y en su rincón imprimió 1.000 copias a sus expensas, más allá de que se vendieron menos de 300. El día de hoy, su literatura ha inspirado a varios líderes, como Ghandi y Leo Tolstoy. Tras estudiar y instruir, Thoreau deseaba realizar experimentación natural. Para presenciar una vida fácil, Thoreau edificó y se mudó a una pequeña choza en un lote propiedad de su amigo Ralph Waldo Emerson. Aquí aseveró transformarse en uno con la tierra.

El efecto de la desaparición

En el instante de su muerte, Thoreau solo había anunciado 2 libros, que varios consideraban oscuros y extraños, si bien tenía ciertos seguidores, más que nada Ralph Waldo Emerson. Antes de fallecer, Thoreau se había jactado de su biblioteca, llena de cerca de 900 libros, pero parecía escoger visto que 700 de ellos eran suyos. Pagó la publicación de su A Week on the Concord y Merrimack Rivers de su bolsillo, y no consiguió bastante beneficio con ellos. No fue sino más bien hasta finales de la década de 1920 que Thoreau recibió los encomios que merecía. Hoy día, Thoreau se considera entre los escritores estadounidenses mucho más esenciales, tanto por la claridad de su estilo como por sus críticas sobre la naturaleza y la política. Su memoria es honrada por la Sociedad Thoreau en todo el mundo.

4. Edgar Allan Poe

Nacido el 19 de enero de 1809 en Massachusetts, Edgar Allan Poe pasó inadvertido a lo largo de toda su historia. Se conoce como un escritor del movimiento romántico estadounidense que de manera frecuente se centró en lo macabro y el secreto, y es el primero en redactar un cuento de detectives de ficción. Tenía la promesa de transformarse en un escritor de éxito y ganarse la vida haciéndolo, pero su historia fue de otra forma. Fue a la facultad por un corto período temporal e inclusive procuró una carrera militar que no funcionó, con lo que decidió dejar a su familia adoptiva y empezar nuevamente. Próximamente se interesó por redactar y difundir, realizando las dos cosas de manera anónima. Más allá de que Poe ha podido difundir su prosa y sus cuentos, en la mayoría de los casos no se le pagaba por ellos, y si lo hacía, era solo por unos pocos dólares estadounidenses. Su parte, The Raven, se vendió por $ 9, que es una obra literaria muy elogiada hoy en dia. Tras la desaparición prematura de su mujer, su historia parecía ir cuesta abajo. Se se encontraba moviendo de un espacio a otro para continuar publicando su trabajo y intentando de eludir inconvenientes legales debido al consumo elevado de alcohol. No obstante, en 1849, Poe murió de lo que los médicos aseguran que es una combinación de varias cosas probables, que van desde el suicidio hasta la íra y las patologías del corazón.

El efecto de la desaparición

Más allá de que se publicó el trabajo de Poe, jamás ganó bastante dinero y jamás recibió la popularidad que tiene el día de hoy. En el mundo entero se festeja su trabajo por ingresar un nuevo género de estilo y tema de escritura en el planeta de la literatura. Varios están increíblemente maravillados por su muerte; a otros les agrada reforzar en su literatura para poder ver qué ha podido haberle hecho vivir una vida tan corta y supuestamente infeliz.

Sir Arthur Conan Doyle ha dicho: “Cada uno de ellos [of Poe’s detective stories] es una raíz desde la como se ha creado una literatura…. ¿Dónde se encontraba la crónica de detectives hasta el momento en que Poe le dio el aliento de vida? Un enorme elogio de alguien que varios sienten que es el novelista detective más esencial de siempre.

3. Emily Dickinson

La poesía de Emily Dickinson es de las mejores escritas por una mujer en idioma inglés. Fué extensamente conocida como una poeta renovadora y premodernista. Nacida el 10 de diciembre de 1830, Dickinson vivió la vida de una reclusa, debido al hecho de que era increíblemente tímida y también retraída. Se la consideraba excéntrica en su localidad de Massachusetts, lo que la aislaba aún mucho más de los plebeyos de la región. Varios piensan que una historia amorosa que ella había causado algún género de episodio psicótico, que entonces centró su estilo de escritura en ser personal y relacionado con los hechos de su vida. A lo largo de la década de 1880, varios de los integrantes de la familia de Dickinson han comenzado a fallecer uno tras otro, y ella asimismo murió poco después en 1886 gracias a la patología de Bright.

El efecto de la desaparición

Antes de fallecer, solo siete de los poemas de Emily Dickinson se han publicado públicamente. Los poemas que se han publicado fueron muy modificados a fin de que se ajustaran a las reglas correctas de la poesía en ese instante. Se especula que escribió mucho más de 1800 poemas, la mayor parte de los que deseaba sostener ocultos y lejos del ojo público. Era famosa por redactar sobre la inmortalidad y la desaparición, y sus otros temas, incluyendo la naturaleza, asimismo salieron a la luz en el momento en que se han publicado sus poemas. Pese a su deseo de sostener su poesía como propia y de que su hermana la quemase tras su muerte, Lavinia y 2 amigos editaron y después han publicado su trabajo. En 1890 se publicó una compilación de sus poemas.

Dickinson recibe clases de literatura y poesía desde la escuela secundaria hasta la facultad. Su poesía es muchas veces antologizada y usada por varios artistas hoy en día. El Servicio Postal de los USA emitió un sello conmemorativo de 8 centavos en honor a Dickinson el 28 de agosto de 1971.

2. Franz Kafka

Nacido el 3 de julio de 1883 en Praga, Franz Kafka era una parte de una familia judía de clase media. Era el mayor de todos y cada uno de los pequeños y su padre lo presionó para contribuir a su familia. Tras ayudar a la escuela en la Facultad Hables-Ferdinand de Praga, estudió química, entonces se cambió a derecho y se interesó bastante por la escritura y otros elementos literarios. Si bien halló trabajos de calidad, los abandonó con frecuencia gracias a enfrentamientos transcurrido el tiempo. Kafka deseaba mucho más tiempo para sí mismo para redactar, y después en su historia se mudó a Berlín en 1921 para hallar este tiempo. Pero, en 1924 murió de repente, supuestamente de apetito, gracias a que sufría tuberculosis y por el momento no podía comer.

El efecto de la desaparición

Mientras que se encontraba vivo, Kafka solo publicó ciertas piezas de sus proyectos inacabadas. Su escritura no recibió mucha atención hasta tras su muerte, y fue entonces en el momento en que varios han comenzado a conocer su estilo de escritura, que era enormemente existencial y moderno, y que de forma frecuente reflejaba su vida de una forma seca y humorística. Antes de fallecer, Kafka jamás acabó verdaderamente sus proyectos. La metamorfosis se muestra como una parte de literatura que se completó, pero varios la ven como una historia corta, no como una novela. Su trabajo no fue anunciado hasta tras su muerte, por un amigo de siempre llamado Max Brod. Actualmente, todavía hay una búsqueda de cartas perdidas y manuscritos escritos por Kafka.

Su popularidad prosigue viva puesto que Kafka tiene un museo destinado a su trabajo en Praga, República Checa. Probablemente mucho más destacable es dado que el término “kafkiano” se utiliza extensamente actualmente para detallar conceptos y también ideas extraños que predominan en sus proyectos, especialmente El juicio y La metamorfosis.

1. Vincent van Gogh

Vincent van Gogh, nacido el 30 de marzo de 1853, se erige en la actualidad como entre los pintores posimpresionistas holandeses mucho más fecundos y insignes. Era un niño tímido y con baja autovaloración que en un comienzo logró trabajo misionero para transformarse en sacerdote, pero entonces se dedicó al dibujo y la pintura, para entonces desarrollar su trayectoria artística a los 20 años. Más allá de que sus pinturas reflejaban el sol del sur de Francia y de manera frecuente contenían colores refulgentes, su historia fue todo lo opuesto. Padecía de epilepsia y depresión. Si bien mentalmente desequilibrado, lo que por último lo llevó a su suicidio, el trabajo de Van Gogh es visto como entre los arte mucho más predominantes y elogiados nunca conformados. Tras colorear 900 cuadros y en torno a 1.100 dibujos y bocetos, sus 2.000 maravillas artísticas jamás se descubrieron verdaderamente hasta tras su muerte.

El efecto de la desaparición

Más allá de ser pintor a lo largo de décadas, Vincent van Gogh no se realizó popular hasta el desenlace de su historia. Era tan irreconocible que ni varios sabían de su muerte. Más allá de que había pintado un sinnúmero de maravillas artísticas, solo empezó a hacerse habitual a objetivos de la década de 1890. Su trabajo empezó a alcanzar desde Francia y Bélgica a Alemania y los Países Bajos con el apoyo de la mujer de su hermano. La popularidad de Van Gogh alcanzó su punto máximo poco antes de la Primera Guerra Mundial en Alemania y Austria y asimismo fue habitual a objetivos de 1918, en el momento en que los coleccionistas británicos y estadounidenses trajeron sus pinturas. El día de hoy, el trabajo de Van Gogh vale millones de dólares estadounidenses. Su cuadro Retrato del Dr. Gachet se vendió por 82,5 millones de dólares estadounidenses en 1990 y está valorado en 134 millones hoy en día./div>

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *