Los 10 principales líderes de la mafia que no fueron asesinados y murieron muertes normales

Todos hemos oído charlar de la mafia, y varios de nosotros contamos algo de fascinación con la vida de los integrantes de la mafia. Y en el momento en que pensamos en ellos, en su mayor parte imaginamos que fallecieron en prisión, o fueron obligados a “reposar con los peces” o fueron “locos”. No obstante, esta lista muestra a esos esenciales, pero pocos agraciados de la era de la Prohibición que no cumplieron con el destino guardado para personas como ellos, y que en cambio se hallaron con un final habitual, sin fallecer en alguna celda de la prisión, en la silla eléctrica, o abatidos a balazos, pero por causas naturales, en ocasiones aun en el hogar rodeados de su “familia”.

10. Meyer Lansky, contable de la mafia

Nacido el 4 de julio de 1902 en Grodno, Rusia (en este momento Polonia), emigró a los USA en 1911 bajo el nombre de Meyer Suchowljansky y se estableció en la localidad de Novedosa York. En 1920 conoció a Bugsy Siegel y Lucky Luciano. Adjuntado con Bugsy, formaron el “Bug and Meyer Mob”. Después, Lansky llegó a ser popular como entre los “Seis enormes”Adjuntado con Bugsy Siegel, Jacob“ Gurrah ”Shapiro, Louis“ Lepke ”Buchalter, Lucky Luciano y Joe Adonis.

Su inicial “Enorme dinero”Procedió de las operaciones de juego que estableció en Florida, Cuba y Novedosa Orleans. Asimismo fue el hombre que sugirió a Bugsy Siegel a fin de que se encargase de la construcción y administración del hotel y casino Flamingo en Las Vegas, como inversionista.

En la década de 1960, Lansky estuvo implicado en varias ocupaciones delictivas, como drogas, pornografía, extorsión, etcétera. Se estimó que sus características totales estaban cerca de $ 300 millones. En el Ficheros del FBI, un informante asegura el 26 de abril de 1963 que Lansky es increíblemente rico y tiene mucho más puntos en los casinos de Las Vegas que absolutamente nadie. Esos ficheros asimismo señalan que Lansky se encontraba asociado con casi todas las figuras resaltadas conocidas del delito ordenado, y tenía exactamente el mismo rango que las diez primordiales figuras de La Cosa Nostra en los USA.

En 1970 corría el peligro de ser detenido por evasión del impuesto sobre la renta, lo que le logró escapar a Israel. No obstante, no ha podido huír al arresto y fue devuelto a los USA. Más tarde se retiraron los cargos gracias a su mala salud. Meyer murió de cáncer de pulmón en Miami Beach, Florida, el 15 de mayo de 1983, a los 80 años. Más allá de que se estimó que valdrá cerca de $ 300 millones, jamás se halló dinero. Su nieta le ha dicho al creador TJ English que a su muerte, Lansky dejó solo $ 37,000 en efectivo.

9. Johnny “Papa” Torrio nick. “El Inmune”

Nacido el 20 de enero de 1882 en Irsina, Italia, la madre de Torrio emigró con él a los USA tras la desaparición de su padre, en el momento en que tenía un par de años. Se establecieron en Novedosa York y su madre se volvió a desposar después. Su padrastro era dueño de una tienda de comibles, que era un frente de licor ilegal, donde fue contratado como portero. Este rincón fue el comienzo de la carrera criminal de Torrio. En el momento en que era joven se unió a la Banda de James Street. La pandilla se encontraba relacionada con la Five Points Gang, apuntada por Paulo Vaccarelli.

Torrio ahorró bastante dinero y abrió una salón de billar en Brooklyn. El sitio próximamente se transformó en un espacio frecuentado por jóvenes criminales como Al Capone. El éxito de Torrino llamó la atención de Paulo Vaccarelli, quien lo nombró lugarteniente. Paulo Vaccarelli asimismo transformó a Torrio en su aprendiz, convirtiendo a Torrio de un matón callejero en un “hombre de negocios” bien vestido. Tras un tiempo se mudó de Novedosa York a Chicago en el momento en que su tío por matrimonio, Big Jim Colosimo, lo logró segundo al mando. Colosimo controlaba una gran parte del inframundo de Chicago. Su organización era famosa como el traje de la ciudad de chicago.

En 1919, en el momento en que empezó la era de la Prohibición, Colosimo no deseaba ser una parte de la distribución ilegal de licor. Un par de años después, el 11 de mayo de 1921, Colosimo fue ejecutado en el momento en que salía de una asamblea. Absolutamente nadie fue acusado, pero entre los sospechosos era Capone. Tras la desaparición de Colosimo, Johnny Torrio se transformó en el líder del Equipo, y con el apoyo de Capone, la operación de contrabando trajo hasta $ 100 millones al año en el auge de la Prohibición.

Un intento de asesinato el 24 de enero de 1925 envió a Torrio a un semi-retiro en Italia y dejó el Equipo a Capone. Mucho más adelante en su historia, regresó a los USA para ser útil como guía de Lucky Luciano y la familia Genovese en Novedosa York. Se le asigna la creación de el sindicato nacional del delito, que entonces se transformó en la Comisión. En 1939, fue culpado a 2 años de prisión. Tras su liberación se retiró. Murió en el mes de abril de 1957 de un ataque al corazón, a la edad de 75 años, mientras que se encontraba sentado en su silla de barbero.

8. Paul “El camarero” Ricca

Nativo de 1897 en Nápoles, Italia como Felipe DeLucia, cambió su nombre a Paul Maglio y escapó a los USA vía Cuba gracias a un asesinato que cometió. De sendero a USA, conoció a un contrabandista y dueño de un lugar de comidas de Chicago, Joseph “Diamond Joe” Esposito. En el momento en que llegó a los USA cambió su nombre a Paul Ricca y se mudó de Novedosa York a Chicago, y empezó a contrabandear whisky y licor de alcohol ilegal. Diamond Joe próximamente lo nombró jefe de camareros de su lugar de comidas, ganando de esta forma el sobrenombre de “El camarero”. En su tiempo como jefe de camareros, conoció a Al Capone, quien era un cliente recurrente del lugar de comidas. Tras saber a Capone, decidió trabajar para él.

Ascendió muy de forma rápida en las filas de las pandillas y próximamente se realizó amiguísimo de Capone. En el momento en que Capone fue culpado en 1932 por evasión de impuestos y enviado a una prisión federal, Frank “The Enforcer” Nitti se transformó en jefe y Paul Ricca en subjefe. No obstante, Carl Sifakis, historiador del delito, asegura que Ricca era el auténtico jefe de la organización. Sifakis asimismo mencionó que Paul Ricca fue entre los gánsteres mucho más estereotipados nunca producidos por The Chicago Mob. En el momento en que deseaba que matasen a alguien, afirmaba “Haz que se vaya”.

Tras 1950, Ricca empezó a pasar responsabilidades a Tony Accardo, quien era un óptimo amigo, pero en 1957 decidió sustituirlo con Sam Giancana, en tanto que Accardo encaraba cargos por evasión de impuestos y Ricca ha podido haber amado que Accardo tomara un perfil bajo. No obstante, conforme Ricca avejentaba, Accardo empezó a tomar resoluciones de prominente nivel.

En 1959, Ricca fue culpado por evasión de impuestos y sentenciado a 9 años de prisión, pero enigmáticamente fue liberado tras cumplir solo 27 meses. Ricca encaró otra acusación en 1965, de nuevo por evasión de impuestos, pero por último fue absuelto. Se retiró a Detroit, donde murió de un infarto a los 75 años el 11 de octubre de 1972. Se le consideraba “el cerebro” tras las operaciones de Al Capone, Frank Nitti y Tony Accardo.

7. Enoch “Nucky” L. Johnson

Como hijo del alguacil electo del condado de Atlantic, asimismo se unió por fuerza, primero como alguacil y después, en 1908, en el momento en que expiró el orden de su padre, como alguacil. Tras 1911, en el momento en que por el momento no ocupaba el puesto, continuó ocupando otros puestos, como tesorero del condado de Atlantic, recaudador de impuestos del condado, editor de periódicos, directivo de banco, directivo de cervecería y, tras 1945, vendedor de una compañía petrolera.

Era un apasionado de las cosas buenas. Su marca registrada era un clavel colorado fresco en su solapa, y en el invierno, con frecuencia se lo veía con un sobretodo de mapache. Asimismo tenía un asistente personal y un asistencia de cámara alemán. Su cuartel general se encontraba en una suite del noveno piso del hotel Ritz Carlton.

El poder de Enoch alcanzó su punto máximo a lo largo de la era de la Prohibición, en tanto que no se realizó cumplir de forma eficaz en Atlantic City, lo que dejó un negocio de contrabando muy lucrativo. JohnsonLos capital procedían de los porcentajes que conseguía de la venta de licor ilegal y otras ocupaciones, como el juego y la prostitución. Bajo el gobierno de Johnson, Atlantic City era famosa como entre los puertos mucho más enormes para la importación de alcohol ilegal. Él fue el anfitrión de la Charla de Atlantic City en 1929, que fue una asamblea nacional de líderes del delito, como Al Capone, Giuseppe “Joe Adonis” Doto, Hables “Lucky” Luciano y otros. La asamblea fue primordial para hacer la auténtica organización con la que prosperó el sindicato en la primera mitad del siglo XX.

Su reinado llegaría en 1941, puesto que fue acusado de evasión del impuesto sobre la renta. Fue culpado por omitir $ 125,000 en impuestos. Su sentencia fue de 10 años de prisión. Solo cumplió 4 años de su sentencia en el momento en que fue puesto en independencia condicional en 1945. Regresó a Atlantic City, pero decidió no seguir con su “negocio” previo, sino trabajó en ventas para Richfield Oil Company.

Murió el 9 de diciembre de 1968 en el Atlantic Country Convalescent Home en Northfield, Novedosa Jersey. Tenía 85 años.

No puedo hallar a absolutamente nadie en la primera mitad del siglo XX que fuera un jefe tan dominante en su red social “. … “Y era una capacidad en 2 mundos distintas (delito ordenado y política) y fue con la capacidad de transformar esas 2 esferas en solo una cosa “. – Creador Nelson Johnson

6. Tony “Big Tuna” Accardo, asimismo popular como “Joe Batters”

Nacido de inmigrantes sicilianos el 26 de abril de 1906 en Chicago, no tuvo inconvenientes legales hasta 1922, en el momento en que fue detenido por una infracción vehicular. Después se unió a Circus Café Gang, nombre que se le dio a su asamblea en The Circus Café, que era propiedad del gángster John Moore, asimismo popular como Claude Maddox. Tony, como integrante de esta pandilla, se realizó amigo próximo de su compañero, Vincenzo DeMora. DeMora fue ascendido a la banda personal de Al Capone, y como Capone precisaba mucho más soldados para sus operaciones, DeMora respondió por Tony Accardo.

Tony se transformó en un hombre “hecho” en la pandilla de Capone en la primavera de 1926, en el momento en que juró que el juramento de omerta, el código del silencio. Accardo fue ascendido a conductor personal y guardaespaldas tras socorrer la vida de Capone al derruirlo y resguardarlo mientras que los oponentes de Capone les disparaban. En 1931, en el momento en que Capone fue encarcelado por evasión del impuesto sobre la renta, se transformó en caporegime (capitán).

En la década de 1940, Tony Accardo se transformó en el segundo hombre de la organización, en tanto que varios de los primordiales mafiosos fueron enjaulados por su implicación en el Caso de extorsión de Hollywood, teniendo solo a Paul Ricca, quien asimismo era su amigo y asesor, sobre él.

Tony Accardo siempre y en todo momento negó cualquier papel en la mafia de Chicago. En el momento en que Paul Ricca se retiró en 1968, Tony en teoría se transformó en jefe de la mafia, y en el momento en que Paul Ricca murió en 1972, se transformó en la máxima autoridad. Accardo murió a los 86 años el 27 de mayo de 1992 de una patología cardiaca y pulmonar. Su trayectoria criminal englobó múltiples décadas, pero jamás pasó una noche en la prisión.

5. Giuseppe Antonio Doto, popular como Joe Adonis, asimismo popular como “Joey A”, Joe DiMeo “,” James Arosa “,” Joe Adonis “

Nacido el 22 de noviembre de 1902 en Montemarano, Campania, Italia, llegó en 1915 a la localidad de Novedosa York, ilegalmente en barco. Aquí se ganaba la vida robando y robando todo cuanto podía. A temprana edad conoció a Converses “Lucky” Luciano, y los 2 se hicieron buenísimos amigos. En la década de 1920, mientras que Luciano proseguía haciendo un trabajo para Joe Masseria, Joe Adonis se quedó y decidió trabajar para el jefe de la mafia Frankie Yale, que controlaba una gran parte de las ocupaciones delictivas en Brooklyn.

Una vez que Luciano dispusiese el homicidio de Masseria en 1931, con la contribución de Joe Adonis, Luciano tomó el control de la familia de Masseria y formó el Sindicato Nacional del Delito (La Comisión). Joe Adonis fue nombrado integrante de la junta directiva de esta organización y, por ende, recibió un sinnúmero de poder.

Adonis estableció su sede en su lugar de comidas, Joe’s Italian Kitchen. Desde aquí se las arregló para conseguir millones de dólares americanos en ganancias de todo género de operaciones como prostitución, juegos de azar, etcétera., y en 1932 se encontraba controlando Brooklyn. En 1944, Adonis trasladó su sede de Brooklyn a Novedosa Jersey, otro lugar de comidas llamado Duke’s Lugar de comidas, situado en Cliffside Park.

Adonis logró eludir la prisión hasta 1951, en el momento en que se vio obligado a declararse culpable de violar las leyes estatales de juego. En 1956, en el momento en que encaraba cargos por perjurio, Adonis accedió a ser deportado a Italia. Adonis vivió una vida de mucho lujo en su villa de Milán, y esporádicamente se reunió con su amigo de siempre Hables Luciano. Asistió a una misa de réquiem por la desaparición de Converses Luciano, donde, con lágrimas en los ojos, presentó un último homenaje floral a su amigo con el mensaje “¡Hasta entonces, Pal!”.

El 20 de junio de 1971 fue exiliado por un tribunal de Milán a la localidad de Ancona. Seis meses después, el 26 de noviembre, Murió de causas naturales a la edad de 69 años. Sus restos fueron devueltos a los EE. UU.

4. Raymond Loreda Salvatore Patriarca, Sr.

El jefe de la Familia Patriarca en Novedosa Inglaterra a lo largo de prácticamente 30 años nació en Massachusetts, 1908, de inmigrantes italianos. Su trayectoria criminal empezó desde una edad temprana, y en la década de 1930 se le dio el estatus de “Enemigo Público No. 1”, pero al emplear sus conexiones políticas ha podido conseguir un perdón. A lo largo de la década de 1940, Patriarca se encontraba en un ascenso de poder, y una vez que Philip Bruccola, el jefe de la familia, escapara del país para eludir el enjuiciamiento, Patriarca tomó su rincón como jefe.

A lo largo de su trayectoria fue detenido mucho más de 30 ocasiones por cargos que iban desde contrabando hasta conspiración e inclusive asesinato, y cumplió múltiples penas de cárcel. Los últimos cargos que encaró fueron en 1983 por organizar el homicidio del ladrón Ray Curcio, el hombre que penetró en la vivienda del hermano de Patriarca, Joseph. Un año después, fue detenido por otro asesinato, el de Robert Candos, otro ladrón. No fue culpado por este, en tanto que El murió de un ataque al corazón antes del comienzo de las pruebas. Tenía 76 años. El poder fue heredado por su hijo, Raymond Patriarca Jr.

3. Joseph “Joe Bananas” Bonanno

Bonano nació el 18 de enero de 1905 en Castellammare del Golfo, Italia en una vigorosa familia siciliana, con lo que consiguió “asientos de primera fila” para ver a los hombres de honor – “hombres de la vieja tradición”- el nombre que tiene relación a los integrantes de la mafia siciliana.

Bonano se mudó a los USA en el momento en que tenía 3 años, pero solo por un corto tiempo, pues 4 años después su familia debió regresar a Italia gracias a las crecientes tensiones entre su familia y el contrincante Buccellatos. Bonano perdió a sus 2 progenitores en el momento en que era un joven. Entonces pasó a ser marinero, pero el ascenso al poder de Benito Mussolini logró que lo suspendieran por sus ocupaciones antifascistas. Como resultado, debió escapar del país y regresar a USA.

Al poco tiempo, Bonano se implicó en el contrabando y prosiguió haciendo un trabajo para Salvatore Maranzano como ejecutor. Bonano fue de mucha ayuda para Maranzano en la Guerra de Castellammarese, pero en el momento en que la guerra acabó con el homicidio de Maranzano, Bonano se encargó de su familia criminal (que después se conocería como la familia Bonano). Durante los años, Bonano luchó por poder la respetabilidad capitalizando en una secuencia de negocios lícitos que lo asistieron con sus ocupaciones ilegales.

Después de cumplir ocho meses en 1983 por obstrucción a la justicia, se publicó su biografía “Un hombre de honor”, ​​lo que encolerizó a el resto líderes de la mafia neoyorquina, en tanto que se estimó que rompió el código omerta (código de silencio). Su autobiografía llamó la atención del entonces fiscal de distrito estadounidense Rudy Giuliani, quien deseaba que Bonano testificara sobre sus conexiones delincuentes. Como Bonano se negó a cumplir, recibió una lástima de 14 meses en un centro médico federal. Tras su liberación en el mes de noviembre de 1986, se mudó a su casa en Tucson. Se encuentra dentro de los pocos integrantes de la mafia que llegó a retirarse de la mafia.

Murió de un ataque al corazón el 11 de mayo de 2002 a la edad de 97 años en Tucson. A su funeral fueron 300 personas. A Bonanno se le asigna la creación del “ataúd doble”, un ataúd con un divido particular para liberarse de un cadáver bajo otro cuerpo dispuesto para el entierro. Además de esto, se estima que fue entre las inspiraciones para el personaje de Vito Corleone en la novela de Mario Puzo, El Padrino.

2. Alphonse Gabriel “Al” Capone, asimismo popular como Scarface

Nacido el 17 de enero de 1899 en Brooklyn, Novedosa York, Capone no era como el gángster frecuente de principios del siglo XX que procedía de ámbitos depauperados. Procedía de una familia inmigrante profesional respetable, y pensamos que la carrera que prosiguió no podría haberse sosprechado de manera fácil.

La carrera de Capone está relacionada a saber a John “Papa Johnny” Torrio, quien se transformó en guía de Capone, enseñándole las “herramientas del trabajo” en el delito ordenado, en especial en el negocio del delito ordenado. Capone se unió a Torrio Chicos de la calle James y después el Pandilla de cinco puntos, transformándose en portero en locales como burdeles. A los 20 años, se mudó a Chicago, siendo llamado por Torrio, quien se mudó allí en 1909 para asistirlo a dirigir el negocio de los burdeles de Chicago. No se conoce precisamente, pero podría ser Capone quien asesinó al jefe de Torrio, Big Jim Colosimo, en 1920, prestando asistencia a Johnny Torrio a transformarse en el nuevo jefe.

El ascenso de Capone empezó en el momento en que empezó la era de la Prohibición, con lo que se abrieron novedosas operaciones de contrabando que atrajeron una enorme riqueza. En 1927, la riqueza de Capone se estimó en cerca de $ 100 millones. En 1925, en represalia por un intento de asesinato, Johnny Torrio fue atacado y dificultosamente herido por la banda North Siders. Recuperándose de manera lenta de este intento, entregó el poder a Capone y se trasladó a Europa.

Tras el nuevo poder encontrado, Capone trasladó su sede al lujoso Metropole Hotel, en tanto que deseaba ser mucho más aparente y algo tal como una celebridad. Capone, vistiendo trajes hechos a medida, tomando comida y bebidas gourmet, realizando donaciones a distintas organizaciones beneficiosas, empezó a tener una imagen que atraía a la multitud. Pero su imagen iba a padecer bastante, con ciudadanos predominantes demandando acciones del gobierno central, después de los múltiples homicidos de 6 North Siders y mecánico en 1929; homicidos que fueron nombrados “La matanza de San Valentín”.

Las ocupaciones de Al Capone atrajeron la atención del presidente Herbert Hoover, quien le ha dicho a su secretario del Tesoro, Andrew Mellon, en el mes de marzo de 1929, que deseaba a Capone en la prisión. En el mes de junio de 1931, Capone fue acusado de evasión de impuestos federales sobre la renta, juzgado y culpado a 11 años de prisión. Su reinado de siete años como jefe del delito acabó en el momento en que tenía 33 años.

Entró en la penitenciaría de Atlanta en el mes de mayo de 1932, pero fue movido a Alcatraz. Desde el primer periodo de su sentencia, Capone empezó a enseñar signos de demencia sifilítica. La salud de Capone se deterioró y se sintió confundido y desorientado. Fue dado de alta tras 8 años y se mudó al Hospital de Baltimore, y después a su propiedad en Florida. En 1946, su médico y un psiquiatra de Baltimore concluyeron que Capone tenía la forma de pensar de un niño de 12 años. Murió el 25 de enero de 1947 en Palm Island, Florida, a la edad de 48 años gracias a un derrame cerebral y una neumonía sin nada de su poder y también predominación precedentes.

Gracias a su imagen publicitada, se transformó en el mafioso mucho más popular de la historia estadounidense, pero no en nuestro número uno en la lista.

1. Salvatore Lucania (popular como Hables “Lucky” Luciano)

Nacido el 24 de noviembre de 1897 en Lercara Friddi, Italia, Luciano se mudó a la localidad de Novedosa York con sus progenitores en 1906. Solo tomó un año para Luciano meterse en el delito. Entonces, a la edad de 10 años, se encontraba atracando, robando y extorsionando a la multitud. Asimismo tenía 10 años la primera oportunidad que vio la vida después de las rejas, fue en el momento en que pasó 6 meses en la prisión por vender heroína.

Las cicatrices de su rostro se debían a las lesiones que padeció en 1929 por haber subsistido a un “viaje de ida”. Fue secuestrado por 4 hombres en un automóvil, golpeado, apuñalado, decapitado y dejado por fallecido en una playa de Staten Island.

El alias de “Lucky” se ganó por su suerte en los juegos de dados y por el éxito de omitir el arresto. Haciendo un trabajo en grupo con Frank Costello y Meyer Lansky y otros jóvenes gánsteres, después se unió al jefe del delito Giuseppe “Joe the Boss” Masseria en 1920, y en 1925, a los 28 años, se transformó en teniente primordial, responsable de contrabando, prostitución y narcóticos. etcétera.

Pero Luciano no es popular en la historia por su edad de comienzo en el negocio del delito, o por subsistir al “viaje de ida”, sino más bien por el papel que jugó en la batalla entre Giuseppe Masseria y Salvatore Maranzano. La guerra fue instigada por Salvatore Maranzano en su intento, que logró por un corto tiempo, transformarse en “Jefe de Jefes”. La guerra se llamó la guerra de Castellammare, el nombre del sitio de nacimiento de Salvatore Maranzano, y su final llevó al lugar de la mafia actualizada.

Pero la iniciativa de que Maranzano sea el nuevo “Jefe de jefes” no encajaba bien con Luciano. Conque seis meses después (10 de septiembre de 1931) logró matar a Maranzano con el apoyo de Meyer Lansky y otros 4 pistoleros. Luciano era en este momento, sin búsqueda directa del título, el “Jefe de jefes”.

Luciano no deseó el títuloEntonces, para impedir guerras futuras como la de Castellammare, estableció un convenio de poder compartido llamado “La Comisión”, un conjunto de cinco familias de la mafia. La familia Genovese (la familia de Lucky), Profaci (en este momento Colombo), Gagliano (en este momento Lucchese), Maranzano (en este momento Bonano) y la familia de Vincent Mangano (en este momento Gambino).

La segunda condena se causó en 1936. Fue acusado, juzgado y culpado por su imperio de putas y expolies. La sentencia fue de 30 a 50 años. Luciano prosiguió rigiendo desde el interior de la prisión, y en 1946, después de que en 1942 asistió a el intelecto de la Armada a terminar al sabotaje en los muelles que logró reventar el avión de gran lujo Normandie, su sentencia fue conmutada y fue deportado a Italia, donde se instaló. en Roma.

Murió en el campo de aviación de Capodichino en Nápoles en 1962, donde se reunirá con Martin Gosch sobre una película fundamentada en su historia. Tenía 64 años. Mucho más de 2000 débiles fueron a su funeral. En 1998, la gaceta Time nombró a Hables “Lucky” Luciano “cerebro criminal” y lo incluyó entre los 20 constructores y gigantes mucho más predominantes del siglo XX.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *