Los 10 mejores astronautas animales

Antes que Yuri Gagarin hiciese historia al transformarse en el primer hombre en el espacio el 12 de abril de 1961, ahora se había disparado a una extendida sucesión de astronautas no humanos por medio de la atmósfera para saber si las maneras de vida podían subsistir a los vuelos exclusivas. Aun una vez que las metas exclusivas tripuladas se transformaran en métodos de rutina, se prosiguieron usando varios animales distintas para ensayos exclusivas.

Los astronautas animales fueron escenciales para contribuir a los humanos a tener éxito en el espacio, con lo que esta lista está encargada de ellos.

10. Ratones

Varios de los primeros animales en el espacio fueron los ratones. El 31 de agosto de 1950, el quinto vuelo de la conocida serie “Albert” de lanzamientos V2 contenía un mouse. Lamentablemente, el sistema de restauración del paracaídas falló y el ratón quedó aproximadamente aniquilado en el encontronazo.

Once ratones estaban dentro del vuelo de misiles Aerobee estadounidense de 1951 que transportaba a Yorick, el primer mono recuperado vivo tras un vuelo en cohete. USA asimismo envió ratones a tres pruebas de reingreso de cohetes a lo largo del emprendimiento “Mouse In Able” de 1958 (los tres fallecieron). Además de esto, catorce ratones mucho más fallecieron en un cohete de Júpiter tras despegar de Cabo Cañaveral en 1959.

Bono: primera rata en el espacio – En el mes de febrero de 1961, Francia envió al espacio una rata llamada Héctor. Tras volar a una altura de 93 millas, Héctor se recobró de manera exitosa.

9. Cobayas

fuerza-g-conejillos de indias

El primer invasor espacial conejillo de indias voló con la nave espacial soviética Sputnik 9 el 9 de marzo de 1961, adjuntado con un perro llamado Chernushka, un cosmonauta ficcional llamado Ivan Ivanovich y una pluralidad de ratones y réptiles. Iván se lanzó en paracaídas a la tierra (merced a Dios) y los animales retornaron vivos. En lo personal, me gustan mucho los conejillos de indias, conque si planeas hallar uno tú mismo, cerciórate de comprender de qué manera cuidarlos.

El 5 de octubre de 1990, China lanzó el biosatélite FSW-1 3 que tiene dentro una compilación de 60 plantas y animales que incluían conejillos de indias. Tras ocho días, el biosat se recobró de manera exitosa.

8. Tritones

espacio-tritón

La misión Bion 7 (1985) transportó dentro 10 tritones con nervaduras ibéricas, adjuntado con un sinnúmero de otros especímenes biológicos (incluidos 2 monos). Con el objetivo de proveer información sobre las lesiones y las tasas de regeneración en el espacio, a los tritones poco afortunados se les cortaron unas partes de sus extremidades delanteras y se les sacaron unas partes de sus lentes. Los estudiosos observaron que los tritones lograron regenerarse de manera significativa mucho más veloz mientras que estaban en el espacio.

Asimismo se llevaron tritones en otros vuelos de Bion. Asimismo se han empleado para ensayos en Columbia (1994), la misión Foton-M2 (2005), la Unidad de Voladores Exclusivas de El país nipón (1995) y la Estación Espacial Mir.

7. Ranas

En 1970, la NASA lanzó algo llamado el software Orbiting Frog Otolith al mandar 2 ranas toro a la órbita (la palabra otolito tiene relación a un mecanismo del oído de adentro para supervisar la estabilidad). El ensayo OFO se desarrolló a fin de que los científicos tengan la posibilidad de saber de qué manera se amoldaba el otolito a la ingravidez.

Las ranas estuvieron en el espacio del 9 al 15 de noviembre y el ensayo fue un éxito … desde la perspectiva de los científicos, claro. Los estudiosos lograron catalogar los datos neurofisiológicos que deseaban, pero la nave espacial no se recobró.

6. Pescado

Mummichog

El primer género de pez en el espacio fue un mummichog, un pequeño y fuerte espécimen acuático que se emplea de forma frecuente para proyectos de investigación gracias a su aptitud para subsistir en condiciones extremas. Unos cuantos mummichogs acompañaron a Skylab 3 (1973) para otorgar mucho más información sobre el órgano otolítico.

Mummichogs asimismo formaron una parte de vuelos exclusivas siguientes. Otros muchos géneros de peces asimismo estuvieron en el espacio, por servirnos de un ejemplo, guppies, danios zebra, carpas, colas de espada, killis nipones y peces sapo ostra, por denominar ciertos.

5. Tortugas

Si no contamos a los Teenage Mutant Ninjas, entonces las primeras tortugas entraron al espacio en 1968. Y tampoco fue solo espacio orbital, hablamos de espacio profundo. Como en el espacio “Let’s Fly To The Moon”.

El 15 de septiembre de 1968, los soviéticos lanzaron la nave espacial Zond 5 con una carga útil biológica que incluía 2 tortugas. El 18 de septiembre, Zond 5 dio una vuelta en torno a la luna y regresó a la tierra con seguridad el día 21. Las tortugas habían sufrido una rápida pérdida de peso, pero bueno, eso es bastante superior que reventar en llamas y quemarse hasta fallecer a lo largo del reingreso.

La misión soviética Soyuz 20 (17 de noviembre de 1975 – 16 de febrero de 1976) sostuvo a las tortugas en el espacio a lo largo de 90,5 días, estableciendo un récord de duración para los animales. Además de esto, el reciente lanzamiento del cohete Kavoshgar 3 de Van a ir (febrero de 2010) incluyó 2 tortugas, una rata y ciertos vermes.

4. Gatos

De nuevo, nuestros sombreros tienen que irse a los franceses. No contentos con solo publicar la primera rata al espacio, Francia decidió que asimismo mandarían al primer gato espacial en el mes de octubre de 1963. Conque se hallaron con un gato callejero, lo llamaron Félix, lo anudaron a un cohete Véronique AGI y lanzaron hacia el cielo. ¡Y sí, subsistió!

No obstante, una semana después, lanzaron un segundo gato. Afirmemos que uno no tuvo tanta suerte …

Nota: ciertas fuentes señalan que Felix se escapó en el último minuto y que el gato que se lanzó fue una hembra llamada Felicette. De cualquier forma, Francia consigue el premio al primer gato en el espacio.

3. Arañas

Se podrían nombrar múltiples arañas exclusivas distintas, pero la misión espacial Skylab 3 de 1973 llevó las primeras: unos cuantos arañas de jardín de europa llamadas Arabella y Anita. El ensayo de las “arañas en el espacio” fue un emprendimiento científico concebido por una estudiante llamada Judy Miles, y la iniciativa era ver de qué manera la ingravidez y los vuelos exclusivas afectarían la construcción de redes.

Las dos arañas consiguieron hilar telarañas, si bien Arabella acabó la suya primero. Las redes tardaron mucho más de lo común en completarse, evidentemente, y enseñaron ciertas variantes en comparación con las redes normales en la Tierra. Después, los científicos concluyeron que, si bien las redes exclusivas tenían diferencias de espesor, por norma general eran de una calidad mucho más fina.

Las dos arañas fallecieron en el espacio, supuestamente por deshidratación, y sus cuerpos en este momento están en exhibición en el Smithsonian.

2. Monos

capaz y panadero - monos espaciales

A objetivos de la década de 1940, USA empezó a catapultar múltiples maneras de vida al cielo en cohetes V-2, empezando con las moscas de la fruta en 1947 (que, a propósito, se recobraron vivas y sanas). Los vuelos del Laboratorio Aeromédico de la Fuerza Aérea “Albert” (junio de 1948 – agosto de 1950) en White Sands, NM fueron los primeros ensayos en usar primates. El primer Albert se lanzó el 11 de junio de 1948. No subsistió (de todos modos, no llegó al espacio).

El 14 de junio de 1949, Alberto II se transformó en el primer mono en el espacio en el momento en que alcanzó una altitud de 83 millas. Justo después, se transformó en el primer mono espacial en fallecer en el encontronazo.

Como se apuntó previamente, Yorick y sus 11 ratones compañeros de tripulación subsistieron al vuelo del cohete el 20 de septiembre de 1951, si bien no llegaron al espacio (y Yorick murió 2 horas tras la restauración). No obstante, el 28 de mayo de 1959, 2 monos llamados Able y Baker volaron a una altura de sobra de 300 millas y después fueron recuperados, lo que los transforma en los primeros monos en subsistir a un vuelo en el espacio real. Desgraciadamente, Able murió unos días después en el momento en que los médicos procuraban obtener un electrodo infectado.

Asimismo se podrían nombrar otros muchos monos estadounidenses, por servirnos de un ejemplo, Sam, un mono rhesus lanzado desde la Base de la Fuerza Aérea Brooks en Texas (4 de diciembre de 1959), Ham, el primer chimpancé en el espacio (31 de enero de 1961), y Enos, el primer chimpancé en orbitar la Tierra (29 de noviembre de 1961).

Otros países asimismo tenían astronautas mono. El software espacial soviético Bion los empleó a lo largo de los años 80 y 90. Uno (llamado Dryoma) aun se transformó en un obsequio para Fidel Castro tras un exitoso vuelo espacial en Bion 8. Los franceses mandaron unos cuantos simios de cola de cerdo al espacio en 1967, y Argentina disparó a 2 monos cai en 1969 y 1970.

1. Perros

Los soviéticos prefirieron emplear parejas de perras callejeras para sus primeros ensayos exclusivas en los años 50 y 60. La mayor parte de esos vuelos tuvieron éxito y ciertos perros volaron en más de una ocasión. En 1951, Dezik y Tsygan se transformaron en los primeros caninos en subsistir a un vuelo espacial. Lamentablemente, Dezik murió en un lanzamiento posterior.

El perro espacial mucho más popular es probablemente Laika, quien se transformó en el primer ser vivo en órbita en el momento en que voló con el cohete Sputnik 2 el 3 de noviembre de 1957. No obstante, no subsistió a la horrible experiencia, muriendo de agobio y sobrecalentamiento tras solo un tiempo. escasas horas. No fue hasta 1960 que los animales retornarían vivos de un vuelo orbital. Los perros soviéticos Belka y Strelka (adjuntado con un conejo, un conjunto de ratones, 2 ratas y otros especímenes biológicos) consiguieron esta hazaña por vez primera en el Sputnik 5. Entre los perros chiquitos de Strelka fue entregado como obsequio a la hija del presidente Kennedy.

Veterok y Ugolyok asimismo meritan ser nombrados: en 1966, retornaron a la tierra sin quemarse ni quemarse. explotando tras pasar 22 días en órbita … los astronautas humanos no batieron este récord hasta 1973 (Skylab 2).

Bonificación: a lo largo de la misión Foton-M3 de la Agencia Espacial Europea en el mes de septiembre de 2007, un conjunto de tardígrados enanos y prácticamente indestructibles (“osos de agua”) se transformaron en los primeros animales en subsistir a la exposición al vacío y la intensa radiación del lugar al aire libre. Y lo hicieron a lo largo de diez días.

En esta lista asimismo se podrían nombrar considerablemente más animales astronautas: escorpiones, nematodos, cucarachas, abejas, vermes de seda, caracoles, hormigas, grillos, erizos de mar, camarones, larvas de mariposas; todos estos (y probablemente ciertos otros) llegaron al espacio. .

Entonces, ¿tienes alguna historia atrayente sobre animales en el espacio? ¿Me perdí uno bueno? ¡Deja un comentario y comparte lo que sabes!

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *