Los 10 mejores actos de bondad durante la Segunda Guerra Mundial

La Segunda Guerra Mundial fue un enfrentamiento horrible, que envolvió a enorme lugar de este mundo popular. Este enfrentamiento, popular como la Enorme Guerra, mató a 75 miles de individuos, lo que la transformó en la guerra mucho más mortal de toda la crónica de la raza humana. Tómese un instante para saborear ese hecho: 75 miles de individuos fallecieron en solo 6 años (1939-1945). Eso es un hecho prácticamente insondable. Hasta 100 miles de individuos sirvieron en múltiples ejércitos a lo largo de la guerra, y fue la primera oportunidad que la multitud fue testigo del arma mucho más destructora creada por los humanos, la bomba atómica. La Segunda Guerra Mundial no se parecía a ninguna guerra, pasada o presente, y en el ambiente de una guerra total, los civiles se consideraban un juego limpio en la guerra. Esta actitud condujo a las crueldades mucho más salvajes y sin precedentes contra la población civil, como violaciones en masa, marchas de la desaparición, homicidos y exterminios en masa y el Holocausto. Pero lo que se pierde en esta muerte y destrucción masiva, son los actos de amabilidad que tuvieron sitio. Lo verdaderamente asombroso es que cualquier acto de amabilidad sucedió en un ambiente de la mayor inhumanidad.

10) Cobrizo y Stigler

En 1943, el segundo teniente Charlie Brown había volado de manera exitosa un bombardeo B-17 contra una factoría de municiones alemana. Pero más allá de que el bombardeo corrió

fue un éxito, el B-17 se encontraba aferrado a la vida, en tanto que fue atacado por aeroplanos contrincantes, que dejaron sin oxígeno, los sistemas hidráulico y eléctrico del avión, los motores número 2 y tres, destrozaron relativamente el motor número 4, arrancó parte del exterior del avión, dañó la cola y entre las alas, y 11 cañones han quedado inutilizados. Para empeorar las cosas, la mayor parte de la tripulación resultó herida y el artillero de cola murió. El teniente Brown luchó poderosamente para devolver el avión a la base, de la que solo tenía un control parcial. El conduzco de la Luftwaffe, Franz Stigler, se halló con el bombardero en su Bf-109. Solo precisa una muerte oponente mucho más para ganar la codiciada Cruz de Caballero, Stigler, en cambio, cedido de derruir al bombardero, tras ver a la tripulación horrorizada y al teniente Brown lleno de sangre. Stigler ha dicho después que derruir el avión sería afín a dispararle a un hombre en un paracaídas, mientras que su oficial al mando platicaba el honor en los cielos. Stigler aun escoltó al agresor a lo largo de cierto tiempo, garantizando su seguridad y, al partir, saludó al teniente Brown. Brown y Stigler se conocieron años después en una emocionante asamblea. Los dos fallecieron con seis meses de diferencia, en 2008. Brown tenía 87 años y Stigler 92.

9) Motts Tonelli y el anillo

Resultado de imagen de Motts Tonelli and the Ring

Mario “Motts” Tonelli, fue un ex- fullback de Notre Dame, quien una vez corrió 76 yardas para un touchdown, contra la Facultad del Sur de California, aparte de jugar en la NFL para los Cardenales de Chicago. En 1942, Motts, sirviendo en el ejército de los USA, como sargento en la Artillería Ribereña número 200, se halló en la Marcha de la Muerte de Bataan, donde morirían una cantidad enorme de soldados estadounidenses y filipinos presos de guerra. A lo largo de la marcha, un soldado japonés demandó que Motts renuncia a su anillo de Notre Dame Class. Al comienzo, Motts se resistió y luchó contra la iniciativa, y se resistió a abandonar su única posesión apreciada. El soldado japonés presionó su bayoneta contra el cuello de Mott y, a instancias de sus compatriotas, por último se rindió. Pero entre los oficiales nipones había reconocido a Motts de sus días jugando para Notre Dame. El oficial de charla inglesa había sido educado en la USC. Preguntó a Motts si uno de sus soldados le había quitado algo. Motts respondió y el oficial en el instante tomó el anillo del soldado japonés y se lo devolvió a Motts. No obstante, esto puede no parecer un enorme inconveniente, pero para Motts, mencionó que era como recibir parte de su historia. Él le dio crédito a este acto y al anillo por asistirlo a subsistir a la marcha de la desaparición y la guerra.

8) Gernot Knop y Dorothy Bird

Resultado de imagen de Gernot Knop y Dorothy Bird

William Ross, conduzco de la RAF inglesa y Gernot Knop, alemán, eran contrincantes absolutos en el campo de guerra. Pero Knop haría algo que iría alén de las restricciones de sus propios ejércitos. Ross, se encontraba atacando a su propósito, un barco de comburente nazi. A lo largo de esta misión, Ross murió en el momento en que su avión fue derruido con armas antiaéreas. Knop había presenciado la desaparición de Ross. Un año una vez que acabó la guerra, Dorothy Bird, la prometida de Ross, recibió una carta de Hamburgo. Dentro había un carta manuscrita de Knop, en inglés, describiendo lo que había presenciado y de qué manera los cuerpos de Ross y sus camaradas fueron tratados con el mayor respeto, y han recibido todos y cada uno de los honores militares en el entierro. El mariscal de campo Erwin Rommel aun saludó a Ross, acatando la valentía que mostró el joven conduzco. Aparte de la carta, Knop asimismo devolvió ciertas pertenencias de Ross, como sellos, billetes y una fotografía de Ross con su equipo de rugby. Asimismo le envió a la Sra. Bird una foto de Porto Bardia, marcada con una “X” para enseñar dónde se había estrellado Ross. Más allá de que la Sra. Bird sabía de la desaparición de Ross, la carta asombroso y su contenido la confortó aún mucho más, puesto que la asistió a sobrellevar el saber de los instantes finales de su amado.

7) Milagro de Nochebuena

Tropas alemanas y británicas celebrando la Navidad juntos durante un cese temporal de las hostilidades de la Primera Guerra Mundial

Fritz Vincken era un niño en el momento en que las fuerzas alemanas y estadounidenses participaban en una pelea de vida o muerte en la Guerra de las Ardenas, el último esfuerzo atormentado de Alemania para cambiar el rumbo de la guerra a favor suyo. Lo dejó en una choza con su madre, lejos del campo de guerra, por su padre, un soldado alemán. A lo largo del caos de la guerra, no era extraño que los soldados se separaran de sus entidades en el bosque obscuro. En noche buena, tres soldados estadounidenses perdidos había cruzado la choza y había pedido ingresar. Fritz y la mujer del cocinero alemán tenían un pollo cocinado, que iba a ser su comida para las vacaciones. Pero la mujer había invitado a los estadounidenses perdidos a formar parte en la cena. Mientras que aguardaban la comida, sonó un golpe en la puerta de la choza. Fueron 4 soldados alemanes.

Asimismo se apartaron de su unidad. La señora comentó que son convidados, y eran estadounidenses, y a fin de que entren, deberían deponer las armas. Los estadounidenses debían llevar a cabo lo mismo. Tras un incómodo silencio, un soldado estadounidense ofreció cigarros a los alemanes. Esto rompió el hielo en el momento en que entre los soldados alemanes empezó a tratar a entre los estadounidenses, que había resultado herido. Después, todos comenzaron a cantar, cantando Silent Night, y durmieron bajo exactamente el mismo techo a lo largo de la noche. Por la mañana, los soldados alemanes brindaron normas a los estadounidenses a fin de que se reincorporasen a su unidad, aparte de crear una camilla para los soldados heridos. Los alemanes asimismo retornaron, llevando a las mujeres y a su hijo con su marido.

6) Niño en la fotografía

Resultado de imagen de Carl Ruse WWII

Tim Ruse, deseaba comprender mucho más sobre su abuelo, Carl Ruse, quien había fallecido en 2007, tras heredar los recuerdos y elementos de interés de su abuelo a lo largo de la guerra. Carl Ruse había subsistido siendo preso de guerra de los nipones. Había subsistido a horrores como la marcha de la desaparición de Bataan, una marcha ininterrumpida de 60 millas, que mató a una cantidad enorme de soldados socios. En el momento en que Carl Ruse abordó el USS Rescue en 1945, se deshizo de sus pertenencias, excepto 2 fotografías, una de él y otra de un joven japonés. En el momento en que Tim había empezado su investigación sobre las vivencias de su abuelo, se enteró de por qué razón había guardado la fotografía del joven japonés a lo largo de todos estos años. El joven había ayudado a socorrer la vida de Carl mientras que era preso de guerra. En el momento en que Carl trabajaba en el campo de presos de Yokkaichi-Ishihara Sangyo, el niño le daba comida plus a Carl a fin de que prosiguiera adelante. Asimismo ofreció amistad, pese a la barrera del lenguaje que existía entre ellos. Tim le dio crédito al niño no solo por socorrer a su abuelo a lo largo de la guerra, sino más bien asimismo después, dando permiso que el veterano prosiguiera adelante en su historia sin enojo ni amargura. Tim ocasionalmente hallé la identidad del joven en la fotografía, tras proceder a El país nipón. Su nombre era Fumio Nishiwak. Tim se reunió con el hermano y la mujer de Fumio. Tristemente, Fumio murió en el momento en que tenía 30 años gracias a una patología.

5) Ross y el soldado irreconocible

Stephen Ross tenía 14 años y había estado accediendo y saliendo de múltiples campos de concentración a lo largo de unos 9 años, 10 para ser precisos, en el momento en que el campo en el que se encontraba alojado, Dachau, fue por último liberado por las fuerzas de Allie. En el momento en que Ross se encontraba alojado en Dachau, había otros 67.665 presos tras los muros. Dachau era el centro de entrenamiento para los guardas de los campos de concentración, aparte de ser el modelo en el que se basarían todos los otros campos. A lo largo de su tiempo como preso, Ross fue golpeado salvajemente, humillado, empleado para ensayos médicos y asimismo hambriento de manera sistemática. Tras la liberación, Ross conoció a un soldado estadounidense que compartió su comida con el niño hambriento y le dio una pequeña bandera estadounidense. Ross respondió por besando el botas de soldado. Atribuyó a este acto de amabilidad, supuestamente pequeño y sutil, que le dio la intención de vivir y le salvó la vida. Ross continuó por mucho más 60 años tratando conseguir a ese soldado, llegando aun a formar parte en el software “Secretos sin solucionar”. El soldado era Steve Sattler, del Batallón de Tanques 191 estadounidense. Brenda Clark, nieta de Sattler, vio el episodio y se puso en contacto con Ross. Ámbas familias se juntaron y Ross le dio a la familia de Sattler una bandera estadounidense como agradecimiento. Sattler murió en 1986.

4) El judío escondido por un oficial alemán

Wladyslaw Szpilman Fue un músico talentoso, como pianista y compositor. En el momento en que reventó la Segunda Guerra Mundial y los alemanes ocuparon Polonia, todos y cada uno de los judíos fueron segregados del resto de la región en el conocido ghetto de Varsovia. Szpilman y su familia se mudaron al distrito, donde continuó haciendo un trabajo como músico, para ganar todo el dinero que pudiese para su familia. Más allá de que las condiciones en el distrito eran horripilantes, con hacinamiento, apetito y patologías, Szpilman continuó intentando de trabajar. Al final, él y su familia fueron detenidos y transportados a Treblinka en 1942, con el propósito expreso de exterminio. Fue salvado por al azar y se quedó atrás en Varsovia, hasta el momento en que fue abolido por los alemanes. Tras esto, se quedó, pero se sostuvo fuera de la visión. Szpilman por último fue escondido por sus amigos músicos Andrzej Bogucki, su mujer Janina, Czes? Aw Lewicki y Helena Lewicka, en la localidad. Pero en 1944, su misterio se descubrió en el momento en que fue encontrado por el oficial alemán Capitán Wilm Hosenfeld. Szpilman prácticamente aguardaba ser entregado, pero Hosenfeld logró lo opuesto; de todos modos asistió a Szpilman a omitir la atrapa. Hosenfeld se encontraba enamorado de las capacidades para tocar el piano de Szpilman. Hosenfeld sostuvo a Szpilman llevándole comida para sustento y dándole un espacio para ocultarse, bajo las narices de los nazis. Szpilman descubrió después que Hosenfeld fue tomado por los rusos y había fallecido como preso de guerra en un gulag. La crónica de Szpilman fue la base de la película de 2002 “El pianista”.

3) HMS Glowworm y Hipper

Resultado de imagen para HMS Glowworm and the Hipper

El HMS Glowworm era un barco de tipo destructor clase G. En el mes de abril de 1940, el Glowworm se halló con el crucero pesado Admiral Hipper, una parte de un destacamento. El destacamento se encontraba de sendero a Noruega para asistir con los sacrificios de invasión de Alemania. En el momento en que Glowworm vio al destacamento, le disparó. Hipper respondió a las llamadas de socorro y disparó contra el Glowworm con pistolas de 20,3 centímetros, que provocaron daños al Glowworm, haciéndolo humear. El Hipper volvió a disparar al Glowworm, pero en esta ocasión con cañones de 10,5 centímetros. En esta descarga, el Glowworm padeció enormes daños. El teniente comandante Gerard Broadmead Roope, comandante del Glowworm, dio la orden de disparar contra el Hipper, pero los cinco torpedos fallaron en su propósito. Quizás en un último esfuerzo por hundir al Hipper, Roope ordenó que el Glowwordm embistiera al barco mucho mayor, lo que ocasionó mucho más daños al Glowworm. El Hipper asimismo padeció daños, pero no fue bastante para hundirlo. El Glowworm por último explotó. 109 marineros fallecieron. Pero en vez de vengarse, el Hipper y su tripulación empezó a salvar a los marineros ingleses, por la borda y flotando en el agua. 40 en conjunto fueron salvados y realmente bien tratados, según narran. Pero no se detuvo ahí. El comandante del Hipper, Kapitän zur See Heye, quedó muy impresionado por la valentía de Roope; en verdad, logró todo lo que es posible para redactar al gobierno británico y aconsejó el premio inglés más esencial, la Cruz Victoria, para su enemigo.

2) Richard Carroll

Richard Carroll era conduzco de un bombardero B-24. Se le confió metas de bombardeo para eliminar los objetivos estratégicos de las factorías de armamento alemanas en Europa del Este. Toda vez que salía a correr, Carroll era atacado por cañones antiaéreos alemanes, que dejaban nubes negras cerca de su bombardero. Carroll fue testigo de de qué manera un bombardero fue alcanzado de manera directa por un arma antiaérea. Esta fue su primera misión, con lo que precisamente dejó una impresión. Mientras que se encontraba en su decimoquinta carrera, los antiaéreos alcanzaron a su bombardero, ocasionando la destrucción de una hélice. Aterrado, se había resignado a rendirse o fallecer. Aterrizando en la tierra rural de Hungría, estuvo directo en territorio enemigo, puesto que varios de los lugareños estaban increíblemente enojados con los bombarderos estadounidenses, que provocaron una destrucción masiva en el sendero de familiares fallecidos y características demolidas, gracias a bombas lanzadas mal calculadas. En este momento era el instante de dar libertad a su furia. Pero antes que los originarios tengan la posibilidad de hacerle daño, la policía local intercedió. Podrían haberlo dejado a cargo de los lugareños a fin de que hiciese lo que les encantaría, lo que probablemente significó matarlo, pero en cambio, al notar que se encontraba dificultosamente herido, lo llevaron al hospital militar local, donde se enteró de que le habían disparado en la el corazón. Carroll acreditó la clemencia de los militares húngaros con salvarle la vida, mientras que médicos y enfermeras militares trabajaban a fin de que prosiguiera adelante, aun en el momento en que se encontraba cerca de la desaparición, constantemente.

1) El zorro del desierto

Resultado de imagen de rommel del zorro del desierto

Semeja tal y como si Erwin Rommel tiene un consenso algo dividido de la multitud. Ciertos lo piensan tan culpable como otros líderes militares alemanes por estar aliado con los objetivos y la visión locos de Hitler, mientras que avanzaba en el ahínco de guerra de Hitler, al tiempo que otros comentan que Rommel era solo un soldado profesional que hacía lo que los soldados expertos hacen mejor. En verdad, Rommel fue tan profesional como semeja. Sirvió con valentía en la Primera Guerra Mundial y recibió el premio Pour le Mérite por el valor exhibido. A lo largo del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, Rommel se resaltó del conjunto como el comandante de la 7a División Panzer en la invasión alemana de Francia. Rommel jamás fue integrante del Partido Nacionalsocialista y parecía sostenerse distanciado de las intrigas políticas en las que estaban envueltos los integrantes de prominente rango de las fuerzas armadas. Rommel unicamente se concentró en el trabajo que tenía entre manos y en llevarlo a cabo bien, lo que logró, y ganó para él. el nombre “El zorro del desierto” por su ocurrente liderazgo del Afrika Corps en el norte de África. Su capacidad era tal, que aun sus contrincantes se vieron obligados a admitir su capacidad y a ofrecerle el debido respeto. El Zorro del Desierto verdaderamente se ganó el respeto de sus tropas y contrincantes, pero no solo por sus tácticas en el campo de guerra, sino más bien asimismo por su humanidad y caballerosidad hacia el enemigo. El Afrika Corps, bajo su mando, jamás fue acusado de cometer crímenes de guerra o crueldades, en contraste a muchas otras entidades alemanas. Los presos de guerra que fueron apresados o entregados a las fuerzas de Rommel fueron tratados con humanidad y, lo que es más esencial, Rommel ignoró deliberadamente la orden. del liderazgo nazi para realizar de forma automática a todos y cada uno de los comandos británicos o presos judíos apresados. Rommel salvó incontables vidas al realizar esto. El zorro del desierto asimismo se negó a ocuparse al trabajo ciervo, lo que otras entidades eran conocidas por llevar a cabo. Rommel próximamente se desilusionó de Hitler y se unió a una conspiración para deponer al Führer. Su participación fue descubierta y Hitler, gracias a la enorme popularidad de Rommel, le dio la opción de suicidarse, con la promesa de que su familia se salvaría. De este modo, en 1944, Rommel decidió tomar esta ruta y se suicidó con cianuro, salvando en el final a su familia.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *