Los 10 guerreros vikingos más duros

Hay una aceptable razón por la que la visión de un barco vikingo infundió temor en los corazones de los pobladores de la costa: los vikingos fueron una mala novedad para todos. En el momento en que no estaban asaltando, asaltando y demandando tributos para no asaltar y saquear, los vikingos aun luchaban entre sí. Hay muchos vikingos rudos que es bien difícil reducirlo, pero estos diez que hicieron que sus compañeros ensuciasen sus pantalones.

10. Eric Bloodaxe

Desde los 12 años hasta su adolescencia, Eric logró lo que hacen los vikingos y asaltó las costas bálticas y de europa. Su padre era el rey de Noruega y tenía varios hijos para heredar el trono, con lo que Eric resolvió ese inconveniente al asesinando a sus hermanos, lo que le valió el alias de “Hacha sanguinolenta”. No obstante, quedó un hermano, y tras una corto regla, Eric fue expulsados de Noruega. Las sagas norteñas cuentan que Eric regresó a las incursiones antes de establecerse en Northumbria y transformarse en su rey. No obstante, Northumbria era un reino muy disputado y Eric por último murió en la guerra.

9. Freydis Eriksdottir

Resultado de imagen de Freydis Eiriksdottir

Hija de Erik el Colorado y media hermana de Leif Eriksson, Freydis se ganó su mantón de princesa guerrera vikinga al perseguir a ciertos originarios de Vinland hostiles por sí sola, armada solo con una espada, mientras que embarazada. Ella asimismo fue una exploradora; Freydis y su marido dirigieron la cuarta expedición vikinga a Vinland. Mientras que se encontraba allí, Freydis decidió que deseaba mucho más de lo que le correspondía, con lo que le engañó a su marido, diciéndole que sus asociados la habían atacado y demandado el los aniquila. (En verdad, ella conminó con divorciarse de él si no lo hacía). Lo logró, pero se negó a matar a sus esposas y también hijos, con lo que Freydis tomó un hacha y también logró el trabajo ella misma. En el momento en que se corrió la voz sobre lo que había hecho, fue rechazada, pero como se encontraba Hermana de leif, ella se salió con la suya.

8. Sweyn Forkbeard

Resultado de imagen de Sweyn Forkbeard

En 987, Sweyn Forkbeard se sublevó contra su padre yendo a la guerra contra él. En el momento en que su padre murió, Sweyn fue Rey de Dinamarca. Naturalmente, difícilmente sería un vikingo sin asaltar, con lo que en 982 Sweyn atacó reiteradamente Inglaterra. En 1000, dirigió su atención a Noruega, mató a su rey y dividió el país con sus socios. Hasta entonces, el rey inglés ordenó el homicidio de los señores daneses en el Matanza del día de San Brice, incluyendo la hermana de Sweyn, con lo que Sweyn respondió pasando los próximos once años asolando Inglaterra hasta su muerte.

7. Harald Hardrada

Resultado de imagen de Harald Hardrada

Harald Sigurdsson fue a la guerra en 1030 en el momento en que tenía quince años para respaldar a su medio hermano, el rey de Noruega. El bando de Harald perdió, con lo que escapó a Kiev y pasó los próximos quince años allí y en Constantinopla, donde se transformó en el líder del emperador bizantino. Guarda varega. Al regresar a Noruega en 1046, tomó el trono y se realizó popular como “Hardrada” o “gobernante duro”, tanto por su duro gobierno como por su incesante en guerra. Entonces murió el rey de Inglaterra y, pensando que tenía derecho al trono, Harald dirigió una fuerza de 300 navíos al norte de Inglaterra contra otro reclamante, el hombre que sería popular como William el conquistador. Las fuerzas de Harald atraparon York, pero en la guerra de Stamford Bridge, tomó una flecha a la garganta y murió.

6. Bjorn Ironside

Resultado de imagen de Bjorn Ironside

Bjorn pasó la mayoría de su historia atacando. Él y su flota asaltaron las costas de Francia, España, Sicilia, África del Norte y también Italia. En una localidad italiana, las fuerzas de Bjorn no lograron atravesar las murallas, con lo que fingió estar fallecido y también logró que sus hombres solicitaran a los curas del pueblo que lo enterrasen en un lote consagrado. En el momento en que llevaron su ataúd a la iglesia, Bjorn brincó, se abrió sendero hasta las puertas de la región y las abrió a fin de que sus hombres tengan la posibilidad de irrumpir. Continuó realizando incursiones hasta una derrota en el Ajustado de Gibraltar, donde perdió 40 navíos, entonces se retiró a Escandinavia y vivió el resto de sus días en riqueza y tranquilidad.

5. Gunnar Hamundarson

Héroe de la saga Brennu-Njals, Gunnar podía batallar por igual con las dos manos y era tan veloz con su espada que “Tres parecían recortar el aire al unísono”. Adjuntado con su capacidad con la espada, tenía popularidad de jamás fallar con un arco y ser con la capacidad de saltar mucho más de su altura mientras que utilizaba equipo de guerra terminado. Su habilidad en la guerra le fue realmente útil mientras que atacaba las costas de Dinamarca y Noruega, peleando y asaltando. Al final, Gunnar mató a 2 hombres de exactamente la misma familia, y el resto del clan de los fallecidos lo persiguió. Gunnar se sostuvo estable hasta el momento en que su cuerda de arco se rompió. Solicitó utilizar el pelo de su mujer para repararlo, pero ella se negó por el hecho de que él la abofeteó y los hombres atacantes lo abrumaron y lo mataron.

4. Erik el Colorado

Resultado de imagen de Erik the Red

Matar era un hábito para Erik; primero fue exiliado de Noruega por asesinato. Se mudó, pero tras matar a 2 vecinos, fue exiliado de nuevo. Entonces se instaló en Islandia, pero, de nuevo, luchó y mató a múltiples hombres y fue expulsado por un periodo de tres años. Precisamente, los reinos establecidos no podían retenerlo, con lo que Erik navegó hacia el oeste, halló Groenlandiay pasó su exilio explorando. De vuelta en Islandia, reclutó a quinientos hombres y mujeres para fundar una colonia en Groenlandia, si bien solo catorce de veinticinco navíos subsistieron al viaje. Erik creó 2 asentamientos en Groenlandia y se declaró el jefe. Continuó en Groenlandia por el resto de su historia, engendrando una hija (Freydis, # 8 en esta lista) y tres hijos, entre los cuales fue el explorador Leif Eriksson.

3. Ragnar Lodbrok

Resultado de imagen de Ragnar Lodbrok

Para ganar la mano de una princesa, Ragnar de quince años destrozó un infestación de víboras venenosas mientras que utilizaba un traje a prueba de víboras hecho de piel de animal hervida en brea y arena, lo que le valió el alias de “Calzones pilosos”. Dejando a un lado la matanza de víboras, Ragnar pasó la mayoría de su historia realizando incursiones, empleando sus navíos para viajar por los ríos de Francia, atacando conforme avanzaba. En un instante, el rey francés Carlos el Calvo le pagó a Ragnar 7000 libras de plata no saquear París. No obstante, esas víboras volverían para morderlo, por el hecho de que en el momento en que Ragnar asaltó Inglaterra, naufragó, fue tomado y ejecutado siendo lanzado a un pozo de serpientes.

2. Ivar el Deshuesado

Resultado de imagen de Ivar the Boneless

Se considera que Ivar se llamaba “El Deshuesado” por el hecho de que tenía una condición médica que hacía que sus piernas se fracturaran de forma fácil. No era alguien que dejara que las piernas rotas se interpusieran en el sendero de una aceptable riña, Ivar logró que sus hombres lo llevaran a la guerra en un escudo y luchó con arco y flecha. Tras las comunes incursiones y guerras vikingas, Ivar tomó el trono de Dublín en 856. En 865, Ivar y su hermano lideraron una fuerza de cientos y cientos de navíos largos hacia Northumbria y la localidad de York. Atraparon y ocuparon York y después se confrontaron al rey Aelle, que había hecho realizar al padre de Ivar. En venganza, Ivar orden al rey que le diese la “Águila de sangre”, donde la manera de un águila se encontraba grabada en su espalda, entonces le cortaron las costillas y le arrancaron los pulmones. Tras eso, Ivar tomó el reino de East Anglia, empleando a ese rey como práctica de tiro y después decapitado. Tras su triunfadora carrera como rey guerrero, Ivar regresó a Dublín y pasó el resto de sus días allí.

1. Egil Skallagrimsson

Resultado de imagen de Egil Skallagrimsson

El poeta guerrero Egil empezó a una edad temprana; él escribió su primera poema en el momento en que tenía tres años y mató a otro niño con un hacha en el momento en que el tenia siete. Egil continuó escribiendo poesía y matando conforme medraba y al final se vio obligado a escapar de Noruega en el momento en que el rey decidió que había tenido bastante. Ser un forajido le dio a Egil la posibilidad de proceder a saquear y saquear, lo que logró, aparte de confrontar a once hombres él solo, empleando sus dientes para arrancar gargantas, y arrancando los ojos. Tras una vida peleando y escribiendo poesía épica, Egil murió en paz a los 80 años, tras haber matado al ciervo que lo asistió a sepultar su tesoro.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *