Los 10 programas más extraños de la CIA

Durante los años, la Agencia Central de Sabiduría estadounidense se ganó la reputación de ser la agencia de sabiduría del gobierno de mayor alcance, sofisticación y efectividad del mundo. Al tiempo, la CIA asimismo se hizo famosa por su increíble paranoia y propensión a arrancar proyectos costosos, en ocasiones ilegales y, con frecuencia, claramente absurdos representando a conseguir una virtud sobre la rivalidad. Desde gatos espías hasta hippies psíquicos, los próximos son diez de los programas de espionaje mucho más extraños que el gobierno propuso y financiado durante los años.

10. Gato acústico

La mayor parte de la multitud no pensaría en el gato familiar común como un potencial profesor del espionaje, pero la CIA sí lo logró. En la década de 1960, diríase que el intelecto estadounidense gastó mucho más de 20 millones de dólares americanos en “Acoustic Kitty”, un emprendimiento de prominente misterio que usaba gatos como gadgets de grabación. El emprendimiento tomó un conjunto de gatos singularmente entrenados y micrófonos, antenas y baterías colocados quirúrgicamente en sus colas, y después los soltó cerca de la embajada rusa. La iniciativa era que un gato sencillo pudiese arrimarse a conjuntos de gobernantes marxistas y oír su charla, que entonces podría trasmitir a los agentes con su complejo equipo de radio. El plan al final se puso en práctica, pero el primer gato

enviado al campo en teoría fue arrollado por un taxi antes que pudiese llevar a cabo una grabación, y la operación ‘Acoustic Kitty’ fue dejada poco después.

9. Operación Mockingbird

Entre los programas mucho más ambiciosos y claramente insidiosos nunca lanzado por la CIA fue la Operación Mockingbird, un emprendimiento de publicidad que se incorporó a inicios de la década de 1950. Fue una compañía masiva donde hasta 3.000 agentes y ayudantes de la CIA procuraron conseguir cierto control de la prensa libre nutriendo a conjuntos distinguidos de noteros con información y usando periódicos nacionales y extranjeros para filtrar el género de historias que llegaban al público. En su auge, el software incluía a escritores del New York Times, Newsweek y Time Magazine entre sus filas, y se afirmaba que tenía una predominación importante en hasta 25 periódicos esenciales. El software asimismo tuvo un enorme encontronazo en el exterior, puesto que cumplió una función esencial al contribuir a influir en la opinión pública en el periodo previo al eventual derrocamiento del presidente izquierdista de Guatemala. La Operación Mockingbird continuó teniendo un efecto esencial en los medios de todo el planeta a lo largo de los años 50, y no fue hasta los 60 en el momento en que una sucesión de documentales de cronistas de investigación sacaron a la luz el software.

8. Operación Gold

Los cables telefónicos intervenidos se presentan a la prensa.

Entre las operaciones de sabiduría mucho más valientes de la Guerra Fría fue la Operación Oro de 1953, que fue un esfuerzo grupo entre la CIA y el MI6 británico para piratear las líneas telefónicas de la sede soviética en Berlín Oriental. Esto requirió la construcción de un colosal túnel de 450 metros de largo que se cruzaría con un cruce telefónico subterráneo. La preparación del túnel tomó seis meses y también implicó una cantidad importante de peligros y subterfugios. Pero en el momento en que se realizó, la CIA procedió a grabar esmeradamente hasta 50.000 diálogos telefónicas en el lapso de prácticamente un año. ¿El inconveniente? Un topo de el intelecto británica había sobre aviso a la KGB sobre la Operación Oro antes aun de que el túnel estuviese terminado, y los soviéticos les habían estado ofreciendo información falsa en todo momento. En 1956, los soviéticos asaltaron el túnel y lo cerraron, y la operación por último provocó una enorme disputa entre las comunidades de sabiduría estadounidense y británica.

7. Operación Northwoods

Del artista gráfico Mack White, la historia de Operation Northwoods

A inicios de la década de 1960, en el momento en que la Guerra Fría se encontraba en pleno auge y el temor al comunismo era desenfrenado, se ha propuesto un plan llamado Operación Northwoods en la CIA estadounidense. Resumiendo, solicitó al gobierno que llevara a cabo una sucesión de acciones terroristas violentas en ciudades estadounidenses, incluidos atentados con bombas, raptos, altercados falsos y boicots, todo lo que entonces podría atribuirse a Cuba. Esto produciría acompañamiento para una guerra contra los marxistas y conduciría a una eventual operación militar para sacar a Fidel Castro del poder. El plan fue redactado y firmado por el Estado Mayor Grupo y anunciado al presidente John F. Kennedy, quien lo rechazó en lo personal y más tarde fue descuidado. A lo largo de años, la Operación Northwoods existió como un rumor, pero al final se descubrió que era cierto en el momento en que los documentos ultrasecretos que describían el plan se hicieron públicos en 1997 como una parte de una publicación de documentos gubernativos relacionados con el homicidio de Kennedy.

6. Emprendimiento Pigeon

Entre los programas militares supuestamente mucho más absurdos de siempre ocurrió a lo largo de la Segunda Guerra Mundial, en el momento en que el gobierno reclutó al popular sicólogo conductual BF Skinner para procurar entrenar palomas para su empleo en un sistema de guía de misiles. En ese instante, Skinner era popular como uno de los más importantes practicantes del condicionamiento operante, un sistema que utilizaba la recompensa y el castigo como un medio para supervisar la conducta. Con estas ideas en cabeza, Skinner puso una sucesión de palomas en especial entrenadas en misiles. Una cámara en la parte frontal del misil registró su trayectoria de vuelo, que entonces se proyectó en un display a fin de que la paloma la viese. Los pájaros fueron entrenados para admitir el propósito pensado del misil, y picotearían la pantalla si se desviaba del rumbo. Esta información se envió a los controles de vuelo del arma, que entonces se cambiarían para reflejar las novedosas coordenadas. Inicialmente, Skinner recibió $ 25,000 para arrancar el emprendimiento y, en verdad, logró realizar ciertos adelantos inferiores con él. Pero los gobernantes del gobierno jamás lograron sobrepasar el evidente absurdo del programa, y ​​al final se cerró. Crédito de la imagen: http://www.psywarrior.com/

5. Operación Clímax de medianoche

A inicios de la década de 1960, la civilización juvenil estadounidense se encontraba empezando a presenciar con drogas psicotrópicas como el LSD, exactamente la misma la Agencia Central de Sabiduría. Operation Midnight Climax fue entre los intentos mucho más absurdos y también ilegales del gobierno de evaluar los probables usos de drogas como el ácido administrándolas a ciudadanos desprevenidos. El software se ejecutó desde una compilación de viviendas francas en Novedosa York y California. Se usaron putas para captar los jóvenes a las viviendas, instante en el que se les dio comida o bebida enriquecida con LSD y otras drogas y se los puso en una habitación con un espéculo de 2 vías donde se podía ver su accionar. Midnight Climax fue fundamentalmente un programa en fase de prueba desarrollado para monitorear los probables usos tácticos de las drogas psicotrópicas y el chantaje sexual en el campo, pero aun en la Agencia fue discutido y se cerró tras solo unos pocos años. La mayor parte de los ficheros relacionados con la operación fueron destrozados, pero ciertos subsistieron y, a inicios de los 70, los ficheros relacionados con Midnight Climax y otros muchos programas ilegales de la CIA salieron a la luz en una conocida historia del New York Times.

4. El Emprendimiento Stargate

El Emprendimiento Stargate de 20 millones de dólares americanos fue un término general usado para detallar un sinnúmero de ensayos y también indagaciones psíquicos emprendidos por el gobierno de los USA entre los años 70 y 90. El mayor propósito del Emprendimiento Stargate era investigar la posibilidad científica de la “visión recóndita”, que es la aptitud psíquica de presenciar acontecimientos a enormes distancias. El software, que asimismo estudió las capacidades psíquicas como las vivencias extracorporales y la clarividencia, evaluó a los sujetos sobre su aptitud para adivinar acontecimientos futuros y leer documentos ocultos. El Emprendimiento Stargate comúnmente tenía los servicios de entre 3 y 22 sujetos al unísono, varios de los que consiguieron evaluar con una calificación de precisión hasta un 15% mucho más alta que la regla. Aún de esta forma, si bien ciertos competidores aseguraron haber pronosticado adecuadamente los primordiales acontecimientos mundiales como asaltos militares y ocasiones de rehenes, el software descubrió que los espectadores recónditos y los llamados telépatas todavía estaban equivocados cerca del 80 por ciento de las ocasiones, y en 1995 la CIA anuló el Emprendimiento Stargate. para bien.

3. Operación Mangosta

Acta de la reunión del Grupo Especial sobre la Operación Mangosta, 4 de octubre de 1962, página 1.

A inicios de los 60, la Cuba comunista se transformó en uno de los más importantes campos de guerra de la Guerra Fría, y su presidente Fidel Castro llegó a ser considerado entre las figuras políticas mucho más peligrosas de todo el mundo. Una vez que fracasaron los primeros intentos de deponer a Castro por la fuerza, la CIA instauró la Operación Mangosta, que era una guerra segrega de publicidad y sabotaje desarrollada para sacar al líder cubano del poder. La Operación Mangosta tuvo un alcance claramente extenso y también incluyó proyectos para fingir asaltos contra los asilados cubanos, proveer armas a los conjuntos de oposición y eliminar la cosecha de caña de azúcar de Cuba. Asimismo incluyó múltiples intentos de matar o desacreditar a Castro en la prensa, todos los que fue mucho más elaborado y absurdo que el próximo. La Agencia consideró, entre otras muchas cosas, envenenar el suministro personal de puros de Castro, plantar explosivos disfrazados de conchas marinas en sus sitios preferidos para nadar y también inyectarlo con una substancia química mortal con una aguja hipodérmica disfrazada de boli. Aún mucho más extraños fueron los tiene planeado desacreditar a Castro frente a la opinión pública, lo que incluía una iniciativa para rociar una investigación de televisión con psicotrópicos antes de entre los alegatos retransmitidos por televisión ​​del líder, e inclusive poner químicos en su ropa que harían que se le cayese la conocida barba. El prácticamente desastre de la Crisis de los Misiles de Cuba puso en suspenso la Operación Mangosta y, tras un convenio entre Kennedy y los soviéticos, fue aproximadamente dejada.

2. Emprendimiento MKULTRA

Entre los programas gubernativos mucho más alarmantes y el forraje de incontables teorías de conspiración, el Emprendimiento MKULTRA fue un programa de la CIA arrollador y ultrasecreto iniciado a inicios de la década de 1950 que incluía ensayos de “interrogatorio químico” y control mental. Resumiendo, MKULTRA era un plan que procuraba emplear drogas, agobio psicológico y métodos de interrogación extraños para conseguir información, supervisar el accionar e inclusive modificar la función cerebral. Hasta hoy, una gran parte de la información sobre el emprendimiento continúa clasificada, pero lo que sí entendemos es que el software implicó la prueba y también interrogatorio de ciudadanos privados, de manera frecuente sin su conocimiento o permiso, al servicio de conocer si algunas drogas podrían o no. ser utilizados ​​como sueros de la realidad. Esto incluyó regentar a los sujetos enormes dosis de LSD, anfetamina y mescalina, tal como terapia de choque. En un caso, en teoría a los sujetos se les administró ácido a lo largo de 77 días seguidos en un intento de evaluar los efectos de la exposición prolongada a la sustancia. Sobran las teorías de la conspiración sobre los objetivos reales del emprendimiento, y ciertos aseguran que era un programa para diseñar asesinos zombis a través del control mental y el lavado de cerebro. Alguna información sobre MKULTRA por último salió a la luz a inicios de los años setenta, en el momento en que los reportes de novedades sobre los abusos de poder de la CIA llevaron a una comisión del Congreso. El emprendimiento se cerró más tarde, pero bastante gente aseguran que todavía hay programas afines de la CIA hasta hoy.

1. La invasión de Bahía de Cerdos

Fotografía de reconocimiento aéreo estadounidense de un sitio de lanzamiento de misiles balísticos de mediano alcance en San Cristóbal, Cuba, el 1 de noviembre de 1962 durante la crisis de los misiles cubanos.

Por puro absurdo, despilfarro y también infamia, pocos proyectos de la CIA se equiparan con la errada invasión de Bahía de Cerdos de 1961. El software fue entre los primeros y mucho más valientes intentos de deponer al líder comunista cubano Fidel Castro, pero asimismo fue el mucho más garrafal sin éxito. Empezó en 1960, en el momento en que la CIA, con la autorización del presidente, empezó a planear un intento de derrocamiento del gobierno cubano. Para remover cualquier vínculo con USA, el ataque sería perpetrado por un ejército de asilados cubanos en especial entrenados por la CIA. Después de una sucesión de asaltos aéreos de distracción, el 17 de abril de 1961, un conjunto de transportes de tropas anfibias aterrizó en una playa de Bahía de Cerdos y empezó a bajar su cargamento de 1.300 guerrilleros asilados. El plan era que se reunieran con una banda mucho más pequeña de paracaidistas que se dejarían caer poco tras su llegada, pero desde el comienzo su plan fue trágicamente inoportuno. Para comenzar, el intelecto cubana ahora se encontraba alerta de la invasión planeada, y esto significó que en el momento en que las tropas exiliadas desembarcaron fueron prácticamente instantaneamente atacadas. Para añadir a los inconvenientes de la fuerza, el mal tiempo, los arrecifes de coral y los pantanos cubanos de forma rápida demandaron la mayor parte de sus equipos. En suma, precisamente 2.000 cubanos fallecieron a lo largo de la invasión, al paso que mucho más de 100 integrantes del ejército en el exilio fallecieron en acción. Los 1.200 sobrantes fueron apresados y enjaulados, y ciertos fueron más tarde ejecutados por orden de Castro. Mucho más de un año después, el resto fue liberado en lugar de 53 millones de dólares estadounidenses en alimentos y medicinas para el pueblo cubano. Los efectos de Bahía de Cerdos fueron de enorme alcance. Múltiples gobernantes estadounidenses renunciaron por su participación en él, y varios le han atribuido el incremento de la determinación del gobierno cubano y el promuevo de una severa desconfianza en la política exterior estadounidense en los años siguientes.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *