Los lugares más inusuales en los que hemos encontrado la vida

Como ha dicho Ian Malcolm en Jurassic Park, “Si hay algo que nos ha enseñado la crónica de la evolución es que la vida no va a estar contenida. La vida se libera, se amplía a nuevos territorios y atraviesa barreras lastimosamente, quizás aun peligrosamente, pero, eh, bueno, ahí está. La vida, eh, halla un sendero ”

Sabiendo la considerable suma de ejemplos de extremófilos que viven en sitios impresionantemente duros y también inopinados cerca de la Tierra, precisamente semeja que Michael Crichton y Stephen Spielberg estaban por enfrente de la curva en un caso así

Desde respiraderos volcánicos de aguas profundas hasta el vacío del espacio exterior, aquí están 10 de los sitios mucho más poco comunes donde hemos encontrado vida.

10. Fuera de la Estación Espacial En todo el mundo

En 2017, se anunció que bacterias vivas se descubrió subsistiendo en el exterior de la Estación Espacial En todo el mundo y los científicos no estaban seguros de de qué manera llegó allí. Pero, más allá de que los medios se volvieron locos con sucesos que sugerían que extraterrestres bacterianos habían llegado a asentarse en la área de la EEI, una cosa es segura, estos microbios terminantemente no extraterrestre en la naturaleza.

Los cosmonautas han tomado muestras de los sitios de la EEI donde se habían juntado restos de comburente y se dieron cuenta que bacterias estaban medrando etnias en la área que no estaban allí en el momento en que la estación se lanzó inicialmente. Pero lo que es aún mucho más atrayente de este descubrimiento es que los científicos no piensan que los pobladores de la EEI sean la fuente de la bacteria. No, de todos modos suponen que (de alguna forma) las bacterias surgen del espacio que circunda la Tierra

Asimismo se reveló que algunos géneros de microbios tienen la posibilidad de subsistir en el espacio a lo largo de múltiples años.

9. Yellowstone Hot Springs

El Aguas termales de Yellowstone son un espectáculo fantástico para la visión. Los visitantes del parque se maravillan con las coloridas exhibiciones cerca de estos charcos de agua hirviendo. Estos resortes son completamente hirviendo, asimismo, alcanzando temperaturas de 100 grados centígrados. Mucho más que bastante para hervir vivas la mayor parte de las maneras de vida de la Tierra

No obstante, hay es la vida En estas aguas termales se están gestando extremófilos que prosperan con la energía térmica producida por la actividad volcánica en las profundidades de la área. Estos termófilos asimismo son causantes de las coloridas formaciones observadas por varios de los turistas de Yellowstone

El hallazgo de vida en estas piscinas sobrecalentadas asimismo hizo que los geólogos reconsideren de qué manera ven ciertas otras formaciones coloreadas que se ven cerca del parque, lo que recomienda que quizás ciertas de ellas podrían ser maneras de algas que consiguen tonalidades rosadas, amarillas y rojas. de lo que comunmente nos encontramos familiarizados en áreas mucho más frías como los bosques

8. La Antártida Profunda

Antártida es probablemente el sitio mucho más extraño de la Tierra y existen muchos sitios donde los científicos finalmente no aguardaban localizar vida, como el extremófilos que fueron descubiertos viviendo en el fondo del lago Ace, un espacio desprovisto de oxígeno con una temperatura media de en torno a 0,55 grados centígrados

Estas extremófilos se los conoce como Methanogenium frigidum y Methanoccoides burtonii, y pertenecen a un conjunto de organismos llamados metanógenos (llamados de esta manera por visto que generan metano). Estos organismos tienen la posibilidad de subsistir en cualquier sitio desde el punto de congelación del agua hasta los 84 grados centígrados.

No obstante, no son únicos de Ace Lake. Los científicos descubrieron parches de microbiomas biológicamente distintos en toda la Antártida. Las aguas heladas que cubren el conjunto de naciones helado asimismo son la vivienda de las salpas antárticas, que semejan la definición misma de extraterrestre, con un “cuerpo” transparente como el de una medusa, construcciones internas que semejan un esqueleto hecho de una tenia y un extraño orbe colorado que semeja una burbuja de aceite en agua

Más allá de que estas cosas semejan medusas, están mucho más similares con los vertebrados. Son tunicados coloniales que se reproducen mucho más veloz que el krill antártico (su primordial fuente de nutrición). Además de esto, las salpas se están volviendo poco a poco más dominantes en la Antártida, lo que amenaza a ciertas especies de peces de la región.

7. Mina de oro de Mponeng

Mina de oro de Mponeng es el la mina de oro mucho más profunda de la Tierra, alcanzando 3,16 a 3,84 km bajo la área de Suráfrica. Las condiciones en la mina son especialmente volátiles a la vida, alcanzando extraordinarios 60 grados centígrados. Entonces, los científicos precisamente no aguardaban localizar vida allí, pero hallaron vida. A 3,21 km bajo la área, se descubrió el primer ecosistema de un solo organismo de todo el mundo

Esta bacteria (llamada Desulforudis audaxviator) sigue con vida sin el calor del sol, viviendo en agua vieja que está atrapada en fisuras formadas en roca basáltica. En contraste a las plantas, las algas y ciertas bacterias que usan la luz del sol como catalizador en la fotosíntesis para generar oxígeno, esta bacteria emplea la radiactividad de su ambiente como fuente de alimento. La presencia de esta bacteria tiene a los científicos especulando sobre si se podrían conseguir bacterias afines en planetas alienígenas

6. Lagos de asfalto de alquitrán ardiente

Los lagos calientes y burbujeantes de asfalto natural en Trinidad son ciertas peculiaridades geológicas mucho más próximas en la Tierra que hemos encontrado a las que hemos visto en Titán, la luna mucho más atrayente de Saturno. Estos pozos de alquitrán fueron trampas fatales para mamíferos y dinosaurios a lo largo de millones de años, y los científicos no pensaban siempre que este sería un espacio perfecto para que prospere la vida.

Pero estaban equivocados, en tanto que estos pozos de brea (el viejo término para alquitrán) están completamente llenos de vida microbiana

Pitch Lake, situado cerca de La Brea en el suroeste de Trinidad, tiene prácticamente 75 metros de hondura y 100 acres de ancho. Las temperaturas tienen la posibilidad de oscilar entre 30 y 55 grados Celsius, y la mezcla de metano, etano y propano es especialmente tóxica para la vida. No obstante, el lago de alquitrán es la vivienda de una plétora de organismos unicelulares, bacterias y arqueas

Los estudios demostraron que hay por lo menos entre 1 y 10 millones de organismos unicelulares por gramo de substancia. Esto ha sugerido a los astrobiólogos que la vida puede ser viable en Titán (y eso sería verdaderamente excelente si resultara ser la situacion)

5. Desechos radiactivos

De todos y cada uno de los sitios de la Tierra donde consideramos que la vida podría existir, nuclear o sitios de almacenaje de desechos radiactivos terminantemente no estarían en esa lista. Y no obstante, no solo hemos encontrado vida microbiana que se siente atraído por los charcos de estos desechos radiactivos, pero asimismo hemos descubierto hongos que comer radiación.

Las plantas de energía nuclear en Sellafield en Europa fueron diseñadas con el saber de que las condiciones en el estanque donde se guarda el material de desecho nuclear probablemente serían hostiles para la vida, pero este sencillamente no es la situacion

Para poner esto en visión, el PH alcalino del estanque de Sellafield está en algún rincón en el campo de 11,4 y es enormemente radiactivo. Las condiciones aun se han descrito como equiparables a las del blanqueador industrial

¿Qué tiene de increíble este hallazgo es que los estudios demostraron que Gloeomargarita lithophora y bacterias afines tienen la posibilidad de ser aspirantes idóneas para microorganismos que podrían asistirnos a adecentar varios de los sitios mucho más tóxicos y radiactivos de la Tierra.

4. Valle de la Muerte

El suelo del Valle de la Muerte puede lograr una temperatura impactante de 93,33 grados Celsius. Los extremófilos están vivos y bien dentro y sobre el suelo en las grietas de sal. Estos organismos semejan dejar en libertad evaporitas en el momento en que el agua que los circunda se evapora, algo que los científicos han visto en la área de Marte.

En verdad, Valle de la Muerte es tanto como Marte (aparte de la temperatura) que las pruebas de campo para los rovers auténticos de Marte se hicieron allí

Los científicos han seguido acudiendo en masa al Valle de la Muerte para estudiar estos extremófilos con la promesa de que sus misterios logren conducir al hallazgo de vida en Marte

Se recolectaron muestras del fondo de la salina del Valle de la Muerte, el ámbito mucho más radical en el candente desierto ardiente, y lo que se halló es que la vida microbiana semeja progresar, creando líneas púrpuras, verdes, naranjas y negras en todo el salar, cuanto mucho más ardiente hace, mejor semejan medrar

3. Respiraderos de aguas profundas

A lo largo de un buen tiempo se creyó que la vida no podría subsistir con el fondo del océano, y los científicos en el siglo XIX creyeron que era solo un desierto fangoso. Y más allá de que es verdad que la mayor parte de la vida no puede subsistir en la parte mucho más profunda del océano, desde la inmersión profunda de James Cameron en la Fosa de las Marianas, han salido a la luz los descubrimientos de extremófilos que prosperan en presiones extremas e inclusive cerca de respiraderos oceánicos volcánicos.

Pero no son solo microbios, hemos descubierto ecosistemas enteros cerca de respiraderos de aguas profundas cerca de las Islas Galápagos. Enormes vermes con forma de tubo de punta roja, peces que semejan espectros (o extraterrestres si lo elige), camarones con ojos que medran en sus espaldas y una plétora de otros maneras de vida únicas se descubrieron viviendo de un desarrollo que se conoce como quimiosíntesis, que deja a los microbios transformar el calor en torno a estos respiraderos volcánicos en energía

Estos microbios asimismo forman la base de la cadena alimenticia en torno a estos conductos de ventilación.

2. La estratosfera

El estratosfera empieza a unos 10,66 km sobre la área de la Tierra, que es una altitud a la que vuelan ciertos aeroplanos comerciales. Esta zona se prolonga a unos 50 km sobre la área de la Tierra, y las condiciones en el estratosfera son singularmente perjudiciales para la mayor parte de las maneras de vida. La radiación ultravioleta, seca y helada, es mucho más fuerte aquí, y tampoco hay mucha presión de aire de la que charlar

De ahí que fue asombroso para los científicos que se dieron cuenta que la estratosfera está llena de una cantidad importante de microbios. Las temperaturas y los escenarios de radiación en la estratosfera asimismo son muy afines a las que se hallarían en Marte

La mayor parte de las bacterias y hongos no subsisten a este género de condiciones, pero las que sí lo hacen dependen de ciertas tácticas biológicas, como la capacitación de esporas cerca de su ADN. Otros ejemplos tienen dentro extremófilos con mecanismos de reparación de ADN dañado y organismos que han evolucionado para subsistir en escenarios increíblemente bajos de agua.

1. Biomasa de la Tierra Profunda

El Observatorio de Carbono Profundo (o DCO) descubrió prueba de vida que empapa las profundidades de la tierra, que se prolonga desde la área hasta el núcleo. El DCO está formado durante más de 1.000 científicos de 50 países de todo el planeta, y han encontrado prueba de un mosaico de ecosistemas microbianos que se alargan hasta 10,5 km de hondura bajo la área del océano

Las condiciones en el fondo la tierra son mucho más que un tanto extremas, alcanzando temperaturas superiores a los 100 grados centígrados y presiones superiores a la del fondo marino (que basta para ocasionar la implosión de una bola de boliche)

En verdad, los científicos en este momento suponen que hay de 17 a 25 millones de toneladas de carbono allí abajo, y por lo menos de 300 a 400 ocasiones la masa de carbono que todos y cada uno de los humanos que viven en la área de la Tierra

Eso es colosal, y dado que la vida semeja ser tan fuerte recomienda a los científicos que posiblemente existan biomasas profundas afines bajo las superficies de Titán, Venus e inclusive Marte

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *