Los 10 eventos deportivos más largos

A esta altura, todos hemos oído charlar del épico partido de tenis que sucedió últimamente en Wimbledon entre John Isner y Nicolas Mahut. Ese maratón de 11 horas en este momento se ganó su sitio en la historia como entre los acontecimientos de deportes mucho más largos registrados, pero precisamente no es la primera oportunidad que una rivalidad sencillamente se niega a finalizar. Durante los años, hubo una secuencia de concursos agotadores que duraron múltiples horas o días, de manera frecuente con secuelas poco comúnes para los contendientes comprometidos. Aquí están los diez ejemplos mucho más conocidos.

10. Fútbol americano: Kansas City Chiefs contra Miami Dolphins / Arkansas contra Kentucky

Tiempo total: 82 minutos, 40 segundos de tiempo de juego / 4 horas, 55 minutos

A lo largo de la temporada regular en la NFL, se deja que los juegos de fútbol acaben empatados, con lo que todos y cada uno de los enormes juegos de maratón suceden en la postemporada. ¿El ejemplo mucho más popular? El día de Navidad de 1971, en el momento en que los Kansas City Chiefs y los Miami Dolphins se confrontaron en un partido de playoffs divisionales de la AFC. El juego fue una guerra de ida y vuelta que llegó a la prórroga en el momento en que los Chiefs fallaron un gol de campo con solo unos segundos en el reloj. El juego entró en tiempo plus empatado 24-24, pero tras una cuarta parte plus los dos equipos han quedado bloqueados. Fue solo en el segundo tiempo plus que el pateador de los Dolphins, Garo Yepremian, transformó una patada de 37 yardas para ofrecerle la victoria a Miami. El juego que desde ese momento fué apodado el “Día mucho más largo” de la NFL causó estadísticas pasmosas. Quizás los números mucho más increíbles pertenecieron al corredor de Kansas City, Ed Podolack, quien ganó 350 yardas para todos y cada uno de los usos.

Las prórrogas de fútbol americano universitario no son una muerte súbita, y esto de manera frecuente prepara el ámbito para múltiples juegos de horas plus, el mucho más popular de los que es un juego entre Arkansas y Kentucky de 2003. El juego se encontraba empatado en 24-24 en el final del reglamento, y Fueron primordiales siete prórrogas terminadas antes que Arkansas por último ganara 71-68. Cinco players acabaron con múltiples touchdowns, y los equipos se combinaron para mucho más de 1000 yardas de ofensiva.

9. Ajedrez: Ivan Nicolic vs. Goran Arsovic

Tiempo total: 20 horas, 15 minutos

https://www.youtube.com/watch?v=PcKM7kA-bkY

Teóricamente, posiblemente una partida de ajedrez se alargue a lo largo de 5.949 movimientos, pero tal hazaña semeja improbable si se tiene presente que la partida de ajedrez mucho más extendida registrada solo incluyó 269 movimientos, y aún de esta forma duró mucho más de 20 horas. El juego sucedió en Belgrado en 1989 entre Ivan Nicolic y Goran Arsovic. Tras prácticamente un día de juego, solo quedaban cinco piezas en el tablero. Nicolic tenía su rey, un alfil y una torre, al tiempo que Arsovic solo tenía su rey y una torre. Pero tras mucho más de cien movimientos sin cambios, el partido por último se declaró en empate. Este partido obscenamente largo asistió a que la Federación Mundial de Ajedrez instituyera la “regla de los 50 movimientos”, que establece que un juego puede declararse en tablas tan rápido como cada jugador haya efectuado 50 movimientos sin atrapar entre las piezas de su contrincante. Esto quiere decir que no es muy probable que se rompa el récord predeterminado en Nicolic vs. Arsovic.

8. Póker: Phil Laak

Tiempo total: 115 horas

La tradición del juego está llena de historias de juegos de póker que se extendieron a lo largo de días, pero el juego en directo mucho más largo registrado ocurrió hace solo algunas semanas, en el momento en que el tiburón profesional de las cartas Phil Laak jugó al póker en directo en el casino Bellagio en Las Vegas a lo largo de mucho más de 115 horas. Además de un reposo de cinco minutos cada hora, Laak logró mantenerse en la mesa prácticamente sin frenos a lo largo de prácticamente cinco días, rompiendo el récord previo de 72 horas predeterminado por Larry Olmstead en 2004. Laak, popular como “el Unabomber” gracias a sus sudaderas con capucha de marca registrada, aseveraban sostenerse en forma realizando yoga y siguiendo una dieta rigurosa en las semanas anteriores a su búsqueda de récord. Asimismo juró que no usó cafeína u otros estimulantes para asistirlo a sostenerse despierto, más allá de que solo tomó una siesta de 30 minutos una vez a lo largo de su horrible experiencia. Increíblemente, tras 115 horas de juego prácticamente ininterrumpido, Laak logró cobrar $ 6,766 en ganancias.

7. Críquet: Inglaterra vs Suráfrica

Tiempo total: 43 horas, 16 minutos

Puede ser una sorpresa para la mayor parte de los estadounidenses, pero el cricket ha producido ciertas competencias mucho más ridículamente largas en la historia del deporte. En dependencia de las reglas, un juego solo acaba una vez que un lado haya anotado mucho más carreras y haya despedido a todos y cada uno de los bateadores del contrincante, pero la mayor parte de los partidos de cricket modernos dejan que se convoque un empate una vez que haya pasado una alguna proporción de tiempo. Este no fue la situacion con el cricket Test Match, la versión mucho más agotadora del juego jugado por equipos de todo el mundo. Los partidos de prueba en general están programados para cuando menos cinco días, instante en el que el equipo con la puntuación mucho más alta se afirma ganador. En ciertas primeras pruebas, el críquet se jugaba con exactamente el mismo estilo “atemporal” que el béisbol, lo que dejaba que los partidos continuaran indefinidamente hasta el momento en que un equipo lo ganaba todo. O sea precisamente lo que sucedió en 1939 en Durban, Suráfrica, en el momento en que Inglaterra y Suráfrica compitieron en lo que en este momento se conoce como “La prueba mucho más extendida”. El partido empezó el 3 de marzo y continuó a lo largo de nueve días mucho más (asimismo se incluyeron un par de días libres y un día de lluvia) sin que ninguno de los equipos pudiese cerrar las cosas. Para el día 12, Inglaterra se encontraba lista para llevarse la victoria con un récord de 654 carreras, pero el partido debió ser cancelado a fin de que los players ingleses tengan la posibilidad de tomar su viaje en bote de regreso a casa. Fue entonces en el momento en que por último se declaró en empate “la prueba mucho más extendida”.

6. Boxeo: Harry Sharpe contra Frank Crosby

Tiempo total: 5 horas, 3 minutos, 43 segundos (76 rondas)

Cualquier persona que haya boxeado en algún momento puede mencionarle qué riguroso físicamente es un deporte, con lo que es asombroso conocer que hubo riñas que consiguieron perdurar múltiples horas. Entre los mucho más visibles es un partido que sucedió en 1892 entre Harry Sharp y Frank Crosby. Con poco mucho más de 5 horas, este despiadado certamen es la riña por nocaut mucho más extendida nunca conmemorada bajo las reglas modernas del boxeo. El combate sucedió en Nameoki, Illinois, y se mencionó que fue una riña igualada, hasta el punto de que no fue hasta el ataque 76 que los dos hombres por último se derruyeron simultáneamente. Crosby en teoría se golpeó la cabeza contra el suelo de manera fuerte, y si bien ha podido ponerse parado, Sharpe lo noqueó unos minutos después. En un tiempo total de 5 horas, 3 minutos, 45 segundos, la riña Crosby / Sharpe pertence a las riñas mucho más largas de siempre. Resultó ser tan largo, en verdad, que el árbitro no duró toda la duración. En teoría, el árbitro de la riña se encontraba peleando contra un resfriado tomando un trago ocasional de un frasco de licor. Según la tradición del box, el hombre se desmayó en el ataque 65, dejando a Sharpe y Crosby peleando sus últimos 12 ataques sin oficiar. (Nota del editor: es imposible hallar la imagen de Sharpe y Crosby. Se expone: boxeador de finales de 1800 / principios de 1900 – nombre irreconocible).

5. Béisbol: Rochester Red Wings vs. Pawtucket Red Sox

Tiempo total: 33 entradas (prácticamente 9 horas)

El juego de béisbol profesional mucho más largo registrado sucedió en 1981 entre los Pawtucket Red Sox y los Rochester Red Wings, 2 clubes Triple-A. El juego empezó cerca de las 8 pm el 18 de abril y continuó hasta la madrugada del Domingo de Pascua con el marcador estancado en 2-2. Más allá de que tanto un joven Wade Boggs como Cal Ripken, Jr. estaban entre los players en el campo, los golpes fueron increíblemente bien difíciles de hallar y el presidente de la liga por último suspendió el juego poco tras las 4 am del domingo por la mañana. De los mucho más de 2,000 entusiastas que habían empezado la noche, solo quedaban 19, y el dueño del equipo de Pawtucket le dio a cada uno de ellos billetes de temporada. Increíblemente, el juego no se reinició a lo largo de otros 65 días, la próxima vez que los Red Wings estuvieron en la localidad, y en el momento en que por último se reinició, se transformó en novedad de primera plana en todo el país. Mucho más de 5,000 entusiastas llenaron el estadio para poder ver el desenlace del juego mucho más largo de siempre. Lamentablemente, el juego acabó de forma bastante anticlimática. Tras únicamente una entrada y 18 minutos de juego, el jugador de Pawtucket Dave Coza conectó un simple enclenque al jardín izquierdo, mandando a su compañero de equipo Marty Barrett a casa para anotar la carrera ganadora en la parte de abajo de la 33ª entrada. Desde ese momento, el juego pasó a la historia del béisbol como entre los concursos expertos mucho más conocidos de siempre. Hace aparición en el Salón de la Popularidad del Béisbol, y en 2006 los Medias Rojas de Pawtucket hicieron una celebración para conmemorar el 25 aniversario de su histórica victoria.

4. Hockey: Detroit Red Wings vs. Montreal Maroons

Tiempo total: 176 minutos, 30 segundos

Los juegos de hockey normalmente evitan transformarse en competencias de maratón, pues en dependencia de la liga, los juegos apelan a un tiroteo tras un período temporal plus o sencillamente acaban en empate. Este es la situacion de la NHL, salvo por una salvedad clave: los Playoffs de la Copa Stanley. A lo largo de la postemporada, los juegos seguirán en periodos de tiempo plus de 20 minutos hasta el momento en que se anote un gol en el juego abierto. Esto hizo que ciertos concursos épicos durante los años, el mucho más popular de que sucedió en un juego semifinal de 1936 entre los Detroit Red Wings y los Montreal Maroons. Tras tres periodos de 20 minutos de juego reglamentario, ninguno de los equipos había logrado hallar un gol, con lo que el juego entró en tiempo plus. La pelea protectora continuó y los players consiguieron quedarse sin tantos a lo largo de cinco periodos terminados de 20 minutos de tiempo plus. Los dos equipos estaban prácticamente fallecidos en el momento en que Mud Bruneteau de Detroit, un novato que solo había estado jugando profesionalmente a lo largo de un par de semanas, anotó un gol prodigioso a los 16 minutos del sexto tiempo plus. En el momento en que todo estuvo dicho y hecho, el tiempo total de juego fue de 176 minutos, 116 de ellos en tiempo plus, eso es cerca del semejante a tres juegos sucesivos.

3. Baloncesto: Rochester Royals vs. Indianapolis Olympians, Syracuse vs. UConn

Tiempo total: seis horas poco comúnes, 3 horas, 46 minutos

Puede ser asombroso oír que el juego mucho más largo de la NBA que se haya registrado acabó con una puntuación de 75-73, pero eso es precisamente lo que sucedió en 1951 en el momento en que los olímpicos de Indianápolis superaron a los Rochester Royals tras seis prórrogas. Quizás no sea asombroso que el certamen no fue el juego mucho más enternecedora nunca visto. En teoría, solo hubo 26 tiros en el lapso de los seis tiempos plus terminados, y la mayor parte de los entusiastas se habían ido en el momento en que por último acabó el juego.

Un juego de baloncesto de maratón mucho más moderno se redujo el año pasado, en el momento en que Syracuse y UConn jugaron una rivalidad de seis horas plus a lo largo del torneo Big East. El juego duró prácticamente 4 horas, y no fue hasta la 1:30 de la mañana que Syracuse por último logró ganar el juego 127-117. Las estadísticas del juego fueron pasmantes. Los equipos no solo anotaron 244 puntos combinados, sino mucho más de 100 de ellos llegaron en tiempo plus. Seis players consiguieron conseguir dobles-dobles, e inclusive mucho más que eso cometieron faltas en el lapso de las seis prórrogas. Increíblemente, Syracuse vs. UConn no es el juego mucho más largo en la crónica de la facultad. Esa distinción se aplica a un juego entre Cincinnati y Bradley de 1981, que logró proceder a siete prórrogas. Ese juego fue antes que el baloncesto universitario usara un reloj de lanzamiento, con lo que, si bien era mucho más largo, el Syracuse / UConn fue finalmente mucho más importante (y físicamente cansador: un jugador aseveró que en el final del juego no podía sentir sus piernas ) logro. (Imagen: 1950-51 Rochester Royals.)

2. Tenis: Isner vs. Mahut

Tiempo total: 11 horas, 5 minutos

Es posible que solo tenga unos días, pero este choque entre John Isner y Nicolas Mahut en la primera ronda en Wimbledon ahora ha entrado en los libros de récords como entre los partidos de tenis mucho más conocidos de siempre. El estadounidense Isner y la lengua francesa Mahut han comenzado su partido en la madrugada del 22 de junio. Los dos players han comenzado fuerte, y el partido quedó empatado a 2 sets cada uno de ellos en el momento en que debió ser suspendido gracias a la obscuridad. El segundo día de la rivalidad empezó con el quinto equipo, pero tras 12 juegos los players continuaron empatados en 6-6. Algún otro equipo se habría resuelto a través de un desempate, pero las reglas establecen que en el quinto equipo, el juego debe seguir hasta el momento en que un jugador gane por 2 juegos. Impresionantemente, ninguno de los 2 ha podido romper el servicio del otro, y tras mucho más de 118 juegos plus, el partido quedó estancado. El juego se suspendió de nuevo por obscuridad poco tras la marca de las nueve horas, solo para reanudarse por la mañana siguiente. Tras otros 20 juegos, Isner al final logró romper el servicio de Mahut y ganó el partido con 2 tiros de pase puestos por especialistas. El partido Isner-Mahut batió múltiples récords de tenis. No solo rompió el récord del partido mucho más largo de la historia a las 11 horas y 15 minutos (el récord previo era solo un tanto mucho más de la mitad), sino Isner asimismo rompió el récord de sobra ases en un partido con 113. Los dos hombres fueron claramente exhausto en el momento en que al final acabó el partido de maratón, y un médico ha pronosticado desde ese momento que los dos hombres podrían padecer de tendinitis y otras enfermedades físicas como producto de su horrible experiencia. Con esto en cabeza, probablemente no sea asombroso que Isner perdiese frente su próximo contrincante en sets seguidos.

1. Boxeo: Andy Bowen contra Jack Burke

Tiempo total: 7 horas, 19 minutos

Resultado de imagen de Andy Bowen vs.Jack Burke

11 horas de tenis son precisamente extenuantes, pero no tienen relación con mucho más de 7 horas de castigo físico puro que es el boxeo. El combate de boxeo mucho más largo registrado sucedió en Novedosa Orleans el 6 de abril de 1893. Andy Bowen y Jack Burke subieron al ring con la promesa de reclamar el título de peso rápido, que había quedado abierto merced al retiro del vencedor previo, Jack. McAuliffe. En ese instante, el boxeo todavía era un deporte furtivo bastante a fin de que no tenga existencia la resolución de un juez: un peleador debía ser eliminado o “tirar la toalla” antes que se pudiese estimar el desenlace del certamen. Esta regla preparó el ámbito para el combate de boxeo mucho más despiadado de siempre. Burke y Bowen se confrontaron, y en lo que se consideró una riña bastante igualada, continuaron a golpearse entre sí a lo largo de 110 ataques de tres minutos. Para en el momento en que sonó la campana número 111, habían pasado mucho más de 7 horas y los dos hombres estaban tan borrachos que no podían salir de sus esquinas. Al notar que las cosas se salían de control, el árbitro al final declaró que la riña era nula. En ese instante, el épico combate ahora había perjudicado dificultosamente a los 2 luchadores. Burke se había roto todos y cada uno de los huesos de las dos manos y procedió a retirarse a medias. Hasta entonces, Bowen murió en el ring en su próxima riña.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *