Las cosas más extrañas que la gente puede conseguir en prisión

Al notar reportajes o programas como Orange Is the New Black, posiblemente ahora tenga un concepto de lo que un individuo puede obtener o recibir mientras que está en la prisión. O, posiblemente conozca a alguien que haya debido tomarse unas “vacaciones prolongadas” de la vida real en el transcurso de un tiempo. seguramente piensa productos como zapatos para la ducha y barras de chocolate en el momento en que piensa lo que se venden en la prisión mucho más próxima. Pero, en verdad, la realidad puede ser mucho más extraña que la ficción. En dependencia de su localización, varios de los elementos que puede hallar en el interior son verdaderamente extraños, sin nombrar que están desorganizados.

10. Almejas y ostras

La comida de la prisión puede ser mejor de lo que cree. En una prisión federal, puedes obtener ostras ahumadas y almejas agradables en el economato. Estos manjares penintenciarios se comen como tapas en América del Sur, e inclusive se tienen la posibilidad de comer en directo en países asiáticos como plato reciente. Las ostras podrían considerarse un manjar, y precisamente es algo en lo que pensarías como reales “fanáticos de la comida” que comen, con lo que es bastante extraño que estén libres en prisión. Verdaderamente no tenemos la posibilidad de imaginar a los presos rompiendo las almejas como un bocadillo a la noche de cine en vez de palomitas de maíz, ¡y bastante menos ostras!

¿Por qué razón se venderían las ostras en la prisión? Apostamos a que asimismo huelen muy mal. Si tuviese que obtener ostras para usted como un obsequio, no pensamos que sus compañeros de celda estén contentísimos con el hedor que sale de su cama. Pero, increíblemente, puede conseguir un sinnúmero de mariscos en las tiendas de presos, como sardinas envasadas y salmón. seguramente sea bastante superior que los alimentos básicos comunes de la prisión.

9. Ganchos de crochet

Puede meditar que los presos sentados a hilar para caridad suena orate, pero eso es precisamente lo que ocurre en ciertas instalaciones correccionales. “Hilar tras las rejas”Es un programa que tardó cinco años en despegar y en este momento se está robusteciendo tras bastante trabajo duro y determinación por la parte de Lynn Zwerling y su equipo de voluntarios. Tras dejar su trabajo, Zwerling tuvo momento de libertad y se percató de que el poder calmante del tejido de punto podría ser lo que podría contribuir a rehabilitar a los presos en el sistema carcelario local.

Increíblemente, pese a alguna resistencia inicial, el software tuvo un enorme éxito, contra todo pronóstico. Hilar tranquilidad a los presos, les da calma y les da algo importante que llevar a cabo. Exactamente la misma en otro círculo de tejido, los presos tienen la posibilidad de socializar, canjear ideas, utilizar la etiqueta y estar comunicado entre sí y con las mujeres que les enseñan. A absolutamente nadie se le deja condenar o insultar a el resto en el momento en que están en clase. Los presos en el software tienen que actuar lo más bien que se pueda, ciertos aun renuncian a la cena para lograr ayudar a las sesiones por semana de 2 horas.

8. Recortadores de cintura

Los presos de una prisión federal tienen la posibilidad de obtener recortadores de cintura del economato por cerca de $ 10. Caso de que no lo supiese, un recortador de cintura marcha como Spanx en el sentido de que comprime sus partes inestables, dando la ilusión de una cintura mucho más delgada, muslos y barriga mucho más plana. Ciertos recortadores de cintura aun se venden y comercializan como una manera de adelgazar – algo que los especialistas no piensan rigurosamente exacto.

¿Por qué razón los venden en una prisión? Parecería ser sencillamente para emprender las inseguridades de los presos respecto a las unas partes de su cuerpo, lo que es deprimente. Se podría argumentar que aun la gente presas se ven obligadas a cambiar su fachada para amoldarse a una cierta imagen idealizada, en tanto que estos productos se venden a los presos.

7. Tijeras para bigote

Tu puedes obtener tijeras de bigote y recortadores de barba en una prisión de Georgia. Finalmente pensamos que este es un producto de aseo bastante costoso, puesto que cuesta cerca de $ 8. Piense en ello a lo largo de 10 segundos. Fundamentalmente son solo unas tijeras. ¿Qué relevancia tienen? ¿Tiene la mayor parte de los hombres de todo el mundo un pequeño par de tijeras para bigote? ¿Es eso verdaderamente una cosa? Lo crea o no, tratándose de aseo personal, ciertas prisiones tienen reglas muy estrictas. Debes estar limpio y bien arreglado pues si no lo haces, puedes recibir una infracción o, peor aún, encararte a la furia de tus compañeros de prisión. No obstante, las tijeras sencillamente no nos semejan primordiales. Te hace meditar en el género de cosas de mal gusto que utilizan los hipsters, como aceite de barba y linimento para barba.

Puede ser únicamente una falta de conocimiento, pero podría ser que las barbas precisen aceite tanto como los bigotes precisan sus tijeras destacables. Además de esto, debe preguntarse si dejar que los presos tengan algún género de herramienta de hoja es seguro. Podemos consultar a los presos cuidando sus bigotes solo para tener una explicación para poner sus manos en unas tijeras.

6. Tienda de regalos de la prisión

Sí, es una cosa. Las tiendas de regalos de las cárceles, en su mayor parte dirigidas a turistas pero de forma frecuente abiertas a los presos, venden las cosas que encontrarías en la mayor parte de los sitios turísticos: sudaderas con capucha, llaveros y tazas de café. En la mayoría de los casos, están en o cerca de ciertas peores prisiones del país en concepto de crueldad institucional, sentencias de muerte, agresión sexual y confinamiento solitario. Ciertos de ellos están liderados de forma directa por las prisiones e inclusive los presos. Y chaval, puedes obtener ciertos productos entretenidos en ellos. En Huntsville, Texas, hogar de “Ole Sparky”, puedes hallar vasos de chupito y camisetas que proclaman con orgullo “Propiedad del sistema carcelario de Texas”. No nos encontramos seguros de quién desearía emplearlos tras unas largas vacaciones fuera de la red.

En Angola, los presos de Luisiana dirigen el “Campo de golf Prison View”Que está abierto al público. Las pelotas de golf están entre las preferidas adquiridas en esta tienda de regalos particularmente. La prisión asimismo tiene una evidente reputación por sostener a los presos en un aislamiento radical a lo largo de décadas, de ahí los populares collares para perros de Angola.

5. Un spork (cuchara-tenedor)

Para algunos presos, un viaje al comisario de la prisión podría proporcionarles algo de alegría en un instante obscuro de sus vidas. seguramente esa sea la razón por la cual la mayor parte de las comisarías venden sporks. Pues todos entendemos que nada afirma “Vas a encontrar la alegría en el momento en que me limites para emplearla como un cuchillo” como lo realiza un tenedor.

Por fortuna, la mayor parte de las prisiones comenzaron a distanciarse de los utensilios de plástico y buscan utensilios nuevos y también renovadores como el “Ecotensil, ”Un utensilio hecho de cartón liso afín al de un cartón de leche. Se pliega para hacer una composición robusta pero fácil que deja a los presos recortar la mayor parte de los alimentos, como tamales o huevos, pero no la piel humana. El utensilio asimismo tiene perforaciones cerca de los bordes, lo que deja que el producto se descomponga mucho más de manera fácil si se ingiere o se tira. Según el diseñador de la herramienta, la mayor preocupación con los utensilios de plástico son las ocasiones que crean a fin de que los presos los transformen en armas mortales para emplear contra el plantel, otros presos o para hacerse daño a sí mismos. Como tal, la utilización reciente del cartón provoca que sus utensilios sean virtualmente no armables.

4. Nunchucks

Si bien esto es imposible obtener en ninguna comisaría, un hombre verdaderamente logró el de el. A lo largo de su sesión día tras día de taller, Lorenzo Pollard decidió hacer unos cuantos herramientas de karate espectaculares con las patas de su silla y algo de ropa. Eso debería sonar como el género de cosas que haría un niño (y después emplearía para dejarse inconsciente de forma especialista), pero Pollard verdaderamente se escapó.

Primero, luchó de manera exitosa contra doce guardas armados antes de romper una ventana de bloques de vidrio y saltar 2 vallas de alambre distintas, lo que le dio el alias de “Bruce Lee”. En algún instante, en el momento en que múltiples guardas procuraban dominarlo, Pollard escaló al segundo nivel de la prisión, donde continuó valerosamente combatir contra los guardas hasta el momento en que ha podido regresar a salir por otra ventana. Sencillamente se utiliza para enseñar, donde hay intención, va a haber un sendero.

3. Hippy crack (gas hilarante)

En 2017, se grabó a tres presos de una prisión del Reino Unido inhalando óxido nitroso, popularmente conocido como gas de la risa, de recipientes que llenaban mediante globos. El gas incoloro asimismo se conoce con cariño como “crack hippie. ” En el vídeo de los hombres, tomado por un sujeto anónimo (probablemente en este momento enfermo), tenemos la posibilidad de observarlos en múltiples etapas distintas de ebriedad mientras que inhalan el gas.

En entre los clips, de todos modos parecía tal y como si entre los presos ocasionalmente perdieron la conciencia. La inhalación de óxido nitroso puede ocasionar experiencias de relajación y euforia. Pero asimismo puede lograr que la gente experimenten alucinaciones en el momento en que se utiliza en dosis altas, e inclusive podría ocasionar la desaparición si hay falta de oxígeno en el momento en que se abusa.

2. Vino de prisión (aguardiente)

El alcohol fué con nosotros, por medio de las mejores y peores situaciones, desde los tiempos de los tiempos. Logró subsistir a incontables intentos de restringirlo y boicotearlo, pero aún de este modo logró salir victorioso gracias a la perseverancia de la raza humana. Cualquier persona que sea la situación o la crisis, siempre y en todo momento hemos encontrado la manera de llevar a cabo nuestro licor.

Pero en ninguna parte este espíritu incontenible es mucho más patente que en las prisiones de todo el planeta. Pese a su riesgos, alcohol recién hecho en la prisión, o pruno, tiene una extensa selección de títulos y puede realizarse desde mezclas que tienen la posibilidad de integrar cualquier clase de fruta, té, azúcar e inclusive otros elementos como el pan mohoso. La industria probablemente empezó a progresar un día una vez que la historia humana hubiese llevado a su primer preso a su celda. Y por más que lo intentaran, los guardas de la prisión y otros gobernantes jamás pudieron detenerlo. En verdad, se convirtió en una sección tan arraigada de la civilización carcelaria que varios de los guardas de el día de hoy lo admiten como una parte del bulto en el momento en que empiezan sus funcionalidades.

1. Bombas

seguramente hayas oído charlar de silos de grano que puede explotar debido al fino polvo que genera el grano que, en el momento en que se prende, arde increíblemente veloz. Fundamentalmente, quema el aire del interior y provoca que explote. Exactamente el mismo principio se aplica a cualquier polvo increíblemente fino. En verdad, ciertas minas acostumbraban a arder espontáneamente ya que su fino polvo de carbón reventaba en llamas, o sencillamente gracias a asaltos al azar de Balrog. Pero si tiene el cerebro, puede llevar a cabo lo mismo con un polvo fino tan simple como un blanqueador de café.

En el Reino Unido, ciertos gobernantes penitenciarios estuvieron peligrosamente cerca de conocer precisamente con qué sencillez los presos tienen la posibilidad de crear una bomba con blanqueador. Irónicamente, si la prisión hubiese entregado leche en vez de blanqueador, hubiesen estado mucho más seguros. 4 presos fueron apresados en el momento en que su “ensayo de la hora del té” reventó una vez que lo encendieran y lo arrojaran a la escalera. Por suerte, no explotó completamente. Las bombas carcelarias no son una ciencia precisa. Pero alertó a las autoridades sobre lo que podría ser un arma muy dañina.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *