Los 10 chicos buenos clásicos que interpretaron a chicos malos

Los actores estuvieron peleando con el encasillamiento desde los principios del cine. Un patrón común es en el momento en que un actor de renombre “buen tipo” rompe el tipo al interpretar a un villano amenazante. Existen muchos ejemplos recientes de esta inclinación, como Heath Ledger en The Dark Knight, Tom Cruise en Collateral y Elijah Wood en Sin City / Maniac. No obstante, exactamente la misma el encasillamiento, tomar el papel del malo en contraste con la imagen de un óptimo chaval estuvo ocurriendo desde los días del Hollywood tradicional. Aquí hay 10 ejemplos de en el momento en que los buenos tradicionales interpretaron al villano, y ciertos de ellos son bastante espectaculares.

SPOILERS COMPLETOS ADELANTE.

10. Spencer Tracy – Dr. Jekyll y Mr Hyde

Spencer Tracy fue entre las mayores estrellas de cine genuinas a lo largo de la Edad de Oro de Hollywood. Fue el primer actor en ganar el Premio de la Academia al Mejor Actor en un Papel Protagonista un par de años seguidos, una hazaña que solo Tom Hanks logró desde ese momento. Su popularidad se afianzó en el momento en que se asoció con Katherine Hepburn, lo que los llevó a realizar nueve películas juntos y transformarse en entre los duetos mucho más enormes en la narración de Hollywood. Se le dio la posibilidad de enseñar su rango dramático como actor en el momento en que interpretó el papel primordial en desafío en la versión de 1941 de Dr Jekyll and Mr Hyde. Tracy interpretó tanto al noble y culpado Jekyll como al amenazante y horrible Hyde. La película no es recordada como de las mejores de Tracy, pero fue una ocasión a fin de que el habitual personaje principal mostrara un lado mucho más obscuro de la naturaleza humana.

Resultado de imagen para spencer tracy - dr jekyll and mr hyde

9. Fred Astaire – Sr. Lucifer

Resultado de imagen de Fred Astaire - Mr.Lucifer

Fred Astaire, el más destacable artista y bailarín de siempre, se ha abierto sendero hasta transformarse en historia de historia legendaria de Hollywood. A inicios de los años 60, Astaire se transformó en el presentador de Alcoa Premiere, una serie de antología trágica semanal, donde mostró su talento como actor serio. En entre los primeros capítulos, Astaire interpretó el papel primordial en Mr. Lucifer. Su papel era el de un hombre de negocios intrigante y manipulador que resulta ser, como recomienda el título, el mismísimo demonio. Astaire es tan cautivador y agradable como siempre y en todo momento, algo correspondiente para el mal encarnado.

8. Jimmy Stewart – Tras el hombre angosto

Resultado de imagen de Jimmy Stewart - After The Thin Man

En el momento en que el American Largometraje Institute publicó su lista de los primordiales héroes y villanos del cine, Jimmy Stewart fue el actor que apareció un par de veces entre los 12 mejores héroes del cine. Primero para el personaje de George Bailey en el tradicional navideño It’s A Wonderful Life, y segundo como el personaje primordial en Mr Smith Goes To Washington. Las dos películas establecieron la reputación cinematográfica de Stewart como el pequeño que se encara a una burocracia fría y malévola. Stewart sostuvo el papel de personaje principal de la cruzada a lo largo de la mayoría de su trayectoria y, como resultado, su único papel como el malo llegó en una de sus primeras películas. After The Thin Man fue un secreto de asesinato algo alegre apoyado en una sucesión de novelas de detectives pulp. Stewart interpreta al asesino cuya identidad se revela hacia el desenlace de la película. Más allá de que este papel puede no ser tan deslumbrante como otros en esta lista, solo ver a Stewart como algo mucho más que el noble personaje principal es una sorpresa.

7. Humphrey Bogart – El bosque petrificado

Bacall, Bogart y Henry Fonda en la versión televisiva de El bosque petrificado (1955)

El hombre que siempre y en todo momento va a ser popular como Rick en Casablanca, probablemente el mayor romance nunca hecho, tuvo su primer enorme éxito en su trayectoria interpretando a un gángster villano. En El bosque petrificado, Bogart interpreta al duque Mantee, un mafioso que ocupa una comida familiar en un lugar de comidas con su conjunto de matones y toma a la familia como rehén. La policía lo persigue y de forma rápida circunda el lugar de comidas, lo que provoca que el personaje de Bogart use a la familia como escudos humanos. El personaje de Bogart es sin corazón y asesina a los clientes del servicio del lugar de comidas en un intento por eludir su ineludible desaparición a manos de la policía. Seis años después, Bogart protagonizó Casablanca y se transformó en entre los personajes principales románticos mucho más conocidos de la historia del cine.

6. Angela Lansbury – La aspirante de Manchuria

Resultado de imagen de Angela Lansbury - The Manchurian Candidate

Si bien es preferible famosa por su década de resolución de secretos y homicidos en la televisión, Angela Lansbury tuvo una extendida carrera como actriz de Hollywood antes de asumir el papel de Jessica Fletcher en Murder, She Wrote. Su turno como villana llegó en la versión original de 1962 de The Manchurian Candidate, donde interpreta a la madre del personaje primordial. En la película, su hijo era un soldado estadounidense hecho preso a lo largo de la Guerra de Corea y al que le lavaron el cerebro para matar a un candidato presidencial. El personaje de Lansbury en un inicio está con la madre comprensiva conmovida de que su hijo regrese, pero de a poco se declara que ella es un agente doble comunista que manipula fría y sin piedad a su familia y a todos y cada uno de los que la cubren.

5. Henry Fonda – Érase una vez en el oeste

Resultado de imagen de Henry Fonda - Once Upon A Time In The West

Su papel en 12 Angry Men como el único jurado que no se encontraba presto a hallar en el instante culpable a un joven basándose en pruebas enclenques, solidificó la reputación de Henry Fonda como un óptimo chaval tradicional de Hollywood. Su deliberadamente jugó contra el tipo en el momento en que protagonizó Once Upon A Time In The West. Apuntada por la historia de historia legendaria Sergio Leone, la película fue un western despiadado y también intransigente. En los primeros minutos, Henry Fonda de todos modos asesina a un niño sin emoción, y su racha beligerante prosigue a lo largo del resto de la película. La historia tras escena es que Fonda apareció al equipo con barba y lentes de contacto para obscurecer sus conocidos ojos azules, solo a fin de que Leone le ordenara rápidamente que se quitara los dos. El directivo desea que la mirada azul helada de Fonda esté a la visión desde el primer instante en su papel del villano Frank. El público se sorprendió, la actuación de Fonda fue ovacionada y la filmación se considera un tradicional del género.

4. Andy Griffith – Una cara entre la multitud

Resultado de imagen de Andy Griffith - A Face In The Crowd

De esta manera es, nuestro Mayberry interpretó a un tipo malo. Andy Griffith se transformó en un ícono como la estrella de su programa de televisión homónimo a lo largo de la década de 1960. Interpretó al sheriff de buen corazón de un pequeño pueblo pintoresco, que siempre y en todo momento hacía lo preciso y enseñaba enseñanzas de ética todas y cada una de las semanas. Después creó otro personaje popular de televisión en El letrado cruzado de Matlock. Pero años antes de su popularidad televisiva, un joven Andy Griffith protagonizó la película de 1957 A Face In The Crowd. Él interpreta a un presentador de radio de una pequeña localidad que es catapultado a la popularidad nacional en el momento en que es escogido como el nuevo presentador de un programa tipo Tonight Espectáculo. La película da un giro obscuro en el momento en que el personaje de Griffith desciende a la megalomanía, ofuscado con la popularidad y el poder y el control que le da. Llega a menospreciar a su audiencia y solo busca prolongar su tiempo en el centro de atención. No es precisamente Mayberry, ¿verdad?

3. Gregory Peck – Los chicos de Brasil

Resultado de imagen de Gregory Peck - The Boys From Brazil

Entre los colosales del cine tradicional, Gregory Peck logró una carrera interpretando a hombres duros pero venerables que no temían retar la maldad de todo el mundo. Es preferible recordado por su interpretación de Atticus Finch, el letrado que dirigió una noble pero sentenciada cruzada contra la injusticia racial, en la adaptación de 1962 de To Kill A Mockingbird. El American Largometraje Institute clasificó el papel de Peck como el mayor héroe de la pantalla en la historia del cine. Esto debe existir provocado una convulsión aún mayor al notar a Gregory Peck interpretar a un nazi escondido en América del Sur en la película de 1978 The Boys In Brazil. Y Peck no interpretó a cualquier nazi, interpretó al Dr. Josef Mengele, el infame médico de Auschwitz y una de la gente mucho más malvadas que nunca haya existido. Se encontraba lejísimos de Atticus Finch, por decir lo menos.

2. Frank Sinatra – De pronto

Archivo: Suddenlyimage109.jpg

Con su rincón en la civilización pop asegurado como el más destacable artista de big band de siempre, y George Clooney en este momento relacionado a su mucho más popular tras el remake de Oceans 11, la carrera cinematográfica de Sinatra con frecuencia se pasa por prominente. Apareció en docenas de películas e inclusive ganó el Premio de la Academia al Mejor Actor de Reparto en 1956. Sepultado entre su filmografía está su único papel como villano en Suddenly. En esta película, Sinatra interpreta al líder de una banda de sicarios. Penetraron en casa de una familia y los han tomado como rehenes, con la intención de utilizar su casa como criterio para, hallar esto, matar al presidente. De esta forma es, exactamente el mismo Ol ‘Blues Eyes procura matar al presidente. Esta película salió en 1954 y tras el asesinato de JFK nueve años después, De súbito se volvió poco aparente y bien difícil de localizar, y los comentarios sugirieron que nuestro Sinatra procuró que la película fuera retirada de circulación.

1. Ronald Reagan – Los asesinos

Resultado de imagen de Ronald Reagan - The Killers

Todo el planeta sabe que Ronald Reagan tuvo una carrera cinematográfica levemente triunfadora antes de ingresar en política. Participó en westerns, romances sórdidos y comedias locas; todos vimos la imagen de Reagan con su coprotagonista mono. Lo que la mayor parte de la multitud no vió es el momento de Reagan como el villano jefe de la mafia, que abofetea a una mujer en The Killers. Amoldado de un cuento de Ernest Hemingway en 1962, este fue el último papel cinematográfico de Reagan, y la única vez que interpretó a un chaval malo. Solo cinco años después, Reagan fue escogido gobernador de California y emprendió el sendero hacia la Casa Blanca.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *