Los 10 accidentes y tragedias de trenes de las celebridades

Lo tenían todo … hermosura, popularidad, talento … pero Fate no era amable. Por medio de sus tendencias autodestructivas, o sencillamente de una suerte despiadado, acabaron como ángeles caídos, una parte de la obscura historia de historia legendaria de Hollywood.

10. Jayne Mansfield

Jayne Mansfield fue entre las bombas rubias más especial de Hollywood: su figura de reloj de arena y su pelo platino fueron sus primordiales puntos de venta, pese a un coeficiente intelectual de nivel de genio.Su trayectoria se disparó a lo largo de los años cincuenta: a objetivos de la década, no obstante, su estrella ahora se encontraba en ocaso. . Por el momento no se encontraba bajo contrato con 20th Century Fox, se vio achicada a admitir papeles en películas de europa de bajo presupuesto y realizar televisión para continuar usada.

Se casó tres ocasiones y tuvo cinco hijos: su hija, Mariska Hargitay, con el culturista Mickey Hargitay, en este momento interpreta a Olivia Benson en Law and Order: SVU.

Jayne jamás dejó de intentar sostener su perfil prominente en Hollywood, accionar en clubes nocturnos, vivir en una mansión extravagante de color rosa caramelo y efectuar una secuencia de trucos de publicidad durante su historia, eminentemente exponiendo sus senos públicamente, más que nada en un acontecimiento. cena particular conmemorada en honor de Sophia Loren. Jayne asimismo se alineó resumidamente con el charlatán Anton LeVey, líder de la Iglesia En todo el mundo de Satanás, con quien posó en sesiones de fotografías.

En el momento en que Mansfield murió en un incidente automovilístico, en una obscura noche de junio de 1967, en una carretera neblinosa cerca de un pantano de Louisiana, la parte de arriba de su cuero cabelludo se cortó en el momento en que el convertible en el que viajaba se deslizó bajo un camión con remolque: tres de sus hijos estaban en el taburete trasero, prodigiosamente indemnes. En una demostración de autopromoción atrevida, LeVey trató de atribuirse el mérito de su muerte, aduciendo que fue el resultado de una “maldición”: los comentarios de la decapitación de Jayne eran tan exagerados como su supuesta conexión con la Iglesia de Satanás.

9. Judy Garland

Judy Garland The Harvey Girls MGM Publicidad todavía

Judy era un talento voluble que fue empujado desde muy joven a ganarse la vida cantando, bailando y actuando. Ella era la señalada en su familia musical, y viajó por USA realizando Vaudeville con sus hermanas, hasta el momento en que su madre vio mayores opciones y la entregó a cargo del sistema de estudios de Hollywood. La niñez de Judy estuvo marcada por la pobreza y el estigma de tener un padre homosexual: los comentarios sobre las ocupaciones sexuales de su padre fueron increíblemente lacerantes para la joven.

La madre de Judy era una madre de teatro tradicional, que gozaba de la atención y las ventajas que procedían de ser una parte del séquito de su hija: Judy por último se sublevó contra su naturaleza supervisora.

Mientras que aún vivía bajo la atenta mirada de su madre, firmó con MGM, quien le solicitó bastante a la joven. MGM merece algo de crédito por su papel en la destrucción de este intérprete sensible y inquieto. Ella recurrió a las pastillas por vez primera una vez que los médicos de Studio las “prescribieran”: estaban destinadas a bajar de peso para la pantalla grande. Apareció en El mago de Oz en 1939: tras quince años de trabajo, al final ha podido finalizar su contrato con MGM. Judy pasó a tocar en recitales legendarios en Carnegie Hall y otros sitios.

Las inseguridades de su niñez prosiguieron atormentándola conforme avejentaba, sumergiéndola aún mucho más en el abuso de drogas: Judy asimismo luchó con deudas, relaciones erradas y una reputación empañada en la industria. Tras múltiples intentos errados de suicidio, Judy padeció una sobredosis y murió a los 40 y siete años, dejando atrás a 2 hijas, Competición Minelli y Lorna Luft.

8. Bob Crane

Bob Crane Elisa Ingram Hogan's Heroes 1967

Este actor brincó a la popularidad en el momento en que fue escogido como el coronel Robert Y también. Hogan en Hogan’s Heroes. Empezó su trayectoria como músico y disc jockey: su popularidad como presentador de radio en WICC en Bridgeport, Connecticut atrajo la atención de los ejecutivos de la radio CBS. Lo contrataron para efectuar su transmisión matinal en Los Ángeles, y logró un enorme éxito en el software, entrevistando a estrellas de la lista A como Marilyn Monroe y Bob Hope, y añadiendo su y única marca de sarcasmo y también talento.

Bob Crane deseaba pasar a la televisión y también logró una transición sin inconvenientes de la radio a la televisión, presentando programas de juegos y mostrándose en programas populares como Alfred Hitchcock Presents. Por último, fue escogido como el Dr. Dave Kelsey en el exitoso Donna Reed Espectáculo.

Su papel primordial en Hogan’s Heroes empezó en 1968, y el software tuvo una aceptable racha, que duró hasta 1971, en el momento en que fue cancelado. Tras la desaparición del programa, se ganó la vida mostrándose en películas y programas de televisión de Disney, aparte de enseñar un programa de entrevistas de televisión de corta duración, The Bob Crane Espectáculo, en 1975.

Bob Crane tenía un enorme interés en la fotografía, lo que lo llevó a establecer amistad con John Henry Carpenter, quien trabajaba en Sony Electronics y tenía ingreso a equipos poco recurrentes. Los 2 hombres hallarían mujeres en bares locales y filmarían sus encuentros sexuales con ellas. En 1978, Crane en teoría procuró terminar a su asociación con Carpenter, llamándolo y haciéndole entender que no deseaba regresar a verlo: hay comentarios de que Carpenter procuró tener una relación homosexual con Crane, quien lo rechazó.

Al día después, Crane fue encontrado fallecido a golpes en un edificio de pisos en Arizona. El coche de Carpenter fue incautado por la policía y se halló que contenía múltiples máculas de sangre que fueron analizadas y se halló que coincidían con el género de sangre de Crane. Ya que las pruebas de ADN aún no se idearon, la situacion se enfrió gracias a la carencia de pruebas y Carpenter fue puesto en independencia. Años después, se volvió a investigar la sangre, usando métodos de ADN, pero ahora era bastante tarde: no se lograron conseguir respuestas definitivos.

7. Britney Spears

Britney Spears 2013 (Enderezar la cosecha)

Britney Spears está viva, en contraste a muchas de nuestras diez primordiales desgracias y accidentes de tren, pero ¿está bien? Un caso tradicional de una estrella infantil que medró bastante próximamente bajo la mirada de los medios, Britney ha luchado por llevar a cabo en frente de su historia como adulta, en tanto que por el momento no puede interpretar el papel de una joven bella y provocativa. El talento de Britney como intérprete fué eclipsado por su modo de vida autodestructivo, que la llevó al abuso de drogas, patologías mentales y relaciones erradas, más que nada con Justin Timberlake, a quien en teoría engañó con un bailarín de su da un giro.

Una vez que acabó su romance de cuento de hadas con Justin, se reunió con Keven Federline, un oportunista sin dinero ni con una auténtica carrera propia. Otro bailarín de respaldo, Kevin se transformó en el segundo marido de Britney: su primera boda en Las Vegas con un novio de la escuela secundaria duró solo unos días. Kevin gozó de la gloria reflejada de Britney y gozó del botín de su riqueza. Todos lo hemos visto venir: esta pareja se encontraba en un curso intensivo desde el comienzo. En el momento en que Britney tuvo 2 hijos en rápida sucesión, la pareja se apartó velozmente y Britney empezó a despegarse. Su divorcio inició una espiral descendente que halló a esta joven perdida y sola, insatisfecha con la popularidad, el dinero y la maternidad. El futuro puede hallar a Britney mucho más feliz y saludable, pero absolutamente nadie olvidará nunca el accionar triste, y de forma frecuente extraño, de la princesa del pop.

6. Michael Jackson

Michael Jackson en 1988

Michael Jackson era un niño superdotado de una familia musical, pero fue empujado al centro de atención bastante próximamente. Su padre era un hombre severo y abusivo que criticaba la pobre complexión de Michael y la manera de su nariz, aun en el momento en que lo empujaba al dominio público. Michael medró tímido y también inseguro, llorando hasta quedarse dormido con “soledad” mientras que viajaba a tiempo terminado con su familia. Mencionó que detestaba ver y oír a sus hermanos mayores teniendo sexo con groupies en las habitaciones de hotel que compartían: solo tenía once años.

Los Jackson Five tuvieron un enorme éxito y el joven Michael fue la parte central de su acto: una vez que salió a solas, su genio musical se realizó aún mucho más visible. Con la publicación de su álbum Off The Wall en 1975, los entusiastas han comenzado a saber lo singular que era su talento. En el momento en que lanzó Thriller en 1982, se aproximaba al instante mucho más vital de su trayectoria y dejaba al público fascinado por su increíble baile y su inigualable voz. El talento de Michael fue su don y su perdición: lo aisló de los bienestares de una niñez habitual y lo empujó a una vida extraña en Neverland Ranch, donde tenía llamas, una mascota chimpancé llamada Bubbles y una sucesión de jóvenes convidados masculinos. que compartiría su cama para las fiestas de pijamas.

El planeta se percató por vez primera de la predilección de Michael por los pequeños pequeños en el momento en que fue acusado del abuso sexual de un menor en 1993: tras esa acusación, la suya siempre y en todo momento estaría infestada de acusaciones de pederastia. La horrible inseguridad de Michael lo llevó a eliminar la hermosura en sí que no podía ver: sus muchas cirugías lo dejaron una sombra trágica del joven apuesto y talentoso que trabajó tan duro para divertir al planeta desde tan joven.

5. River Phoenix

River Phoenix - escaneo de alta resolución

River fue un actor sensible y talentoso que halló el éxito a una edad muy temprana. Criado en las garras de The Children of God Cult, adjuntado con con su hermano Joaquin y sus hermanas Rain, Liberty y Summer, Phoenix fue buscado por las vivencias de su niñez. El Culto de los Hijos de Dios es popular por su actitud patológica hacia sus hijos: piensan que es natural que los pequeños tengan relaciones íntimas con mayores. Varios pequeños y pequeñas criados en el culto pasaron a una vida de depresión, abuso de drogas e inclusive suicidio, mientras que luchaban contra la íra y la tristeza. La carrera de actor de River fue el primordial acompañamiento para sus progenitores, en tanto que participó en películas visibles como Stand By Me, The Mosquito Coast y también Indiana Jones y The Last Crusade.

River solo insinuaba el abuso en su pasado, jamás lo deletreaba: halló consuelo en otras formas autodestructivas, por medio de la adicción a la cocaína y la heroína. Su imagen clara de vegetariano, defensor de los derechos de los animales y ambientalista logró que su trágica muerte fuera aún mucho más deslumbrante para los medios mundiales. River acabó con su historia a una edad tan temprana: tenía solo 23 años en el momento en que padeció una sobredosis de un coctel mortal de drogas afuera del Viper Room de Johnny Depp. Joaquin Phoenix, adjuntado con su hermana Rain, debieron ver fallecer en la acera al hermano mayor que amaban.

4. Kurt Cobain

Kurt Cobain siempre y en todo momento se sintió fuera de sitio en el momento en que era niño, atrapado en una localidad “campesina” donde lo llamaban “maricón” y lo golpeaban. Había tanto talento en él, aun desde la niñez, pero se encontraba mezclado con furia y depresión. En el final, esta combinación de hermosura melódica y angustia punk fue como una alquimia musical: las canciones que escribió Kurt no se parecían a nada que absolutamente nadie hubiese escuchado antes, eran espectaculares y retumbaron en una generación. Kurt trató de lidiar con la popularidad, pero era bien difícil para él admitir ser una entidad comercial y divertir a los ayudantes al concierto que podrían haberlo golpeado en la escuela secundaria: se sentía en enfrentamiento, tal y como si hubiese traicionado sus raíces punk. Aun en sus primeras grabaciones con Nirvana, para discos de Sub Pop, su capacidad para redactar canciones que eran instantáneamente recordables, capaces y también intensamente melódicas era irrealizable de ignorar.

En el momento en que se lanzó Nevermind en 1991, el planeta se encontraba listo para el cambio musical, y Nirvana relució como un rayo mediante la Generación X, electrificando a la juventud y dándoles una voz. Kurt trató de realizar las paces con sus selecciones, pero gozar de la popularidad no era viable para él. Hipersensible a los críticos, tanto de él como de Courtney Love, su evidente contraparte, se encolerizaba por las cosas que leía y se las tomaba seriamente. En el momento en que se rumoreaba que Courtney había abusado de la heroína a lo largo del primer período de tres meses de su embarazo con su hija, Frances Bean, el planeta se volvió contra la pareja y las cosas han comenzado a descontrolarse.

Kurt se hundió mucho más en la adicción y la heroína se apoderó de su historia. Ciertos comentan que la popularidad mató a Kurt Cobain, quien le puso un arma en la cabeza en su casa de Seattle y acabó con su historia el 5 de abril de 1994: pero absolutamente nadie debe ignorar el espectro mortal de la adicción a la heroína, que esclaviza completamente a sus víctimas y les rompe el espíritu.

3. Whitney Houston

De todas y cada una la gente en esta lista, Whitney Houston era probablemente el candidato mucho más improbable para el estado de incidente de tren. Su fachada de reina de hermosura, su impresionante capacidad vocal y su inigualable imagen cristiana la hacían parecer bastante pulimentada y unida para caer tan lejos, tan veloz. Desde sus principios como artista de grabación de Arista en los años 80, conquistó el planeta por ataque, con récords de éxito, reproducción incesante de vídeos en MTV y papeles de actuación en películas triunfantes como el éxito de los 90, The Bodyguard, coprotagonizada por Kevin Costner. Pero había mucho más en Whitney de lo que se veía a fácil vista: su matrimonio con Bobby Brown parecía sacar algo de obscuridad esconde en la refulgente y refulgente sensación del pop.

En el momento en que acabaron los años noventa y se inauguró el Millenium, Whitney se halló en los patines, desgastada por una supuesta adicción al crack. De forma frecuente se burlaban de ella en programas como Mad televisión, donde la llamaban “Sweatney”, y su accionar errático y drogado era el blanco de las gracietas. En teoría está limpia en este momento, tras un periodo en rehabilitación, y tuvo la custodia de su hija desde el instante en que se divorció de Brown en 2006. Pero el tiempo pasó factura: la voz de Whitney no es lo que fue antes, y su reputación, una vez tan. limpio y comercializable, está hecho jirones.

2. Marilyn Monroe

Marilyn Monroe en Ciro's

Nacida como Regla Jeane Baker en el mes de junio de 1926, Marilyn Monroe viajó lejos de sus humildes raíces, de forma directa al epicentro de Hollywood. Su figura de reloj de arena y su piel radiante y pálida, acentuada con lapicero labial escarlata, la transformaron en un ícono inigualable de la hermosura y la sexualidad estadounidenses.

La calidad infantil de Marilyn añadió alguna puerta de inseguridad a su imagen, tocando la fibra sensible de millones de hombres y mujeres. Sus papeles en películas como Gentlemen Prefer Blondes y Some Like It Hot la pusieron en la cima, creando un ícono cinematográfico que va a vivir para toda la vida. Su hábil capacidad para la comedia y su atrayente rubio platino enmascaraban a una muchacha deseosa y deprimida, que tenía adversidades para llegar al equipo a tiempo y aún mucho más adversidades para sostener las relaciones que eran tan esenciales para ella.

Marilyn era voluble y mutable, siempre y en todo momento mudando para los hombres con los que se encontraba, intentando desesperadamente de localizar la alegría que se le escapaba. Los matrimonios errados con la historia de historia legendaria del béisbol Joe DiMaggio y el ovacionado dramaturgo Arthur Miller la dejaron sintiéndose perdida y sola. Marilyn tomó muchas pastillas para calmar su mal y su reputación de ser bien difícil de trabajar se acentuó. Los siniestros romances con los hermanos Kennedy tiñeron aún mucho más su imagen, mientras que descendía en espiral, confrontando la visión de la vida como una hermosura avejentada, con un historial de problemas médicos y abortos espontáneos. Marilyn murió de una sobredosis de barbitúricos en Brentwood, California, el 5 de agosto de 1962. Si bien su muerte es objeto de incontables teorías de conspiración, el médico forense calificó su muerte de “posible suicidio”.

1. Elvis Presley

Foto de los lugares de intercambio de Elvis Presley y Liberace en 1956. Los dos artistas cambiaron de chaqueta con Elvis tomando el candelabro de Liberace y Liberace tocando la guitarra de Elvis para una foto publicitaria.  Ambos aparecían en Las Vegas.El joven Elvis Presley era un dulce hijo de mamá sureña con modales educados y un deseo candente de huír de una vida de conducir camiones y ser realmente pobre. Elvis tenía respeto por la autoridad, pero se encontraba en guerra con su incontrolable impulso de ir mucho más allí con su guardarropa, su música y sus movimientos escénicos. Elvis empezó en el circuito de gospel en el sur, ganando encomios por su voz rica y afelpada y sus actuaciones enérgicas. Medró en un estilo que era de forma exclusiva de el, una mezcla de R&B y country, que se transformó en la primera verídica música rockabilly.

Elvis verdaderamente descubrió su brillantez y también individualidad mientras que grababa sus primeras canciones en Sun Records, en Memphis, Tennessee. Su primer simple, “That’s All Right (Mama)” ocasionó sensación en la radio local, con pequeños llamando para entender quién se encontraba cantando. Transcurrido el tiempo, Elvis se transformó en el mayor artista discográfico estadounidense, con tradicionales como “Hound Dog”, “Blue Suede Shoes” y muchos otros.

Elvis trabajó duro y cuidó de su familia: amaba a su madre y se dedicó a ella. Pero la vida tenía sus inconvenientes: todo el tiempo lo atacaba el establishment, por sus bailes provocativos, y lo ahogaba el control del coronel Tom Parker, su manager. Se casó y tuvo un hijo, actuando en películas para acrecentar sus capital, a instancias de Parker. La música pareció pasar a un background en Hollywood, y Elvis recurrió a la comida, las drogas y el alcohol para calmar sus inconvenientes. En el momento en que murió su madre, pareció perder la intención de combatir, hundiéndose mucho más en la obesidad y las drogas, y transformándose en una triste caricatura de sí: Elvis murió de una sobredosis el 16 de agosto de 1977.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *