Los 10 desafíos alimentarios más ridículos que nunca debes probar

Todos ingerimos todos y cada uno de los días para sustentarnos, pero varias personas eligen por comer por otras causas, causas que sorprenderían bastante a los de un país del tercer planeta. Y con eso deseamos decir que a varias personas les agrada desaprovechar comida en un desafío, de forma frecuente como un rito de iniciación. Estos retos alimenticios no solo son increíblemente derrochadores, sino ciertos de ellos asimismo son bastante peligrosos. Evidentemente, ciertos de ellos asimismo son sencillamente extraños y tienen poquísimo sentido.

10. Desafío Habanero

Este es quizás entre los retos alimenticios mucho más populares; a la multitud le chifla meterse muchos pimientos picantes en la boca como resulte posible y ver cuánto tiempo tienen la posibilidad de pasar antes de requerir una bebida. De todos modos, absolutamente nadie lo goza verdaderamente; sus amigos gozan viéndolos llevarlo a cabo y grabando los desenlaces. Esta clase de actividad es popular y en general se precipita por una fuerte presión de conjunto. Además de esto, los sitios de comidas retan a la gente a comer enormes proporciones de alas con salsa habanero por el honor de estar en su Muro de la Popularidad y ganar una cerveza gratis. Tiende a ser una aceptable forma de inspirar a alguien a llevar a cabo algo imbécil.

Entre los peores pimientos que hay están el habanero y el pimiento espectro. Varias personas online se toman la molestia de comprobar pimientos por picor, y por supuesto he calificado a los dos bastante prominente. Más allá de que el Habanero puede ser bastante lamentable de consumir, a dios gracias no es especialmente arriesgado si puedes conducir bien las condimentas. La pimienta espectro, por otra parte, es bastante dañina y no debe consumirse entera como un desafío. Es preferible poner un pimiento tan fuerte en proporciones pequeñísimas en un plato grande. Y después lanzado a un pozo profundo, profundo y jamás mucho más se charla de él.

9. Desafío de pepinillos

El desafío de los pepinillos es probablemente entre los retos alimenticios mucho más repugnantes del mundo, aun si te agradan los pepinillos. Más allá de que no hay mucha documentación sobre este tema concreto, probablemente pues la mayor parte de la multitud no desea llevarlo a cabo, existen algunos puntos que semejan ser bastante recurrentes. El aspecto mucho más evidente del desafío es que te comes un frasco entero de encurtidos y todo el jugo que tiene dentro. Varias personas imponen un límite de tiempo en esto, pues Dios no lo deje que se entretenga en meterse muchos encurtidos y jugos repugnantes en la garganta. No nos encontramos seguros de por qué razón la multitud goza desaprovechando toda esta comida; quizás los pepinillos eran lo único que tenían en la vivienda.

8. Desafío de hamburguesas

Varios sitios de comidas hicieron lo de las hamburguesas gigantes, pero uno fué tan lejos para llevar a cabo una hamburguesa que pesa 6 libras. La receta incluye 2 cebollas enteras y 2 tomates enteros, y por lo menos una lechuga entera. El lugar de comidas asimismo da hamburguesas un tanto menos enormes que solo son 3 libras, en el caso de que no tenga mucha apetito ese día. Como varios sitios de comidas, si te puedes comer la vaca entera que metieron entre un pan de pan, te van a dar toda clase de premios, como que la comida sea gratis.

Un lugar aun creó una versión de pedido a residencia del desafío. Esencialmente, te dan una receta, haces la gran hamburguesa y te grabas comiéndola en 2 horas. Si lo consigue, gana $ 500, que lamentablemente no van a ser suficientes para contemplar la factura del hospital con lo que le logró a su cuerpo.

7. Desafío Saltine

los desafío de sal suena absurdamente simple al comienzo. Se piensa que tienes que comer seis galletas salobres enanas en un minuto. A diez segundos por galleta, eso semeja nada. Salvo que de todos modos es bastante bien difícil, por no nombrar horrible. La sal, mucho más la sequedad de las galletas, provoca que sea fundamentalmente irrealizable tomarlas en el límite de tiempo. Varias personas se han probado múltiples oportunidades, y todavía me quedan unas 2 galletas en el final. Más allá de que este desafío es esencialmente irrealizable y también impresionantemente inútil, cuando menos es mucho más seguro y menos derrochador que varios del resto.

6. Desafío de la leche

los desafío de la leche es una de esas ocupaciones que suceden en el momento en que usted y un conjunto de individuos con las que no tienen nada en común están tan desanimados que devolver artículos lácteos por toda la habitación semeja una gran idea. La iniciativa del desafío es tomar un galón entero de leche en únicamente una hora sin devolver nada. La mayor parte de la gente que no lo han probado suponen que suena bastante simple, pero el cuerpo humano no es realmente bueno procesando muchos lácteos al unísono. Salvo Kobayashi, pero eso es por el hecho de que es prácticamente seguramente es un extraterrestre.

Un individuo se encontraba tan enamorada del desafío y del fracaso interminable de quienes lo procuran, que creó una web solo para documentar todo sobre esto. Está repleto de imagen tras imagen de personas devolviendo leche, que es precisamente el género de contenido que imaginó Al Gore en el momento en que inventó Internet.

5. Desafío Oreo

Más allá de que la mayor parte de estos se habla únicamente de la gula, ciertos retos son sencillamente tontos. Este es uno de esos. los Desafío Oreo de todos modos no guarda relación con la cantidad que come. En cambio, tuerce la Oreo y lame el relleno blanco, entonces se pega la galleta en la frente y también procura comerla sin emplear las manos. Como es natural, la multitud tiene vídeos hechos de ellos mismos realizando esto, por el hecho de que ciertas cosas deberían guardarse para la posteridad, y en el caso de que los robots precisen otra razón mucho más para esclavizarnos a todos sin pensarlo un par de veces.

4. Desafío de ajo

Más allá de que a los pequeños de hoy día verdaderamente no les agrada comer enormes proporciones de ajo, eso no quiere decir que varias personas no lo hayan hecho un deporte. Ciertos sitios contienen concursos de comer ajo, donde el ganador consigue dinero real, que presumiblemente entonces gasta en toneladas de enjuague para la boca en un intento de que alguien se acerque a ellos jamás mucho más.

Igualmente desquiciada es la crónica de un japonés que decidió comerse una hamburguesa con 100 rodajas de cebolla, la prima mucho más consumada del ajo. No se acabó la hamburguesa enorme, no pues fuera una hamburguesa enorme, sino más bien por el hecho de que se encontraba verdaderamente cansado del gusto de la cebolla. Por el hecho de que esa es precisamente la razón por la cual la multitud participa en estos estúpidos retos. Gusto.

3. Desafío de canela

De todos modos, o sea bastante habitual como un rito de iniciación entre los jóvenes que se animan entre sí a la vergüenza persistente de YouTube. Este desafío radica en comerse un cucharada entera de canela en menos de un minuto, sin nada que lo lave. El desafío semeja bastante fácil, pero ya conoces que no es así. La canela es sencillamente tan seca que suprime prácticamente rápidamente toda la saliva de la boca, con lo que es prácticamente irrealizable tragarla. Más allá de que absolutamente nadie está muerto todavía merced a este imbécil truco, bastante gente han sufrido daño pulmonar grave, por no nombrar un caso horrible de algo llamado Dragon’s Breath. En general, “dragón” enfrente de algo significa “ardiente como el infierno y el signo seguro de un mal instante”. Quizás el vencedor de comer ajo logre prestarles algo de enjuague para la boca a estos payasos.

2. Desafío Jell-O

El desafío Jell-O tiene bastantes variantes, pero la mucho más habitual es llevar a cabo un tazón de Jell-O y tomarla en menos de un minuto, sin mandarla. derecho de vuelta. No obstante, varias personas lo abordan de forma afín al desafío de la canela y, en verdad, procuran comerse un bulto seco terminado de gelatina. Pues el auténtico inconveniente de tragar canela no era que estuviese seca y también irrealizable de tragar, sino no sabía a fresa.

1. Desafío de plátanos y sprites

los desafío de plátano y Sprite es probablemente la iniciativa mucho más imbécil que la raza humana haya concebido, además de la guerra y el Virtual Boy. El desafío radica en comer 2 plátanos y tomar un litro entero de Sprite lo mucho más veloz viable. Esto la mayoria de las veces lleva a vómitos en proyectil, pero esa no es la razón por la cual este desafío es tan impresionantemente imbécil. No, es imbécil por el hecho de que, en contraste a ciertos retos, se estima que vomites. Sostener todo bajo control no es normalmente un requisito; lo único que les importa a los jueces es qué tan veloz puedes meterte todo por la garganta. Lo que ocurre después es rigurosamente tema tuyo.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *