Los 10 mejores lugares para visitar en Francia

Francia es la vivienda del buen vino, el enorme queso y el humor galo, donde probablemente un chef de lugar de comidas te eche de un lugar de comidas por soliciar salsa de tomate que para ofrecerte comida cordon bleu. Notoriamente voluble, con un lenguaje que tiene un acento hot pero suena tal y como si alguien estuviese comentando con la boca llena de canicas, los franceses son una carrera en sí mismos, pero entonces tienen muchas causas para estar llenos de sí mismos.

Aquí están los 10 mejores sitios para conocer en Francia.

10. La Torre Eiffel, París

El jalón que define a París y Francia juntas como su icono mucho más popular, pero que fue menospreciado por los propios franceses como una barbaridad más especial. Hoy día se considera una joya actualizada de todo el mundo, que da increíbles vistas de París, pero tenga precaución, no es para esos que padecen de vértigo.

Consejo para visitantes: sube a la Torre Eiffel hacia el desenlace del día, a fin de que logres ver París de día y a la noche.

9. Notre Dame, París

La Catedral de Nuestra Señora se realizó conocida por Víctor Hugo y el Jorobado de Notre Dame. “¿Piensas que soy feo?” chilla el antihéroe a Esmeralda, no obstante no hay nada de feo en la catedral o en el ámbito a riberas del Sena.

Una bella parte de arquitectura gótica que no debe perderse.

8. El Louvre, París

El Louvre debe ser la mucho más conocida de todas y cada una de las galerías de arte, y aloja mucho más arte y también historia de la que se puede imaginar. La Mona Lisa de Leonardo da Vinci (La Giaconda) sonríe con su misteriosa sonrisa, pero aquí vas a encontrar mucho más de 35.000 piezas mucho más, desde antigüedades hasta arte moderno.

Consejo agregada: descubra la adición de la pirámide actualizada al Louvre, que rinde homenaje a la fascinación de Francia por el Viejo Egipto (y se emplea como localización para el Código Da Vinci).

7. Palacio de Versalles, Versalles

Resultado de imagen de Palacio de Versalles, Versalles

Saliendo de París y hacia el interior, podemos encontrar el Palacio de Versalles, la vivienda de los reyes y reinas de Francia hasta el momento en que La Guillotina les quitó la cabeza. El Palacio continúa y es una bella forma de pasar un día con el Salón de los Espéculos, espléndidos jardines y fuentes y cubierto por una localidad que tiene varios de los mejores sitios de comidas de la zona (incluido París).

6. Bayeux y las playas de Normandía

Resultado de imagen de Playas de Normandía

En este momento nos vamos hacia el nordoeste desde París hasta la costa de Normandía y el país de bocage. Bayeux es la vivienda del Tapiz de Bayeux que documenta la invasión de Inglaterra por William, duque de Normandía en 1066. Al norte están las playas de la invasión; escénico, chato, abierto y bello con olas ondulantes de agua de mar en un día soleado, salvo el 6 de junio de 1944 el mar se encontraba colorado con la sangre de los socios que cayeron asaltando la Festung Europa de Hitler (Fortaleza Europa).

5. Rocamadour, occitano

En este momento nos vamos al sur de París hacia Rocamadour y su precioso desfiladero y barrancos por los que fluye un afluente del río Dordoña. La localidad asimismo aloja varias reliquias religiosas, puesto que se afirmaba que era el sitio de reposo de la Virgen María. Esta afirmación aseguró que Rocamadour fuera un considerable destino de peregrinos, lo que ha resultado en la construcción de varios inmuebles y monumentos históricos durante los siglos.

Consejo agregada: evite ir en Semana Santa si es especial: un ‘obsequio’ local son los pollos liofilizados que se ‘congelan’ en el momento en que tienen uno o un par de días y se venden como obsequios a los turistas.

4. Cannes y Mónaco, la Riviera francesa

La Riviera francesa

La Riviera francesa es un destino de playa preferido para los conocidos, con ciertas playas mucho más exóticas de todo el mundo apoyadas por varios de los hoteles mucho más suntuosos, chances para cenar y dispesiones comerciales que están en cualquier una parte del mundo.

El tiempo es caluroso en invierno y caluroso en verano, pero no se pierda el Festival de Cine de Cannes y las estrellas de cine mucho más enormes de todo el mundo si es viable.

3. Lourdes, Haute-Pyrenees

En este momento nos transportamos de manera directa hacia el oeste, y por último nos distanciamos de la costa y nos adentramos en los Pirineos, las montañas que forman la frontera entre Francia y España. seguramente la localidad mucho más conocida de Francia, desde una visión religiosa, este es el sitio de la aparición de la Virgen María a la hija de un molinero. Un espacio de milagros, Lourdes fué a lo largo de bastante tiempo un destino para los enfermos y los enclenques que procuran un respiro o una cura. No hace daño que esté situado en un ambiente magníficamente precioso.

2. La localidad de Lyon, capital de la gastronomía

En este momento nos vamos de regreso al nordeste, hacia el centro de la parte central oriental del país. Puede meditar que París tendría la reputación de ser la mejor cocina francesa; No obstante, Lyon es de todos modos el sitio primordial para la capacitación y la práctica de la alta cocina. Está claro que lo destacado de la cocina francesa se produce en Lyon, ¡no te quedes bastante si deseas sostener tu figura!

1. Besançon, Franche-Comté

Seguimos hacia el nordeste hasta la vieja localidad de Besançon en Franche-Comté. Besançon es probablemente la mejor localidad para conocer si quiere evaluar Francia durante toda su crónica, desde la temporada prerromana, pasando por la ocupación romana hasta la Edad Media y, al final, el Renacimiento y la Edad Actualizada. Si se aburre con la civilización, los Alpes y el esquí están a un corto viaje de distancia, pero Besançon es tan relajado que no es muy probable que desee irse.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *