Los 10 peores monstruos de películas

Como probamos aquí, los escritores de ListasCuriosasaprecian un óptimo monstruo cinematográfico. Pero asimismo apreciamos un monstruo de película verdaderamente malo. No solo un monstruo indolentemente hecho y exagerado como los tiburones de cualquier número de estafas de Jaws o alguna película original de SyFy. Estas son criaturas entretenidas que fueron verdaderamente trastornadas en el diseño o la ejecución y después se pusieron en una película seria.

10. The Killers of Killers from Space

Esta es una película de 1954, en teoría interpretada por Peter Graves como un conduzco de pruebas traumado que ve ojos a lo largo de las alucinaciones. Las auténticas estrellas aquí son los extraterrestres, más allá de que están en la pantalla solo unos cinco minutos. A lo largo de ese tiempo, hacen un óptimo trabajo intentando de accionar atemorizantes y superiores al conduzco encarcelado para ser completamente entretenidos con esos ojos de pelota de ping pong. Hacen que los extraterrestres vestidos con pijamas en el conocido Plan Nueve de Turquía del Espacio Exterior se simulen al Depredador.

9. El conquistador de él conquistó el planeta

En esta película de 1956 de Roger Corman, la localidad de Beechwood es doblegada a murceguillos que administran la cabeza mientras que (nuevamente) Peter Graves corre intentando de saber qué pasa, dando alegatos simbólicos sobre los males del comunismo. Esta película tiene la reputación de ser mejor que la mayor parte de su tiempo y tipo en lo relacionado al suspenso y el ritmo, lo que la hace bastante superior en el momento en que hace aparición el monstruo, que semeja una adorable planta de apio maligna. ¡Y semeja tan feliz de ser maligno!

8. Solarites de The Phantom Planet

Detección de monstruos a las 3:31:

¿En algún momento alguien te mencionó que su perro era grande y de aspecto espantoso en el momento en que era accesible y ladraba? Los desarolladores de The Phantom Planet eligieron dedicar la mayoría de su película de 1961 a esa noción con toda responsabilidad con Solarites. Los solarites son bárbaros exorbitantes con espinas extrañas en la parte de atrás de la cabeza, crecimientos que se ven afros en los dos lados y morros para llenar el aspecto de “Goofy en la década de 1970”. El papel primordial en esta película es interpretado por Richard Kiel, quien entonces pelearía contra James Bond como Tiburón en El espía que me amó y Moonraker, y que era un inmenso 7’2 ”. Aquí solo puede tirar piedras a un campo de fuerza, cargar un tanto a la personaje principal femenina y mover a un viejo, lo que no semeja una labor realmente difícil.

7. El buitre de pavo interdimensional de la garra enorme

Aun cosas tan tontas como Solarites por lo menos tienen sentido como monstruos (tienen un aspecto desmesurado), pero este monstruo de 1957 es verdaderamente asombroso aun en la página impresa. La Tierra es atacada por un pájaro enorme (se piensa que es “un barco de guerra tan enorme”) que viaja a velocidades supersónicas, y está hecho de antimateria y cubierto por un campo de fuerza de antimateria para argumentar por qué razón no puede ser derruido de manera convencional. Asimismo tiene una nariz que toca la bocina mucho más estúpida en la parte de arriba de su pico, un mohawk, colmillos y hace ruidos menos espantosos que los de una paloma de luto.

6. Piano de Hausu

Al fin nos vamos a El país nipón, y con él visitamos Hausu de 1977, una película muy estimada en ciertos círculos que fue estrenada por Criterion Largometrajes Collection, una compañía encargada de proteger películas de relevancia histórica o de enorme mérito. . En esta película de la vivienda hechizada, una compilación de chicas de secundaria visitan la vivienda de la tía de una de ellas y son asesinadas una por una. Nada sobrepasa la desaparición por piano hambriento. Es quizás la escena mucho más extraña nunca grabada en una película usual, lo que provoca que los viajes ácidos de la mayor parte de las películas simulen un viaje para conocer el 7-11 en comparación.

5. Lecho de muerte: el lecho que come

https://www.youtube.com/watch?v=tBhsPP06-mA

Por extraño que sea el piano devorador de humanos de Hausu, resulta que el director de cine estadounidense George Barry pensó en algo aún mucho más imbécil en 1972 y pasó cinco años haciéndolo. Dotado de vida gracias a la sangre de una víctima de asesinato, en este momento asimila a la gente con un líquido amarillo, aun si, como se ve en el clip, procuran apuñalarlo con un cuchillo. Cava esa música de sintetizador que utiliza en el momento en que come.

4. Birdemic: pájaros de choque y terror

Esta película de 2010 de James Nguyen, que revela que los poderes de los directivos para alcanzar bastante unicamente se han vuelto mayores en los últimos tiempos, consigue subir la estafa de un éxito de otrora a un nuevo nivel mucho más bajo. Más allá de que regresar a llevar a cabo The Birds de Alfred Hitchcock con una trama ambientalista impresionantemente seria suena habitual, estas no son aves normales. ¡Tienen la aptitud de escupir ácido sobre los humanos que aniquila a multitudes en menos de un minuto! Tienen la aptitud de caer en picado y explotar de formas que explotan, según lo que se nos enseña, ¡desde una bomba de gas hasta un edificio! Ninguna actuación o escritura es ni un uno por ciento mejor, pero la primera toma donde atacan los pájaros es probablemente el segundo mucho más entretenido de la película.

3. Los alienígenas del Creeping Terror

En 1964, esta película exploró la oportunidad de que los extraterrestres enviaran sondas a la Tierra que eran laboratorios móviles inteligentes. Debían emular consumir seres alienígenas, investigar sus cuerpos y después trasmitir datos para asistir en el diseño de armas biológicas para utilizar en ese planeta alienígena. Eso es lo que se piensa que sucede en Creeping Terror (como se revela en las últimas líneas de la última escena). Lo que verdaderamente pasa: lo que semeja ser una parte de un globo de aire ardiente fuera de servicio está cubierto por un conjunto de individuos, mientras que un individuo o 2 están adelante manteniendo una cabeza de papel maché con cilindros que se alargan como rastas. ¡Es un monstruo tan retardado y molesto que la multitud debe contribuir a que se lo coman trepándose a su boca!

2. Ro-Men de Robot Monster

Más allá de que las alfombras vivientes y los extraterrestres con ojos de ping-pong son una cosa, ¿qué hay de los extraterrestres con trajes de gorila y cascos de buceo en la cabeza? En verdad, Robot Monster de 1953 tiene la versión mucho más estúpida y absurda de los extraterrestres, tanto en concepto de qué seriamente ellos como las películas en las que están insisten en ser tomados. En esta película, una pequeña familia de vacaciones es el único conjunto de individuos que escapa del ataque genocida de los Ro-men (que se expone a través de la utilización de imágenes del archivo de la Segunda Guerra Mundial), con lo que Ro-Man pasa la película intentando de localizarlos y matarlos asimismo.

1. The Edge of Hell / Rock N Roll Nightmare’s Demons

De nuevo, solo están en la pantalla a lo largo de unos minutos en el final de esta película de terror de 1987, pero son el 80% de la razón para verla. Antes de eso, la película es una película de fantasía cortadora de galletas donde una banda de metal llamada Tritons dirigida por John Triton va a una granja para grabar algo de música y después muere uno por uno. Entonces el elenco se disminuye a Triton. Su novia Randy es asesinada, y después el demonio toma su forma y entra al estudio de grabación donde Triton se sienta y se broma de él con la desaparición de sus compañeros de banda, sobre lo que Triton se expone indiferente. Lo que ocurre desde ahí verdaderamente no debería describirse (conque no lo voy a hacer).

En concordancia, si verdaderamente tienes que saberlo sin ver el clip …

… Resulta que el líder de la banda es de todos modos un arcángel que descendió a la Tierra. Él pelea con el imbécil títere de Satanás y sus secuaces marionetas demoníacas que semejan formar parte a HR PufnStuf, aun si uno tiene sangre en la boca. Esa riña radica en Satanás lanzando pequeñas estrellas de mar demoníacas a Triton y después peleando con él, lo que semeja verdaderamente injusto puesto que la marioneta de Satanás solamente es con la capacidad de desplazar sus labios, y bastante menos de pelear bien. Verdaderamente provoca que una película que es 80% tedio valga la pena.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *