Los magos más legendarios de la historia

La magia es un arte de performance que se remonta a una cantidad enorme de años. Las copas y las bolas, entre los trucos escenciales de magia que aún se prosigue haciendo hoy en dia, asimismo se hacía allí por la temporada romana. El primer mago nombrado es aun mucho más viejo que eso, y se remonta a las primeras dinastías de Egipto. Era una figura histórica llamada Dedi, o Djedi, que fue citado en el mítico Papiro de Westcar y efectuado efectos de conjuro para el faraón Keops de la IV Dinastía.

Con eso en cabeza, el día de hoy vamos a hacer un viaje mediante la narración de la magia, observando a varios de los mucho más enormes ilusionistas, mentalistas, escapólogos y especialistas en juegos de manos del pasado que allanaron el sendero para gente como David Blaine. , Penn & Teller, Lance Burton y otros muchos magos contemporáneos.

8. Houdini y Hardeen

Ya que esta lista no está en ningún orden particularmente, bien podríamos empezar con el popular mago histórico del que todos han oído charlar: Harry Houdini.

Nacido como Erik Weisz en 1874 en Austria-Hungría, emigró a USA a una edad temprana. Se volvió hacia la magia y adoptó el nombre artístico de “Harry Houdini”, en honor a otro enorme mago del que podríamos estudiar mucho más adelante. Se realizó habitual por sus hazañas de escapología, especialmente por la sencillez con la que escapó de las esposas.

Conforme medraba la popularidad de Houdini, asimismo lo hacía la excelencia de sus trucos. El escape de la lata de leche fue habitual, pero el de Houdini increíble fue la celda china de tortura de agua, donde lo bajaron boca abajo, encadenado y esposado, a un tanque lleno de agua.

Fuera de su trayectoria en el ámbito, Houdini sintió una enorme aversión por los psíquicos, los médiums y cualquier otra persona que pretendiese tener poderes sobrenaturales auténticos. Usó su conocimiento para desacreditar a varios espiritualistas, exponiendo de qué manera consiguieron sus contras empleando trucos de magia básicos que no involucraban elementos sobrenaturales.

Houdini podría ser bien recordado aun en este momento, cien años tras su muerte, pero es imposible decir lo mismo de su hermano, si bien asimismo fue un mago exitoso. Fue facturado como Endurecer, y continuó actuando a lo largo de prácticamente 20 años tras la desaparición de su hermano, usando varios de los trucos que Houdini le legó.

7. El Enorme Lafayette

Un contemporáneo de Houdini, el Enorme Lafayette solamente se recuerda el día de hoy, si bien en su auge, no solo tuvo mucho más éxito que Houdini, sino fue el más destacable comprado. artista en todo el teatro. Pero el día de hoy, esos que lo hablan de acostumbran a nombrar su extraña muerte, que fue impresionantemente correcta para un mago que efectúa un último truco.

Lafayette nació Sigmund Neuberger en Munich, Alemania, en 1871, y emigró a USA con su familia en el momento en que era un joven. Empezó en el vodevil y se inspiró para recurrir a la magia merced a un habitual ilusionista chino llamado Ching Ling Foo, pero vamos a hablar de eso mucho más adelante. Lafayette descubrió que era bastante especialista en los cambios veloces, pero fue su talento y ambición efectuar actuaciones a enorme escala con preciosos niveles y docenas de plus lo que le trajo popularidad y fortuna. Se ganó la reputación de ser un soltero desapacible y solitario, y su mejor amiga era su perra Beauty, un terrier mestizo que recibió como obsequio de Houdini y a quien mimaba con suites privadas, collares con joyas engastadas y cinco platos. comidas.

Su espectacularidad fue una ilusión llamada “The Lion’s Novia”Que acabó con Lafayette mudando de sitio con un león real, pero asimismo implicó a docenas de bailarines, malabaristas, contorsionistas y tragafuegos, todos disfrazados y en un ámbito hecho para parecerse a un harén persa. Fue un espectáculo digno de ver, pero asimismo lo llevó a su extraña desaparición el 9 de mayo de 1911, en el momento en que The Great Lafayette efectuó su ilusión en el Empire Palace Theatre de Edimburgo. Una lámpara se rompió y provocó un incendio, y el elaborado grupo alfombrado se incendió inmediatamente.

Once personas fallecieron en el incendio, entre ellas Lafayette, cuyo cuerpo carbonizado solo fue reconocido por su ornamentado traje. No obstante, tras ser sepultado, se halló otro cuerpo entre los escombros y resultó ser el auténtico Lafayette. El primero había sido su doble de cuerpo.

6. Dai Vernon

Posiblemente su nombre no le suene al público por norma general. Jamás hubo espectáculos en estadios o niveles interesantes en Las Vegas, pero pregúntele a los expertos quiénes fueron la gente mucho más predominantes en la magia y el nombre “Dai Vernon” siempre y en todo momento va a estar cerca de la parte de arriba de la lista. Vernon, un auténtico mago de los magos, efectuó magia a lo largo de mucho más de 90 años, especializándose en juegos de manos. Desarrolló cientos y cientos de trucos y técnicas, varios de los que todavía se usan hoy en día. Actuó como guía y profesor de incontables magos que lo prosiguieron y siempre y en todo momento fue elogiado por la manera desprendida con la que dispensaba entendimientos y consejos. Por ello, se realizó popular en los círculos mágicos sencillamente como “El instructor. “

Nacido como David Frederick Wingfield Verner en Ottawa, Ontario, Canadá, en 1894, Vernon aprendió su primer truco de su padre en el momento en que tenía siete años. Después se quejó de broma de que le tomó tanto tiempo, lamentando haber desperdiciado los primeros seis años de su historia. Para en el momento en que era un joven, ahora era un especialista en juegos de manos y, a los 20 años, Vernon se había mudado a la localidad de Novedosa York para transformarse en mago profesional.

Su trayectoria dio un gran salto adelante en 1919, en el momento en que efectuó un truco de cartas para Harry Houdini, quien, en ese instante, ahora era un enorme nombre en la magia. Houdini podría ser popular por su escapología, pero se encontraba bien versado en toda clase de magia y se vanagloriaba de que podía transcribir cualquier truco de cartas si lo veía efectuado tres ocasiones. Vernon logró su truco de cartas para Houdini siete ocasiones y el mago aún no podía saber de qué manera se realizó. Desde ese instante, Dai Vernon se autodenominó “El hombre que Houdini engañado. “

En la década de 1960, Vernon se mudó a Los Ángeles, donde asistió a fundar el popular Castillo Mágico, donde se transformó en su mago habitante a lo largo de las últimas tres décadas de su historia, siempre y en todo momento listo para contribuir a los prometedores que pasaban por allí. sus puertas.

5. Ching Ling Foo y Chung Ling Soo

Las rivalidades son bastante recurrentes en la magia, pero una que fue a un nivel totalmente diferente ocurrió hace cien años entre Ching Ling Foo y Chung Ling Soo sobre quién era el “chino original”. Prestidigitador. “

La contestación, a propósito, es Ching Ling Foo. De todos modos era chino, supuestamente nació con el nombre de Chee Ling Qua en la época del siglo XIX en Beijing. Llegó a USA, donde cautivó al público occidental usando la magia clásico china que había sido habitual en su tierra natal a lo largo de cientos y cientos de años.

Chung Ling Soo, por otra parte, era un tipo llamado William Robinson nativo de el condado de Westchester, Novedosa York. No nos encontramos seguros de si cobijaba algún género de animosidad hacia Ching y deseaba dañar activamente su trayectoria o si sencillamente vio un acto habitual y decidió imitarlo. De cualquier forma, Robinson adoptó el aspecto de un hombre chino y empezó a promocionarse como Chung Ling Soo, asegurándose de sostener su papel toda vez que se encontraba en el ámbito o públicamente.

Ching, como es natural, escuchó sobre el hombre que se encontraba estafando su acto y llamó públicamente a Chung Ling Soo por ser un farsante. En 1905, Ching aun lanzó un desafío, ofertando un premio de £ 1,000 si Chung podía recrear diez de sus trucos. Este último estuvo en concordancia, pero Ching se echó atrás en el último instante. seguramente esto se debió a que se percató de que iba a perder el dinero, pero públicamente culpó a los jornales por estar mucho más apasionados ​​en contemplar el escándalo que en mostrar el estafa.

La rivalidad llegó a un final abrupto y violento el 23 de marzo de 1918, en el momento en que Chung Ling Soo (que es el falso, a propósito) actuó en Londres. Su mayor truco se llamó “Culpado to Death by the Boxers ”y fue un truco de capturar balas en el que sus ayudantes se disfrazaron de rebeldes púgiles, subieron al ámbito y le dispararon con rifles.

Las armas fueron manipuladas, evidentemente, y se suponía que no se dispararían balas reales, pero entre las armas había sido mal mantenida y disparó una bala real de manera directa en el pecho del mago. Por vez primera desde el instante en que adoptó el personaje de Chung Ling Soo, Robinson rompió el personaje y solicitó a sus ayudantes que bajaran el telón. Murió al día después, si bien por último su deslumbrante desaparición aseguró que se transformara en el mucho más popular de los 2 “Conjuradores chinos auténticos”.

4. La familia Herrmann

Los Herrmann fueron llamados la “primera familia de la magia”, puesto que se encontraba llena de personas que proseguían superando a sus precursores. Todo empezó con Samuel Herrmann, un médico alemán del siglo XVIII que practicaba la magia como pasatiempo. Es posible que se haya desempeñado profesionalmente, no nos encontramos segurísimos de eso, pero finalmente logró varios trucos para sus hijos que desarrollaron un amor por la magia desde muy temprano en la vida. Como era de aguardar, su hijo mayor, Compars Herrmann, se transformó en mago y tuvo el éxito bastante para efectuar giras por Europa.

Al tiempo, Compars fue guía de su hermano Alexander, que era 27 años menor que él, nativo de 1844 en París. Los dos actuaron bajo el nombre de “Herrmann el Grande”, pero, para eludir confusiones, uno acostumbraba a efectuar una da un giro por Europa y el otro por los USA. El Herrmann mayor por último se retiró, al tiempo que su hermano menor se realizó considerablemente más habitual merced a sus programas, que eran relevantemente mucho más elaborados y glamorosos.

En un instante particular, Alexander Herrmann fue contratado para una carrera de tres años en el Egyptian Hall de Londres, un espacio que se había ganado la reputación de ser el sitio donde actuaban los más destacados magos de todo el mundo. Allí conoció a una bailarina de 22 años que era hija de entre los creadores de la salón de exposiciones. Su nombre era Adelaide Scarcez y los 2 se enamoraron de manera rápida. Ella se transformó en su asistente y, en 1875, casado.

Prontísimo, nuestro talento de Adelaide para la magia empezó a verse, puesto que no solo aprendió todos y cada uno de los trucos de su marido, sino asimismo empezó a desarrollar otros nuevos. En 1896, Alexander Herrmann murió de un ataque cardiaco repentino y Adelaide decidió proseguir con su legado actuando por su cuenta. Ella prosiguió actuando a lo largo de 35 años mucho más, siendo recordada como la “reina de magia.”

3. Howard Thurston

En su temporada, Howard Thurston efectuó actuaciones a enorme escala como ninguna otra que se hubiese visto antes. La llegada de los trenes le dejó viajar de forma fácil de una localidad a otra con 40 toneladas de equipos empaquetados en ocho furgones distintas. Era el mas grande espectáculo de magia en el planeta, pero por último fue eclipsado por magos mucho más jóvenes como Harry Houdini y el día de hoy, Howard Thurston está prácticamente olvidado.

Nació en 1869 en Columbus, Ohio, pero sus primeros años están algo nubosos por el secreto. Los reportes contemporáneos aseguraron que Thurston estudiaba para transformarse en ministro antes de recurrir a la magia, pero los historiadores modernos se dieron cuenta que el joven Thurston era, en verdad, un criminal criminal que solo recurrió a la religión para eludir una sentencia mucho más severa. Aun de esta forma, semeja que Thurston tuvo éxito no solo en sobrepasar sus caminos rebeldes, sino más bien asimismo en esconder su pasado para lograr cultivar la imagen de un caballero consumado, bien vestido y de voz despacio.

En concepto de magia, el pan y la mantequilla de Thurston eran trucos de cartas. Se promocionó a sí mismo como el “Rey de las Cartas” y su especialidad consistió en convocar cartas elegidas por los integrantes de la audiencia de sitios peculiares y supuestamente inviábles. Asimismo efectuó una habitual ilusión de mujer flotante llamada “Levitación de la princesa Karnac “. Este fue un truco que aprendió de su guía y viejo colega, Harry Kellar, un hombre que asimismo podría incluirse en una lista como esta. No obstante, Thurston logró suyos todos y cada uno de los trucos que efectuó añadiendo bastante espectáculo, con elementos de circo, bailarinas e inclusive una orquesta completa. De esa forma, transformó aun un truco de cartas estándar en una experiencia única, una parte de lo que llamó el “Espectáculo fantástico del cosmos”.

2. Los Maskelynes

La magia en ocasiones es hereditaria y en ninguna parte es mucho más visible que la familia Maskelyne, que causó tres generaciones de artistas predominantes.

Todo empezó con John Nevil Maskelyne, nativo de Cheltenham, Inglaterra, en 1839. Se implicó con la magia en el momento en que vio un espectáculo de los hermanos Davenport, 2 espiritistas estadounidenses que aseveraban tener poderes sobrenaturales auténticos. Al notar la ilusión de su gabinete espiritual, Maskelyne descubrió de qué forma se hacía el truco. No solo llamó a los hermanos Davenport por ser un estafa, sino asimismo prometió que podría recrear su actuación utilizando solo trucos mágicos y sin capacidades sobrenaturales. Lo que logró, con el apoyo de un amigo llamado George Alfred Cooke, y desde ese instante, se transformó en un mago profesional.

Maskelyne desarrolló muchas ilusiones originales, que todavía sirven de inspiración para los trucos que se efectúan hoy día. En la mayoría de los casos, se le asigna la invención de la rutina de levitación original, si bien ciertos otros magos asimismo hacen esa afirmación. Tenía talento para la ingeniería y edificó un autómata llamado Psicópata que supuestamente podría jugar a las cartas con personas reales, efectuar trucos de magia y fumar cigarros. De la misma Houdini, a Maskelyne le disgustaban bastante los médiums y los psíquicos y pasó su trayectoria desacreditando los fraudes.

Su hijo fue Nevil Maskelyne, nativo de 1863. Asimismo se transformó en un mago exitoso pero, de la misma su padre, asimismo mostró un enorme interés en la ingeniería. Fue mucho más activo como inventor y tenía múltiples patentes en telegrafía inalámbrica.

Su hijo fue Jasper Maskelyne, nativo de 1902. En la actualidad es preferible recordado por sus declaraciones de que usó sus capacidades mágicas a lo largo de la Segunda Guerra Mundial para orquestar artimañas y engaños a enorme escala para mentir a los nazis. Él presumido en su autobiografía sobre la utilización de espéculos destacables para llevar a cabo ocultar el Canal de Suez y la creación de un segundo puerto falso de Alejandría como propósito para los bombarderos contrincantes. No hay prueba de que haya sucedido algo de esta manera. Más allá de que Maskelyne fue una parte del MI9 a lo largo de la guerra, su participación fue probablemente mínima, y ​​todo lo demás fue solo humo y espéculos.

1. Jean-Eugène Robert-Houdin

Actualmente, los espectáculos de magia se realizan en enormes teatros o arenas, pero hubo un instante en que se limitaban primordialmente a las ferias locales, consideradas solo como una distracción para las clases bajas. No obstante, el mago francés Jean-Eugène Robert-Houdin logró que la magia fuera habitual entre la realeza y la aristocracia, actuando para el rey Luis Felipe y el emperador Napoleón III. Tenía su teatro en París, donde entretenía a las clases altas con ciertas de sus ilusiones mucho más reconocidas, que incluían un acto de levitación, un truco para leer la cabeza que llamó “Segunda vista” y el “Cofre rápido y pesado”. En vez de la túnica clásico de mago, Robert-Houdin prefirió el vestido a la noche, con un frac negro, guantes y un bastón, que desde ese momento se convirtió en el atuendo estereotipado del mago. No es bien difícil ver por qué razón está en este momento considerado el padre de la magia actualizada.

Robert-Houdin nació en 1805 en Blois. En un inicio, aprendió a transformarse en relojero y después usó sus capacidades de ingeniería en magia, creando androides y otros gadgets mecánicos. Uno fue el citado “Cofre rápido y pesado”, que podría ser el mayor truco de Robert-Houdin, usando del electromagnetismo recién descubierto. El mago primero le solicitó a un integrante de la audiencia, normalmente un niño, que viniese y recogiese un pequeño cofre en el ámbito. Lo hicieron con sencillez, pero entonces Robert-Houdin asimismo le solicitó a un hombre que hiciese lo mismo, y no lograron llevarlo a cabo pues el cofre de súbito se volvió impresionantemente pesado. Sin que la audiencia lo supiese, el mago había encendido un poderoso electroimán en el cofre, que fue atraído por algo puesto bajo el ámbito.

En 1856, Robert-Houdin puso en práctica sus capacidades para eludir una rebelión. Luis Napoleón lo envió a la Argelia francesa para combate la predominación de determinados líderes religiosos musulmanes que estaban empleando teóricos poderes mágicos para influir en su pueblo contra el gobierno francés. Robert-Houdin no solo asombró a los gobernantes locales con su actuación, sino asimismo dejó en claro que todo cuanto logró fue el resultado de capacidad y no de brujería.

About the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *