Los 10 genitales más extraños del reino animal

Los humanos hicimos de los genitales un tema tan difícil y tabú, que aun una mención de ellos evocará cuando menos una cara roja entre cada multitud. Pero los animales los llevaron en una dirección diferente, un tanto mucho más lejos que otros. Más allá de que el tamaño puede no importarles, las púas, las detonaciones y las agujas hipodérmicas sí que sí.

10. El pene hipodérmico de la babosa marina

La babosa de mar de colores refulgentes Siphopteron quadrispinosum transporta un pene que marcha precisamente del mismo modo que una aguja hipodérmica. El apéndice, pertrechado con múltiples ganchos enormes en su base y espinas en la punta, está desarrollado para adherirse firmemente a la hembra (aproximadamente, de todas maneras; las babosas marinas son hermafroditas) y apuñalarla, inyectándola con fluidos prostáticos. Con un pene tan salvajemente adornado, las babosas marinas tienen la posibilidad de infligir bastante daño a sus parejas, pero los estudiosos piensan que los resultados positivos de prácticas de apareamiento tan beligerantes de todos modos incrementan la fertilidad y la oportunidad de reproducirse.

9. Abrazaderas de tiburón (pene doble)

Supuestamente, un pene no basta para los tiburones. No, precisan 2 de ellos. Cada órgano, o “sujetador”, es de todos modos un apretado rollo de cartílago que se endurece a lo largo de la excitación. Conque es un pene que marcha, pero con un pequeño giro. En el momento en que se introduce en un compañero, se amplía bastante, como un paraguas, para anclar a los tiburones juntos. Ah, ¿y comentamos que asimismo tiene “espuelas”? Precisamente, a los tiburones les agrada áspero.

Más allá de que tiene 2, los tiburones solo semejan utilizar un pene al unísono, lo que provoca que los científicos crean que quizás el otro sencillamente ayuda como un plus, en el caso de mal desempeño, quizás. La mayor parte de los tipos tuvieron cuando menos una noche de borrachera donde un pito de respaldo podría haber sido útil, entonces, ¿por qué razón ese obsequio se desaprovecha en un maldito tiburón?

8. Las tortugas tienen penes verdaderamente gigantes

Las tortugas y las tortugas son perturbadoramente enormes donde cuenta. En el momento en que se excita, el pene de una tortuga puede aumentar en un 50% de longitud, 75% de circunferencia y 10% de hondura. En la mayor parte de las tortugas, el órgano absolutamente hinchado llega hasta media longitud total de su cuerpo, o aun mucho más allí. Entonces, tratándose de, afirmemos, la tortuga laúd de 8 pies de largo, nos encontramos intentando con un pene de hasta seis pies de largo. Se estima que las tortugas tienen la posibilidad de blandir una espada tan vigorosa como mecanismo de defensa y también intimidación, tal como como herramienta sexual. En un caso así, funcionó; nos encontramos fallecidos de temor por la sola iniciativa.

7. Los genitales del oso polar se están encogiendo

Resultado de imagen para pene de oso polar

La creciente proporción de polución en el Ártico no es buen augurio para los osos polares, que la sienten donde verdaderamente duele. Los osos polares son ya lentísimos para reproducirse, con un deseo sexual minúsculo, y se precisan múltiples años para lograr la madurez sexual. El inconveniente de lo enigmático encogimiento de genitales probablemente solo empeore las cosas, y los científicos se temen que los osos polares logren estar en riesgo real de perder la intención de reproducirse completamente.

6. El pene de 4 cabezas del equidna

Resultado de imagen para el pene de 4 cabezas de Echidna.

Los equidnas, como el ornitorrinco, son monotremas, lo que quiere decir que son mamíferos que ponen huevos. Tal y como si eso no fuese suficientemente extraño, asimismo tienen un pene con 4 cabezas diferentes. O sea muy raro para los biólogos por el hecho de que la hembra de equidna solo tiene 2 aberturas vaginales (sí, claro, “solo”), pero ciertos llegaron a la conclusión de que el increíble órgano de la equidna es “una escopeta de doble cañón doble”, desarrollada para acrecentar la opciones de una fertilización exitosa merced al enorme volumen.

5. El pene del barquero de agua puede lograr los 100 decibeles

El barquero de agua, un pequeño escarabajo que habita en el agua de 2 milímetros, puede cantar con su pene. ¿De qué manera? Bueno, usan un desarrollo llamado “estridulación, ”Que supone frotar 2 superficies estriadas para realizar estruendos. Los grillos lo hacen con las piernas, pero los barqueros acuáticos eligen utilizar sus partes traviesas.

Sus tonos de pene, a propósito, tienen la posibilidad de hacer una onda de sonido de prácticamente 100 decibeles. Eso es el semejante a sentarse sobre la primera fila de un enorme concierto de orquesta, y lo hacen con su pene. Sus canciones tienen la posibilidad de ser escuchadas por los transeúntes sobre el agua, y el sonido de las llamadas bajo el agua es tan fuerte como un tren de carga que pasa.

4. Los ratones colectores tienen un pene que mide la mitad de su cuerpo

Ratón de la cosecha de la marisma salada

El humilde ratón de la cosecha no se considera por norma general como un animal horriblemente bien dotado, lo que es lamentable, pues tienen la pene proporcional mucho más grande longitud de cualquier roedor. Un ratón colector que llega a medir 15 mm de largo tiene la posibilidad de tener un pene de 8 mm, mucho más de media longitud de su cuerpo. Bastante increíble para un ratón, conque si alguien procura burlarte diciendo que andas colgado como uno, recuerda darle las gracias por el increíble cumplido.

A propósito, no evolucionaron así solo para parecer tachuelas de ratón; en las comunidades de roedores, donde la promiscuidad animal es un espacio común, la longitud promedio del pene se dispara para hablar de la rivalidad. Los broskis borrachos en un bar asimismo hacen esto, justo antes que la policía venga a llevárselos. A dios gracias para el ratón colector, es mucho más aceptable en el momento en que lo hacen.

3. Las moscas de la fruta tienen espermatozoides 20 ocasiones mucho más largos que sus cuerpos

Resultado de imagen de Fruit Flies Have Sperm

La mosca de la fruta pertence a las criaturas mucho más pequeñas, sencillos y irritantes de la Tierra, y frecuentemente se la considera una molestia doméstica y una asignatura de biología en la escuela secundaria. Pero estos invertebrados macroscópicos ocultan un misterio, y es colosal: “20 ocasiones la longitud de su cuerpo” colosal.

Drosophila separa es una suerte de mosca de la fruta que genera espermatozoides de sobra de 2 pulgadas de largo. Sabiendo que la mosca en sí tiene únicamente una décima de pulgada de largo, o sea importante, por decir lo menos. Los estudiosos piensan que los espermatozoides evolucionaron a una longitud tan extraña para maniobrar el complejo sistema reproductor femenino, que aun puede secretar substancias químicas para matar los espermatozoides. Proporcionalmente, un hombre de 6 pies de altura tendría esperma de prácticamente 120 pies de largo para impresionar a esa hermosa dama de la mosca de la fruta en la esquina.

2. El pene enganchado del pez mosquito

Resultado de imagen de Pene enganchado con pez mosquito

El pez mosquito de los Planos vive en México, y los machos en general solo alcanzan en torno a 1.5 pulgadas de largo y las hembras sobrepasan cerca de 2 pulgadas. Las hembras han creado una suerte de mecanismo de cierre de puerta sobre su poro genital, que les deja denegar la entrada a pretendientes indeseables. Para batallar esta defensa, los machos han creado un pene alarmante con 4 púas sobre él, se estima que se abre paso hacia la hembra para poner esperma exitosamente. Da igual lo que afirmamos antes sobre los tiburones; al pez mosquito verdaderamente le agrada el áspero.

1. Las arañas avispa tienen genitales explosivos

Las arañas avispa macho técnicamente no tienen pene. En cambio, emplean seda para conformar una bola de esperma, que introducen en la hembra empleando sus pedipalpos (los pequeños brazos situados en las piezas bucales de una araña). Ya que las arañas solo tienen una ocasión de aparearse con una hembra, han creado una extraña desarrollo para cerciorarse de que sus genes lleguen primero al óvulo: rompen sus genitales editados en la hembra para evitar que haya otras parejas. Más tarde, la hembra tiende a comerse al macho, lo que significa Hall y Oates cantaban sobre la clase equivocada en todo momento.

En el momento en que estos genitales están en la mujer, a propósito, se regresa mucho más bien difícil para otros machos venir y barrerla de sus varios, varios pies. Los científicos han visto que los intentos siguientes de apareamiento de otros machos (la versión araña de los segundos descuidados, esencialmente) duraron menos de la mitad y fueron en parte importante inútiles. Cuando menos no se los van a comer. Salvo que todavía tenga apetito, claro.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *