Los 10 mejores villanos navideños

Sin enfrentamiento no hay drama y sin villanos navideños no habría docenas de destacables de televisión y películas con temas navideños. Los villanos navideños vienen en todas y cada una de las formas, tamaños y colores. La mayor parte de ellos empiezan sin comprender el concepto de todo, pero mediante una sucesión de situaciones se arrepienten y acaban deseando a todos una Feliz Navidad. Entonces están esos villanos que se muestran en Navidad sin intención de cambiar. Conque levantemos un vaso de ponche de huevo a los diez mejores villanos navideños. Si no fuese por ellos, no tendríamos historias navideñas que contar.

10. Burgermeister Meisterburger

La villanía mucho más atroz: Realizando de Santa el criminal mucho más buscado

Este gruñón Gus logró su aparición en el tradicional animado “Santa Claus viene a la localidad” (1970). Como una parte de la presunta historia de fondo de Santa, el Burgermeister era el alcalde del pequeño pueblo donde Kris Kringle repartió sus juguetes por vez primera. En el momento en que el Burgermeister tropezó con un pato de juguete errante, prohibió los juguetes. Aun un corto coqueteo con un yo-yo no fue bastante para persuadirlo de que cambiara sus prácticas. Al transformar a Kris en un forajido, forzó a Santa a bajar por las chimeneas. ¿Ves lo esenciales que son los villanos navideños? El venerable dibujante de dibujos animados Paul Frees le dio vida al Burgermeister, quien asimismo le dio la voz al otro villano de dibujos animados, Boris Badenov.

9. Calor y nieve avaro

La villanía mucho más atroz: Empleando sus poderes climáticos para el mal en vez del bien.

Siguiendo el éxito de “Santa Claus Is Coming To Town”, los elfos stop motion de Rankin and Bass presentaron “El año sin Santa Claus” (1974) y nos presentaron a 2 hermanos desapacibles con el nombre de Hear Miser y Snow Miser con la voz por George Irving y Dick Shawn respectivamente. Los Misers eran el epítome de la rivalidad entre hermanos y fue solo mediante la intervención de su madre, la Madre Naturaleza, que Santa ha podido regresar al negocio. En 2006, se realizó una versión de acción en directo de “El año sin Santa Claus” para televisión con Michael McKean y Harvey Fierstein interpretando al dúo desafiado por el tiempo. Estos pequeños probaron ser tan populares que consiguieron su particular en “La Navidad de un hermano avaro” (2008) donde al final aprendieron el concepto de la Navidad sustituyendo a Santa. Y de nuevo fue todo merced a mamá.

8. Los marcianos

La villanía mucho más atroz: Secuestro de Santa Claus.

Sí, los marcianos del tradicional pavo de una película, “Santa Claus conquista a los marcianos” (1964). Esta castaña cinematográfica se realizó con un presupuesto muy achicado en un almacén de Long Island. En el momento en que se lanzó, ganó solo en torno a $ 200,000. Entonces vino Mystery Science Theatre 3000, quien en 1988 sacó la película de naftalina, la desempolvó y la rasgó. Fué un tradicional bueno / malo desde ese momento; a la altura de “Plan 9 From Outer Space” y “Showgirls”.

7. Viejo Potter

La villanía mucho más atroz: Aferrándose al depósito del tío Billy.

Era el hombre mucho más malo y rico de Bedford Falls y también logró la vida de George Bailey miserable. Eso es hasta el punto en que George descubrió que verdaderamente tenía una vida extraordinaria. Interpretado con una exquisita broma por Lionel Barrymore, Old Man Potter se transforma en el villano navideño más especial pues no hubo redención para él. Para su información, Lionel es el tío abuelo de Drew Barrymore y se le asigna haber inventado el micrófono boom en el momento en que han comenzado los talkies. ¿Deseas dejar perplejos a tus amigos con “It’s A Wonderful Life Trivia”? ¿Cuál era el nombre de pila del viejo Potter? Fue Henry.

6. Jack Frost

La villanía mucho más atroz: Congelar a cualquier persona que lo lleve a cabo mal.

Jack se inició como un elfo travieso en los cuentos populares al que le agradaba correr realizando que la multitud se enfriara. El escritor de “El mago de Oz” L. Frank Baum usó a Jack Frost en su “Vida y aventuras de Santa Claus” a mi. Con los destacables de televisión y las películas navideñas, Jack se transformó en verdad en el villano de Navidad. Ocasionó inconvenientes para “Frosty the Snowman” (con la voz de Paul Frees!) Y para Santa Claus de Tim Allen en “Santa Claus 3: La cláusula de escape. ” (2006) Allí fue interpretado por Martin Short. Jack asimismo apareció en unos cuantos películas de B slasher, más que nada en la acertadamente llamada “Jack Frost” (1997) y su secuela “Jack Frost II: Revenge of the Mutant Killer Snowman” (2000). Y sí, es un título real.

5. Gremlins

La villanía mucho más atroz: Mandar a una anciana disparada fuera de su casa en su silla de escalera eléctrica.

No los ilumines con una luz refulgente, no los mojes y, hagas lo que hagas, no los alimentes tras la medianoche. Esas eran tres reglas sencillos a proseguir para cerciorarse de que este único obsequio de Navidad no saliese mal. Naturalmente que entendemos lo que pasó en “Gremlins” (1984). Gizmo se mojó y nació el Mogwai “Stripe” que engendró a cientos y cientos de otros duendes desalmados que provocaron estragos en la noche de Navidad. En el primer boceto del guion, se suponía que el maligno Stripe era el Mr. Hyde del Dr. Jekyll de Gizmo. Por fortuna, el productor ejecutivo Stephen Spielberg rechazó esa iniciativa. Mire de cerca: la pequeña localidad en esta película era exactamente la misma pequeña localidad usada en “Regreso al futuro”. En verdad, la salón de cine que se transformó en una bola de fuego como el desenlace de “Gremlins” es exactamente la misma donde se estrelló Marty McFly en su primera aventura.

4. Hans Gruber

La villanía mucho más atroz: Matar al Sr. Takagi a sangre fría.

Siempre y cuando hubo películas, hubo chicos pésimos en las películas, pero un villano está solo: Hans Gruber de “DIE HARD” (1988). Cuenta como un villano de Navidad pues Hans y su equipo escogieron una celebración de Navidad en la oficina para asaltar. Lamentablemente, para ellos, John McClane se encontraba en la lista de convidados. Lo que sucedió ahora se transformó en el estándar por el que se juzgaría cada película de acción posterior. Alan Rickman logró su debut cinematográfico en el papel de Hans. Su reputación de interpretar a un personaje pesado de Hollywood le valió múltiples papeles mucho más hasta el del instructor Snape en la licencia de Harry Potter. Para la escena donde se suponía que Hans iba a padecer una caída mortal desde la torre, Alan cayó de todos modos 21 pies sobre una bolsa de aire. Para conseguir la reacción adecuada, lo dejaron pasar “2” en vez de “3”. La expresión de su rostro lo afirma todo.

3. Marv y Harry

La villanía mucho más atroz: Tras hurtar viviendas, Marv las anegaría.

En 1990, el directivo preferido de la manada de mocosos, John Hughes, realizó ​​una historia fácil sobre un niño que se quedó de manera accidental a lo largo de las vacaciones mientras que 2 ladrones incompetentes procuraban hurtar la vivienda. El resto es historia del cine. “Solo en el hogar” llegó a recaudar 533 millones de dólares americanos, lo que la transformó en la película de comedia número uno de siempre. Marv y Harry fueron interpretados por Daniel Stern y Joe Pesci. Para el rodaje, hubo que recordarle todo el tiempo a Joe Pesci que tenía que ver con una película familiar y que no podía permitir que caiga las bombas “F” a las que se encontraba habituado. El directivo Chris Columbus logró que afirmara “nevera” en su rincón. En el momento en que llegó el instante de que Daniel Stern tuviese una tarántula arrastrándose por la cara, accedió a llevarlo a cabo únicamente una vez. Debió fingir que chillaba, en caso contrario habría asustado a la araña.

2. El Grinch

La villanía mucho más atroz: Hurtar todos y cada uno de los juguetes y adornos de los Whos.

El habitual creador infantil Dr. Seuss dio vida por vez primera al Grinch en su libro de 1957, “How the Grinch Stole Christmas”. La historia tenía todos y cada uno de los elementos de Suessical de los Quién que vivían en Whoville, pero era la historia del Grinch. Asimismo es un perfecto ejemplo de un villano navideño que halla la redención. Para la adaptación de la caricatura de 1966, se contrató al popular actor de terror Boris Karloff para narrar y ofrecer voz al Grinch. Al comienzo, Theodor Geisel (asimismo popular como Dr. Seuss) se opuso a Boris pues creyó que su voz podría atemorizar bastante a los pequeños. Por fortuna, fue anulado y un villano tradicional de Navidad cobró vida. Y contamos una exclusiva palabra para un género de persona malhumorada y tacaña. El Dr. Seuss no había terminado con el Grinch. Seguiría escribiendo “Halloween es la noche de Grinch” (1977) y “El Grinch grinches el gato con sombrero” (1982). Los dos destacables animados triunfaron premios Emmy.

1. Scrooge

La villanía mucho más atroz: Deseando que hubiese mucho más viviendas pobres y orfanatos.

Si iba a haber un villano navideño número uno, debía ser Ebenezer Scrooge. El arquetipo de Scrooge es fundamentalmente en lo que todos los otros villanos navideños se esmeran por transformarse. La creación de Converses Dickens se publicó por vez primera en 1843. Desde esa publicación, la historia jamás se ha fatigado y generó por lo menos 22 variantes de ámbito oficiales, 2 óperas, 4 grabaciones, 10 programas de radio, 49 adaptaciones de programas de televisión y 20 ediciones cinematográficas. Entre los actores visibles que han asumido el papel de Scrooge están Kesley Grammer y Albert Finney en ediciones musicales. En las ediciones tradicionales, Scrooge fué interpretado por George C. Scott, Patrick Stewart, Reginald Owen y el Alastair Sim preferido de todos. Y no debemos olvidar al Sr. Magoo, Jim Carrey y Bill Murray en “Scrooged”. “¡Bah, patraña!”

por Rick Bitzelberger

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *