Las 10 sustancias más extremas

Extreme (por fortuna) ha perdido la mayoría de su estado de tendencia. Se habla eminentemente de regresar a representar cosas ajeno, muy cerca de los bordes, donde nos sorprenden con su extremado, en vez de sencillamente tener 3 ocasiones el medicamento de maíz y los colores que la naturaleza jamás pretendió.

Mencionado lo anterior, para cada género de substancia, hay una versión “mucho más extrema”. Seguro, todos oímos historias sobre imanes suficientemente fuertes para inmovilizar a los pequeños desde adentro y ácidos que se van a comer tus manos en segundos, pero ¿sabías que hay ediciones aún mucho más “extremas” de esos? Aquí están las 10 substancias mucho más “libres” que pude conseguir.

10. La substancia mucho más obscura famosa por el hombre

¿Qué consigues en el momento en que apilas nanotubos de carbono en sus extremos y los emparejas? Un material que absorbe el 99,9% de la luz que lo toca. La área microscópica del material es rugosa y también irregular, lo que pausa la luz y la transforma en un reflector deficiente. Entonces añada a eso que los nanotubos de carbono actúan como superconductores en determinados arreglos, lo que los transforma en geniales absorbentes de luz, y tiene una tormenta impecable de negro. Los científicos están verdaderamente motivados con las probables apps de la substancia; ya que prácticamente no se “desaprovecha” luz, se utilizaría para prosperar herramientas ópticas como telescopios, e inclusive se emplearía para crear recolectores solares prácticamente 100% eficaces.

9. La substancia mucho más inflamable

Varias cosas arden con una intensidad impactante; La espuma de poliestireno, el napalm y los malvaviscos son solo el comienzo. Pero, ¿y si hubiese un material que pudiese aprender fuego a la arena? En concordancia, se encontraba claro que era una pregunta dificultosa, pero era una configuración precisa. El trifluoruro de cloro tiene el incierto honor de ser horriblemente inflamable, hasta el punto de que los desalmados boy-scouts de la historia, los nazis, consideraron bastante arriesgado trabajar con ellos. En el momento en que la gente que piensan el asesinato en masa como la misión de su historia no desean utilizar algo por el hecho de que es bastante mortal, merece la pena tratarlo con precaución. Hay una historia de que una tonelada de material se derramó una vez y se incendió, y se quemó por medio de 30 centímetros de preciso y otro metro de arena y grava antes de apagarse. Odio decirlo, pero en un caso así, los nazis tenían razón.

8. El veneno mucho más tóxico

Veloz, ¿qué es lo último que le agradaría inyectarse en la cara? Además de algo que quema a través del hormigón, y quizás el peor ácido de todo el mundo (próximamente), pienso que “el veneno mucho más mortal de todo el mundo” estaría entre los 3 primeros con ellos. No obstante, no es de este modo en la red social médica; todos han oído charlar del Botox, indudablemente, y el “veneno mucho más mortal” es su primordial reclamo a la popularidad. Botox emplea toxina botulínica, producida por la bacteria Clostridium botulinum, y es tan mortal que una cantidad semejante a un grano de sal basta para matar a un hombre de 200 libras. En verdad, aun proponen que unicamente se precisarían 4 kg, adecuadamente desperdigados, para matar hasta la última persona en la tierra. Quizás esas patas de gallo cerca de tus ojos se tratarían mejor con una serpiente de cascabel enojada….

7. La substancia mucho más ardiente de siempre

Hay escasas cosas conocidas por el hombre mucho más calientes que el interior de un Hot Pocket recién calentado en el microondas, pero estas cosas consiguen romper aun ese récord. Construída al machacar átomos de oro a prácticamente la agilidad de la luz, lleva por nombre sopa de quark-gluón y consigue los 4 billones de grados Celsius, solamente 250.000 ocasiones mucho más ardiente que el interior del sol. La proporción de energía liberada en la colisión fue bastante para fundir protones y neutrones, lo que en sí podría figurar en una lista de cosas que no sabía que eran probables. Los científicos piensan que esta substancia podría ofrecernos un concepto de de qué forma fue el nacimiento de nuestro cosmos, con lo que es bueno ver que no solo están creando supernovas enanas por el gusto de llevarlo a cabo. No obstante, la muy buena nueva es que la sopa tenía únicamente una billonésima de centímetro de ancho y solo duró una billonésima de billonésima de segundo.

6. La mayor parte del ácido ácido

El ácido da temor; le brindaron sangre ácida a entre los monstruos de películas mucho más espantosos de la historia para llevarlo a cabo mucho más espantoso que una fácil máquina de matar (el Alien), con lo que está bastante arraigado en nuestra psique que disolverse es malo. Si los alienígenas hubiesen estado llenos de ácido fluoroantimónico, probablemente no solo habrían caído por el suelo hasta el momento en que chocaron contra la tierra, sino los vapores emitidos por sus cuerpos moribundos habrían matado a todos y cada uno de los que los rodeaban. Es 21019 ocasiones mucho más poderoso que el ácido sulfúrico e inclusive puede comer a través del vidrio. Y explota en el momento en que se muestra al agua. Y en el momento en que tiene una reacción, emite vapores venenosos que tienen la posibilidad de matar a todos en una habitación. Quizás deberíamos pasar de este …

5. El explosivo mucho más explosivo

https://www.youtube.com/watch?v=_r4cLC_TbS4

Este honor particularmente se comparte en la actualidad entre 2 compuestos; HMX y Heptanitrocubane. El heptanitrocubane está primordialmente en laboratorios y es afín al HMX, pero tiene una composición cristalina mucho más espesa, lo que le da un mayor potencial destructivo. HMX, por otra parte, existe en proporciones suficientemente enormes para ser físicamente amenazadoras. Se emplea en comburente sólido para cohetes, cargas precisadas e inclusive en detonadores de armas nucleares. Ese último es el mucho más espantoso, por el hecho de que pese a lo simple que lo hacen ver las películas, empezar la reacción de fisión / fusión que provoca que las nubes con apariencia de hongo radiactivas refulgentes y refulgentes no sea una bola simple de llevar a cabo rodar, pero HMX está a la altura de la labor.

4. La substancia mucho más radiactiva

Comentando de radiación, merece la pena indicar que las refulgentes barras verdes de “plutonio” en Los Simpson son absolutamente falsas. Visto que algo sea radiactivo no quiere decir que reluzca. Menciono que gracias a que el polonio-210 es tan radiactivo, se alumbra en azul. Un exespía soviético, Alexander Litvinenko, fue engañado a fin de que consumiera un tanto sin su conocimiento, y murió de cáncer poco después. Este no es el género de cosas con las que desearás meterte; el resplandor es provocado por la radiación del aire que lo circunda y, en verdad, puede calentar elementos próximos. Si dado que algo enormemente radiactivo emite calor, tenga presente que en el momento en que acostumbramos a meditar en “radiación”, nos encontramos pensando en cosas como un reactor nuclear o una explosión, donde se está generando una reacción de fisión real. Esta es únicamente una pérdida rápida de partículas ionizadas, no una división desmandada de átomos.

3. La substancia mucho más dura

Si pensabas que la substancia mucho más dura de la tierra era el diamante, esa era una suposición buena, si bien imprecisa. Es técnicamente una nanovarilla de diamante agregada. De todos modos, es una compilación de diamantes a nanoescala, y es la substancia menos compresible y mucho más dura famosa por el hombre. No suceden de manera natural, lo que de todos modos es excelente, en tanto que supone que cualquier día podríamos contemplar nuestros coches con estas cosas y sencillamente caminar en el momento en que chocamos con un tren (no verdaderamente). Fue creado en Alemania en 2005 y probablemente se empleará en exactamente la misma aptitud que el diamante industrial, salvo que va a ser mucho más fuerte al desgaste que los diamantes normales. Eso es mucho más bien difícil que el álgebra.

2. La substancia mucho más imantada

Si Magneto fuera un pequeño bulto negro, ese sería él. La substancia, creada en 2010 desde hierro y nitrógeno, es un 18% mucho más imantada que el poseedor del récord previo, y es tan vigorosa que ha obligado a los científicos a comprobar de qué forma marcha el magnetismo. El hombre que descubrió la substancia se ha esforzado bastante para cerciorarse de que su trabajo logre ser reproducido por otros científicos, pues se notificó que un complejo afín se desarrolló en El país nipón en 1996, pero otros físicos no lograron replicarlo, con lo que jamás fue recibido de manera oficial. No se conoce si los físicos nipones tienen que cometer Sepuku en estas situaciones. Si se puede reproducir, podría representar una exclusiva era de motores electrónicos y imantados eficaces, quizás aun impulsados ​​por el número 10.

1. El superfluido mucho más superfluido

La superfluidez es un estado de la materia (como sólida o gaseosa) que se genera a temperaturas increíblemente bajas, tiene una alta conductividad térmica (cada onza tiene siempre y en todo momento precisamente exactamente la misma temperatura) y no posee viscosidad. El helio 2 es el ejemplo “mucho más” de esto. Un tazón de He2 fluirá espontáneamente hacia arriba y fuera de un envase, tal y como si acabara de elegir irse. Asimismo se filtra mediante materiales que de otra forma serían sólidos por el hecho de que su total falta de fricción le deja fluir por medio de orificios invisibles que no dejarían que se mueva el helio regular (o el agua para la situacion). El He2 no acabó en el número 1 solo por su aptitud para accionar tal y como si tuviese cabeza propia, si bien asimismo es el conductor térmico mucho más eficaz de la tierra; múltiples cientos y cientos de ocasiones la del cobre. El calor se desplaza tan veloz a través del helio 2 que se desplaza en ondas, como el sonido (y en verdad se lo conoce como “segundo sonido”), en vez de dispersión, donde sencillamente se trasfiere de una molécula a otra. A propósito, las fuerzas que rigen la aptitud de He2 para arrastrarse por las paredes se nombran “tercer sonido”. No puede ser considerablemente más radical que una substancia que requirió las definiciones de 2 nuevos géneros de sonido.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *