Los guerreros antiguos más increíbles de la historia

La guerra existió a lo largo de tanto tiempo como la raza humana misma. Estuvimos peleando entre nosotros por los elementos, el territorio o sencillamente los derechos de fanfarronear desde el instante en que nos hemos proporcionado cuenta de que podíamos.

Dado a que la guerra fué una sección tan intrínseca de la sociedad humana a lo largo de tanto tiempo, ciertos de nuestros héroes mucho más conocidos fueron guerreros. Más allá de que no cabe duda de que las victorias las consiguen los ejércitos de pleno derecho que trabajan en grupo, ciertos luchadores consiguen relucir gracias a su habilidad en el combate y la estrategia.

No obstante, no nos encontramos diciendo que jamás hayan existido mejores guerreros que los de esta lista, puesto que el registro histórico es con frecuencia un recuerdo incompleto de hechos y sesgado hacia algunas cantidades. Si bien de toda la información fiable que poseemos sobre ellos, estos 10 guerreros de la historia se resaltan del resto.

10. Tomoe Gozen

Tomoe Gozen fue un guerrero samurái a fines del siglo XII. Más allá de que era una luchadora capaz por derecho propio, la mayoria de las veces se charla de ella en el contexto de su relación con su marido o apasionado, según la fuente, Minamoto Yoshinaka. Con independencia de su estado civil, los historiadores están en concordancia en que ella era de los mejores samuráis de la temporada y, de manera frecuente, luchaba codo con codo con Yoshinaka, un popular samurái.

Lucharon juntos en la Guerra Gempei, el enfrentamiento que condujo al lugar del primer shogunato en El país nipón. Era extraordinariamente buena en tiro con arco y pelea con espadas, y se sabía que había derrotado sin contribuye a conjuntos enteros de soldados en combate cuerpo a cuerpo tal y como si no fuese nada. Mientras que Yoshinaka murió en entre las peleas, antes de solicitarle de forma inadecuada que abandonase el campo de guerra, puesto que no deseaba que lo puedan ver muriendo peleando al lado de una mujer, ella fue dominada y tomada como concubina por un soldado enemigo.

9. Marcus Claudius Marcellus

Marco Claudio Marcelo Fue varias cosas, entre ellas cónsul, general militar y político, si bien su papel mucho más recordado fue el de luchador. Fue el tercer y último general en recibir el premio spolia opima premio – el honor mucho más prominente que un dirigente militar en la vieja Roma podía ganar, al vencer en lo personal al líder de un ejército enemigo en un enfrentamiento cuerpo a cuerpo. Ese líder resultó ser Viridomarus, uno de los múltiples en general galos que marchan contra el poder de la vieja Roma y pierden.

No obstante, eso se encontraba lejos de ser su único logro como guerrero. Además de sus muchas campañas triunfantes contra los galos, asimismo jugó un papel definitivo en la victoria de Roma sobre las fuerzas de Aníbal en la Segunda Guerra Púnica. Fue popular extraoficialmente como el Espada de la ciudad de roma por sus victorias contra los cartagineses, e inclusive si ciertas de sus hazañas tienen la posibilidad de ser excesivas en ese instante, los historiadores coinciden en que se merecía en buena medida ese alias.

Su guerra mucho más conocida fue quizás el Lugar de Siracusa, en el que sus fuerzas asaltaron la localidad en poder de los cartagineses y mataron al popular matemático Arquímedes (pese a sus órdenes en sentido opuesto).

8. Flamma

Los orígenes del gladiador de roma viejo no están claros, si bien el deporte jugó un papel esencial en la república romana. Aparte de ser una actividad pausada para divertir a la multitud, asimismo sirvió como un procedimiento creativo de castigo para delincuentes y presos de guerra.

De los mejores luchadores de la historia fue Flamma – que, evidentemente, no era su nombre real. No hay registros de su historia temprana, si bien entendemos que no era originario de Roma. Varios sospechan que era un preso de guerra de Siria; una zona en guerra con Roma en ese instante. No obstante, eso no es esencial, en tanto que existen muchos registros de su temporada como gladiador.

Flamma era especialista en codo con codo combate, y podía batallar con una pluralidad de armas como jabalinas, lanzas, espadas, dagas, redes de lanzamiento (era un estilo de pelea en ese entonces) y tridentes. No obstante, su arma preferida era el arco y la flecha.

En lo que se refiere a sus estadísticas de pelea, en sus 34 riñas, tuvo 21 victorias, 9 empates y 4 derrotas. Era tan bueno que rechazó la independencia del emperador 4 ocasiones, en tanto que los luchadores eran fundamentalmente esclavos del imperio hasta el momento en que fuesen liberados explícitamente. La multitud asimismo lo amaba, en tanto que tenía un estilo de pelea y una armadura distintas a los de otros luchadores.

7. Lu Bu

Lu Bu fue un célebre guerrero y general a lo largo de la última dinastía Han del Este de China, y en general se lo consideraba de los mejores luchadores de la historia china. En contraste a otras figuras de esa temporada, de las que solo conocemos por los dramatizados Romance de los Tres Reinos – Lu Bu se relata en muchas otras fuentes de toda China.

El auténtico alcance de la habilidad de Lu Bu con múltiples armas no está claro, si bien entendemos con seguridad que se encontraba especialmente dotado para tiro al arco y equitación. Asimismo era un hábil luchador cuerpo a cuerpo y un general, lo que es visible por sus victorias sobre contrincantes numéricamente superiores más de una vez.

Más allá de que era indudablemente entre los guerreros mucho más enormes de la vieja China, asimismo era popular por ser temperamental y desleal. Había traicionado a múltiples señores de la guerra que le brindaron situaciones de poder en sus ejércitos, lo que hacía que fuera un tanto bien difícil para alguno confiar en él.

6. Honda Tadakatsu

El periodo Sengoku en El país nipón se caracterizó por un panorama político que modificaba de manera rápida y un enfrentamiento incesante entre sus varios daimyos, en tanto que no había una autoridad central para ejercer el control más que nada el país. Está muy representado en la ficción, en tanto que asimismo vio el surgimiento de varios de los guerreros samuráis mucho más temibles de la historia de Japón.

Honda Tadakatsu era un general al servicio de Tokugawa Ieyasu, quien, adjuntado con ciertos otros daimyos y líderes, forjó el Shogunato Tokugawa. Más allá de que no entendemos bastante sobre la niñez de Honda, entendemos que empezó a trabajar como página para Tokugawa bastante temprano en su historia. Gracias a sus ejemplares capacidades de pelea y lealtad, se transformaría en entre los en general mucho más fiables y capaces de Tokugawa.

Honda era popular en todo el país por su valor en la guerra y era popular por combatir en el frente adjuntado con sus soldados, en contraste a otros muchos en general de la temporada.

5. Ng Mui

El templo de Shaolin fué una parte de películas y programas de televisión desde el instante en que el resto de nosotros conocimos su vida. Aparte de ser uno de los más importantes centros de artes marciales en China, asimismo es un monasterio de la escuela de budismo Shaolin. El templo vió su una parte de redadas y también invasiones debido al dinámico panorama político en China durante los años, siendo el mucho más mortal el de 1768 por las fuerzas Qing.

Las únicas personas que subsistieron a esa invasión fueron cinco frailesy Ng Mui Fue uno, que salió a la carretera y se ocultó. Aparte de ser una rebelde anti-Qing capaz y generalmente rudo, fue primordial en la difusión de múltiples estilos de pelea en China, incluidos Dragon Style y White Crane.

No obstante, eso no es todo, puesto que asimismo se le asigna el avance de un estilo de kung fu absolutamente nuevo llamado Wing Chun. Se apoya en movimientos veloces tanto de ataque como de defensa, y una posición mucho más apacible que el estilo frecuente de Shaolin. Asimismo se encuentra dentro de los estilos mucho más populares, puesto que fue practicado por figuras populares como Bruce Lee y Jackie Chan.

4. Khutulun

Aun si carecemos de fuentes sobre la integridad de su historia, entendemos que Khutulun fue una hábil princesa guerrera de Mongolia. Ella era la hija de Kaidu, una prima de Kublai Khan y gobernante de una gran franja de territorio que una vez acostumbraba a ser una parte del imperio de Genghis. Se adiestró con varios de los mejores luchadores y en general de la historia, y era famosa por ser en especial buena en el tiro con arco y la pelea con espada.

Se tienen la posibilidad de localizar ciertas especificaciones de ella en los cuentos de Marco Polo, donde la detalla como una guerrera alarmante. Asimismo era buena montando a caballo y había creado una técnica de carga propia para romper las líneas contrincantes. Ella la acompañaba de manera regular padre a la guerra, y era conocida por su capacidad.

Asimismo era entre las solteras mucho más seleccionables del país, si bien jamás le interesó el matrimonio. Ella demandó que cualquier hombre que quisiese casarse con ella la golpeara en la pelea libre o le diese una cantidad cierta de caballos. No nos encontramos seguros de qué creíbles son las fuentes en un caso así, pero en un instante, diríase que ganó 10,000 caballos gracias a lo buena que era peleando.

Ciertas fuentes proponen que se casó en algún instante, si bien no poseemos iniciativa de con quién. Entendemos que se sostuvo invicta en la pelea libre, que sinceramente es todo cuanto requerimos.

3. Yasuke

Los samuráis siempre y en todo momento fueron un tema rigurosamente japonés. Al paso que en los ejércitos medievales nipones se podían ver mesnaderos y combatientes extranjeros de otros países, la clase samurái era la mayoria de las veces étnicamente de Japón. Eso fue hasta el momento en que Oda Nobunga, entre los daimyos mucho más populares de la historia de Japón, vio a un hombre de África y decidió que habría de ser un samurái.

No se conoce bastante sobre dónde Yasuke vino, si bien entendemos que se encontraba con un misionero jesuita. Ciertas fuentes aseguran que fue ciervo en Portugal, y otras lo ubican como ciudadano del Congo. Independientemente, Nobunaga quedó impresionado por su complexión y estilo de pelea, y escogió emplearlo a su servicio.

Gran parte de su historia de historia legendaria puede deberse a su diferente color de piel, que maravilló a los nipones. Entonces se transformó en entre los combatientes y comandantes mucho más fiables de Nobunaga, y jugó un papel fundamental en la guerra de unificación contra los líderes locales que se resistieron al gobierno de Nobunaga en los siglos XVI y XVII.

No poseemos claro qué sucedió con Yasuke en el final de su historia, si bien entendemos que tras el seppuku y la derrota de Nobunaga, fue exiliado a una lejana iglesia jesuita. Próximamente vas a poder conocer mucho más sobre Yasuke: exactamente el mismo Black Panther, Chadwick Boseman, protagonizará el legendario samurái en una próxima película.

2. Rani Laxmibai

El Imperio Británico vió una aceptable proporción de rebeliones, en especial en el final de su vida. Más allá de que varios de ellos fueron reprimidos de forma fácil, ciertos no, y ciertos de ellos aun acabaron teniendo éxito. Más allá de que la revuelta de la India de 1857 no tuvo éxito, cambió completamente la política de Enorme Bretaña sobre sus colonias.

Entre las figuras clave de esa revuelta fue Rani Laxmibai, quien todavía se festeja como un excelente luchador y comandante en la crónica de la India. Ella fue responsable de muchas de las victorias iniciales contra el territorio indio controlado por Enorme Bretaña en la revuelta de 1857, y siempre y en todo momento estuvo en el frente de guerra adjuntado con sus soldados. Entendemos que era buena con la espada, si bien no se conoce bastante sobre su capacidad con otras armas. Ella asimismo se encontraba bien versada en múltiples artes marciales indias locales.

La rebelión al final fue aplastada gracias a la superioridad británica en el campo de guerra y, pese a sus primeras victorias, Laxmibai murió peleando contra las tropas británicas en 1858.

1. Hattori Hanzo

Otro samurái de finales del periodo Sengoku, Hattori Hanzo se encuentra dentro de los luchadores mucho más populares de El país nipón. Asimismo popular como el ‘Demon Ninja’, asimismo encabezó una unidad de ninjas que se consideraba en buena medida entre los más destacados de El país nipón. Posiblemente en este momento haya alcanzado una reputación mucho más grande que la vida, singularmente en los círculos de los clubes de fanes ninja, pero eso no quiere decir que sus hazañas hayan sido excesivas.

En su tiempo haciendo un trabajo con un joven caudillo llamado Tokugawa Ieyasu, hizo metas segregas para el señor de la guerra, muchas de las que habrían sido inviábles de realizar con un ejército clásico. Era hábil en el combate cuerpo a cuerpo, tal como un comandante con la capacidad de su unidad. Se parecía mucho más a fuerzas destacables modernas que a los ninjas que andas imaginando, si bien suponemos que asimismo había varias cosas ninja pasando allí.

Aun si murió cierto tiempo antes que Tokugawa aceptara el poder como Shogun, fue una una gran parte del éxito del señor de la guerra.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *