Los 10 errores de escritura más importantes que nadie debería cometer

Todo el planeta debería tener capacidades básicas de escritura. No obstante, bastante gente tropiezan con lo mismo, fallos gramaticales recurrentes. Esta referencia le va a ayudar a eludir lo mismo en su próxima labor de escritura.

1. Faltan empalmes de comas

Comas tropezar con varios escritores. Varios instructores examinan las tareas solo para poder ver que no hay muchos empalmes de comas como es requisito.

Por una parte, hay que añadir una coma tras las interjecciones. Oraciones como “por servirnos de un ejemplo” u frases que empiezan con “primero” tienen que ir consecutivas de esta puntuación. Asimismo es esencial emplearlos al conectar cláusulas independientes.

2. Fallos ortográficos

Esto puede parecer fácil, pero es muy habitual. No obstante, con mucho más continuidad que sencillos fallos ortográficos, la manera ortográfica es errónea. Por servirnos de un ejemplo, “su” en vez de “usted” o “allí” en vez de “su”. Asimismo es bastante recurrente que los sistemas de corrección ortográfica reemplacen las expresiones mal escritas con la corrección errónea, singularmente si la palabra está lejos de ser adecuada en un inicio.

Asegúrese de comprobar esmeradamente el trabajo antes de entregarlo. Asimismo puede ser útil buscar el segundo par de ojos. Si precisa asistencia para modificar o redactar ensayos como ensayos reflexivos, los centros de redacción en el campus y los servicios de redacción online tienen la posibilidad de ser una herramienta útil.

3. No ser conciso

Este es un punto que no en todos los casos es accidental. Es algo que ciertos alumnos utilizan para realizar un recuento de expresiones o páginas requerido. Por poner un ejemplo;

Fue a la tienda y mientras que estuvo allí adquirió manzanas.

Un mas conciso la versión sería;

Fue a la tienda y adquirió manzanas.

Al redactar formalmente, menos es mucho más. No use diez expresiones en el momento en que cinco alcanzan. Esto solo se utiliza para lograr que el razonamiento primordial sea bien difícil de proseguir.

4. No ser concreto con los pronombres

Pronombres se usan con frecuencia y son vitales. Pasajes como este no son una enorme iniciativa:

Micheal fue a la biblioteca. Tras eso, Micheal fue a tomar un café y se reunió con los amigos de Micheal.

¿Ves el inconveniente? Esto se puede facilitar con pronombres como este;

Micheal fue a la biblioteca. Tras eso, fue a tomar un café y se reunió con sus amigos.

No obstante, hay un inconveniente si unicamente se usan pronombres. Si ese pasaje jamás afirmaba el nombre de Micheal, ¿de qué forma sabría la audiencia quién era? Utilice una combinación cautelosa de nombres propios y pronombres.

5. Fallos de cotización

Los fallos de cotización asimismo son recurrentes. Esto puede integrar empleo indebido de mayúsculas o puntuación. Aquí tienes un caso de muestra erróneo:

Ha dicho: “Deseo irme a casa”.

La manera adecuada de expresar esto sería;

Él ha dicho: “Deseo irme a casa”.

6. Cambios en el tiempo verbal

Cualquier escritura ha de ser congruente. Una regla básica que de forma frecuente se pasa por prominente es sostener el tiempo verbal igual en todo instante. Compare lo siguiente:

Corrió muchas carreras durante su trayectoria. Para esto, adiestra todos y cada uno de los días.

Esto hace difícil proseguir la línea de tiempo. En el momento en que adiestra ¿En este momento o entonces? Esta redacción es considerablemente más clara:

Corrió muchas carreras durante su trayectoria. Para esto, adiestró todos y cada uno de los días.

7. Capitalización de título y encabezado

La primera cosa que alguien ve en el momento en que hojea un escrito es el título y los encabezados. Si estas partes no están formateadas apropiadamente, daña su probabilidad inmediatamente. Asegúrese de continuar estas reglas:

  • Escriba con mayúscula la palabra inicial y final;

  • Escriba con mayúscula sustantivos, pronombres, verbos, adverbios, adjetivos y conjunciones;

  • Sostenga los productos en minúsculas;

  • Sostenga “a” en minúsculas.

8. “Tú y yo” y “Tú y yo”

Un tema en un inicio raro es la utilización de “tú y yo” en frente de “tú y yo”. No obstante, un truco simple para aclarar las cosas es remover la palabra “tú” de la oración y ver si todavía marcha.

Por poner un ejemplo, la oración, “Ella y yo fuimos al concierto” es acertado. Puedes decirlo pues si la sentencia, “Fui al concierto” tiene sentido. Si tuvieses que decir “Fui al concierto” instantaneamente se sabe lo que está mal.

9. Dobles negativos

La utilización de dobles negativos hace difícil la entendimiento de las cosas. En vez de una oración como, “No puedo conseguir ninguna satisfacción” emplear “No puedo conseguir satisfacción”.

10. Infinitivos divididos

El fallo final no es un estándar riguroso y veloz, pero por norma general se admite. Un infinitivo es “to” y después un verbo. Poner un adverbio entre esas expresiones divide el infinitivo que está mal visto. Equiparar;

Incorrecto: Trató de correr velozmente a clase.

Preciso: Trató de correr a clase de manera rápida.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *