Los 10 mejores artefactos celtas históricos

Los celtas son un pueblo de forma frecuente incomprendido. Originarios de Austria (cerca del 1200 a. C.), se extendieron por Europa hasta Enorme Bretaña y España, e inclusive hasta Asia Menor, como se vio con los gálatas. Eran guerreros de renombre, relevantes en la literatura griega y romana. No obstante, hay un corte contra los celtas que sigue en la era actualizada; más tarde, la civilización de los celtas con frecuencia se pasa por prominente. Entonces, esta lista es un testimonio y asimismo una introducción a la civilización celta.

10. Tarasque de Noves

La escultura de Tarasque de Noves se erige como un alarmante tributo a las deidades celtas. De forma frecuente se detalla como un león.

o un lobo, pero parecería ser una amalgama de múltiples animales: lagarto, oso o león y humano (tenemos la posibilidad de decir que tiene atributos humanos puesto que está sentado de rodillas).

Transporta en sus garras 2 cabezas humanas propias de La Tene, muy probablemente los cráneos de sus contrincantes. De sus mandíbulas se destaca lo que semeja ser un brazo humano.

Encontrado cerca de un cementerio francés en el siglo XIX, se remonta a cerca del 200 aC, lo que lo pone en el movimiento cultural / artístico de La Tene.

Pertence a las esculturas celtas mucho más impresionantes y probablemente sirvió de observación a otras tribus de la región. Refleja la tenaz naturaleza guerrera que se encontraba arraigada en la civilización celta y exhibe el carácter zoomorfo de las deidades celtas.

9. El escudo de Battersea

Resultado de imagen para Battersea Shield

El Battersea Shield pertence a las imágenes mucho más icónicas de esta lista. Esta pertence a las 2 únicas entradas británicas. Este escudo adornado se halló en el área cerca de Chelsea Bridge, Londres. El escudo es prácticamente con seguridad ceremonial gracias a su delgadez y la carencia de daño de guerra aparente.

Fechado en 350 a. C., semeja que un elemento tan elaborado pertenecería a un integrante de la élite guerrera o aun a un jefe celta.

Como el primer elemento de esta lista, el escudo de Battersea es de la temporada de La Tene que se identifica por las espirales, círculos, nudos entretejidos y celosías que quedan en el arte celta moderno.

De qué forma llegó a ser depositado en el Támesis es objeto de febriles debates en el planeta arqueológico. La teoría primordial recomienda que el escudo era una ofrenda votiva, probablemente para apaciguar al río. La prueba de esta práctica es común en las sociedades prehistóricas y predomina en el lugar que define la civilización en La Tene, Francia. Se hallaron muchas puntas de lanza y espadas depositadas en el lago, lo que contribuye a asegurar aún mucho más esta teoría.

8. El ‘príncipe’ Glauberg

Resultado de imagen de Glauberg 'Prince'

El ubicación de Glauberg cerca de Hesse, Alemania, es un viejo opidum celta (localidad / centro popular) y tiene dentro un monumental túmulo funerario que data de cerca del 500 a. C. Este estilo de entierro era común en todo el planeta celta ahora menudo significaba un jefe o un integrante de la élite guerrera.

Esta escultura, llevada a cabo de piedra arenisca, representa a un guerrero celta terminado con túnica y pantalones; asimismo está pertrechado con una espada y un escudo que proponen antigüedad. Se estima que la estatua es una imagen precisa del príncipe sepultado, en tanto que la figura está decorada con joyas excavadas en exactamente el mismo túmulo. Puedes distinguir el Torc de tres puntas, una suerte de collar sólido, cerca del cuello del Príncipe.

Esta parte es prácticamente única, puesto que hay escasos ejemplos de esculturas celtas que subsistieron hasta la era actualizada y, lo que es aún mucho más excepcional, da un concepto de de qué forma se vistió el príncipe celta. Otro tema de enfrentamiento es el aparatoso tocado que parecería llevar el Príncipe. Varios piensan que es una representación del pelo, en tanto que se observó que los celtas utilizaban savia de árbol y cal en el pelo, y asimismo se peinaba hacia atrás a fin de que pareciese mucho más grande y alarmante. Otros piensan que es afín a un halo y que era un símbolo espiritual.

7. Espéculo Desborough

Resultado de imagen para Desborough Mirror

El séptimo elemento de interés de esta lista exhibe un lado de la civilización celta que de manera frecuente se pasa por prominente; los celtas son de manera frecuente retratados como salvajes apasionados ​​únicamente en tomar y combatir. Este espéculo menciona a otra faceta de la civilización celta: la tendencia y el aseo. Este aparato tiene un intrincado diseño con apariencia de remolino que probablemente halla sido trazado con una brújula, que es habitual del arte de La Tene. Hay múltiples caras escondes en el diseño que no se habían descubierto hasta un tiempo tras su excavación y examen inicial.

El nivel de aspecto precisamente señala el prestigio del dueño y asimismo lanza algo de luz sobre la civilización celta. Los historiadores romanos desean hacernos opinar que los celtas eran un pueblo iletrado, no obstante, este aparato revela que asimismo semejan tener interés en la higiene personal y el aspecto. El espéculo, que data del año 100 a. C., acentúa la situación popular de las mujeres en la sociedad celta, lo que señala que tienen la posibilidad de haber tenido un papel afín al de las mujeres anglosajonas que tienen autoridad sobre los hombres en ciertas ocasiones sociales.

6. Roquepertuse Deidad de 2 cabezas

Esta escultura se encuentra dentro de las 2 entradas de Roquepertuse, un centro espiritual celta que está cerca del viejo centro comercial de Massalia (la presente Marsella). El comercio de roma-celta dependía en buena medida de esta colonia griega. Nuestra Roquepertuse fue un centro esencial para los celtas entre los años 600 aC – 124 aC. La cabeza janiforme (janiforme quiere decir que hay una cara en los dos lados) es una pequeña manzana de la discordia en el planeta arqueológico con múltiples teorías que cubren su concepto espiritual, muchas de ellas sutiles.

Esta figura puede estar relacionada con la deidad irlandesa Lugus, que asimismo se representa con 2 cabezas o semblantes.

Todo cuanto se puede decir con seguridad es que la cabeza se consideraba un símbolo espiritual esencial en la Planeta celta, pero voy a almacenar mucho más información sobre la historia amorosa celta con el cráneo hasta el producto número tres.

5. Garrafones de Basse Yutz

Resultado de imagen de Basse Yutz Flagons

Estas jarras (vienen en unos cuantos) que se exhiben hoy día en el museo británico son varios de los mejores ejemplos de artesanía celta que hay; incorporan múltiples puntos significativos del arte celta, como los letras y números zoomorfos y el trabajo de nudos.

Rivalizando con ciertas urnas griegas, estas vasijas datan de cerca del 450 a. C.

Hecho de bronce, una gran parte del aspecto (como el lobo y el trabajo del nudo celta) está engastado de esmalte, coral y mosaico, lo que recomienda capacidades importantes y vastas redes comerciales implicadas en la creación de estas jarras.

Las habrían sido usadas a lo largo de fiestas o simposios y son un elemento de prominente estatus popular, con lo que tenemos la posibilidad de sospechar que el dueño de estas estaba en una situación de poder. Tristemente, estos elementos fueron robados de sus sitios, con lo que no se conoce bastante sobre la crónica de ellos o a quién pertenecían.

4. Caldero de Gundestrup

Este destacable caldero fue desenterrado en Dinamarca cerca de la parroquia de Aars. Entre las entradas mucho más jóvenes de esta lista, el caldero solo data de cerca del año 100 a. C. No obstante, esto quiere decir que entendemos considerablemente más sobre esta parte. Fabricado con plata maciza, se estima que este caldero se edificó desde monedas derretidas, mucho más que probablemente monedas romanas. Está construido desde platos particulares unidos, cada uno de ellos con un tema individual. La placa central representa a una mujer asiendo una espada, el resto de las placas representan criaturas reales y míticas del bosque, como corzos y dragones. Estas placas asimismo detallan deidades zoomorfas de la mitología celta. Entre las placas mucho más visibles representa una figura con cuernos cercada de vida salvaje. Probablemente este sea el dios del bosque Cernunnos, que era popular por su aptitud para transformarse en animales del bosque. Asimismo popular como el señor de la vida silvestre, se encuentra dentro de los múltiples dioses representados en esta parte. Probablemente este objeto estuviese implicado en la rica cultura de bebida de los celtas.

3. Pilares de Roquepertuse

Resultado de imagen de Pillars of Roquepertuse

El elemento tres es mi preferido de la lista. Trágicos y siniestros, estos pilares son la segunda entrada del santuario de Roquepertuse. Los pilares detallan el lado mucho más obscuro de la civilización celta. Cassius Dio y otros escritores romanos con frecuencia retrataron al pueblo celta como despiadado y salvaje, y por muy tendenciosos que hayan sido los romanos, es bien difícil ignorar ciertas pruebas presentes. Dio relata el canibalismo y otros hablan de la caza de cabezas, y es extensamente reconocido que los celtas han tomado las cabezas de sus contrincantes. No obstante, no eran solo sus contrincantes, asimismo valoraban las cabezas de sus amigos y familiares o el ganado. Ciertas cabezas fueron sepultadas o exhibidas en las entradas de las huertas, y estos pilares tienen la posibilidad de ser un caso de muestra afín pero mucho más elaborado. Precisamente formaban una parte de una puerta y poseen nichos tallados con apariencia de calaveras. Se conoce poquísimo de los cráneos en sí, y en la área esto podría verse como una barbarie, pero esto semeja improbable puesto que el ubicación es ritualmente importante. Se siente tal y como si los cráneos estuviesen siendo venerados como en un viejo osario neolítico, donde huesos de los conocidos cercanos eran venerados y adorados. Posiblemente los cráneos fuesen de druidas o caciques.

2. Daga Hochdorf

Resultado de imagen de Hochdorf Dagger

Otro entierro monumental es el entierro Hochdorf en Baden-Wurttemberg, Alemania. De la misma el ubicación de Glauberg, este entierro contenía varios recursos funerarios diversos y importantes. La daga es una deliciosa parte de mano de obra celta, el núcleo se encontraba hecho de bronce y hierro y se encontraba bañado en oro. Su empuñadura es especialmente atrayente en tanto que semeja imitar un símbolo espiritual; el hombre de piernas cruzadas con los brazos apuntando hacia el cielo, Cernunnos el dios ciervo se puede observar sentado en esta situación en el caldero de Gundestrup. La daga es solo entre los múltiples artefactos de esta tumba, incluyendo un sofá con hombres sentados como pies, zapatillas chapadas en oro, un cuerno enorme para tomar y un caldero grande que indudablemente se utiliza en los festines. Semeja evidente que la daga fue para empleo ceremonial en tanto que no hay signos de daño o empleo y el oro no es un metal servible puesto que es bastante blando. No obstante, el valor de estos productos y su extravagancia recomienda que el cacique de Hochdorf era una figura esencial socialmente.

1. Vix Torc

Esta voluminosa joyería fue encontrada en la tumba de una mujer poderosa, que consta de 40 partes individuales.  Las dos esferas en los terminales del anillo se sostienen en las patas de los leones.  Los dos pequeños caballos alados recuerdan al Pegaso de la mitología griega y atestiguan un mayor contacto con el mundo mediterráneo.

El entierro de Vix es indudablemente el mucho más grandioso de todos y cada uno de los funerales principescos monumentales de la era celta. Semeja que Vix tenía una situación vigorosa en el planeta de la Edad del Hierro y buenas relaciones con sus contemporáneos tradicionales del sur. El entierro de Vix tiene dentro el aparato relacionado con el simposio / banquete mucho más grande de su tipo; el Vix Krater. El Krater, una urna enorme, es probablemente mucho más popular que el Vix Torc, no obstante, fue construido en Grecia y esta lista es puramente celta. Precisamente del tamaño de un Austin Mini, este aparato por sí mismo recomienda el poder que tenía Vix. No obstante, el Vix Torc (en la fotografía) es tan grandioso como el Krater. Hecho de 480 gramos de oro macizo de 24 quilates, es una importante y bella parte de arte y cultura celta. El Torc, que data del 500 a. C., está adornado con caballos alados y también complicados nudos tan pequeños que solamente se puede observar en esta fotografía. Este es probablemente el Celtic Torc mucho más apreciado que hay. El término entierro principesco es un tanto engañoso, en tanto que en el momento en que abrieron la tumba, el Vix Torc todavía se encontraba colgado del cuello de una mujer fallecida sepultada allí. Este lugar cambió la manera en que los historiadores percibían la civilización celta y es indudablemente entre los sitios mucho más esenciales de la historia celta.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *