Los espadachines más grandes de la historia

Opuesto a qué Game of Thrones nos haría opinar, los espadachines extraordinariamente hábiles fueron pocos y distantes entre sí en la historia. En contraste a armas como el arco y la flecha y la lanza, la espada necesita una cantidad inusual de capacidad para ser bueno. Aun entonces, su empleo en el campo de guerra es con limite, puesto que es mucho más conveniente para duelos uno contra uno que para el combate coordinado apoyado en entidades.

Eso, no obstante, no lo realiza totalmente inútil. En verdad, antes de la llegada de la pólvora, la espada era un arma cuerpo a cuerpo extraordinariamente mortal a cargo de esos que podían estudiar a manejarla. Hay una razón por la que varios de los guerreros mucho más conocidos de la historia asimismo fueron varios de los mejores espadachines.

Como es natural, es realmente difícil comprender quiénes eran todos; la espada es, tras todo, entre las mucho más viejo armas que conocemos. No obstante, es viable elegir los más destacados de los registros que contamos, que es exactamente lo que pretendemos llevar a cabo. Estas son nuestras selecciones para los diez espadachines mucho más hábiles que nunca hayan existido.

10. Donald McBane

Decir que Donald McBane, quizás de los mejores profesores de esgrima de Europa, vivió una vida llena de hechos sería quedarse corto. Nativo de Inverness en 1664, se escapó de casa a los 23 años y se alistó en el ejército británico. Su primera cita con el combate ordenado sucedió en la Guerra de Mulroy en 1688, donde luchó del lado de los Mackintosh contra los Macdonalds, 2 de los clanes de las tierras altas escocesas mucho más poderosos de la temporada. Más allá de que perdieron la guerra, para McBane, fue solo el comienzo.

Proseguiría librando muchas peleas para el ejército británico no solo en Escocia, sino más bien en toda Europa, incluyendo la Guerra de los Nueve Años contra Francia. Recogió la espada tras un desafío con su gobernador para solucionar un disputa de pago. Tras años de práctica, se volvió tan bueno en eso que próximamente, se encontraba retando y triunfando a varios de los profesores de esgrima mucho más populares en duelos en toda Europa.

Donald McBane acabaría abriendo muchas academias de esgrima, burdeles, garitos de juego y otros muchos establecimientos en todo el conjunto de naciones en los próximos años. Su autobiografía de 1728: El compañero del especialista espadachín – todavía es de los mejores tratados de esgrima nunca escritos.

9. Rodrigo Diaz De Vivar

Más allá de que hay un enfrentamiento sobre dónde nació precisamente Rodrigo Díaz De Vivar, según la historia de historia legendaria, probablemente fue Vivar del Cid, una localidad castellana en lo que el día de hoy es España. No obstante, poseemos registros fiables de la presencia de El Cid, puesto que asimismo pertence a los héroes mucho más insignes de la crónica de España.

Rodrigo se crió en la corte del rey Fernando I de Castilla en el siglo XI, y velozmente se ganó una reputación por su excepcional capacidad con el sable y lanza peleando como vencedor del rey desde muy joven. No obstante, su auténtica capacidad residía en la estrategia militar, puesto que todavía es entre los pocos en general en la historia europea que jamás perdió una guerra.

Más allá de que sirvió en varios bandos como señor de la guerra mesnadero tras la desaparición del Rey en 1065 – realizando irrealizable ofrecer a sus lealtades un color espiritual, o aun nacionalista – Rodrigo todavía es recordado como un héroe nacional en toda España por su papel en la expulsión de los moriscos de Valencia. Eso no duró, no obstante, en tanto que la localidad fue recapturada solamente tres años tras su muerte en 1099.

8. Tsukahara Bokuden

Tsukahara Bokuden fue un reconocido guerrero samurái a lo largo de la era Sengoku, un periodo tumultuoso en la historia de Japón a lo largo de la Shogunato Ashikaga, en el momento en que el país se encontraba dividido y controlado ciertamente por un puñado de poderosos señores de la guerra llamados daimyos. Tsukahara Bokuden, uno de los múltiples enormes luchadores samuráis que brotaron de esta era, aprendió por su cuenta desde muy joven, e inclusive desarrolló su estilo de pelea llamado Kashima. Shinto-Ryu – o el estilo de ‘corte único’.

A lo largo de su trayectoria militar bajo su daimyo, Bokuden ganó duelos contra varios luchadores legendarios de la temporada, ganando velozmente una reputación como de los mejores luchadores con espada en todo El país nipón. Abrió una escuela tras su jubilación para otros espadachines prometedores, lo que paralelamente inspiró a muchas otras academias de manejo de la espada japonés en los años siguientes a su muerte en el 83 años.

7. “Mad Jack” Churchill

John Malcolm Thorpe Fleming Churchill fue un oficial del ejército británico a lo largo de la Segunda Guerra Mundial. Asimismo popular como “Mad Jack” Churchill, era popular por su estilo único de pelea. En la mayoría de los casos, entraba en la guerra tocando una gaita, seguido de llevar a su unidad a un cargo con su espada ancha o arco. Puede escucharse absurdo para esa temporada, si bien asimismo era un comandante hábil, que de manera frecuente tuvo éxito en sus incursiones contra los puestos avanzados nazis a lo largo de la guerra.

Mientras que fue llamado ‘Jack desquiciado‘gracias a su audaz estilo de pelea, Churchill fue indudablemente un oficial exitoso, ganando varios encomios por sus acciones durante la guerra. Es posible que no tenga ninguna oportunidad contra ningún otro espadachín en esta lista en concepto de pura capacidad, pero a lo largo del tiempo en que vivió, Churchill precisamente fue de los mejores espadachines vivos.

6. Tomoe Gozen

Tomoe Gozen pertenecía a una clase de guerreras samuráis en el El país nipón premoderno llamado el onna musha. Encontrarías referencias a ella en películas, libros, juegos para videoconsolas, poemas, etcétera. en todo El país nipón, en tanto que todavía se la recuerda como de las mejores luchadoras de la historia de Japón. Su arma escogida fue la katana, si bien diríase que fue una capaz arquero, asimismo.

No entendemos bastante sobre su historia temprana gracias a la carencia de registros, si bien entendemos que en algún instante del siglo XII, fue acogida por un general de la Clan Minamoto – Minamoto no Yoshinaka – como concubina. De manera rápida probó su capacidad como luchadora y ascendió en los rangos militares, y próximamente dirigió sus entidades samuráis.

Más allá de que entendemos que Tomoe luchó con Yoshinaka a lo largo de su rebelión contra el clan gobernante Taira en el siglo XII, los registros no están claros sobre de qué manera acaba su crónica. Entendemos que Yoshinaka al final fue derrotado en guerra por integrantes de su familia. Más allá de que ciertas ediciones de la historia comentan que Tomoe murió con él en el campo de guerra a lo largo del Guerra de Awazu en 1184, otros aseguran que Yoshinaka le había pedido que retirada antes que él tomara su situación final, y ella vivió el resto de su historia como una monja.

5. Fiore dei Liberi

Como otros muchos espadachines de esta lista, no entendemos bastante sobre dónde o cuándo nació Fiore dei Liberi, si bien tenemos la posibilidad de inferir que fue en algún instante en la época del siglo XIV por sus proyectos. Asimismo entendemos que fue de los mejores profesores de la espada en Europa a lo largo de la temporada medieval, y sus ensayos y libros ilustrativos prosiguen siendo ciertas guías mucho más viejas que se preservan sobre el manejo de la espada en la temporada medieval y renacentista.

Los registros tampoco están claros sobre cuándo precisamente Liberi tomó la espada, si bien entendemos que medró en una vivienda real y se adiestró desde la niñez. Era inusual en eso, y ahora había predeterminado una reputación como un excelente profesor de artes marciales por 1383.

Seguiría viajando por Europa en los próximos años, enseñando a los nobles de las viviendas reales, conociendo a otros profesores y aprendiendo múltiples técnicas distintas en el sendero. Sus libros, en especial el Fior di Battaglia, o el Flor de guerra – son populares por sus especificaciones detalladas y también ilustrativas. Ciertas de sus técnicas fueron tan predominantes que todavía se usan para el entrenamiento en academias de esgrima de todo el planeta.

4. Ito Ittosai Kagehisa

Ito Ittosai Kagehisa nació a fines del periodo Sengoku en el El país nipón del siglo XVI. Más allá de que no conocemos los datos precisos de su historia temprana, sí entendemos que las capacidades y técnicas que desarrolló durante su historia lo transforman en de los mejores espadachines de la historia. El estilo de pelea que fue vanguardista – Itto-ryu, asimismo popular como el estilo ‘One Sword’ – todavía es entre las academias mucho más predominantes de la esgrima de Japón, en tanto que dio origen a otros muchos estilos populares hoy en día.

Como otros muchos hábiles espadachines de la temporada, Kagehisa pasó una gran parte de su tiempo viajando de un espacio a otro y batiéndose en desafío con otros hábiles espadachines durante su historia. Recogió múltiples estilos de pelea en el sendero y, al final, desarrolló su escuela de pelea única. Itto-ryu al final se realizó tan habitual que fue escogida como entre las 2 academias oficiales de pelea. a lo largo del Shogunato Tokugawa.

3. Johannes Liechtenauer

Se cree que Johannes Liechtenauer es el padre de las primeras artes marciales de europa, si bien, raramente, no nos encontramos completamente seguros de su vida. No hay registros de su historia en el dominio público, y todo cuanto entendemos sobre él es por medio de referencias de otra gente.

No obstante, desde esos registros, no hay duda de que Liechtenauer no solo existió, ha podido ser el principal creador de toda la escuela alemana de esgrima. Un estilo de esgrima que brotó en las zonas alemanas del Santurrón Imperio De roma en algún instante del siglo XIV, la primera famosa manuscrito relacionados con la escuela fue escrito por él, aun si el archivo real se ha perdido en el tiempo.

Liechtenauer era un especialista en la espada de 2 manos, pero sus enseñanzas incluían normas sobre otras armas asimismo, como cuchillos, bastones, etcétera. Viajó bastante y su técnica se desarrolló tras entender y batirse en desafío con profesores de cerca del planeta.

2. Hattori Hanzo

El nombre ‘Hattori Hanzo’ suena familiar para la mayor parte de la gente, y no solo por el popular personaje del mismo nombre en Matar a bill. Hanzo fué inmortalizado en muchas historias de ficción en El país nipón y mucho más allí como un espadachín legendario, y por una aceptable razón. Todavía es de los mejores espadachines ninja en la historia de Japón, tal como de los mejores líderes militares.

Empezando su capacitación a la edad de ocho, Hanzo ahora se encontraba peleando por el clan Matsudaira (después el clan Tokugawa) en el momento en que tenía 18 años. Diríase que fue sin corazón contra sus contrincantes en el campo de guerra, lo que le valió el alias de ‘Demon Hanzo’ entre las facciones oponentes. Además de su excepcional capacidad con la espada, asimismo fue un refulgente estratega. Hanzo jugó un papel definitivo en el surgimiento del shogun Tokugawa Ieyasu, tanto militar como diplomáticamente.

1. Miyamoto Musashi

Aun si la historia de Japón está llena de hábiles espadachines, varios estiman que Miyamoto Musashi es el más destacable de ellos. Nativo de 1584, se ganó la reputación de hábil espadachín a la edad de 13 años, en el momento en que derrotó y mató a un luchador profesional en combate singular. El era un ronin – un samurái sin profesor – y desarrolló su técnica en los años venideros al batirse en desafío y vencer a profesores de todo El país nipón. Desarrolló su estilo de pelea con 2 espadas, la nito ichi-ryu, si bien su arma preferida era el nodachi, una extendida espada de Japón de 2 manos. Diríase que era tan bueno que a la edad de treinta años juró solo batirse en desafío con espadas de madera.

Según la mayor parte de las ediciones, Musashi continuó invicto a lo largo de toda su historia, más allá de que varios luchadores de renombre de todo El país nipón de manera frecuente lo retan en duelos. El mucho más popular de ellos fue Sasaki Kojiro, un espadachín experimentado y de renombre por derecho propio, si bien fue derrotado por Musashi con su espada de madera. en minutos.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *