Los 10 animales voladores más extraños

Varios animales vuelan; esto no llama la atención a absolutamente nadie que verdaderamente venga de la Tierra. No obstante, existen muchos animales “voladores” que de todos modos son ediciones deslizantes de otros animales. No esperas que un roedor promedio venga a la deriva desde los cielos, y bastante menos ciertas otras criaturas de esta lista.

No, comunmente pensamos en moscas (está ahí en el nombre), pájaros y quizás murceguillos en el momento en que pensamos en animales voladores. Aun entonces, ciertos de ellos nos atemorizan. Prepárese para sentirse alterado toda vez que esté en un campo abierto de ahora en adelante.

10. Ardillas voladoras

Ardilla Voladora, Museo Smithsonian de Historia Natural, Washington DC

En concordancia, como van los animales voladores, las ardillas voladoras son prácticamente mundanas; por lo menos la mayor parte de nosotros hemos oído charlar de ellos, si bien lo mucho más cerca que estuvimos de ver uno fue en el momento en que uno se juntaba con un tonto alce de dibujos animados. El animal real es bastante extraño; semeja que alguien plancha un hámster y lo realiza saltar de los árboles. Las ardillas voladoras tienen el récord mundial de animales “voladores”, o sea, de todos y cada uno de los animales que se deslizan y que se los conoce como voladores, son los que van mucho más lejos, ¡alcanzando unos increíbles 288 pies en un solo salto! Lamentablemente, los únicos humanos que llegaron tan lejos tras un salto cayeron 30 historias y debieron lograr que las novedades de la noche hablaran de su “logro”.

9. Falanges voladores

En concordancia, si no tienes iniciativa de lo que es un falanger, únete al club. Parece ser, son una subfamilia australiana de zarigüeyas que se las arregla para subsistir a los horrores de ese conjunto de naciones insular cortándolos hasta someterlos. Lo digo seriamente, esa fotografía es de un adulto. Solo puedo imaginar que los bebés son…. Beato cielo… Miraaesos… Si hiciesen Care Bears con ese aspecto, los hombres mayores gritarían y llorarían si se puedan ver obligados a dejar Toy ‘R’ Us sin uno.

De todas formas, la falange phlying mucho más conocida es el planeador del azúcar, que suena tal y como si vuela con hadas y hace reír a los gatos. Tienen la posibilidad de planear entre 50 y 150 pies y probablemente sean lo mucho más hermoso que haya podido volar. Asimismo es lo último en la lista que calificaría remotamente como “hermoso”.

8. Lémures voladores

A estas cosas se las llama lémures voladores por el hecho de que “bestia de terror que navega por aire” era bastante prolijo. O quizás pues están relacionados con los lémures. Lo crea o no, eso es lo mucho más similar en la tierra a ser un primate sin serlo. Asimismo son conocidos como colugos y fuera de los murceguillos, son los mamíferos mucho más amoldados para volar. Como puede ver, sus extremidades y cola están conectadas por colgajos de piel que se conectan hasta los extremos de ellos, lo que incrementa su área y los transforma en mejores planeadores. Supuestamente, son trepadores impresionantemente pésimos, lo que es extraño en tanto que planean en vez de volar, pero son increíblemente maniobrables y tienen la posibilidad de planear hasta 3230 pies, prácticamente sin pérdida de altura. (la mayor parte de los otros “planeadores” son mucho más precisamente “caídos controlados”).

Asimismo son animales de aspecto verdaderamente espantoso que indudablemente han inspirado cuentos de monos voladores que hurtan pequeños.

7. Lagarto volador

Soy de la opinión de que las lagartijas, por lo menos las pequeñas, son un tanto hermosas. De manera frecuente tienen ojos enormes como los de una cierva y suprimen los insectos de todo el mundo. No obstante, asimismo soy de la opinión de que cualquier cosa que caiga sobre ti desde un árbol inesperadamente te asusta instantáneamente. En la fotografía de arriba se expone un lagarto indonesio del género Draco, que como habrás adivinado, significa “dragón”. Se conoce que se deslizan hasta 195 pies y solo pierden 30 pies de altura desde el salto inicial. En contraste a los mamíferos voladores, no tienen la piel suelta entre los brazos y las piernas para escurrirse, sino costillas extendidas, lo que los transforma en lo único en la naturaleza que consigue un superpoder al entremezclarse con entre las máquinas asesinas de Jigsaw. .

6. Serpiente Voladora

Si le tienes temor a las víboras, probablemente no precises entender que en ciertas secciones de todo el mundo, corres el riesgo de que se salgan del dosel del bosque y caigan sobre ti. Lo siento de ahí que. Asimismo viven en exactamente las mismas unas partes del planeta que el lémur volador y el lagarto volador, lo que me hace preguntarme, ¿qué hay en esos árboles que es tan malo que múltiples animales desarrollaron capacidades de deslizamiento para huír de él?

Las víboras voladoras son “levemente venenosas”, lo que quiere decir que tienen veneno, pero no es dañino para los humanos. seguramente el 90% de la gente que leen eso no se encargan de la una parte de “no es arriesgado para los humanos” y probablemente se van a centrar en visto que el sudeste asiático y también Indonesia tienen víboras venenosas voladoras. La vida en esa lugar de este mundo ha de ser como un juego de trampas.

5. Rana voladora

Al final, pasamos de los animales de terror a sencillos curiosidades. Las ranas voladoras supuestamente han evolucionado desde múltiples líneas distintas de ranas, en la mayor parte de los sitios de todo el mundo donde hay ranas tropicales arborícolas. Desarrollaron su capacidad de “lanzarse en paracaídas” como un medio de evasión de predadores y, a dios gracias, carecen de la capacidad de remojar los pantalones de los lagartos voladores y las víboras por el hecho de que aun una rana enorme del tamaño de una vivienda sería inherentemente adorable.

Apropiadamente, las primeras ranas voladoras descritas se hallaron en Malasia y también Indonesia, donde pasan sus vidas sorteando a todas las otras criaturas voladoras. Solo puedo imaginarme que los cielos forestales de esas naciones semejan pantallas de control de tráfico aéreo, solo repletas de animales que comen insectos y víboras.

4. Pez volador

Bien, no mucho más saltar de los árboles, estos tipos viven en el océano. Más allá de que volar de un árbol a otro es pasmante, saltar del océano y escurrirse 160 pies es increíble. En este momento, la ardilla voladora tiene la posibilidad de tener el récord mundial de árbol a árbol, pero no tienen nada en lo más mínimo sobre los peces voladores. El récord de deslizamiento sostenido de un pez volador es de 1300 pies, ¡a una agilidad de 42 millas por hora! Consiguen volar pegando la cola 70 ocasiones por segundo y lanzándose fuera del agua, entonces cabalgan las corrientes ascendientes que generan las olas. Tienen la posibilidad de volar hasta 20 pies verticalmente en el aire y, en ocasiones, de manera accidental se quedan encallados en los navíos.

Esos son números increíbles para un animal que normalmente está desarrollado para nadar para ganarse la vida y no puede respirar aire.

3. Mobula Ray

¿Qué mide 17 pies de ancho, pesa mucho más de una tonelada y puede lanzarse fuera del mar? ¡Evidentemente, una joya! Conforme avanzan las rayas, son solo el segundo en tamaño a las mantarrayas, y tienen la posibilidad de saltar hasta 6 pies y medio fuera del agua. En este momento, existe algún riesgo aquí; una mujer en Florida murió en el momento en que un rayo de águila brincó al bote en el que se encontraba y la golpeó, y pesaron unos cientos y cientos de libras. Piensa que te apalean una tonelada de peces voladores. Aún de esta manera, hay vídeos en youtube de estas cosas violando, y es bastante increíble.

2. Hormigas planeadoras

Resultado de imagen para hormigas planeadoras

Bien, entonces hay especies de hormigas que vuelan con alas, entonces, ¿qué tienen de atrayente las hormigas “deslizantes”? Estas son hormigas sin alas que caen en un subconjunto muy concreto de requisitos, como tener buena vista, vivir en junglas del trópico que se anegan y buscar comida en los extremos de las ramas. Asimismo tienden a estar blindados. En el momento en que caen de los árboles, se enfocan en el color mucho más claro del leño contra el fondo del bosque mucho más obscuro, y después aplanan la cabeza, las piernas y el abdomen y después se deslizan desde la caída libre hasta un vuelo con apariencia de J, y después sujetan el árbol. Todo semeja haberse creado como una manera de eludir desplomarse de los árboles y ser devorado en el suelo del bosque. Las hormigas planeadoras tienen un 85% mucho más de opciones de caer y arribar en un árbol que las hormigas que sencillamente caen. Conque la naturaleza dignó a las hormigas que son torpes, pero lo compensan siendo X-Men.

1. Calamar Volador

Eso no es PhotoShop, es un calamar real deslizándose sobre el océano. Lo crea o no, de todos modos detallan hábitos que detallan que sostienen activamente su planeo, lo que quiere decir que tienen la posibilidad de no ser planeadores en lo más mínimo y de todos modos tienen la posibilidad de ser calamares voladores. Actúan de manera muy similar a los peces voladores, usando su aptitud para omitir a los predadores y asimismo acaban en las repletas de los navíos.

Resultado de imagen de calamar volador

Los científicos no están precisamente seguros de de qué manera se las arreglan para lanzarse o sostener sus vuelos, lo que añade una cubierta de secreto al hecho ahora extraño de que son cefalópodos que tienen la posibilidad de volar y planear. El pez volador puede estar relacionado con por lo menos un tanto, puesto que probablemente evolucionamos desde peces anteriormente, pero los únicos moluscos que abandonaron el agua fueron los caracoles y las babosas, con lo que o sea algo tal como los peces que se brincan el agua. etapas de anfibios y réptiles y saltar de manera directa a las aves.

Por David Dietle

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *