Los 10 alimentos más extraños y horribles que probablemente sirven en el infierno

El planeta es un enorme sitio, poblado por cientos de miles de individuos y una cantidad enorme de etnias. No le se ajusta a absolutamente nadie juzgarlos, da igual qué extraños o repugnantes logren semejarles ciertos de ellos. Sí, ciertas etnias asiáticas comen perros y gatos. Superalo. Sí, en algunas unas partes de África la multitud come de forma regular carne de serpiente. ¡Deja de juzgarlos!

Habiendo dicho eso … estoy prácticamente seguro de que si voy al infierno (y probablemente lo voy a hacer), lo que me aguardará son estos 10 platos de tortura de todo el planeta (adjuntado con, ya conoces, tortura real):

10. Curry de cenizas de Satanás

Permítanme ser clarísimo que me chifla la comida picante, pero asimismo tengo esta regla no redactada (tallada en una gran roca tras mi casa) de que jamás probaré nada que solo logre describirse como un gusto “a mal”.

Comentando de eso, Satan’s Ashes Curry. Elogiado como el curry mucho más picante de todo el mundo que mezcla los viles pimientos Dorset Naga, Naga Morich y Bhut Jolokia (este último con mucho más de 1,000,000 de entidades Scoville de picor), el plato podría realmente bien ser rebautizado como The Reverse Volcano Curry, si me percatas de mi deriva. Según un hombre que logró comerse un plato de curry de cenizas de Satanás, el plato arde con el poder y el odio de 1000 soles, con cuyas esposas te has acostado, desde el primer mordisco sin intención de detenerse jamás.

No es de extrañar que exactamente el mismo hombre confesase después que prácticamente se desmaya del mal mientras que se encontraba en el baño.

9. Coctel de camarones de St. Elmo Steak House

Aún no hemos terminado con los platos que aniquilan el colon, pero ¿quién hubiese planeado que el próximo contendiente por el título de la comida mucho más picante vendría de INDIANA de todos y cada uno de los sitios? Bueno, lo hizo. El coctel de camarones del St. Elmo Steak House fué calificado como el plato mucho más picante de todo el mundo, una hazaña aún mucho más pasmante estimando que no utiliza un solo pimiento.

Su causa es porque se realiza mucho más con rábano picante que con camarones reales. Para ser precisos, veinte libras de rábano picante rallado fresco, lo bastante para impulsar a un humano habitual a Mach 30 realizando que el fuego salga disparado por todos y cada uno de los agujeros de su cuerpo. Escuché que el Pentágono estudia la oportunidad de transformar el plato en un arma, pero está con la oposición de personas que citan la Convención de Ginebra.

Fuente

8. Cerebro de mono

Hasta hoy no hay prueba concluyente de si el cerebro de mono en algún momento fue un alimento real en cualquier lugar de este mundo, pero… bueno, sí, naturalmente que lo fue. ¿Qué tan bien difícil sería matar a un mono y comerse su cerebro? Puedo mencionar con 100% de seguridad que en algún rincón, en algún instante de la historia, alguien tomó un mono y se comió su cerebro. Si esa persona tenía ojos negros y fallecidos y solo podía charlar en “chillidos de pequeños pequeños malditos

”Está en enfrentamiento, pero el punto es que el plato terminantemente existe.

seguramente debería mencionarle que, si en algún momento te proponen cerebro de mono, probablemente sería sensato rechazarlo. No pues sea asqueroso y incorrecto, si bien lo sea, sino más bien por el hecho de que lamentablemente podría conducir a la Patología del Mono Ido, que para mi total sorpresa es supuestamente algo real.

Fuente

7. Ikizukuri

Ikizukuri viene de El país nipón. Esa es verdaderamente toda la explicación que precisa para los horrores que prosiguen:

En esencia, Ikizukuri es sencillamente pescado crudo. Aun el nombre significa verdaderamente “listo vivo”. Pero en contraste al sashimi, Ikizukuri necesita que el chef corte el pescado y le ayuda sus partes blandas y masacradas mientras que el pescado aún está vivo. ¡En tu plato! No, seriamente, el plato es de todos modos un pez vivo que muere poco a poco (con los ojos en movimiento y las branquias intentando encontrar aire), cubierto por su carne cortada. En tu plato. Siento que no puedo enfatizar lo bastante ese punto.

Un lugar de comidas japonés aun proporciona recortar el pescado y servirle su carne de tal forma que dejará el pescado vivo por varias horas. Y para probarlo, lo meterán en el tanque y lo van a dejar nadar con UN LADO DE SU ESQUELETO COMPLETAMENTE EXPUESTO.

Puedes verlo en el vídeo en la fuente pero … no afirmes que no te lo advertí.

Fuente

6. Hamburguesa de bypass cuádruple de Heart Attack Grill

El lugar de comidas Heart Attack Grill es la única razón por la que los extraterrestres precisarán borrarnos de la faz del mundo. Un lugar de comidas que promocione abiertamente lo poco saludable que es su menú (y lo es, estimando que una parte de su comida está frita en manteca de cerdo pura) sería como Toyota que lanza un automóvil llamado “The Head-on Collision”.

Entre los elementos del menú de HAG que me causan pequeños dolores de pecho con solo mirarlos, resalta una sola barbaridad: la hamburguesa cuádruple de bypass. 4 hamburguesas gruesas de 0.5 libras, tocino y queso, tan altas que aun una pitón se rompería la mandíbula. Y, en lo que sospecho que fue un truco promocional riesgoso pero osado, entre los clientes del servicio del lugar de comidas decidió probar que el nombre de la hamburguesa no es solo para enseñar al tener un ataque cardiaco mientras que se come la maldita cosa.

Oh, lo siento, eso está mal. El cliente que padeció el ataque cardiaco solo comía una TRIPLE Bypass Burger. Vaya, es bueno comprender que el cuádruple todavía está seguro.

Fuente

5. Casu Marzu

El queso es un proyecto fantástico en el momento en que lo piensas. Esencialmente, es leche fermentada a un nivel que provoca que se vuelva exquisita (mucho más aún en el momento en que se corta en rodajas y se pone en una hamburguesa), pero no lo bastante para que no sea capaz para el consumo humano. El queso Casu Marzu, por otra parte, se ríe de semejantes restricciones si bien verdaderamente no debería.

Casu Marzu es un queso blando, pútrido, completamente descompuesto de donde estoy parado que es el resultado definitivo de la actividad de las larvas de la mosca del queso. Sí, el queso se hace dejando que un conjunto de moscas tenga relaciones íntimas y den a luz a sus repugnantes bebés dentro. Y después la multitud desea comerlo.

Como era de aguardar, el queso está contraindicado en prácticamente todo el planeta, pero hay que preguntarse. ¿Qué rincón de la Tierra valora tan poco su historia y la de otra gente para generar algo como Casu Marzu? ¿Qué nación sería tan incondicional? ¿Es algún pequeño pueblo en Siberia poblado solo por ex- soldados de Spetsnaz, o quizás una raza absolutamente novedosa de humanos que surgió de los bramidos volcánicos de Hawai?

¿Qué? ¿Es de Cerdeña? No, eso no puede ser preciso. Eh … nota mental: jamás, NUNCA cabrees a un sardo.

Fuente

4. Huevo del siglo

Ya que ahora nos encontramos en el tema del queso, es bueno nombrar que otros muchos alimentos consiguen un gusto mucho más rico conforme avejentan. El vino sería un excelente ejemplo. Pero muy raras veces en una lista de semejantes alimentos hallará huevos … salvo que esté en China.

Saluda al huevo del siglo chino, elaborado conservándolo en una cáscara de arcilla, ceniza o cal a lo largo de múltiples semanas o aun meses. Este desarrollo descompone varios de los compuestos del huevo y lo encurtidos de adentro hacia afuera de una forma única, volviéndolo asimismo de color negro verdoso. De todos modos, el desarrollo es bastante complejo, en tanto que fermenta los huevos pero no los estropea, lo que, evidentemente, es afín a elogiar a alguien por estudiar a conducir un automóvil con capacidad empleando solo el pelo del pecho.

Según ciertos cuentos, el huevo del siglo es tan picante que el fragancia por sí mismo podría noquear a un agricultor de estiércol del siglo XVIII.

Fuente

3. Balut

Si quiere ver imágenes de esta abominación (que son mucho más tristes que lo creíble), deberá clickear en la fuente ahora. No obstante, por el bien de la cordura de este producto, nos vamos a quedar con conejitos esponjosos.

No obstante. Todavía nos encontramos en el dominio de los huevos extraños, este que viene de Filipinas.

La receta de Balut es tan fácil como despiadado y desquiciada. Primero, toma un huevo de pato fertilizado estándar, entonces deja que el pequeño pato bebé que está adentro se expanda con seguridad en la cáscara, todo tra-la-la-dee sin preocupación en el planeta. Entonces, en el momento en que el feto está formado pero no completamente, hierves el “huevo” vivo y te lo comes pues ¡al demonio con los patos, de ahí que! ¿Qué es este sentimiento en el momento en que deseas plañir y devolver en la boca al tiempo? Alguien verdaderamente debería inventarle un nombre, como “cromit” (plañir + devolver) o weerl (plañir + publicar).

Fuente

2. Sopa de sangre cruda

¿Dije que la receta de Balut era fácil? Bueno, no posee nada en el plato clásico vietnamita de Tiet Canh. Compruébelo: tome sangre de pato, añada carne de pato mucho más condimentas, entonces coma. En concordancia, en concordancia, el desarrollo real en ocasiones es más difícil que eso, pero, en el momento en que el ingrediente primordial es sangre cruda, todas las otras cosas del plato dejan de ser esenciales. Por otra parte, obligar a tu pareja a sentarse a un plato lleno de Tiet Canh podría al final sacarlos a) de esa disparidad de Crepúsculo yb) ofrecerte el divorcio que deseabas.

Fuente

1. Murceguillos

Exactamente la misma con Balut, TopTenz quiere ahorrarle cientos de dólares americanos en facturas de terapia al no enseñar ninguna imagen auténtica. En cambio, consigues a Batman.

Entonces, supuestamente a varias personas en Asia, en especial en un pueblo de Tailandia, les agrada comer murceguillos. Chicos, enserio; Si tanto deseas suicidarte, hay formas mucho más simples que intentar lograr que Ol ‘Bats aquí arriba rompa su regla cardinal de no matar por ti.

El murciélago tailandés se prepara de esta manera: primero se matan los murceguillos sumergiéndolos en agua hirviendo mientras que están vivos. Entonces, los murceguillos se pelan, se asan a la parrilla y se cortan en una pasta fina con yerbas, si bien realmente bien se tienen la posibilidad de comer enteros. Para una observación mucho más visual y considerablemente más traumatizante a comer murceguillos, mira el vídeo en la fuente. Entonces busque un nuevo pasatiempo entretenido para ocupar esas horas nocturnas que acostumbraba a pasar con un sueño fantástico y feliz.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *