Los extraños misterios del espacio

Ya que entendemos que el cosmos es infinito, no debería sorprendernos que las cosas que hemos encontrado alén de nuestro mundo por lo general son un tanto extrañas. Pero lo verdaderamente asombroso es que toda vez que los científicos suponen que descubrieron algo, se dan cuenta algo nuevo, y en ciertos casos, mucho más que un tanto alarmante, que rompe las teorías que pasaron tanto tiempo construyendo y probando.

Puede ser una sorpresa, teniendo en cuenta la intensidad con la que observamos las estrellas, que aun en nuestro patio trasero hay cosas que los científicos sencillamente no entienden.

10. ¿Por qué razón y de qué forma es el espacio tan ruidoso?

“En el espacio absolutamente nadie puede oírte chillar”, reza el popular lema de entre los éxitos de siempre de la ciencia ficción y el terror. Extraterrestre. No obstante, los científicos descubrieron que, opuestamente a la creencia común, el espacio es impresionantemente ruidoso. El inconveniente es que no están seguros de por qué razón.

En especial alarmante es lo que los científicos han llamado “rugido espacial, ”Conformado por señales de radio extrañas y increíblemente fuertes que rebotan por todo el sitio, adjuntado con ciertas otras señales que los científicos sencillamente no tienen la posibilidad de argumentar. El hallazgo se causó en 2006, en el momento en que un globo de la NASA misión con la intención de capturar ondas de radio enclenques que señalaban que las estrellas formadas temprano en la historia del cosmos captaron una fuerte explosión de estruendos. Las teorías sobre lo que está ocasionando el estruendos incesante tienen dentro muchas opciones, desde exactamente la misma radiación que la misión trataba de advertir hasta remolinos de gas e inclusive el estruendos de las galaxias mismas, pero hasta la actualidad ninguna de esas teorías se aúna.

9. El enorme atractor

A unos 220 millones de años luz de distancia, algo está atrayendo a nuestra galaxia hacia sí. ¿Qué es? Los científicos no lo saben verdaderamente, pues no pudieron ver verdaderamente el objeto o los elementos que ocasionan la reacción. El enorme atractor es lo que se ha llamado la anomalía gravitacional, y la mayoría de nuestro conocimiento es indirecto, incluyendo las teorías sobre por qué razón no entendemos mucho más.

El Enorme Atractor se descubrió por vez primera en la década de 1970, en el ámbito del cielo que los científicos han llamado “la región de evitación”. A lo largo de décadas, los científicos evitaron ver allí pues, al estar en exactamente la misma dirección que el centro de nuestra galaxia, está repleto de gas, polvo y otros escombros, lo que hace difícil que los instrumentos de generaciones precedentes adviertan algo particularmente entre el estruendos. Pero eso hallazgo nos mostró que la Vía Láctea, junto con múltiples otras en nuestro conjunto local, terminantemente son atraídas hacia alguna cosa. La tecnología astronómica mucho más reciente nos permitió ver mucho más de cerca en la Región de Evitación, lo bastante para ver un enorme supercúmulo de galaxias cerca del Enorme Atractor llamado Cúmulo Regla. No obstante, pese a lo grande que es Regla Cluster, los científicos ahora lo han descartado como candidato para El enorme atractor. Por suerte, los científicos están bastante seguros de que esta anomalía particularmente no destrozará nuestra galaxia a corto plazo, teniendo en cuenta las amenazas considerablemente más repentinas y próximas que hay.

8. Huecos colosales

https://www.youtube.com/watch?v=SPtSBLpyBu4

¿De qué manera probablemente halla un vacío en un vacío? El espacio por norma general es considerado el vacío definitivo: tras todo, la materia habitual solo forma entre el 1 y el 10% del cosmos popular, con lo que de forma automática, el resto debería quedar vacío. Pero resulta que ciertas secciones del espacio están un tanto bastante vacías, un tanto despobladas. Los vacíos tienen diferentes tamaños y, en la mayoría de los casos, se se dan cuenta mediante “puntos fríos” en el mapa del fondo cósmico de microondas (CMB) trazado por los astrónomos de todo el cosmos popular. Los pequeños focos de nada no son tan extraños, pero los enormes focos del cosmos popular donde hay escasas estrellas, si existe alguna, son otra cosa totalmente diferente.

El vacío mucho más grande que se teoriza que hay está verdaderamente muy cerca: el KBC anulado, asimismo popular como el orificio local, se teoriza para albergar la Vía Láctea, adjuntado con nuestro cúmulo local. Si las visualizaciones de los científicos que llevan su nombre (Ryan Keenan, Amy Barger y Lennox Cowie) son adecuadas, nuestra galaxia está en un orificio que tiene la posibilidad de tener entre 1 y 2 mil millones de años luz de diámetro, ubicado a unos cientos y cientos de millones de años luz de distancia. desde el centro. El vacío de Boötes, descubierto en la década de 1980, tiene precisamente 250 millones de años luz de diámetro, semeja tener solo unas 60 galaxias. En forma de comparación, nuestra galaxia (que, como se apuntó previamente, está en su orificio bastante grande) tiene mucho más de un par de docenas de vecinos galácticos.

¿Por qué razón estos parches de nada importan? Por una parte: retan nuestras ideas que ya están sobre la capacitación del cosmos y la edad de nuestro cosmos. Aun los una cantidad enorme de millones de años que entendemos que el cosmos no existió no deberían ser suficientemente largos a fin de que la propagación regular creara orificios colosales de nada. Lo que transporta a la otra razón: los vacíos podrían, teorizan ciertos científicos, ser conformados por multitud de energía obscura. En último término, no obstante, absolutamente nadie sabe por qué razón el cosmos semeja estar salpicado de estos gigantes orificios al azar con poco o nada claramente pasando en ellos.

7. Lunas de Saturno

Más allá de que el área mucho más amplia y extensa del espacio alén de nuestro patio trasero está llena de secretos, es una suposición común que disponemos un óptimo control de lo que sucede en nuestro sistema del sol. Lo que provoca que sea verdaderamente extraño que últimamente hayamos descubierto una luna novedosa rodeando Saturno.

Peggy, ”Como tiene por nombre el pequeño satélite, probablemente en desintegración, se descubrió en 2013, en el momento en que la Cassini de la NASA tomó una foto de los anillos de Saturno y captó alteraciones que sugerían la capacitación de una luna novedosa. El hallazgo arrojó luz sobre de qué manera Saturno logró conseguir tantas lunas (62 afirmadas, con 150 elementos satélites de distintas tamaños), pero asimismo abrió mucho más cuestiones, incluyendo la seguridad de las lunas de Saturno. Desde el momento en que Cassini se obscureció en 2017, no hay forma real de entender si Peggy todavía está presente; JPL especuló que era improbable que la enana luna se hiciese mucho más grande y, en verdad, era considerablemente más posible que se desintegre. Va a pasar cierto tiempo antes que otra misión logre llegar al mundo anillado, para arrimarse lo bastante para corroborar o denegar.

6. Algo nos impide ver la luz de una estrella lejana.

Una estrella precisamente a 1.500 años luz de distancia de nosotros, llamada extraoficialmente “Tabby’s Star” o KIC 8462852, se luce por tener otro alias bastante menos formal: “WTF star”. En un caso así, WTF significa 2 acrónimos distintas, el mucho más educado es “¿dónde se encuentra el fluído?” Eso es pues algo, y hasta hoy, los científicos no están seguros de qué, nos impide ver precisamente el 20% de la luz de la estrella.

Teorías sobre lo que podría estar bloqueando el rango de luz brutalmente: Tabetha Boyajian, a quien se le dio el nombre de la estrella, especuló que podría ser un Dyson Swarm, una megaestructura teorética iniciativa para ser usada por civilizaciones destacadas para juntar la producción de energía de una estrella. Naturalmente, esta explicación no le ha sentado bien a absolutamente nadie, y desde el instante en que Boyajian anunció sus descubrimientos sobre el extraño patrón de atenuación de la estrella en 2013, múltiples científicos trataron de argumentar la variabilidad y la obscuridad, con la mayor parte productos recientes anunciado en 2019. No obstante, hasta hoy, nada explicó totalmente por qué razón se inhabilita la estrella.

5. Nuevos descubrimientos de orificios negros siguen probando que no conocemos tan bien los orificios negros

En este momento que los científicos han tomado la primera imagen de un orificio negro, el extraño fenómeno semeja prácticamente mundano en comparación con la manera en que los científicos y los laicos acostumbraban a considerarlos: solo otra etapa de la evolución estelar, y lo que les pasa a las estrellas muy enormes en el momento en que se queman. No obstante, justo en el momento en que los científicos comenzaron a meditar que entienden los argumentos del fenómeno, se han encontrado con otra bola curva: varios de los orificios negros supermasivos que descubrieron son muchos enormes y bastante jóvenes para existir, dada nuestra entendimiento de la verdad. edad del cosmos y de qué manera se forman las construcciones.

En 2017, los científicos descubrieron entre los mayores y mucho más distantes orificios negros supermasivos existir: el objeto se formó en el momento en que el cosmos tenía solo el 5% de su edad de hoy, algo que no debería haber podido ocurrir primeramente. Si a eso le sumamos la gran masa del objeto, los científicos van a quedar aún mucho más perplejos. Sencillamente no hay suficiente tiempo, según con lo que los científicos saben sobre la edad del cosmos, a fin de que ocurra un elemento tan enorme. Mucho más últimamente, los científicos chinos hallaron otro monstruo de un orificio negro supermasivo mucho más cerca de casa: 13.800 años luz de distancia de la Tierra, es 68 ocasiones mucho más pesado que nuestro sol, lo que sencillamente no habría de ser viable. Los descubrimientos sencillamente prueban que en el instante en que los científicos Indudablemente comprenden la mecánica de los secretos del espacio, es seguramente algo va a venir y lanzará otra llave inglesa a las teorías.

4. ¿Cuántos planetas hay verdaderamente en nuestro sistema del sol?

Todos aprenden que hay ocho (o, antes de 2006, nueve) planetas en nuestro sistema del sol; aun existen varios gadgets mnemotécnicos para rememorar los nombres en el orden preciso. Pero mucho más últimamente, los modelos que prosiguen el movimiento de los elementos en nuestro sistema del sol han correcto que esa entendimiento primordial podría estar totalmente equivocada.

En 2005, el astrónomo Mike Brown de Caltech descubierto un elemento mucho más grande que Plutón en el Cinturón de Kuiper, que paralelamente desencadenó una revolución científica: ya que había elementos mucho más enormes que Plutón alén de su órbita, el entonces noveno mundo fue degradado al estado de “mundo enano” por la Unión Astronómica En todo el mundo. Avance veloz hasta 2016, y Brown regresó con pruebas sólidas de otro mundo alén de Plutón, este del tamaño de Neptuno. No obstante, la contrariedad reside en lo lejos que está el gran mundo: tan distante que ciertamente no tenemos la posibilidad de verlo. En verdad, la manera en que Brown y sus colegas descubrieron el mundo es solo a través de la observación de modelos de las órbitas de planetas que ya están y cuerpos populares en nuestro sistema del sol. Conforme los científicos estudian de qué forma evaluar o contradecir la presencia del mundo, prosigue apareciendo una pregunta más esencial: ¿qué tan enorme es nuestro sistema del sol? ¿Hay aun mucho más elementos del tamaño de un mundo, aun mucho más lejos, que sencillamente no podemos consultar?

3. ¿De qué manera se desarrollan y evolucionan los sistemas solares?

A lo largo de décadas, el avance de nuestro sistema del sol fue ciencia establecida: los planetas rocosos como Mercurio, Venus, la Tierra y Marte se formaron temprano, en tanto que los materiales mucho más duros que los componían podían aguantar el profundo calor mucho más cerca del sol. Transcurrido un tiempo, los colosales gaseosos como Saturno, Júpiter y Urano brotaron desde materiales mucho más rápidos (hielo, líquidos, gas) que se unieron en la zona mucho más fría mucho más distanciada del sol. Pero de nuevo, visualizaciones mucho más recientes desde fuera de nuestro sistema del sol pusieron eso en duda: planetas colosales gaseosos llamados “Júpiter calientes” y “Neptunes calientes”Que están bastante, considerablemente más cerca de su estrella abre el interrogante de si se formaron mucho más cerca de su sol o si migraron allí transcurrido un tiempo.

Mientras que los científicos procuran exoplanetas–Esto es, planetas que viran cerca de estrellas fuera de nuestro sistema del sol– la teoría por norma general admitida de de qué forma se formó nuestro vecindario celeste ha enfrentado retos mucho más enormes. Los Júpiter calientes y los Neptunos calientes son planetas colosales gaseosos que orbitan cerca de sus estrellas, en ciertos casos tan cerca como 1 AU (que es exactamente la misma distancia entre la Tierra y el Sol). ¿Qué científicos no puedo estar en concordancia en es si los colosales gaseosos verdaderamente se formaron tan cerca de la estrella que orbitan, o si se han acercado poco a poco más transcurrido el tiempo. La contestación a esa pregunta, si en algún momento se puede saber, podría decirnos bastante sobre de qué manera se formó nuestro sistema del sol y su destino final: ¿los colosales de nuestro sistema se extendieron transcurrido el tiempo o van a ser arrastrados hacia adentro como una muerte ¿espiral?

2. ¿De qué forma acabó la “Edad Obscura” del Cosmos?

El espacio es en su mayoría obscuro, ese es el comprensión recibido y no es precisamente incorrecto desde una visión de observación. En consecuencia, puede ser asombroso entender que hubo una era en el cosmos donde era aún mucho más obscuro: un periodo que empieza unos 300.000 años tras el Big Bang y acaba precisamente 500 millones de años tras el comienzo del cosmos en el momento en que los gases eran tan espesos que la luz no podía traspasar ni viajar. Para resumir, el cosmos era lo mucho más obscuro viable, en todas y cada una partes. Y después, supuestamente tan de repente, que cesado Para ser la situacion: de súbito, el cosmos se reionizó y de forma lenta los gases han comenzado a juntarse en construcciones que en este momento tenemos la posibilidad de admitir. Pero, ¿por qué razón y de qué manera?

Los científicos no lo saben. Las visualizaciones del fondo cósmico de microondas y las áreas donde podemos consultar la capacitación mucho más temprana del cosmos nos comentan que sucedió, en verdad, no existiríamos si no podría haber sido de esta manera, pero gracias a que esas áreas aún son espesas con gases, es prácticamente irrealizable de ver de tal forma para conseguir respuestas. Los científicos son tan desconcertadoEn verdad, las teorías sobre esto son bastante pocas en el lote: los cosmólogos, astrónomos y físicos teóricos por igual todavía están empeñados en intentar conseguir algo para ver desde lo que empezar a conformar teorías. Todo cuanto entendemos en este punto es que precisamente 500 millones de años tras el Big Bang, algo en sentido metafórico sacudió al cosmos opaco y neutral, y los gases y polvos han comenzado a asentarse en construcciones concretas que darían rincón a estrellas, planetas, galaxias, cúmulos. y todo lo demás que pudimos detectar.

1. ¿Qué ocurrió antes del Big Bang?

Tras mucha disputa, astrónomos y físicos descubrieron prueba primordial del “Big Bang”, el acontecimiento que inició el cosmos como lo conocemos. No obstante, el interrogante que prosigue atormentando a los científicos es: ¿de qué forma era el cosmos antes del Big Bang? Precisamente, si algo podía explotar, había algo allí, pero ¿qué era, de qué forma se comportó y de qué forma creó una explosión tan colosal que el cosmos popular todavía siente los efectos una cantidad enorme de millones de años después?

Los científicos acostumbraban a meditar que el cosmos era atemporal: siempre y en todo momento existió, seguiría estando hasta el infinito. Pero la prueba de la física y la cosmología apunta de forma concluyente a un punto de inicio predeterminado. Como están las cosas ahora mismo, entendemos lo que sucedió desde un segundo tras el Big Bang, en el momento en que el cosmos se enfrió lo bastante para que las partículas subatómicas como los protones y los neutrones se unieran. Pero hoy día no disponemos forma de comprender de qué manera ocurrió el Big Bang, lo que quiere decir que no hay forma de decir de qué manera era el cosmos antes. El mucho más generalmente recibido teorías viran cerca de una compilación de material superdensa y ultracaliente, pero los científicos que están en pos de esa teoría no tienen la posibilidad de ponerse en concordancia sobre si era un tramo infinito o interminablemente diminuto. Otro teorías Tienen dentro la oportunidad de que el Big Bang no fue un acontecimiento único, sino más bien recurrente, si bien, naturalmente, a una escala tan masiva que la vida, como la conocemos, se extinguirá hace un buen tiempo antes que se repita. Ciertos teorías Aun sugiero que antes del Big Bang, esencialmente no había nada en lo más mínimo: que todo el cosmos de materia brotó de un vacío. Es mucho más posible que jamás lo sepamos que que lo averigüemos, y el difunto Stephen Hawking sugirió que la contestación no es esencial: ya que “antes del Big Bang” es fundamentalmente antes del tiempo, cualquier cosa que estuviese presente puede ‘ t ser visto y, en último término, es sin importancia. Pero ese hecho no impide que la multitud se pregunte.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *