Los 10 comportamientos animales más extraños

Etología es el término usado para el estudio del accionar animal. Los hábitos animales extraños tienen la posibilidad de ser ciertos genéticamente o hábitos aprendidos y he incluido ciertos de los dos. De cualquier forma, así sea aprendida o instintiva, estos hábitos no cambian visto que ciertos hábitos animales son sencillamente … extraños. Aquí está mi top 10:

10. Ratas topo desvistes

La reina se pone combativa y entra (del revés) a 10

Mucho más generalmente conocidas como ratas topo desvistes (asimismo llamadas rata topo del desierto y cachorro de arena), no son ni topos ni ratas, sino más bien un género de conejillo de indias. Son animales feos, con frecuencia descritos como similares a una salchicha hinchada con dientes. El accionar que exhiben, en su hilaridad, es su aptitud para correr hacia atrás tan veloz como tienen la posibilidad de hacia adelante, en la obscuridad y absolutamente ciegos. Aún mucho más extraño, la rata topo reina es la única que se reproduce y tiene crías, afín a la abeja reina. Para asegurarse su peculiaridad para aparearse, empujará a otras ratas topo hembra para ocasionarles agobio. Esto libera hormonas que los hacen inútiles de reproducirse.

9. El Bowerbird

Decorador de interiores en el corazón

Para todos esos diseñadores de interiores retentivos anales, Bowerbird asimismo goza decorando. El Bowerbird no solo hace enormes sacrificios para ornamentar su nido, sino aun llega a eliminar los nidos de sus vecinos para llamar mucho más la atención sobre el de el. En un esfuerzo por captar una pareja, el Bowerbird macho crea lo que se llama ‘bowers’. El Bowerbird es un decorador minucioso y empleará flores, plumas, piedras y trozos de plástico y vidrio desechados para adornar su “piso de soltero” con la promesa de impresionar a una mujer. El Bowerbird aun decorará con un color particularmente. Se concentrará en la decoración por varias horas y solo va a romper su concentración en el momento en que vaya a la vivienda de otro pájaro para hurtar o romper.

8. Pájaros cuco

Eludir los deberes de los progenitores

Otro accionar extraño de las aves es el del pájaro cuco. Las aves de cuco tienen un enfoque bastante atrayente para la crianza de los hijos, puesto que no edifican un nido para poner sus huevos, sino lo hacen en los nidos de otras aves a fin de que logren cuidar de sus crías. El pájaro cuco es solitario y va a poner o dejará sus huevos en el nido de otro pájaro en el momento en que vea que los otros pájaros se fueron. Entonces va a poner sus huevos de manera rápida o los trasferirá allí. En todos y cada temporada de reproducción, hallará nuevos sitios para poner sus huevos y en el momento en que sus huevos eclosionen, procurará sacar los huevos de otras especies de su nido en el momento en que los progenitores adoptivos estén fuera para garantizar la supervivencia de sus bebés.

7. La trucha cobrizo hembra

¿En algún momento has fingido un orgasmo? Ella lo sabe todo

La próxima vez que ustedes, señoras, crean que son los únicos animales en el reino animal que fingen un orgasmo, piénselo nuevamente. La trucha cobrizo hembra finge clímax para animar a los machos a eyacular prematuramente. Al fingir el orgasmo, la trucha hembra engaña al macho haciéndole opinar que se ha apareado exitosamente en el momento en que de todos modos ha fallado. Quizás no sea el accionar mucho más extraño para los humanos, pero en el momento en que se considera primero que los peces tienen clímax y, seguidamente, que tienen la posibilidad de fingirlos, este pez sube en las filas del accionar extraño hasta el número 7.

6. Pinzones zebra

Es posible que no sea especial, pero es todo mío

El próximo en la lista de hábitos animales extraños es el pinzón zebra en el número 6. La mayor parte de las hembras ponen huevos mucho más pequeños en el momento en que su pareja no es interesante; no obstante, Zebra Finch hace todo lo opuesto. Ella pone un huevo mucho más grande para ofrecerle a su pequeño y feo pinzón el más destacable comienzo de vida viable (mucho más nutrientes, mucho más espacio para medrar) pese a las deficiencias del padre.

5. Pingüinos Adelia

Un romance de rock and roll

El ritual de apareamiento del Pingüino Adelia es extraño pero entrañable. Al seleccionar una pareja, el pingüino macho lanza una piedra a los pies de la hembra para dejar en claro que se ha brindado el deber. El partido unicamente se fusiona cuando la hembra dió su aprobación y responde con una canción de apareamiento de vientre a vientre. Aun se distancian bastante de la manada para aparearse en privado, lo que los transforma en una extraña raza romántica en el número 5.

4. Lagartos cornudos

Ofrecer un concepto totalmente nuevo a la palabra ‘inyectado en sangre’

Los lagartos cornudos tienen una reacción protectora bastante extraña y también intimidante contra sus contrincantes. Disparan un chorro de sangre dirigido desde sus ojos incrementando de forma voluntaria la presión arterial en sus senos nasales hasta el momento en que explotan. Este fluído de sangre puede lograr distancias de hasta 5 pies. La sangre no posee veneno, sencillamente crea caos y confusión para el agresor. La sangre sabe mal para los predadores caninos y felinos, pero no posee ningún efecto sobre los predadores de aves. En honor a la espantosa defensa del lagarto cornudo, gana el número 4.

3. Elefantes

Estoico por la desaparición, los elefantes lloran y sepultan a sus fallecidos

Los elefantes exhiben el accionar animal mucho más extraño impulsado por las conmuevas. Los elefantes tienen ciertos rituales respecto a la desaparición y el fallecer. En el momento en que están con huesos de elefante, por servirnos de un ejemplo, semejan ser capaces de detectar que los huesos son de otros elefantes. Van a pasar un buen tiempo estudiando los huesos de una forma muy moderada y discreta. De forma frecuente, los elefantes van a visitar las tumbas de elefantes de manera regular. Se van a quedar cerca de un elefante fallecido de su manada a lo largo de cierto tiempo, aguantando el apetito y la sed antes de salir a buscar comida o agua. Los elefantes van a tomar hojas, tierra y ramas y cubrirán a otros elefantes una vez que mueran. Asimismo se ha visto que los elefantes van a hacer lo mismo con los humanos y con otros animales empáticos como los perros. La prueba testimonia dado que los elefantes son animales increíblemente empáticos y de ahí que meritan estar cerca de la parte de arriba de la lista en el número 3.

2. Escarabajos peloteros

Los escarabajos peloteros adoran su estiércol en mucho más de un sentido

El Dung Beetle llega, apropiadamente, al número 2. Y no lo llaman Dung Beetle por nada. Los escarabajos peloteros forman parte de la familia Scarab: viven, comen y se reproducen en el estiércol. El estiércol, en el caso de que se te escape el término, es excremento (estiércol, heces …) y al escarabajo pelotero le chifla. El escarabajo del estiércol vive en el estiércol, come estiércol, pone sus huevos en el estiércol, incuba a sus crías en el estiércol y por último nutre con estiércol a sus crías. Para rematar todo con la mayor de todas y cada una de las acciones de estiércol, el escarabajo del estiércol hace rodar bolas de estiércol a grandes distancias mientras que está parado y se desplaza hacia atrás empleando sus patas traseras para empujarlo. De todos y cada uno de los símbolos egipcios, el escarabajo era el símbolo espiritual más esencial. El mito de los egipcios era que Khepera, el dios escarabajo del sol, logró rodar el sol por los cielos y lo sepultó durante la noche, ¡como lo realiza el popular y apropiadamente llamado Dung Beetle con su pequeña bola de estiércol!

1. Vermes planos

Amor y guerra … y esgrima de pene

Completamente, con bastante, el accionar animal mucho más extraño y provocador es el que exhiben los vermes planos, que se ubican en el número uno. Los vermes planos de todos modos se implican en lo que tiene por nombre “cercado del pene”, un acto de guerra designado a garantizar una pareja. Amor y guerra, cariño. Los vermes planos son ‘hermafroditas’, lo que quiere decir que tienen la posibilidad de inseminar y ser inseminadas. Ciertas especies tienen 2 penes y uno o mucho más poros genitales para el desarrollo de reproducción. Los vermes planos están y el pene se valla para saber quién va a ser la hembra y quién va a ser el macho. Los dos vermes desean ser machos por el hecho de que el papel femenino es considerablemente más bien difícil: se precisa mucho más energía y sacrificio para desarrollar huevos y criar a las crías. ¡Aun los vermes lo saben! Está bien, de todos modos no, pero la naturaleza lo sabe y Flatworms luchan hasta el desenlace con el que horada la piel del otro ganando el horrible tema.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *