Los 10 anuncios de televisión más persuasivos de todos los tiempos

No bastante una vez que se inventase la televisión, se idearon los comerciales; próximamente va a ser seguido por su hermano mayor, el infomercial. Desde ese momento, nuestros programas de televisión preferidos se han transformado en un goteo de morfina de breves intervalos de satisfacción, seguido de un periodo supuestamente mayor de avisos de televisión sobre las camionetas Chevy derretidas a presión de 1952 y las almohadillas maxi ultra absorbentes. Ciertas son buenas, no obstante, y otras son amenas; ciertos aun te entran ganas de buscar tu billetera. Lo que prosigue, entonces, es mi lista de los diez primeros avisos de televisión persuasivos. Ciertos son comerciales y otros son infomerciales, pero todos son atractivos a su forma … ¡Disfrútelo!

10. Proactiv

Establecida por 2 dermatólogos, Proactiv empezó a vender sus artículos a través del medio infomercial en 1994 y desde ese momento se ha movido a quioscos de centros comerciales y websites online.

Demandando hasta 10 millones de clientes del servicio, este régimen para el acné ha explotado en el mercado del precaución de la piel con el apoyo de múltiples portavoces de prominente perfil que tienen dentro, por denominar ciertos, a Katy Perry, Vanessa Williams, Jessica Simpson, Lindsay Lohan, Justin Beiber y P Diddy. ¿Quién sabía que P. Diddy tenía acné?

9. Nair

A absolutamente nadie, hombre o mujer, le agrada afeitarse. Al saber esto, Church & Dwight Co., Inc. desarrolló una crema depilatoria con la capacidad de abrasar su cuerpo en solo unos minutos. No obstante, asegúrese de aplicarlo solo en las áreas enumeradas como seguras y no lo deje por un buen tiempo o su piel se ampollará.

Aún de este modo, los avisos funcionaron despertando el interés de todos los que procuraban un cambio de los métodos habituales de depilación y llevaron a Nair al primer rincón en el mercado de modelos depilatorios. En verdad, tras haberlo visto marchar en lo personal, me sorprendió y al tiempo me disgustó tanto su efectividad como su fragancia a pepino podrido, respectivamente. No obstante, es seguramente desde ese momento se hicieron adelantos en esta área.

8. George Foreman Grill

Asimismo famosa como la máquina asadora reductora de grasa George Foreman, magra y media, esta parrilla ganó una popularidad incesante desde su introducción en 1994, con mucho más de 80 millones de entidades vendidas hasta hoy. El reconocido púgil dijo que los capital conseguidos por medio de su parrilla han superado las ganancias de su trayectoria como boxeador.

Los comerciales de televisión muestran a un Big George con delantal que encanta al espectador a fin de que adquiera su producto; un producto, debería decir, que verdaderamente hace lo que afirma llevar a cabo.

7. Power Juicer de Jack Lalanne

Sin escasez de avisos de televisión de jugos (Juiceman, Juice Master, etcétera.), es un tanto bien difícil escoger uno; no obstante, esta es únicamente una lista de diez elementos y no puedo sencillamente llenarla con exprimidores. Hay que ofrecerle crédito a Jack, entonces, no solo por su deber para toda la vida con la salud y el estado físico, sino más bien asimismo por dado que, a los 94 años, se ve mejor que varios de los de 20 años.

Los infomerciales daban a conocer a Jack vestido con su pijama de astronauta azul de marca registrada, alegremente mejorando sus brebajes espesos como agua de pantano mientras que los adeptos a la televisión en todas y cada una partes dejaban sus refrescos cargados de azúcar y sodio, levantaban sus teléfonos y solicitaban un exprimidor. Como afirmaría Jack: “¡Ese es el poder del jugo!” No, ese es el poder de los avisos persuasivos.

¡Vea por qué razón Jack Lalanne era un sobrehumano!

6. Abs de Slendertone Systems

¿Quién no desea un six paquete rasgado? Es una de esas extrañas emblemas de honor que le afirma al planeta: “Oye, me cuido”. Para esos de nosotros que no fuimos bendecidos con la genética de un físico de corte natural, sencillamente colóquese este cinturón a lo largo de 40 minutos, 3 ocasiones por semana y en escaso tiempo se va a ver como un plus de la película 300.

Los modelos que garantizan cambios veloces en el aspecto de uno siempre y en todo momento trabajan desde una situación de fuerza pues juegan con las inseguridades arraigadas de la gente. Añada a eso la promesa de conveniencia, sencillez de empleo y mínimo esfuerzo y va a tener un ganador.

Este producto hace precisamente eso y lo realiza bien, como lo revela su recuento de sobra de 2.5 millones de entidades vendidas hasta hoy.

5. El badajo

El tiempo es dinero, ¿y a quién le agrada perder el tiempo prendiendo interruptores de luz? Ingrese el Clapper, que está particularmente dirigido a usuarios jubilados o inmóviles que valorarían la conveniencia de una unidad automatizada con la capacidad de prender electrodomésticos. La fuerza del aviso de televisión de The Clapper es su tintineo, que una vez escuchado te proseguirá al mucho más allí. Más allá de que es persuasivo, se niega a admitir la desventaja obvia de no poder gozar de Wheel of Fortune sin que las luces se enciendan y apaguen velozmente en todos y cada giro de la rueda.

4. La gacela

Seamos realistas, es bien difícil no conseguir un exitación culpable al notar los publirreportajes en los que la gorra de béisbol y la cola de caballo rubia con Tony Little se aproximan a la masa crítica conforme se regresa cada vez menos con la capacidad de supervisar su entusiasmo. Lleno de instantes fabulosos, como en el momento en que el “Entrenador personal estadounidense” escoge invariablemente subirse al Gazelle con un anfitrión y se queda el suficiente tiempo a fin de que la situación se vuelva incómoda, es bien difícil no ceder a su exageración personalidad entrañable.

3. El ShamWow!

En este momento, no soy de los que se emocionan con las toallas absorbentes, pero tras ver este comercial, mi visión sobre los derrames familiares cambió drásticamente.

Grabado en el verano de 2007 por $ 20,000 y anunciado por el escritor, directivo y comediante Vince Offer, supuestamente desarrollado al juntar los genes de un vendedor de coches utilizados ​​y un subastador, encaja lo que podría ser un infomercial de media hora en 2 minutos. comercial que, en el momento en que acaba, deja al espectador sin aliento. Todo cuanto puedo mencionar es “¡ShamWow!”

2. El Q-Ray

Bastante gente medran soñando con anillos mágicos y amuletos que, si los tuvieran, les otorgarían capacidades particulares. La mayor parte sobrepasan este anhelo de la niñez, pero ciertos no; ciertos adquieren Q-Rays.

Al corroborar un veredicto del Tribunal de Distrito de los EE. UU. De 2006, que forzó a QT Inc a abonar mucho más de 16 millones de dólares americanos a los usuarios por propaganda falsa, el juez de circuito de EE. UU. Frank Easterbrook explicó su resolución de la próxima forma: “Los acusados ​​asimismo podrían haber dicho: Criaturas beneficiosas del 17 dimension usa este brazalete como un faro para encontrar a quienes precisan alivio del mal y llevarlas a su planeta natal cada noche para ofrecer asistencia de formas ignotas para nuestra ciencia.

Los comerciales están llenos de vagos testimonios de clientes que “sencillamente se sienten mejor”, y las exposiciones simplistas de las capacidades del brazalete por la parte de los llamados especialistas. Aún de este modo, con ventas reportadas a lo largo de la prueba citada de $ 137,172,907 entre 1996 y 2003, alguien las está comprando. En consecuencia, dado visto que son ciertamente un brazalete de metal glorificado con un precio de US $ 49-159 cada uno de ellos, eso lo transforma en un aviso de televisión impresionantemente persuasivo.

1. Bowflex

El cuerpo bowflex: buscado por varios y, no obstante, así sea por carecer de tiempo, fuerza de intención, interés o cualquier otra razón, logrado por tan pocos. Por fortuna para Bowflex, adjuntado con su revolucionaria tecnología Power Rod (y mucho más últimamente Spiral Flex), desarrollaron una manera avanzada de control mental, que integran ampliamente en sus avisos de televisión.

Estos comerciales cambian en duración y están llenos de físicos afines a los de Adonis, en teoría alcanzables con solo 20 minutos cada día, tres ocasiones por semana. Más allá de que la mayor parte de la multitud reconocería la ridiculez de este márketing No obstante, todavía queda una semilla de fascinación con el producto, bastante una vez que el comercial haya terminado.

Tras haberme lavado el cerebro a mí, no puedo asegurar que no fue mi Bowflex el que me persuadió de ingresarlo en esta lista, pero dado su éxito popularizado pese a unos cuantos retiradas esenciales, pienso que meritan el primer sitio. Tras todo, ¿quién podría olvidar la extravagancia genética que fue la abuela de 50 años con cuerpo Bowflex que aprendió a sentirse cómoda de nuevo en biquini? ¡Verdaderamente inspirador! ¡Realmente un aviso persuasivo!

Escrito por Steve Straub

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *