Los discursos más importantes que el público nunca escuchó

Es bueno estar listo. Jamás se conoce con seguridad de qué forma resultará una enorme resolución, con lo que ha de estar listo para cualquier cosa. O sea singularmente cierto si debe comunicar una victoria o una catástrofe al planeta; deseas tener un alegato listo para no recurrir al estilo libre al rapear en una declaración de guerra. El destino dictaba que estos alegatos no se pronunciaran, pero habrían sido bien conmemorados si lo hubiesen hecho.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *