Los 10 incendios más famosos de la historia

Desde el instante en que la raza humana empezó a crear construcciones de madera en vez de piedra, el fuego fué una parte del desarrollo de estudio. En verdad, estos avernos fueron tan recurrentes durante la historia que prácticamente todas las ciudades esenciales de todo el mundo fueron quemadas hasta los cimientos en un instante u otro de su crónica. Ciertos, en verdad, se han quemado reiteradamente. Por poner un ejemplo, Constantinopla fue quemada no menos de cinco ocasiones entre 406 y 1204 solo para ser, como un hormiguero dañado, reconstruida cada vez, mejorando de esta manera el ámbito para el próximo enorme infierno. Frecuentemente estos incendios son el resultado de una guerra causada por el hombre, pero la mayor parte de las ocasiones la naturaleza, combinada con técnicas de construcción deficientes, la utilización extensivo de materiales de construcción incendiables y la absoluta falta de aptitud para batallar incendios verdaderamente enormes, fue la culpable.

No obstante, ciertos de estos incendios se resaltan en nuestra memoria, tanto por su tamaño como por haber tenido un papel esencial en la configuración de los hechos históricos. ¿Qué incendios son estos? Sin más ni más preámbulos, aquí está mi lista de los diez avernos no relacionados con la guerra mucho más destructores, conocidos o históricamente significativos de la historia.

10. Boston 1872

Más allá de que no fue un incendio tan enorme como el de Chicago el año previo o el incendio que devastaría San Francisco poco mucho más de tres décadas después, el incendio de Boston fue probablemente el mucho más costoso en concepto de daños a la propiedad de cualquier incendio estadounidense. Esto se debió en parte importante al hecho de que la mayoría del daño se limitó a las áreas del centro de las ciudades y los distritos financieros, lo que provocó que una cantidad enorme de bostonianos perdiesen sus trabajos y cientos y cientos de negocios fuesen destrozados. En verdad, fue un incendio tan caro que decenas y decenas de empresas de seguros aun se declararon en quiebra intentando de abonar los daños. (Piense en eso la próxima vez que pague su prima).

Lamentablemente, el incendio jamás hubiese provocado tanto daño si el departamento de bomberos de la región no hubiese tenido la carga de todo, desde cajas de alarma contra incendios cerradas (que habían sido ordenadas por la localidad para ser cerradas para eludir reportes falsos) hasta baja presión de agua y acoplamientos de hidrante no estandarizados. En el final, esta comedia de fallos resultó en 65 acres del centro de Boston —introduciendo un edificio 776 y veinte personas— transformados en cenizas carbonizadas, transformándolo en entre los incendios mucho más asoladores de la Costa Este.

9. Londres 1212

Archivo: Pugin, AC;  Rowlandson, Thomas;  Bluck, J .;  Ackermann, Rudolph - imprimir;  Aguafuerte y aguatinta coloreada - Fuego en Londres - Proyecto de arte de Google.jpg

Bastante menos popular que el incendio posterior en 1666, el incendio que devastó Londres en 1212 (popular asimismo como El Enorme Incendio de Southwark) fue considerablemente más mortal, dejando hasta 3,000 personas fallecidas, muchas de las que fallecieron en el momento en que han quedado atrapadas en el Puente de Londres envuelto. (Sí, verdaderamente hubo un Puente de Londres, pero este se encontraba hecho de madera enormemente inflamable impermeabilizada con aún mucho más alquitrán inflamable). Más allá de que posiblemente jamás se conozcan las cantidades precisas sobre el número de inmuebles destrozados, el incendio destrozó una gran parte del área al sur de el Támesis popular como Southwark, dejando en ruinas precisamente una tercer parte de la región vieja.

Como es natural, este no fue el primer incendio que asoló Londres a lo largo de su crónica, en tanto que partes de la región se quemaron en 1130 y de nuevo en 1135 (este último incendio destrozó la mayoría de la localidad entre St Paul’s y St Clement Danes en Westminster). En verdad, la enorme localidad iba a arder por lo menos doce de ocasiones entre 1130 y 1666, transformándola en entre los enormes polvorines del mundo (y prueba que reta de manera directa la noción de que uno aprende del pasado). Debe existir sido bien difícil obtener una póliza de seguro contra incendios en ese entonces.

8. Londres 1666

Más allá de que la ciudad más importante actualizada de Inglaterra se ha quemado reiteradamente, en parte importante gracias a su construcción de madera y su mal diseño, fue el enorme infierno de 1666 el que mejor se recuerda, primordialmente por el encontronazo que tuvo en los ciudadanos no solo de Londres, sino más bien de toda Inglaterra. No solo resultó ser claramente no mortal (según todos y cada uno de los reportes, solo seis personas fallecieron en las llamas), sino lo atrayente de este incendio (que supuestamente se inició en el momento en que una criada se olvidó de apagar los incendios en una panadería). , fue que de todos modos resultó bueno de forma involuntaria. ¿De qué manera? El área de la región que fue destruida mucho más intensamente resultaron ser los sucios cuchitriles socios a la Enorme Plaga que se había extendido por la localidad el verano previo, limpiando ciertamente y, en cierta manera, aun esterilizando la localidad, transformándola de esta manera en un cuadro fresco sobre que reconstruir. Entonces, en este sentido, el incendio le logró un favor a Londres, si bien probablemente no les pareció de esta forma a los ciudadanos apartados de la región en ese instante.

7. Roma 64 d. ​​C.

A lo largo de un buen tiempo la materia de la historia de historia legendaria, más allá de que es verdad que las llamas destriparon el corazón de la ciudad más importante del Imperio De roma, no hay prueba de que el emperador Nerón tocara el violín mientras que ardía. (En parte, esto hay que al hecho de que el violín, una variación del violín, aún no se había inventado.) Asimismo hubo un rumor que persiste hasta hoy de que Nerón logró que incendiaran la localidad como una parte de un plan para Adecentar los terrenos elegidos sobre los que entonces edificaría su nuevo palacio, pero esto asimismo, como varias cosas sobre el detestado emperador, probablemente sea solo algo de publicidad ofrecida por sus contrincantes políticos tras su muerte. Lo que se conoce es que, cuando menos según el historiador de roma Implícito, se extendió velozmente y ardió a lo largo de cinco días y medio, dejando diez de los catorce distritos de Roma totalmente destrozados o con seriedad dañados. Asimismo semeja que más allá de que Nerón puede no ser responsable del incendio, lo usó como justificación para perseguir a la población cristiana local, a quienes varios acusaron de ser responsable de ocasionar el incendio. (Y estoy convencido de que fue únicamente una coincidencia que edificara uno de sus palacios mucho más magníficos sobre las ruinas, una demostración de opulencia que lo llevaría a su caída unos pocos años después).

6. Chicago 1871

Chicago in Flames de Currier & Ives, 1871 (recortado)

seguramente, pocos avernos fueron tan conocidos como el que devastó una gran parte de Chicago en el mes de octubre de 1871, dejando mucho más de 17.000 construcciones quemadas y 90.000 personas sin hogar. A dios gracias, se extendió suficientemente retardado para que menos de 300 murieran en las llamas, pero eso es de poco consuelo para esos que se vieron obligados a combatir un frío invierno del Medio Oeste sin cobijo como resultado. Más allá de que está claro que el incendio empezó en un granero en la propiedad de O’Leary en 137 DeKoven Street, no hay prueba de que haya sido provocado por la vaca de la pobre mujer que pateó un farol. (Esa historia fue inventada por un periodista que entonces aceptó que lo logró por el hecho de que creyó que tenía una copia mucho más “colorida”. Los estudiosos modernos, en cambio, han planteado la hipótesis de que de todos modos ha podido ser iniciado por un tabaquismo transitorio en el granero y inadvertidamente prendiendo fuego al heno adentro.) En todo caso, como el incendio de Londres de 1666, el incendio allanó el sendero a fin de que una exclusiva y avanzada Chicago resurgiera de las cenizas que en unas escasas décadas la transformaría en la enorme metrópolis que es el día de hoy. . Asimismo condujo a reformas muy primordiales de extinción de incendios que cualquier día transformarían al departamento de bomberos de Chicago en de los mejores del país y serían un modelo en el que otros departamentos de bomberos de las enormes urbes basarían sus métodos. No es un mal trabajo para un bovino malo.

5. San Francisco 1906

El incendio que quemó 25.000 inmuebles en 490 manzanas de la región y dejó unos 3.000 fallecidos fue tanto natural como causado por el hombre; natural en el sentido de que el incendio fue un subproducto de un terremoto masivo que golpeó la localidad en las horas anteriores al amanecer del 18 de abril de 1906, y causado por el hombre, puesto que muchas de las construcciones demolidas fueron el resultado de sacrificios torpes por la parte de bomberos sin capacitación y mal liderados. dinamitar inmuebles en parte importante íntegros en un intento de hacer cortafuegos. (Ciertos estiman que esto probablemente halla representado hasta el 50% de las edificaciones que fueron destrozados y que de otra forma habrían subsistido). Evidentemente, dado que el terremoto, entre los mucho más enormes en la historia estadounidense, destrozó las cañerías primordiales no asistencia, pero el inconveniente aún mayor fue que la localidad se encontraba en una situación seria antes del terremoto y el incendio como producto de un gobierno municipal corrupto y también indiferente que desvió el dinero designado a urgencias a “otros” proyectos, dejando a los bomberos sin el equipo conveniente. Al final, y tal y como si todo eso no fuese bastante, el hombre mucho más con la capacidad de coordinar exitosamente los sacrificios de extinción de incendios, el jefe de bomberos Dennis Sullivan, murió en el terremoto inicial, dejando a los bomberos sin un liderazgo central. Finalmente no es buen día para la localidad al lado de la bahía. No obstante, es destacable la velocidad con la que San Francisco se recobró después, sin solamente indicios del incendio visible solamente una década después.

4. Peshtigo, Wisconsin 1871

El fuego de Peshtigo que muestra a las personas que buscan refugio en el río Peshtigo

Más allá de que bastante gente han oído charlar del Enorme Incendio de Chicago de 1871, realmente pocas personas saben que se se encontraba generando un segundo incendio al tiempo a solo unos cientos y cientos de millas de distancia en el norte del estado de Wisconsin, y que este incendio sería responsable de sobra muertes por incendios. que algún otro en la historia estadounidense. ¿Cuántos morirían en un incendio que quemaría un área de sobra del doble del tamaño del estado de Rhode Island y asolaría a 12? Las comunidades probablemente jamás se van a conocer con precisión, en parte importante gracias a la lejanía de la región y la población en la mayoría de los casos rural, pero ciertas estimaciones ubican el número hasta 2.500. El mucho más perjudicado fue el pequeño pueblo de Peshtigo, la mayoría de cuya población de 1.700 personas murió en las llamas, y varios de sus cuerpos jamás se recobraron. (Varios de los sobrevivientes escaparon de las llamas sumergiéndose en el río Peshtigo, pozos u otros cuerpos de agua próximos, si bien aun entonces varios se ahogaron o cedieron a la hipotermia en las heladas aguas). ¿Qué tan grave fue? Los presentes sobrevivientes detallaron que la tormenta de fuego produjo un tornado que arrojó furgones a cientos y cientos de pies y arrojó viviendas enteras por los aires. Provoca que la vaca de la Sra. O’Leary parezca mansa en comparación.

3. Texas City, Texas 1947

¿Quién pensaría que un pequeño incendio en la bodega de un carguero atracado ocasionaría tal inconveniente? Absolutamente nadie, salvo que, evidentemente, el carguero transportara 2,300 toneladas de fertilizante de nitrato de amonio (este es exactamente el mismo material que se usó en el atentado de Oklahoma City en 1994), el resultado fue la mayor explosión industrial en la historia estadounidense. Tan masiva fue la explosión que resultó de la explosión de fertilizante que asoló con mucho más de 1,000 inmuebles y dejó prácticamente 600 personas fallecidas o desaparecidas (incluido todo el departamento de bomberos voluntarios de Texas City, que se encontraba en el carguero en el momento en que explotó). Asimismo inició una cadena. reacción entre las distintas refinerías y plantas químicas en todo el astillero que se sumó a la carnicería y dejó todo el astillero y una gran parte de la localidad circundante destruida. ¿Qué tan enorme fue la explosión? Permítanme ponerlo así: la multitud sintió la onda expansiva a unas 250 millas de distancia en Novedosa Orleans, al paso que las ventanas a 40 millas de distancia en Houston se rompieron. Aun derribó un avión turístico del cielo y lanzó entre las anclas del barco, precisamente la única una parte del carguero que aún se puede detectar después, a una milla por el aire. Finalmente un mal día para ser trabajador portuario o bombero voluntario.

2. Halifax, Novedosa Escocia 1917

Resultado de imagen del incendio de Halifax, Nueva Escocia en 1917

La mayor parte de la multitud jamás ha oído charlar de este acontecimiento en parte importante pues ocurrió a lo largo de la guerra y, por consiguiente, los censores de la guerra lo sostuvieron fuera de la prensa, pero el puerto de Halifax, Novedosa Escocia, fue el ámbito de la explosión accidental causada por el hombre mucho más grande de todo el mundo en la historia. Todo empezó la mañana del 6 de diciembre de 1917 en el momento en que el carguero Mont-Blanc, cargado hasta los encuentres con munición con destino a la guerra en Europa, chocó con un carguero noruego en los estrechos confines del puerto de Halifax y se incendió. Antes que las llamas tengan la posibilidad de controlarse, desencadenaron municiones enormemente volátiles, lo que resultó en una explosión que fue tan vigorosa (se calcula que reventó con una fuerza de tres kilotones de TNT) que aun ocasionó un sunami en el puerto y un ola de presión de aire que rompió árboles, dobló raíles de hierro, demolió inmuebles, puso a tierra embarcaciones y llevó extractos del Mont-Blanc por millas en todas y cada una direcciones. Para empeorar las cosas, al día después una tormenta de nieve golpeó la localidad que obstaculizó los sacrificios para salvar a la gente de sus hogares desmoronados, lo que aumentó aún mucho más el número de fallecidos que al final ascendió a mucho más de 2.000 personas. Asimismo dejó otras 9.000 personas lesiones y una gran parte de la localidad en ruinas, dejando inservible el puerto de Halifax como puerto esencial a lo largo de años.

1. Tokyo, El país nipón 1923

Catedral de la Resurrección de Tokio - después del terremoto de 1923

Exactamente la misma San Francisco diecisiete años antes, la localidad de Tokyo fue asolada por un terremoto masivo y arrasada por un incendio que asoló los escombros después, lo que resultó en una impactante cifra de fallecidos que, según ciertas estimaciones, llegan a 142.000 (con el mayor número pérdida de vidas que sucede en el momento en que precisamente 38,000 personas agrupadas en un lugar al aire libre en el centro de Tokyo fueron incineradas por un torbellino de fuego inducido por una tormenta de fuego). Lo que logró que este desastre fuera tan único fue de qué manera combinó una secuencia de causantes para generar un efecto singularmente mortal: por servirnos de un ejemplo, el terremoto se causó en el momento del almuerzo en el momento en que bastante gente estaban cocinando, lo que provocó que se generaran varios incendios por toda la localidad que entonces se extendieron de manera rápida como como producto de los vientos intensos de un tifón próximo en frente de la costa, varios de los cuales se transformaron en tormentas de fuego que golpearon la localidad. Además de esto, el terremoto creó un sunami que se sumó al número de fallecidos y la destrucción, lo que provocó la destrucción de 570.000 hogares y dejó a 1,9 miles de individuos sin hogar, lo que le dio cada día una sensación de apocalipsis. No obstante, no se preocupe; la localidad fue totalmente reconstruida a tiempo para ser incinerada de nuevo en la Segunda Guerra Mundial por bombarderos estadounidenses B-29.

Mientes honoríficas: Localidad de Novedosa York (quemado un par de veces, una vez en 1776 y de nuevo en 1835); Amsterdam (quemado hasta los cimientos un par de veces en 1421 y de nuevo en 1452); Moscú (prendido no menos de 4 ocasiones entre 1547 y 1812.); Copenhague (quemado hasta los cimientos en 1728 y de nuevo sesenta y siete años después); y Novedosa Orleans (quemado en 1788 y 1794. Y creía que los huracanes eran su único inconveniente) _____________________________________________________________________________________

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *